Capítulo 8 – Despertar (2)

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

[Remitente: El Guía] [1. Escapar del salón de reuniones y llegar a la sala de espera del segundo piso del edificio principal de la escuela antes de que se acabe el tiempo.] [2. Tiempo restante: 03:59:38]

¡¡KWAHNG!!!

La puerta pareció casi colapsar cuando continuó el feroz golpeteo, provocando una dura protesta metálica. No, es mejor decir que la puerta se rompería muy pronto.

KWAHNG, KWAHNG!!

Incluso a simple vista, era difícil de creer que realmente estuviera ocurriendo; la gruesa puerta de metal sólo fue golpeada dos veces, pero parecía ceder como si estuviera hecha de papel. Varias bisagras de metal gruesas colgaban peligrosamente sueltas, listas para caer al menor impacto.

“Tene, tenemos que bloquear eso!!”

En lugar de gritar, fue como si todo el mundo estuviera frenético.

Los movimientos de los seres humanos cuando sus vidas están amenazadas eran notablemente rápidos. Yi Surl-Ah tomo su silla y corrió hacia la puerta marcando el inicio de la acción; docenas de cuerpos pronto corrieron hacia allí también.

Alguien llevó sillas desocupadas, alguien trepó a la tarima para ver si había algo útil allí arriba, y los demás simplemente usaron sus cuerpos para empujar contra la puerta.

“¡Kkheuk!”

Los ruidosos y consecutivos golpes en la puerta parecían contener cierta cantidad de ira, y la fuerza de impacto resultante logró golpear a cuatro o cinco tipos como si no pesaran nada.

“¡Apártense del camino!”

Justo a tiempo, un grupo bajó el atril del escenario y lo atascó contra la puerta. Aunque eso por sí solo no sería suficiente para bloquear completamente la puerta, era mejor que nada.

Las sillas se amontonaron junto al atril en un abrir y cerrar de ojos. Luego, veinte hombres apoyaron la puerta con todo lo que tenían. Pronto, la puerta pareció que ya no se iba a romper. Y después de que un hombre colocara una silla debajo de la manija de la puerta como una improvisada barricada, la multitud comenzó a suspirar con verdadero alivio.

“Ha-ah…”

Yi Surl-Ah dejó de apoyar la puerta con la espalda y se agachó en el suelo como si se sintiera mareada.

Tal vez la visión de una joven frágil luchando desesperadamente le pareció lamentable, un hombre de mediana edad le habló mientras limpiaba el sudor de sus cejas.

“Hola, por ahí. Aunque eres tan joven, eres muy inteligente.”

Habló con ella acerca de su el primer movimiento. Y como la gente actuó después de que ella hubiera hecho sus movimientos. Si no fuera por las acciones rápidas de Yi Surl-Ah, la puerta ya se habría roto.

Yi Surl-Ah no sabía cómo responder y bajó tímidamente la mirada.

“No, no fue así….” (Yi Surl-Ah)

“Yo mismo me congelé por el miedo. Pero vaya, me sorprendí al verte reaccionar así. Cuando me di cuenta, yo también me estaba moviendo.”

“Todos hicieron lo que pudieron para ayudar. no habría sido capaz de bloquear la puerta yo sola.” (Yi Surl-Ah)

La avergonzada apariencia de Yi Surl-Ah ayudó a aliviar un poco la tensa atmósfera que se respiraba en el salón de reuniones. Su gentil personalidad realmente se ajustaba a esa apariencia brillante y bonita como la figura T. Además, el hecho de que fuera una invitada, así como la primera persona en reaccionar, fue suficiente para que el grupo desarrollara una impresión favorable hacia ella.

Lamentablemente, el acontecimiento que acaba de ocurrir fue demasiado escandaloso como para crear una atmósfera cálida y cordial.

“Entonces, ¿qué hacemos ahora?”

El gemido resignado de alguien trajo a todos de vuelta a la realidad. Algunos volvieron sus ojos expectantes hacia la dirección de Yi Surl-Ah, pero incluso ella estaba perdida.

Pronto, las miradas colectivas de los Contratados se centraron en los Invitados.

Una vez que el caos se calmó, Seol volvió a prestar atención a su teléfono. Además del mensaje del Guía, había recibido dos más. Uno de ellos era el `diario de un estudiante desconocido’, su llamado bonus item.

[Remitente: Desconocido]

Sala de reuniones (un extracto del diario de un estudiante desconocido, página 2).

…Sólo había una puerta dentro y fuera del salón de reuniones. De alguna manera la bloqueamos, pero al mismo tiempo, también terminamos bloqueando nuestra única salida.

En poco tiempo, el exterior se había vuelto silencioso.

Lamentablemente, mis compañeros de clase se dividieron en dos grupos.

Un grupo quería esperar un poco más, mientras que el otro grupo quería salir a echar un vistazo….

Cuando las luchas internas se acaloraron, nos olvidamos de la existencia fuera de los muros.

…. Todos aprendimos que esa “cosa” no era un simple monstruo o un zombi muy rápidamente.

[#Asambleas (un extracto del diario de un estudiante desconocido, página 3)]

Era un pandemonio. Ninguna otra palabra podría describirlo.

La puerta que habíamos bloqueado desesperadamente se había vuelto inútil.

….Durante el caos, pude descubrir de alguna manera el ‘agujero’.

‘¿Un agujero?’

Seol estaba prestando atención a la última línea. Pero cuando levantó la cabeza, el grupo de Contratados se había acercado más a su ubicación general, consiguiendo casi rodearles.

“Chiquillo. Es sólo el principio, pero no están jugando. ¡Mira la piel de gallina en mis brazos!” (Kahng Seok)

Kahng Seok estaba ocupado frotándose el brazo, pero parecía tener más que suficiente margen de maniobra mientras pronunciaba esas palabras.

“Ahora que la puerta está bloqueada, me pregunto qué deberíamos hacer….” (Kahng Seok)

Sus palabras y su actitud levantaron la esperanza en los corazones de los contratados de encontrar pronto una solución rápida a sus problemas. Sin embargo…..

“Vámonos. Vamos a husmear por aquí y por allá, a ver qué es cada cosa.” (Kahng Seok)

Kahng Seok sólo se llevó a sus lacayos, Lee Hyung-Sik y Jeong Min-Woo, junto con él, lo que provocó que los que esperaban una respuesta a sus plegarias se quedaran atónitos.

El hombre de mediana edad con anteojos de sol, que vestía un traje de negocios gastado -el hombre que elogió a Yi Surl-Ah antes- se apresuró a ponerse delante de ellos.

“E, discúlpame”.

“Oye, Hyung-Sik, mira detrás del escenario. Y Min-Woo, deberías…” (Kahng Seok)

“¡Disculpe, joven!”

“….¿Qué, yo?” (Kahng Seok)

La respuesta de Kahng Seok llegó un poco más tarde.

El hombre de mediana edad no estaba seguro de si había cometido un error o no, pero sentía que Kahng Seok lo había hecho deliberadamente.

“¿Qué están tratando de hacer?”

“Uh….. ¿Buscando en el salón de reuniones?” (Kahng Seok)

“¿En el salón de reuniones?”

“Sí. Como esos tipos”. (Kahng Seok)

Kahng Seok señaló hacia el escenario, donde Yun Seo-Rah y el hombre llamado Hyun Sahng-Min -el hombre con la gorra de béisbol verde- estaban ocupados buscando por todas partes, con la cabeza girando hacia aquí y hacia allá mientras lo hacían.

“¿Para encontrar qué, exactamente?”

“No estoy muy seguro. Ahora que la salida está bloqueada, supongo que tenemos que encontrar algo, ¿no? De todos modos, no sabemos qué podría pasar después.” (Kahng Seok)

“Claro, claro. Eso es correcto. Por supuesto.”

El hombre de mediana edad asintió con la cabeza con mucho entusiasmo, lo que le obligó a tomar las gafas que se le caían y a ponérselas de nuevo en la nariz.

“Entonces, ¿quieres que te ayudemos también?”

“¿Eh?”

Kahng Seok frunció un poco el ceño.

“¿Por qué estás…. Haga lo que quiera, señor. No es como si yo fuera el jefe aquí o algo así.” (Kahng Seok)

“Eso es verdad, verdad. Pero, chicos, bueno, ¿cómo debería decir esto….? Ustedes son diferentes a nosotros, ¿no es así?”

“Claro, somos diferentes. Entonces, ¿qué es lo que quieres decir?” (Kahng Seok)

El tono de la voz de Kahng Seok permaneció áspero. Incluso sonaba muy parecido a como sonaba el Guía cuando hablaba con los contratados.

“Lo que intento decir es que deberíamos ayudarnos mutuamente. Eso es todo.”

El hombre de mediana edad ignoró el tono hostil y alegó a su causa, pero todo lo que obtuvo en su lugar fue una risita despectiva.

“Tendré que declinar educadamente. Se pondrá muy irritante con más gente aferrándose a nosotros, así que no quiero.” (Kahng Seok)

“¿Qué quieres decir con ” irritante”?”

“Lo que sea. Ocúpate de tus asuntos, ¿de acuerdo? Nosotros tres, seguiremos nuestro camino.” (Kahng Seok)

Kahng Seok rechazó sin dudar la oferta del hombre de mediana edad y se dio la vuelta para irse. El hombre de mediana edad gritó: “¡Eh, espera un momento, jovencito!”, pero Kahng Seok no se molestó y se fue.

“Qué mezquino eres.”

Los pasos de Kahng Seok se detuvieron abruptamente. Miró al techo por un momento o dos, escupió un largo suspiro, y giró la cabeza para ver el origen de esos insultos.

Encontró a una mujer sentada con las rodillas metidas debajo de ella mirándole con ojos venenosos. Era Shin Sahng-Ah.

“¿Cómo me llamaste?” (Kahng Seok)

“Eres un idiota egoísta. Sólo te preocupas por tu propio pellejo.” (Shin Sahng-Ah)

“Qué demonios…. Oye, ¿estás equivocada en eso? Yo también me preocupo por estos dos tipos, ¿sabes?” (Kahng Seok)

Kahng Seok envolvió sus brazos alrededor de los hombros de sus lacayos mientras una sonrisa grasienta se formaba en sus labios. Los ojos de Shin Sahng-Ah se volvieron aún más hostiles.

“Oww, hombre. ¡Ve cómo me mira! Podría matar a alguien con esos ojos, señorita.” (Lee Hyung-Sik)

“¿No es esa mujer tonta que acaba de hacer un berrinche? Ya sabes, pidiendo su propia bolsa y todo eso.” (Jeong Min-Woo)

Lee Hyung-Sik y Jeong Min-Woo se rieron roncamente a sus expensas. ¿Acaso el viejo refrán no decía:’la cuñada que trata de detener a la suegra es más odiosa que la suegra que la golpea’? (Nota de TL al final)

“¿No ves a esta gente de aquí? ¡Hay mujeres y niños aquí!” (Shin Sahng-Ah)

“Puedo ver muy bien. Tengo buena vista, sabes.” (Kahng Seok)

Shin Sahng-Ah le gritó con ira, pero Kahng Seok ni siquiera pestañeó.

“Y, y ustedes tres…. ¿quieren sobrevivir solos?” (Shin Sahng-Ah)

“¿Qué esperabas que hiciéramos cuando también tenemos prisa?” (Kahng Seok)

“Por eso dijimos que ayudaríamos, ¿no?” (Shin Sahng-Ah)

“Ha! señorita. ¿Cómo puedes ser tan densa? Oigan, escuchen. No necesitamos su miserable ayuda, ni la queremos en primer lugar. Deja de tratar de agruparnos con una carga inútil como tú.” (Kahng Seok)

¡¿”Carga inútil?!” (Shin Sahng-Ah)

“Sí. No eres más que una carga. Hasta un ciego tonto puede ver que intentas aprovecharte de nosotros. Así que, shoo, shoo. Vete.” (Kahng Seok)

Shin Sahng-Ah se quedó pasmada y poco a poco su boca se abrió en incredulidad.

“Ustedes tres…. ¿son seres humanos?” (Shin Sahng-Ah)

“¿Oh? ¿En ese caso? ¿Quizás todos ustedes son parásitos, entonces?” (Kahng Seok)

Kahng Seok respondió sarcásticamente incluso hasta el final. Shin Sahng-Ah no pudo contener su furia y se puso de pie, preparándose para abofetearlo. Kahng Seok resopló burlonamente y separó sus brazos de los hombros de sus lacayos.

Y justo cuando la volátil situación estaba a punto de estallar, una joven se apresuró a saltar entre las dos partes e intervino. No fue nada menos que Yi Surl-Ah.

“¡Por favor, los dos, deténganse!” (Yi Surl-Ah)

Shin Sahng-Ah abrió la boca para decir algo, pero debió pensar que no era prudente, ya que en vez de eso simplemente apartó la cabeza y no dijo nada. Pero sus puños cerrados temblaban de rabia. Mientras tanto, Kahng Seok simplemente agitó la cabeza para burlarse.

“Apenas si nos basto para superar esto cuando trabajamos juntos, Así qué ¿por qué están peleando así?” (Yi Surl-Ah)

“Trabajando juntos, mis trasero.” (Kahng Seok)

Kahng Seok respondió con un grito.

“Nosotros tres, nos conocemos desde hace mucho tiempo. Incluso antes de que llegáramos aquí, ¿sabes? Por eso, vinimos aquí con un plan propio.” (Kahng Seok)

“¡Pero!” (Yi Surl-Ah)

“Pero, pero, pero, pero. En vez de eso, bésame el trasero. Oye, tú también eres un Invitado, así que ya deberías haberte dado cuenta.”(Kahng Seok)

Kahng Seok sonrió y ofreció su mano a Yi Surl-Ah.

“Dejemos de discutir por esto, ¿de acuerdo? Surl-Ah, ¿por qué no te unes a nosotros? Tu hermano es Sung-Jin, ¿verdad? Lo tomaré bajo mis alas, también.” (Kahng Seok)

“….¿Por qué estás dispuesto a dejarnos acompañarte con tu grupo?” (Yi Surl-Ah)

“Eso es obvio, ¿no? A diferencia de ellos, ustedes dos van a ser de gran ayuda para nosotros.” (Kahng Seok)

“Eres una persona muy insensible, ¿no?” (Yi Surl-Ah)

La expresión de Yi Surl-Ah mostró lo decepcionada que estaba, mientras sus palabras salían de su boca lenta pero indefensamente.

“Yo también pensé que eras una buena persona….” (Yi Surl-Ah)

Kahng Seok se encogió de hombros con indiferencia. Y luego, levantó la mano hacia arriba.

“¡Hey, hombre! ¿Qué hay de ti?” (Kahng Seok)

‘Yo’, un cierto joven que está allí de pie, ocupándose de sus propios asuntos, a poca distancia de ellos.

Era Seol.

“¿No quieres terminar con este estúpido Tutorial lo antes posible? Estoy seguro de que terminaremos muy rápido si te unes a nosotros.” (Kahng Seok)

Aunque toda la situación se había convertido en una extraña farsa, al final no era nada. Ahora mismo, incluso un idiota podría descubrir el valor desconocido de Seol.

Después de todo, era alguien con quien ni siquiera el Guía podía hablarle con desprecio. Era, en otras palabras, alguien especial.

“¡Por favor, ayúdanos!” (Yi Surl-Ah)

Incluso Yi Surl-Ah le suplicó.

“¡Por favor, ayuda a esta gente! No los abandones, por favor!” (Yi Surl-Ah)

Seol no pudo evitar sentir que estaba atrapado en un lugar difícil y duro, por el hecho de estar atrapado de esta manera.

Por un lado, Kahng Seok y por el otro, Yi Surl-Ah.

Y por un lado, los invitados, y por el otro, los contratados.

Un lado hablaba de la realidad de la situación, mientras que el otro intentaba apelar a sus emociones.

Tal vez no es de extrañar que, al enfrentarse a tal elección, Seol instintivamente activara su habilidad. Todo el salón de actos estaba bañado por la cacofonía de colores.

“¿Qué demonios…? (Seol)

Por un momento, Seol pensó erróneamente que se estaba hundiendo en un mar de sangre.

Y no, resultó que no cometió un error.

Los colores de la salida bloqueada habían cambiado de naranja a verde; en cambio, era Kahng Seok quien ahora brillaba de naranja. No había ningún color brillante en Yi Surl-Ah al mismo tiempo.

Sin embargo, Seol no pudo permitirse el lujo de darse cuenta de estos cambios de color en ese momento. Por qué?

Porque todo el suelo estaba teñido de un profundo tono carmesí, por eso. Era como si estuviera mirando el mar de sangre.

‘Tendremos que hacer un retiro apresurado, ¿no?’ (Seol)

….Justo cuando Seol pensaba eso, una fuerte alarma sonó dentro de su cabeza.

¡Bump!

De repente, el suelo de madera del salón de reuniones tembló hacia arriba. Y las viejas tablas de madera comenzaron a romperse, las piezas volaron violentamente una a una. La gente tuvo que realizar danzas inestables mientras intentaba recuperar el equilibrio perdido mientras el suelo retumbaba.

“Q, ¿qué demonios?”

“¿Un terremoto?”

Esa línea de pensamiento resultó ser demasiado poco realista para la situación actual.

Sucedió en un abrir y cerrar de ojos.

El suelo estalló como si una bomba hubiera estallado. Y de entre los huecos de los trozos de madera que volaban, un largo y podrido brazo salió disparado. Había seis cosas parecidas a un gancho en el extremo de su brazo.

Ese brazo dibujó un arco corto pero agudo en el aire y bajó al suelo, antes de agarrar el pelo de la totalmente aturdida y rígida Yi Surl-Ah, procediendo a arrastrarla por el agujero recién creado.

“¡KKYAHCK!” (Yi Surl-Ah)

Su cabeza se estrelló contra el piso con fuerza, y como una pelota de golf rodó hacia el agujero, donde fue absorbida rápidamente por el enorme agujero negro del piso de madera.

“¡Noonaaaaaaa!” (Yi Sung-Jin)

Yi Sung-Jin se abalanzó sobre el par de piernas al revés, pateando impotente en el aire.

“¡Ayuuuuudaaaaa!” (Yi Sung-Jin)

Ese grito los calmó a todos de inmediato, y la multitud se apresuró a agarrar a Yi Sung-Jin, que también estaba siendo arrastrado al hoyo. Mientras los diez y pico pares de manos tiraban, jalaban y tiraban, los pies se fueron alejando, e incluso los calcetines flojos salieron volando.

Entre el caos agitado, algunas personas se las arreglaron para agarrar las piernas y los tobillos de Yi Surl-Ah, y a partir de ahí, se desató un desesperado tira y afloja.

“¡¡Agárrenme!! ¡No me suelten!”

“¡¡Súbanme!! Dije, ¡súbanme!”

Todo el lugar descendió en un caos puro y desenfrenado. Se oyeron gritos y gritos; nadie se atrevió a frenarse mientras luchaban duro.

Incluso con la fuerza combinada de más de diez hombres, Yi Surl-Ah no pudo ser sacado del hoyo. Estaban siendo balanceados de un lado a otro debido a la fuerza de la caída desde la parte inferior, causando que muchos perdieran sus agarres y se estrellaran contra el suelo.

“Euahahah!”

“¡Oye! ¡No me sueltes!”

Fue entonces.

*SFX un grito fuerte y aterrorizado de una mujer*

El grito fue definitivamente de Yi Surl-Ah, pero el horripilante chillido hizo que pareciera imposible que un humano emitiera tal sonido.

¡Splash!

Desde el agujero, el líquido carmesí irrumpió hacia arriba. Era como ver una licuadora llena de tomates encendida pero con la tapa abierta, pronto, trozos de carne y jugo aplastados volarón a todas partes.

La sangre carmesí llovió como una pequeña fuente.

“¡¡Noona!! Noonaaaaaaa!!” (Yi Sung-Jin)

Sus piernas que estaban pateando y retorciéndose hasta ahora, de repente se quedaron inmóviles. Los diez dedos de sus pies se enroscaron simultáneamente; sus muslos temblaron; y luego, como una marioneta con sus cuerdas cortadas, sus rodillas se doblaron. Una cierta sensación enfermiza de que algo estaba siendo cortado fue transmitida en las manos de todos los que trataban de jalarla de vuelta.

La fuerza de tracción desde abajo desapareció repentinamente. Todo el mundo cayó de espaldas con fuerza sobre sus traseros con ruidos fuertes.

Entre ellos, un hombre estaba frotando su dolorido trasero. Mientras fruncía el ceño, se miró las manos.

Todavía estaba sosteniendo un tobillo delgado. Debajo de eso, una pierna lisa y bien formada. Aún más abajo, una falda azul empapada de sangre.

Más allá de eso…. no podía ver ninguna otra parte del cuerpo conectada. Todo lo que podía ver eran unos restos de intestinos aplastados y trozos de carne destrozada.

Y luego…..

“Aaaa…..”

Vio una forma de algo humano levantándose lentamente del agujero de las tablas del suelo.

“Aaah….”

Su largo y despeinado pelo parecía danzar alrededor sin frenos, cubierto de sangre y trozos de carne humana de arriba a abajo.

“Aaah, ah….”

Su cabeza era por lo menos cuatro veces más grande que la cabeza de un hombre adulto. Y había un solo ojo gigante que ocupaba casi la mitad de esa gran cabeza.

“¡Ah, ah, ahhhhhaaaaack!”

El hombre no pudo contenerse más y gritó. Se levantó tan rápido como pudo, y corrió por su vida. No sabía adónde ir, pero mientras pudiera alejarse de esa criatura lo más lejos humanamente posible, estaría de acuerdo con eso.

Pronto, el caos descendió sobre el salón de reuniones. No había otra descripción adecuada. La gente se aterrorizó por completo por la apariencia grotesca de la criatura, y mientras gritaban sin parar, se dispersaron por todas partes.

“‘… mi, mis planes son… (Seol)

Cuando Seol recuperó el juicio, se encontró corriendo hacia la puerta bloqueada.

“¿Por qué….? (Seol)

Debería ser normal escuchar todo ese loco caos que se desarrolla a su alrededor, sin embargo, el ruido se hizo cada vez menos prominente, desvaneciéndose en la nada. Todo parecía deslizarse a cámara lenta también.

Todo, incluso el hombre ocupado jalando y tirando las sillas que bloqueaban la salida; incluso la criatura de pesadilla que se había revelado completamente del agujero, extendiendo sus largas extremidades como una araña e iniciando su asalto a la muchedumbre que huía……

Cada una de estas pequeñas cosas, se desplegaron en cámara lenta para que él las viera sin perderse nada.

‘¿Por qué….? (Seol)

Le costó mucho respirar. Las gotas de sudor que caían sobre sus ojos se extendieron como pintura y nublaron su visión.

‘¿Por qué….? (Seol)

¿Cuántos morirían hoy aquí? La piso ya estaba resbaladiza por la sangre. También era pegajoso.

Su cuerpo se hizo más pesado y su velocidad de carrera se redujo gradualmente. Incluso tuvo que preguntarse si estaba moviendo los brazos y las piernas sin rumbo. Todo estaba en un lío total.

Al final, Seol dejó de correr y se detuvo, a pesar de que la salida estaba a sólo unos pasos de distancia.

De repente, la respiración embalsamada estalló. Podía escuchar su propio aliento que se escapaba; el frío viento que soplaba desde la ya amplia salida abierta hacía que su propio cuerpo furioso e hirviente se relajara. Su corazón continuó latiendo con fuerza en su pecho.

Seol era muy consciente de lo estúpido y peligroso que era ignorar las advertencias de retirada inmediata. No era demasiado tarde para huir, incluso ahora. Sin embargo…..

‘¿Por qué…. estoy tan tranquilo?’

El aire agrio le picó la nariz; su cuerpo estaba ardiendo; y se sintió mareado. Entonces, la sensación familiar de vértigo que lo atacaba desapareció.

La neblina de ensueño se disipó casi inmediatamente, y el mundo circundante se aclaró de nuevo. Seol cerró lentamente los ojos.

El monstruo estaba ocupado dándose un festín con un cadáver, pero se detuvo y giró abruptamente la cabeza. Giró de manera similar a la manecilla de un reloj, y encontró a un solo hombre de pie cerca de la salida de la sala. Corrió a cuatro patas.

¿Kheehick?

Viendo que el hombre no se movía ni un centímetro, inclinó la cabeza, confundido, y le arrancó el cuello. Y al igual que la forma en que una persona puede valorar un plato de comida antes de comerlo, el monstruo estudió a Seol con gran interés.

El cuerpo extraño y desconocido que rozaban sus mejillas así como el desagradable olor asaltaron sus sentidos.

Era una sensación bastante familiar, y un olor acogedor.

Su percepción sensorial se volvió increíblemente aguda. Los ojos cerrados de Seol se abrieron de golpe. Delante de su nariz, una enorme grieta vertical negra de una pupila, con sangre blanca alrededor, estaba esperando.

Cuando su mirada se encontró con ese ojo rebosante de ganas de matar….

“……..”

Una relajada sonrisa apareció en los labios de Seol.

¡Keeeick!

El monstruo se retrajo rápidamente al suelo.

Sus ojos aún cerrados en una estrecha rendija siguieron vigilandolo, mientras lentamente levantaba la pierna rota de la silla que estaba cerca de la salida.

Para enfrentarlo, o para mostrarle la espalda; él ya tenía su respuesta; el Seol del sueño le dijo.

Le dijo a Seol que una criatura como esta, no era nada para él. Incluso se le preguntara al Seol, se ha superado situaciones aún más peligrosas que ésa.

….el Seol de antes del juego, antes de que perdiera su habilidad, diría lo mismo; ahora era el momento de apostar todo.

Tomo la pierna de la silla girando en el aire. Por alguna razón, se sintió bien en sus manos.

Y, aunque no era una lanza, la sostuvo como una, y se puso en posición.

Poco después, los dos ojos de Seol se abrieron de par en par.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente