Capítulo 169 – TSH

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Capítulo 169: ¡La conmoción de Madara!

En la parte posterior de la roca, Zetsu estaba observando la situación, de repente, vio a Naito corriendo tan rápido hacia él.

Zetsu estaba muy sorprendido.

¡¿Él pudo verme?!

¡¿Pero cómo?! ¡Es imposible!

Zetsu no dudó en entrar al suelo y escapar, pero frente a Naito, una vez que da un paso, no habrá ninguna posibilidad de escapar.

Whoosh!!

Cuando la mitad de su cuerpo ya estaba en el suelo, una mano alcanzó su cabeza y lo sacó del suelo.

“¡¿Por qué tanta prisa?! Quédate y toma una taza de té.

Zetsu estaba muy sorprendido, es casi imposible sentir su existencia incluso con el uso del Byakugan.

Hace un momento, Naito estaba sentado en su habitación practicando, luego de repente salió, corrió hacia su posición y lo atrapó.

Zetsu se sentía muy aturdido.

“¿Por cuánto tiempo me has estado espiando, Zetsu?”

Los ojos de Naito se veían muy fríos mientras hablaba.

En el momento en que escuchó su nombre, Zetsu se sorprendió mucho, lo golpeó como un trueno.

Se estaba preparando para suicidarse en el momento en que lo atraparon, después de todo, solo era un clon.

Pero cuando escuchó a Naito decir su nombre, no pudo evitar preguntar.

“Tú… ¡¿Cómo sabes mi nombre?!”

“Solo lo sé.”

Naito dijo estas palabras y luego la mirada en su cara se volvió más fría.

Zetsu estaba confundido, la única persona que conocía su identidad es Madara.

El Shock lo golpeó aún más fuerte en su corazón en el momento en que pensó que si Naito sabía de él, ¡definitivamente también sabría sobre la existencia de Uchiha Madara!

Zetsu podría escapar fácilmente si dejaba morir a este clon, pero quería obtener más información de Naito.

Él siempre pensó que todo lo que hacía Naito estaba bajo su vigilancia, pero hoy, demostró que estaba equivocado, Naito sabía más de lo que pensaba, ¡y ya no podía ver a través de él!

¡Parece que el Naito que él creía era solo una imagen de su imaginación!

¿Qué hay dentro de su cabeza?

“Te estaba espiando desde el momento en que ganaste esa batalla contra Hanzo”.

Zetsu respondió a la pregunta de Naito, se mantuvo en silencio por un momento, y luego le respondió: “Además de saber mi identidad, ¿qué más sabes?”

Naito lo miró, y había un indicio de desdén en su mirada.

“Sé más cosas que tú, ahora regresa donde Uchiha Madara y dile que si se mete conmigo otra vez, lo destruiré según su plan”.

Naito sabe que Madara actualmente no tiene todo su poder, ¡así que no le tenía miedo!

Estas palabras eran muy claras, pero escondía muchas cosas que incluso Zetsu no podía entender.

Mirando a Naito, Zetsu quería preguntarle cómo lo sabía, pero al momento siguiente, Naito con una mano se rompió el cuello y lo mató.

Al mirar el cuerpo muerto de Zetsu, Naito negó con la cabeza, con un poco de frialdad en los ojos.

Si hay alguna amenaza para Naito en este mundo, ¡no sería nadie más que Uchiha Madara!

En cuanto a Zetsu Negro, él no tenía poder, y Naito no tenía miedo de su existencia.

Naito podría encontrarlo y matarlo en cualquier momento.

Bajo la lluvia, Konan se acercó a Naito, ella miró el cuerpo de Zetsu en el suelo, y no pudo evitar preguntar: “¿Quién es este…?”

“Nada, es solo un espía”.

Naito sacudió la cabeza y luego miró a Konan extrañamente.

“¿Qué es?”

Konan sintió que había algo mal.

“Nada regresa y continúa tu entrenamiento, oh cierto, parece ser la hora de la cena”.

…..

En la oscuridad, bajo tierra.

Madara estaba sentado allí tranquilamente, con los ojos cerrados.

Su cuerpo envejecía constantemente, e incluso con el apoyo de la Estatua Demoníaca del Chakra del Sendero Exterior, era solo una cuestión de tiempo.

Necesitaba construir los cimientos de sus planes antes de morir, Así Madara tendrá que esperar hasta que llegue el día de la resurrección para poder regresar al mundo.

En el siguiente momento, Zetsu apareció de repente frente a Madara, con un sudor frío en la frente, y una expresión increíble en su cara.

“¡Algo salió mal!”

“¿Qué pasó?”

Madara frunció el ceño ligeramente y abrió los ojos ligeramente para ver a Zetsu.

Zetsu tenía el control de observar la situación en el mundo, necesitaba ver todo, el potencial de cada ninja e incluso la información oculta que tienen los pueblos principales.

Era casi imposible que Zetsu entre en pánico porque simplemente lo veía todo.

“Hay un problema… con Naito el que estuve vigilando”.

Con un rastro de horror en su cara, Zetsu le contó a Madara lo que había sucedido.

Madara parecía que no le importaba al principio, pero cuando Zetsu le contó cómo Naito sabía de él y su plan, Madara se sorprendió.

La conmoción en su corazón fue enorme, incluso el renacimiento de Hachirama mismo no le causaría este tipo de conmoción.

¿Yuu Naito realmente sabe acerca de su plan?

¡¡Esto es imposible!!

Él acaba de configurar ese plan, y muchos detalles aún no se han implementado, la única persona que sabe todo esto es Zetsu.

¿Quién le dijo a Naito sobre todo esto?

Parece que solo hay una posibilidad, es decir, se lo dijo Zetsu, pero esto es lo más imposible.

Madara tenía el control de la vida de Zetsu, podía terminarla cuando quiera.

Incluso si el Rinnegan fue transferido a Nagato, Madara aún podía controlarlo y saber la verdad, por lo tanto; Zetsu no se atrevería a traicionar a Madara.

Cuanto más pensaba, más se hundía de temor en su corazón.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente