Capítulo 106 – TSH

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Capítulo 106: Ibuse

El gas venenoso de color púrpura profundo parecía altamente tóxico a primera vista.

Los árboles circundantes comenzaron a morir en el momento en que el gas se acerco a ellos, Este veneno hizo que la expresión de Tsunade cambiara ligeramente.

“Ten cuidado, no te acerques a él.”

“Entendido”.

Naito asintió, mientras estaba dispuesto a dar un puñetazo en cualquier momento.

Al momento siguiente, el monstruo que lanzó el veneno lentamente salió del gas púrpura.

Naito no vio a toda la criatura la primera vez, sólo vio su cabeza, y ahora como finalmente vio todo su cuerpo, la expresión de Naito cambió extrañamente.

¡¡Me resulta familiar!!

Al momento siguiente, la expresión de Naito volvió a cambiar, todo su cuerpo quedó aturdido, reconoció al monstruo y sintió que acababa de entrar en un combate serio.

Este monstruo… es Ibuse.

Quizás Ibuse mismo no sería un problema, pero esta cosa siempre viene con otra persona, la salamandra, el líder de la aldea de la lluvia, y el legendario Shinboi, Hanzo!

Hanzo…. ¿está cerca?

El poder de Hanzo era conocido en todo el mundo en la historia original, era bien conocido y renombrado en todo el mundo de los shinobi, tanto que se sabe que los enemigos huyen al verle.

¡Nadie será tan famoso si no fuera un Shinobi extraordinario!

Nadie logró matarlo, excepto el propio Pain.

“¡¿Qué pasa?!”

Tsunade es muy lista, no sabía nada de Hanzo, pero se dio cuenta de lo extraña que Naito reaccionó en cuanto vio a ese monstruo.

Un monstruo que puede usar veneno no haría que Naito tuviera esa expresión tan seria.

Naito no le contestó, empezó a buscar a Hanzo por todas partes, pero no lo encontró.

Si estuviera aquí, no estaría solo, llevaría muchos Shinobis con él.

Aunque Hanzo es un Shinboi muy fuerte, también es un poco cobarde.

“No está aquí…”

Sacudiendo la cabeza, Naito perdió todo su espíritu de lucha.

Naito no tenía miedo de Hanzo, al contrario, Naito confiaba en su poder, incluso penso que es lo suficientemente fuerte para derrotar a Hanzo.

Naito quería probar más su poder, y el hecho de que Hanzo no estuviera aquí lo decepcionó mucho.

“¿Quién no está aquí?”

Tsunade miró extrañamente a Naito, tenía miedo, pero volvió a preguntar.

“Hanzo, la salamandra”.

Naito miró a Ibuse delante de él y respondió a la pregunta de Tsunade.

Tsunade se sorprendió y dijo: “No es de extrañar que fuera familiar… Parece ser Ibuse, no esperaba que nos encontráramos con él en este lugar.”

“Sí.”

Naito asintió y volvió a mirar hacia Ibuse, y luego una idea lo golpeó y le dijo: “Si lo atrapamos, ¿serás capaz de crear un antídoto a partir de él?”

Si la respuesta es sí, este será un gran contador para el veneno de Hanzo!

Con una expresión de confianza, dijo Tsunade: “No necesitas atraparlo, sólo tráeme el saco de veneno y haré un antídoto”.

“¡Bien!”

Naito asintió, si consiguieron este antídoto, entonces la historia de los tres Sannin luchando contra Hanzo será completamente reescrita.

Sin dudarlo, Naito invocó su espada Kusanagi, y luego corrió hacia Ibuse sujetándola.

¡¡¡Crack!!!!

Un halo de luz blanca cubría su espada vibrando el espacio a su alrededor.

Sin embargo, Ibuse es un animal después de todo, y su instinto le alertó.

Justo cuando estaba a punto de golpearle, Ibuse empezó a cavar el suelo para escapar.

“¡No es bueno! ¡No lo dejen escapar!”

Tsunade sabía la importancia de hacer este antídoto, levantó su hermosa pierna para romper el suelo e impedir que escapase.

Entonces, Naito se quedó atónito en su lugar.

Vio lo que había ahí abajo cuando ella levantó la pierna.

En ese momento, Tsunade se dio cuenta de que no llevaba nada puesto, rápidamente lo dejó, pero ya era demasiado tarde, Naito ya estaba en otro mundo.

“Tos, déjame hacerlo.”

Naito tosió un poco, luego levantó la pierna y golpeó el suelo.

¡¡Boom!!!

En un segundo, el suelo se abrió de par en par, y todo el bosque empezó a temblar.

La grieta se extendió en todas direcciones como una telaraña, y los choques se extendieron bajo tierra.

Finalmente, debido a este fuerte ataque, el suelo se abrió, e Ibuse salió herido del suelo.

Tiene una fuerza impresionante, cualquier otro ninja habría muerto por este ataque.

Debido a que no sabía la ubicación del saco venenoso, Naito no quiso usar un fuerte ataque en su contra.

Por lo tanto, sólo usó una simple onda de choque.

¡Boom!

Mientras agitaba su espada, algunos árboles grandes a lo lejos se estremecieron y fueron destruidos en innumerables pedazos.

Ibuse es fuerte pero no pudo resistir tal poder, fue aplastado por la Ola de Choque.

“Espera un minuto, podría estar fingiendo.”

Tsunade impidió que Naito se dirigiese inmediatamente hacia allí.

Naito asintió, y ambos se quedaron allí mirando a Ibuse.

Después de un tiempo, no hubo ningún movimiento, así que ambos se dirigieron hacia él.

Whoosh!!

Después de algunos cortes, Naito logró localizar el saco de veneno dentro de su cuerpo.

Tsunade extendió sus manos dentro de él y sacó el saco de veneno y lo selló en un pergamino.

“¡Kai!”

Cogió el pergamino y se lo metió en el bolsillo.

Naito no pudo evitar mirarla todo el tiempo, Tsunade empezó a enfadarse y dijo: “Oye, córtala, no me quedaré más contigo”.

“O sólo necesitamos encontrarte ropa adecuada.”

Tsunade le miró con ojos asesinos, pero luego su expresión se transformó en la de algien indefenso.

Si fuera Jiraiya, ella le habría dado un puñetazo en la cara hasta el punto de que ni siquiera recordaría su propio nombre.

Pero como era Naito, ella terminó con esta expresión indefensa, además, este accidente fue su error, no podía culpar a Naito por ello.

 

Pagina Anterior
Pagina Siguiente