Capítulo 133 – TSH

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Capítulo 133: El fin de la guerra

En la línea frontal del campo de batalla, la sangre fluía como un río, y los cadáveres de los Shinobis de la Roca estaban por todas partes, parecía un baño de sangre, Naito seguía adelante matando a cada persona que cruzaba, mientras el ejército de la Roca se retiraba.

Naito era como un Shinigami cosechando sus almas.

Por otro lado, Onoki y Sakumo, y los Anbus de ambos bandos que estaban a punto de cruzar sus espadas aún estaban uno frente al otro.

Sin embargo, Onoki no quería luchar contra Sakumo, todo lo que quería hacer en ese momento es apresurarse en el campo de batalla e impedir que Naito matase a todo su ejército, pero Sakumo fue el que interrumpió su plan.

El momento ha pasado, y la guerra ha llegado a su fin.

En la situación actual, la vida de Onoki estaba en peligro, y no había nada que pudiese hacer ahora para cambiar el resultado de la guerra, era difícil para él escapar mientras se enfrentaba a Sakumo, pero no tenía otra opción.

Por supuesto, Onoki es uno de los Kages más fuertes de todos los tiempos, pero Sakumo no iba a dejarle ir tan fácilmente, sacó su cuchillo y le golpeó mientras intentaba escapar bajo tierra junto con sus Anbus, sin embargo, la técnica de Onoki era muy rápida, y Sakumo no podía saber lo que golpeaba, y lo único que quedo era un brazo cortado.

¡¡Corte!!

Onoki podía fácilmente luchar contra Sakumo, incluso confiaba en que podía derrotarle, pero lo único que temía era que Naito se lanzase a la lucha y se uniese a Sakumo!

Sin embargo, incluso si Onoki escapó, la situación no cambiará, ¡la Aldea de la Roca fue derrotada!

El vencedor fue Konoha, ¡e incluso sus bajas fueron un pequeño número!

En el campo de batalla, no quedaban muchos Shinobis de la Roca.

Yuu Naito mató a casi todos en el campo de batalla.

Devolvió su espada Kusanagi, y luego echó un vistazo al campo de batalla.

En la retaguardia, Orochimaru se unió a los demás limpiando el campo de batalla, pero lo que fue más sorprendente fue cómo todos los ojos estaban puestos en Naito, que estaba en medio del campo de batalla.

Esta vez, Naito no estaba tan limpio como siempre.

Después de todo, en una pelea tan grande, Naito no podía mantener su estado pasivo cuando sacudía su cuerpo con sacudidas, impidiendo que nada tocara la superficie de su cuerpo. Sólo estaba enfocado en matar a los enemigos, y por eso, la sangre estaba por todo su cuerpo.

Se quedó ahí parado mientras todo su cuerpo estaba cubierto de sangre.

El solo hecho de verlo de pie les daba escalofríos a todos y cada uno de ellos.

“Un solo hombre dominó todo el campo de batalla por sí mismo.”

Orochimaru miró a Naito, y sus malvados ojos revelaron una extraña expresión.

“Es fuerte, puede que no sea tan fuerte como Sakumo… Pero claro, Naito es una máquina de matar en este tipo de campos de batalla.”

“Su límite de sangre es realmente adecuado para este tipo de situaciones”.

Al final, Orochimaru respiró hondo, revelando un rayo de luz en sus ojos que nadie podía entender, y luego se giró.

Por otro lado, Jiraiya se mantuvo allí de pie, pensó varias veces en ir hacia Naito, pero estaba un poco avergonzado, no podía mostrarle su cara, cómo podía, cuando no hacía nada domino este campo de batalla, sólo podía pararse allí, mirando a Naito mientras admiraba tanto su poder como su espíritu.

Siempre se consideró un anciano tanto para Naito como para Minato, sin embargo, después de esta batalla, no puede tratar a Naito con nada más que respeto, ¡incluso si era mayor que él!

Whoosh!!

Después de echar un vistazo al campo de batalla, Naito supo que no tenía nada más que hacer, por lo que corrió a toda velocidad hacia Sakumo.

Sakumo ya estaba a punto de guardar su espada.

“Qué desafortunado, se las arregló para escapar después de todo.”

Sakumo dijo eso con pena mientras miraba el sangriento brazo en el suelo.

Sakumo estaba seguro de que este brazo no era el de Onoki, era del capitán Anbu de la Aldea de la Roca.

Cuando Naito llegó a Sakumo miró el brazo en el suelo, luego asintió a Sakumo y dijo: “Si hubiera venido más rápido, podríamos haberlo detenido.”

“No, es difícil, una vez que hizo lo que hizo, Onoki desapareció, y ya no pude sentir su presencia… Aunque tu liberación del terremoto puede afectar el suelo, su técnica fue muy rápida, y pudo escapar fácilmente del alcance de tu ataque.”

Sakumo agitó la cabeza y luego analizó seriamente el resultado de esa perspectiva, pero estaba un poco orgulloso de ese resultado.

Es muy probable que esta persona no sobreviviera después de cortarle el brazo, matar al Capitán Anbu aún vale la pena elogiarlo, y esto podría eliminar rápidamente a la Roca de este campo de batalla.

Pero, como dijo Sakumo, matar a Onoki no sería fácil aunque Naito estuviese aquí.

“Entendido”.

Naito asintió, no necesitaba la explicación de Sakumo, ya sabía lo fuerte que era Onoki.

La habilidad de Naito es poderosa, especialmente en este tipo de campos de batalla, es una máquina de matar, pero si hubiera un montón de gente fuerte como Sakumo en el lado de la Roca, le sería difícil hacer lo mismo.

La fuerza de Naito en este momento, era grande, era más alta que el nivel de un cuasi-kage, pero no estaba también en el nivel Kage, se podría decir que su rango era un cuasi-kage especial, el poder de Naito era realmente especial, le permitía aniquilar fácilmente a cualquier persona por debajo de su nivel.

Sakumo no quería pensar más en cómo escapó Onoki, se volvió y miró a Naito, luego se dio cuenta de que estaba cubierto de sangre, Sakumo ni siquiera frunció el ceño, sonrió a Naito porque estaba muy seguro de que esa sangre no era la suya.

“No puedo encontrar las palabras para alabar tu actuación de hoy, lo único que puedo decir es que… estuviste perfecto.”

Con una apreciación incomparable, Sakumo sonrió, supo desde el principio que una vez que el poder de Naito florezca, se convertirá en una máquina de matar.

Y parece que este es el caso ahora.

“Podría hacer una actuación así porque nadie en el ejército de la Roca podría detenerme, porque esa persona fuerte fue detenida por ti, Sakumo-san.”

Naito sonrió, en ese momento, su instinto asesino finalmente se habia calmado, y su expresión volvió a la normalidad, sin embargo, debido a la cantidad de enemigos que mató, Naito aún estaba cubierto de sangre.

Justo cuando Naito y Sakumo tenían esta conversación, el campo de batalla de allí fue finalmente limpiado por los ninjas de Konoha.

Un ninja apareció de repente justo delante de Sakumo y Naito.

“Sakumo-Dunno, Yu… Naito-Dono, esta es una estadística aproximada de la batalla.”

El Ninja primero se inclinó ante Sakumo, y luego dudó sobre como debería dirigirse a Naito.

El rango de Naito era todavía Genin en ese momento, y él era muy joven, todavía era demasiado para que fuera abordado por “Dono”.

Sin embargo, después de su asombrosa actuación en este campo de batalla, él era absolutamente digno de ser tratado de esta manera!

“El número del ejército de la Roca fue de unos 1.400, 1.219 murieron, y 37 fueron capturados, el número de personas que lograron escapar no puede ser calculado con precisión, pero deberían ser sólo unos cien.

Escuchando el informe del ninja, Sakumo asintió, y de repente preguntó: “¿Y cuánta gente murió por Naito en el campo de batalla?”

Cuando dijo esta frase, algunos de los ninjas se reunieron alrededor, todos querían saber a cuánta gente había matado Naito.

 

Pagina Anterior
Pagina Siguiente