Capítulo 139 – TSH

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Capítulo 139: ¡El sufrimiento!

Detrás del ejército de la Roca, el comandante del ejército y ayudante de Onoki, Sando, estaba allí de pie mientras su corazón estaba lleno de odio.

Mirando a Sakumo, reveló una poderosa intención de matar.

Este intento de asesinato se debió a su último enfrentamiento cuando Sakumo consiguió cortarle el brazo, era imposible que Sando no odiase a Sakumo por eso.

Pero la persona que más odiaba era Yuu Naito.

Si no fuera por Naito, Sando no perdería su brazo por la distracción de ese día, ahora perdió un brazo, y sólo podía hacer sellos con una mano, lo que hizo que su fuerza cayera mucho debido a eso.

“¿No está usando ningún truco esta vez? va a golpear fuerte desde el principio, por mí está bien.”

Con un rayo de luz en los ojos, Sando ordenó a su ejército que se enfrentase al campo de batalla.

Aunque no entendía el significado de la jugada apresurada de Sakumo, Sando encontró en su ventaja subir la balanza antes.

Porque no podía ver la figura de Naito en ninguna parte del campo de batalla, y cuanto antes trate con el ejército de Konoha, mejor será la situación cuando aparezca.

El ejército de la Roca se enfrentó inmediatamente, pero Sakumo parecía como si no le importara eso.

El campo de batalla estaba en su clímax.

Los dos bandos estaban parejos en términos de poder, había más de 500 ninjas al lado de la Roca, pero sólo había 400 personas en la de Konoha.

Pero aquí parecía que Konoha era el bando favorito en esta guerra.

De hecho, el lado de la Roca estaba sufriendo de la desventaja del entorno del País de la Lluvia, mientras que el lado de Konoha tenía muchos usuarios de Taijutsu junto con muchos usuarios de Viento y Agua, quienes tenían la mayor ventaja en este tipo de situaciones.

Aún así, Sakumo frunció un poco el ceño, ¡porque el lado de la Roca superaba en número al ejército de Konoha!

Esta vez, Konoha no pudo enviar a todas sus fuerzas a esta batalla ya que trasladaron su campamento al centro y necesitaban que algunas personas se quedaran atrás y protegieran su campamento, Konoha sólo pudo traer mil quinientos Shinobis, ¡y ni siquiera llegaron al campo de batalla todavía!

También porque Konoha se adentró en el centro del País de la Lluvia, tuvieron otras batallas en el interior, tanto con la Lluvia como con la Arena.

Aunque estas batallas eran pequeñas, debilitaron al ejército de Konoha.

Afortunadamente, Hanzo aún no ha atacado a Konoha con toda su fuerza, se estaba concentrando en el lado de la arena, hubo algunas noticias de que Chiyo desde la arena también ha roto el envenenamiento que le amenazaba y le hacía concentrarse en ellos.

“Tenemos una gran desventaja, el lado de la Roca nos está suprimiendo, ¿Naito no ha venido todavía?”

Sakumo no pudo evitar echar un vistazo a la parte de atrás, pero no vio ninguna señal de la llegada de Naito y Tsunade.

Esta batalla fue un poco repentina.

Sakumo estaba liderando un ejército para atacar a una de las unidades de la Lluvia, pero de repente fue atacado por el ejército de la Roca.

Posteriormente, el apoyo de ambos bandos siguió llegando al campo de batalla, y la escala de esta pequeña batalla fue creciendo hasta llegar a la situación actual.

Si la batalla anterior no dañó mucho a la Roca para retroceder, ésta lo hará.

Justo cuando Sakumo estaba esperando que Natio llegara al campo de batalla, la situación cambió.

La tierra de la Lluvia tenía un suelo realmente incomparablemente fangoso y húmedo.

Esto causó que los movimientos del ejército de Konoha fueran realmente lentos.

Sin embargo, la Roca tenía una unidad con tipos especiales de equipos que pueden hacer que se muevan libremente bajo tierra, ¡y fue la unidad sorprendesa de la Roca!

Se necesitan muchos años para entrenar este tipo de unidades especiales; por lo tanto, sólo había tres de ellas en todo el ejército de la Aldea de la Roca.

Después de que una de ellas fuera completamente aniquilada por Naito, el Tsuchikage envio los dos restos a este campo de batalla.

La situación del campo de batalla cambió en el momento en que estas dos unidades se unieron a la batalla.

¡¡Boom!!!

Después de la entrada del Escuadrón Sorpresa Especial, empezaron a atacar al ejército de Konoha cada vez desde debajo de la tierra, lo que le dio al ejército de la Roca en la superficie la ventaja.

Los ninja de Konoha querían deshacerse de estas dos unidades primero, pero era muy difícil, y cada vez los Shinobis de Roca los bloqueaban en el suelo.

La escena, de los dos bandos que estaban uniformemente emparejados, comenzó a cambiar y Konoha se convirtió en el lado desfavorable aquí.

Al ver esto, la expresión de Sakumo cambió y se volvió muy ansiosa, no había ninguna posibilidad de que se retiraran, con un número tan grande de ellos retirándose hará que toda la moral del ejército caiga, y una vez que esto ocurra, todo el ejército se derrumbará.

Sakumo necesitaba encontrar otra forma de resolver este asunto.

El apoyo continuó hasta llegar al campo de batalla, y esta batalla de repente se convirtió en una gran batalla decisiva!

Sin embargo, Konoha era el bando perdedor.

En estas circunstancias, Sakumo finalmente no pudo contenerse más, liderando su Anbus, se enfrentó personalmente al campo de batalla, lo que hizo que Sando, el ayudante de Onoki, hiciera lo mismo, iniciando una feroz batalla entre los dos comandantes.

Aunque era algo desfavorable para él tratar con ambos bandos, Sakumo necesitaba encontrar una forma de tratar esto rápidamente; de lo contrario, ¡esta batalla acabará antes de que Naito llegue a ella!

En un instante, Sakumo sacó su espada y atacó a Sando, que perdió su brazo, empujándole con tanta fuerza.

Este poder sorprendió a todos.

Sin embargo, esto no era suficiente, Konoha estaba sufriendo, e incluso la muerte del comandante de la Roca no cambiará eso.

“Naito no ha llegado todavía…”

Sakumo seguía preocupado, mirando el campo cada segundo.

En ese momento, el ejército de Konoha se estaba desmoronando gradualmente por los ataques sorpresa desde tierra.

“¡Malditas ratas!”

El papel del equipo sorpresa no fue matar a los enemigos, sino molestarlos con ataques furtivos, de esta manera el equipo de Konoha perderá la concentración y esto facilitará la tarea de los Shinobis de la Roca sobre el terreno.

Orochimaru parecía muy tranquilo, pero sus intenciones asesinas estaban por todas partes, estaba muy molesto por los ataques clandestinos.

“La situación está empeorando, ¿qué debo hacer?”

De repente fue atacado por ambos bandos y casi se lesiona, Orochimaru retrocedió y no pudo evitar exclamar.

“Maldita sea, vamos a perder si esto continúa, tenemos que aguantar hasta que llegue Naito.”

Tan pronto como mencionó el nombre de Naito, los Shinobis de Konoha recuperaron su concentración: “Sólo tenemos que bloquearlos hasta que llegue, él se ocupará de los Shinobis en el suelo, entonces seremos capaces de lidiar con estos ataques furtivos desde la clandestinidad”.

“¡Pero qué pasa si no puede llegar a tiempo!”

“Si tuviéramos al Anbu Yujin entre nosotros, habría sido capaz de lidiar con ellos, escuché que se las arregló para acabar con uno de estos escuadrones él solo.”

Mencionando a Yujin, hizo que todos ellos desearan que uno de estos dos estuviera aquí!

Cuando escuchó esta frase, Orochimaru se sintió un poco extraño.

Orochimaru conocía la identidad del Anbu Yujin desde el principio, pero no esperaba que todavía hubiera gente que no adivinara su identidad, los otros pueblos ya habían adivinado que Yujin y Naito son la misma persona a estas alturas, es cierto que esta información es de alto secreto, pero ya fue expuesta por su última actuación en la guerra.

Sin embargo, mucha gente aún no lo sabía en Konoha.

 

Pagina Anterior
Pagina Siguiente