Capítulo 27 – Barriendo con las Misiones [Parte 2]

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

A pesar de ser de madrugada la plaza de la Zona Neutral localizada en el primer piso estaba llena de gente. Desde que la clase de trabajo de todos había sido “concedida”, las misiones se hicieron mucho más fáciles de llevar a cabo. Por lo qué paralelamente, la tasa de supervivencia mejoró mucho.

Antes del Despertar, no muchos se atrevieron a intentar misiones de dificultad ‘Normal’. Pero ahora, siempre y cuando la estructura del equipo estuviera bien pensada, tales misiones podían ser despejadas sin correr demasiados riesgos. Incluso había rumores de que un equipo había conseguido superar con éxito una misión “difícil”.

Tres factores motivadores obligaron a los sobrevivientes a ser más proactivos.

Esas fueron “tener éxito en más misiones, ganar más puntos de Supervivencia, y comprar mejores habilidades o equipo”. Todo el mundo veía como se estaban fortaleciendo a través del gasto de su PS. Lo que llevó a los sobrevivientes a estar completamente inmersos en las misiones.

Se podría decir que era como la famosa tira de Möbius; Cinzia había dado en el blanco en este caso.

“Yaaaaawn~.”

Un hombre sentado en la sala de estar del primer piso abrió la boca completamente como para tragarse un elefante. Se mojó los labios y observó lo que le rodeaba, como si estuviese esperando a alguien.

Levantó un poco la cabeza cuando oyó los pasos firmes que se acercaban. Sus ojos se agrandaron un poco en anticipación mientras miraba por la escalera. Sin embargo, su curiosidad duró sólo un breve segundo. Apoyó la barbilla sobre su codo y estudió desinteresadamente a la persona que bajaba por la escalera.

Era un joven que sostenía una lanza. Todos sabían quién era este tipo. El superviviente sentado en el primer lugar, quien también acaparó todos los focos después de despejar en solitario una misión ” Difícil”.

Por supuesto, eso fue en el pasado. Habían pasado dos meses desde entonces, y ahora, la gente ya no lo veía como alguien especial.

La acción del joven que portaba la lanza apenas si tenían sentido. No había realizado ninguna misión real en absoluto. Sólo repetía las mismas misiones de entrenamiento básico que no daban ningún tipo de recompensa. Era natural que todos los demás encontraran su comportamiento un tanto extraño.

Muchos rumores se difundieron en torno al joven y sus inexplicables acciones, pero eso duró sólo un ratito antes de extinguirse por completo. Como no se interponía en el camino de nadie, la gente perdió el interés. Y el hecho de que tuviera muchos Puntos de Supervivencia desde un inicio, indicaba que no importaba si no hiciera nada, de todos modos.

Los pensamientos del hombre que estaba sentado terminaron en ese punto, y retiro completamente su atención.

‘¿Qué tiene de divertido correr todo el tiempo? ….Huh?.’

El hombre sentado se dio cuenta de repente de que se había producido un pequeño cambio en el comportamiento del joven.

Normalmente, justo en ese momento rasgaría el pergamino para correr y desaparecía de la vista. Sin embargo, por alguna razón, se encontró parado frente al tablón de anuncios durante un tiempo.

Finalmente seleccionó un pergamino y lo partió por la mitad con cuidado. De inmediato desapareció.

‘Eh… la misión para correr no se encuentra en esa parte del tablón de misiones.’

‘¿Podría ser?’

El hombre sentado se levantó. Sus ojos no se movieron del punto exacto en donde se encontraba el joven. Corrió rápidamente hacia allí como si le hubieran crecido un par de alas.

‘Tomó este, aquí.’

La segunda fila de abajo, en el extremo derecho – el hombre tomó el pergamino de la misión y echó un vistazo.

¡Sobrevive al asalto de los Simios Perros! (número de intentos restantes: 2/30)

Lucha contra tres Simios Perros en la selva y sobrevive!

Dificultad: Ligeramente fácil

Al tener éxito: +40 SP

Al no tener éxito: Muerte

*Cooperación posible (Maximo 2 personas)

Las cejas del hombre se arrugaron al leer los detalles de la misión.

****************************

El lugar donde Seol terminó teletransportado era una jungla llena de enredaderas y arboles enormes bloqueando el cielo.

Sacó una pequeña bolsa de su bolsa. La levantó sobre su cabeza y la sacudió, haciendo que el polvo rosado se derramara y se dispersara en el aire.

El nombre de la bolsa era “olor a carne”. Era vendido en las tiendas de la Zona Neutral, tenía un efecto de atracción de monstruos. Era una de las cosas que Agnes le dijo que debía comprar.

La cosa era que, en las misiones en las que uno tenía que “sobrevivir en la naturaleza”, era más rápido matar a todas las bestias y monstruos que se encontraban en la zona de la misión, en lugar de tratar de evitarlos durante las horas siguientes o cualquiera que fuera el límite de tiempo.

Excluyendo las misiones que no incluyen ningún tipo combate, como “Encuentra el camino correcto” o “Escapa del laberinto”, Seol planeaba al menos tomar cada una de las disponibles en el tablero. Por lo tanto, ese “olor a carne” era un elemento indispensable si quería acelerar el proceso para despejar rápidamente la misión.

Mientras esperaba su llegada, Seol drenó un frasco de Suplemento de Habilidades en su garganta. Los que compró en la tienda VIP ya habían sido terminados, por lo que compró un nuevo lote en la tienda habitual. Pensó que tener cuatro veces la eficiencia del suplemento en su formación era ciertamente mejor que no tener ninguna.

Los Simios Perros tenían sentidos del olfato muy desarrollados, por lo qué pronto llegarían al lugar de Seol. Sin esperar mucho, los sonidos de los susurros de los arbustos comenzaron a resonar en sus oídos no mucho tiempo después.

La dirección era hacia uno de sus lados; Seol tiro el frasco y sostuvo con fuerza su lanza. El matorral crujió suavemente unas cuantas veces antes de que dos Simios Perros emergieran lentamente de la vegetación.

Recubiertos completamente de piel negra, los monstruos poseían una estructura enorme y corpulenta. No sólo sus cuatro extremidades, sino también todo su cuerpo estaba repleto de músculos rítmicos. A Seol le recordaron la figura de un simio, solo que un poco más pequeño; su hocico parecía al de un canino el cual era la mayor diferencia.

Uno de los dos Simios Perros se colocó frente a la vista de Seol. El otro giró lentamente a su lado en sentido contrario a las agujas del reloj, como si estuviera invitando a Seol a mirarlo.

Seol tragó saliva mientras miraba continuamente a los monstruos. Su garganta se puso húmeda y gruesas gotas de sudor se le formaron en la frente. No había sentido miedo al enfrentarse a docenas de esqueletos, pero ahora se estaba poniendo extremadamente tenso mientras se enfrentaba a dos monstruos parecidos a perros. Esto era un cambio notable en su forma de pensar en comparación con lo que era hace dos meses.

A pesar de que sentía como la ansiedad apretaba su corazón, su cerebro nunca dejó de funcionar. Su Poder Mágico circuló a través de su cuerpo al mismo tiempo que se transfería a la lanza. El arma comenzó a zumbar muy suavemente en sus manos.

‘¿Tengo que esperar a que hagan un movimiento?’ (Seol)

No, no debo hacerlo.

Si les dejaba hacer lo que quisieran, esas dos criaturas pronto lo atacarían, y eso significaría tener que enfrentarse con los dos por delante y por detrás al mismo tiempo. Y en ese caso, él también podría…..

‘El primero en golpear, gana la batalla.’ (Seol)

Cuando apuntó con su lanza, el Simio Perro, que caminaba despacio, detuvo su andar.

Justo antes de moverse, Seol reguló su respiración.

¿Era tan difícil dar el primer paso? Estaba internamente asombrado.

Seol ni siquiera estaba pensando en tener una batalla espectacular, como las que presenció innumerables veces en su sueño. No, sólo deseaba luchar en base al entrenamiento que había recibido hasta ahora.

‘Hagámoslo.’ (Seol)

Una vez colocado en una posición correcta. Sus ojos mostraron determinación.

En el momento en que se decidió, su pierna izquierda se levantó con fuerza del suelo mientras sacaba los brazos. El Simio Perro se movió rápidamente hacia un lado, después, salvajemente, saltó hacia delante. El monstruo también estaba vigilando de cerca la lanza.

La lanza fallaría en su trayectoria, sin duda. Pero Seol tampoco tenia pensado no hacer nada. Tan pronto como miro al monstruo desplazarse hacía un lado, cambió el agarre que tenía sobre la lanza.

El ataque cambió de Empuje a Corte.

La punta de la lanza, de repente, dibujó un arco afilado pasando por la garganta del Simio Perro. Se sentía como si estuviera cortando un bloque de tofu endurecido. Viendo la sangre salir a chorros de la herida, se movió rápidamente a su espalda; las garras que trataron de tenderle una emboscada apenas le rozaron por encima de su cintura.

El ataque furtivo del Simio Perro fracasó por un pelo; el monstruo se deslizó por el suelo antes de girar su cuerpo como si fuera un experto en la deriva, dejando tras de sí senderos por sus garras sobre el suelo. Una lastima, que cuando trató de mirar al ser humano, un objeto puntiagudo estaba ya perforando su cabeza. La lanza se incrustó profundamente en el cerebro del monstruo. El cuerpo del Simio Perro tembló mientras se derrumbaba.

Seol se había ocupado de los dos Simios Perros en un abrir y cerrar de ojos, pero aún no había terminado. Retrajo la lanza, ahora empapada de sangre.

¡Golpe!

¡Slam!

La boca abierta del Simio Perro que quedaba apuntando a su espalda vomitó sangre como si fuera una fuente en el aire. La criatura giró en el aire un par de veces antes de aterrizar de cabeza en el suelo con un fuerte ruido sordo. Se movió como un gusano moribundo, antes de finalmente quedar completamente inerte. Seol miró al monstruo muerto con una expresión de estupefacción en la cara.

Supuso que el tercer Simio Perro debía estar escondido. Como en el pergamino de la misión estaba escrito que eran tres, él lo intuyó.

Pero lo que realmente le sorprendió fue su inesperada potencia ofensiva.

Para una batalla que lo entusiasmó tanto, terminó en un suspiro. Por el momento, no podía evitar encontrarlo bastante divertido, pensando en cómo tenía que animarse continuamente a dar el primer paso.

‘Y ni siquiera parecían tan débiles.’ (Seol)

Antes de que se diera cuenta, el entorno cambió.

Fue una victoria digna de ser llamada “perfecta”, pero Seol no estaba nada contento con ella.

‘¿Había necesidad de dar un paso atrás y luego avanzar hacia adelante?’. (Seol)

Reprodujo la batalla en su cabeza, paso a paso.

‘Cuando estaba cambiando de empuje a corte….. Podría haberme ocupado de los dos al mismo tiempo.’

Agnes dijo que esas misiones también eran una forma de entrenamiento.Ella Le dijo que el entrenamiento de técnicas básicas por sí solo no puede llenar un cierto vacío. Qué era el momento de pasar por varios tipos de situaciones de combate y ganar experiencia también. Y que los puntos de Supervivencia ganados sólo servirían de guinda al pastel.

‘Una vez más.’ (Seol)

Seol tomó el último pergamino de la misión que quedaba con una cara excitada y lo partió por la mitad.

Finalmente, se encendió la chispa.

***************

Actualmente, la superviviente que más influencia ejercía en la Zona Neutral era, sin duda, Odelette Delphine. No sólo era poseedora de la clase ‘Hechicera’, sino que sus PS iniciales de 7500 le había dado un par de alas para volar muy alto también.

Ella procedió a comprar varias habilidades y equipo tan pronto como su Despertar termino. Así que pronto, fue la persona de la que más se hablaba dentro de la Zona Neutral. Sin embargo, tal vez acorde con su personalidad, eligió formar su propio grupo en lugar de entrar en el de otra persona.

La sobreviviente de la misma área que ella, Leorda Salvatore y el Hao Win del área 7 se unieron a su grupo. Lo que significo que llamar a su grupo los mejores dentro de la Zona Neutral no fuera una exageración. Era simplemente un hecho.

“¿Quién?” (Odelette Delphine)

“Ese hombre. El mejor clasificado.” (Leorda)

Odelette Delphine miró a la inusualmente excitada Leorda con una cara intrigada. ¿Qué es lo que podría agitar así a la poseedor de la clase Arquera, quien normalmente actuaba tranquila y taciturna?

“Ah~. ¿ Así que fue desde ayer? Escuché que empezó a hacer las misiones de nuevo.” (Odelette Delphine)

“Pero, eso es…” (Leorda)

“¿No es algo bueno, sin embargo?” (Odelette Delphine)

“….¿Perdón?” (Leorda)

“Esperaba que empezara a moverse pronto, de todos modos…. En cualquier caso, iré personalmente a hablar con él. Ese hombre… honestamente, él era la persona número uno a quien quería reclutar.” (Odelette Delphine)

Leorda sólo pudo sentir una sensación de frustración mientras escuchaba el proyecto porvenir de un futuro brillante que venía de esa adolescente todavía ingenua que no se había dado cuenta de lo que estaba pasando.

“Ese no es el problema aquí.” (Leorda)

“Entonces, ¿qué es?” (Odelette Delphine)

“Hace dos días, todas las misiones ‘Fácil’ y ‘Ligeramente fácil’ del tablón de misiones, desaparecieron. Ese hombre realizo todas. Solo.” (Leorda)

“Hmm…. Esas dos dificultades no fueron demasiado problemáticas al principio, sin embargo?” (Hao Win)

Hao Win murmuró mientras se recostaba en su silla, con los dos pies sobre la mesa. Parecía insinuar que no había necesidad de preocuparse por las cosas.

Había un total de 9 niveles de dificultad diferentes en el tablero.

“Basico.”

“Muy fácil”, “Fácil” y “Ligeramente fácil.”

“Normal”.

Ligeramente duro’, `duro’, y `muy duro’.

Y finalmente, ‘Imposible’.

Los intentos restantes disponibles para las misiones calificadas “Muy Fácil”, “Fácil” y “Ligeramente Fácil” ya estaban casi terminadas, debido a que los supervivientes acudieron en masa para despejarlas durante el primer mes de su estancia en la Zona Neutral. Además el número de intentos era bajo desde el principio, por lo que su desaparición total estaba destinada a ocurrir tarde o temprano.

Después de que sus trabajos se les concedieran, los sobrevivientes estaban ahora acudiendo en masa a las misiones “Normal” y “Ligeramente Difícil”. Sin embargo, todo estuvo bien, ya que el número de intentos coincido con la veces intentadas después de su despertar.

Sin embargo, el número de intentos disponibles para los siguientes niveles de dificultad fue mucho menor en comparación a los fáciles. Por supuesto, mientras mas avanzaran, menores eran las oportunidades de las misiones.

No, el verdadero problema era que…

“Verás, un tercio de las misiones restantes ‘normales’ también han desaparecido desde anoche.” (Leorda)

“….¿Qué?” (Odelette Delphine)

Los dos ojos de Odelette Delphine se abrieron de par en par. Si no estaba mal anoche, estaba en medio de un intento de realizar una misión “difícil” con su grupo.

“No es sólo eso. Yo personalmente fui allí y lo confirmé….. Incluso las misiones ‘Ligeramente Difíciles’ están disminuyendo a un ritmo espantoso.” (Leorda)

“¡¿Qué has dicho?!” (Hao Win)

Hao Win tuvo que bajar los pies y sentarse derecho.

“¿No te lo había dicho ya? Toda la plaza está alborotada.” (Leorda)

“Vamos.” (Hao Win)

“¡Vamos a echar un vistazo!” (Odelette Delphine)

El hombre y la niña se levantaron simultáneamente de sus respectivos asientos.

Odelette Delphine corrió al primer piso, sólo para encontrarse con un espectáculo que no entendió de inmediato.

Docenas de sobrevivientes rodeaban a un hombre mientras se susurraban unos a otros. En medio de la multitud, Seol estaba ocupado cortando un trozo de pergamino por la mitad.

“¿Qué está pasando…?” (Odelette Delphine)

Odelette Delphine se puso nerviosa al ver desaparecer a Seol. Estaba a punto de empujar a las personas que bloqueaban su camino y precipitarse hacia el tablón de anuncios. Pero detuvo su andar rápidamente.

“¡¿Qué….?!” (Odelette Delphine)

La adolescente no pudo evitar exclamar con asombro mientras Seol reaparecía en la plaza.

¿Fue alrededor de un minuto? Definitivamente no fueron más de dos minutos….. Incluso se asustó después de ver la cara sin expresión que tenía cuando se acercó a la tabla y rompió otro pergamino.

‘¿Qué eligió?’ (Odelette Delphine)

Cuando Seol desapareció de nuevo, se apresuró a revisar el tablón.

[¡Sobrevive contra un Wendigo! (Número de intentos restantes: 14/60)]Lucha contra un Wendigo dentro de un bosque y sobrevive!

Dificultad: Ligeramente duro

Al tener éxito: +450 SP

Al no tener éxito: Muerte.

*Cooperación posible (hasta 4 personas)

“Acabo de oír que esta es su sexta vez haciendo esa misión.” (Leorda)

Leorda se coloco su lado antes de siquiera poder notarla. Agitó la cabeza mientras una amarga sonrisa se formaba en su boca.

Delphine comenzó a contar en su cabeza – uno, dos, tres, cuatro….. cuando contó hasta 57, Seol regresó a la plaza. El joven pronto procedió a elegir otra misión.

Rara vez intentaba realizar una misión solo una vez; la mayor parte del tiempo, la repetía dos o tres veces antes de seguir adelante. Algunas misiones, las intentaba más de cinco veces.

Antes de si quiera darse cuenta, Odelette se convirtió en una de las espectadoras. En un lapso de 20 minutos, lo único que pudo escuchar eran los sonidos de pergaminos siendo partidos por la mitad docenas de veces. Cada misión estaba relacionada con el combate. No importa lo que se dijera, Seol estaba realizando cada misión a un ritmo aterrador.

Dos hombres que miraban desde el salón solo pudieron chasquear sus lenguas con asombro.

“Guau…. ¿Es eso humanamente posible?”

“No sé. Pero mira, ahí está. Lo hizo de nuevo.”

“Qué envidia, tiene un Sello Dorado y todo eso.”

“Hah. Y aquí estaba yo, preguntándome por qué no había hecho nada hasta ahora. Es como si todo fuera fácil para él, ¿verdad?”

¿Sello Dorado? ¿Fácil?

Agnes resopló burlándose mientras escuchaba desde la esquina del salón.

“Qué montón de tontos.”

Esos dos nunca podrían ver la luz de la verdad, aunque fueran enviados al infierno y regresaran. Mientras se dejaban engañar por los trucos de Cinzia y se concentraban en realizar las misiones, Seol tuvo que soportar un régimen de entrenamiento implacable.

¿No quería Seol despejar las misiones y ganar PS? Por supuesto que no. Realmente quería realizaras también. Pero él simplemente aguantó. Las habilidades y destrezas que acumuló durante los últimos dos meses sin quejarse finalmente estaban dando frutos deliciosos ahora.

Como si tuviera algo que demostrar, Seol siguió apareciendo y desapareciendo durante mucho, mucho tiempo.

Una suave y sutil sonrisa se formo en los labios de Agnes.

*******************

[¡Rompe el asedio y sobrevive! (Número de intentos restantes: 11/15)]Sobrevivir al cerco del grupo de esqueletos!

Dificultad: Duro

Al tener éxito: +1000 Puntos de supervivencia.

Al no tener éxito: Muerte

*Cooperación posible (hasta 6 participantes)

‘Por fin.’ (Seol)

Seol realizo las misiones `ligeramente difíciles’ disponibles durante los últimos cuatro días. Y ahora, estaba a punto de intentar la primera misión ‘Difícil’. Ya se había decidido cual iba a realizar, así que no dudó en hacerlo.

El lugar al que fue teletransportado fue la caverna subterránea. Mirando el techo bajo, una extraña sensación de déjà vu lo inundo.

“Ha pasado un tiempo.” (Seol)

Docenas de esqueletos lo miraron, igual que antes. Seol sonrió un poco, antes de que una mirada llena concentración se posara en su cara mientras su cuerpo cambiaba a la postura correcta.

El campo de batalla era pequeño y confinado; no había lugar para la retirada. La respuesta correcta allí era no retroceder, sino avanzar.

En el momento en que el esqueleto que portaba un casco en la espalda abrió su huesuda mandíbula, Seol saltó hacia delante como un leopardo.

Empujando poderosamente hacia delante su lanza una gran concentración de huesos, y ruidos de crujido opacos llenaron la caverna. Pronto trozos de huesos destrozados volaron por todas partes.

El estilo de batalla de Seol era simple pero efectivo.

Primero se deshacía del ataque entrante y confiaba en “Empuje” para destrozar la cabeza del enemigo. Si otro ataque le llegaba al mismo tiempo, rápidamente retrocedía, aprovechaba el momento en que los ataques fallaban, y apuñalaba hacia delante. Sólo apuntaba a los cráneos específicamente.

El cambio entre ‘Golpe’ y ‘Empuje’ eran tan perfecto como una corriente de agua. La velocidad de su mano era genuinamente rápida, ya que seguía manejando la lanza sin parar.

La experiencia adquirida a través de cientos de misiones estaba ayudando a Seol a crecer aún más que antes.

En un abrir y cerrar de ojos, la primera línea de esqueletos fue diezmada. Y como la segunda línea estaba siendo golpeada en la sumisión también……

Justo como él esperaba……

¡Roar!

El esqueleto con el casco soltó un fuerte rugido desde atrás. Agarró un hacha enorme y empezó a correr con locura hacia la dirección de Seol.

En ese momento el corazón de Seol tembló y gritó.

Cuánto tiempo…..

¿Cuánto tiempo…. esperó este momento?

El número de simulaciones que realizó dentro de su cabeza ascendía a varias docenas. No iba a cometer ni un solo error ahora.

Aniquiló el ataque de un pequeño alevín entrante y dio cuatro rápidos pasos hacia atrás. Al mismo tiempo, el esqueleto con casco saltó al aire. El hacha fue echada hacia atrás y después, bajó hacia la cabeza de Seol. En ese momento, sus ojos brillaron con un peligroso destello.

¡Golpee!

El hacha que caía y la lanza que giraba violentamente chocaron en el aire.

*SFX para una fuerte colisión de objetos metálicos*

El chillido metálico rebotó alrededor de la caverna.

El hacha no podía descender más, ni la lanza podía desviarla. Sin embargo, algo había cambiado, en comparación con antes.

Chillido…… ¡¡Creaak!!

Las chispas salieron volando mientras la hoja del hacha y el asta de la lanza se afilaban entre sí. Pronto se produjo una breve competición de fuerza, donde Seol fue el más afectado por el ataque del esqueleto.

¡¡Vuoong!!

El gran poder del monstruo, reforzado por su caída, se disipó rápidamente. Sin embargo, el Poder Mágico de Seol constantemente burbujeante como un manantial que nunca se seca, complemento su fuerza física.

“¡Keuh-euheuh!”

Seol empujó con éxito el hacha, y aprovechándose rápidamente de la abertura expuesta; un grandioso ataque se conecto.

El esqueleto cayo del aire después de perder el equilibrio, y Seol rápidamente apuñaló su lanza hacia delante en una de las cavidades oculares vacías del cráneo.

¡Slam!

El yelmo hecho de huesos se desplomó después de que la lanza se estrellara contra él. El esqueleto empezó a bailar borracho mientras se derrumbaba en el suelo después de que más de la mitad de su cabeza fuera despedazada.

“¡Lo hice!” (Seol)

Seol rara vez gritaba, pero ahora lo hacía por emoción.

Golpeando y apuñalando el esqueleto – el evento que él sólo podía soñar con llevar a cabo, finalmente también lo había hecho en la realidad.

Su cutis estaba lleno de felicidad mientras miraba el montón de huesos inmóviles en el suelo. La sensación de logro, una victoria bien ganada, se disparó dentro de su corazón. Pensó que nunca más se cansaría de esa alegría por el resto de su vida.

‘Espera un segundo.’

De repente, reflexionó sobre lo que podría haber ocurrido si hubiera elegido un método diferente para contrarrestar. Como era consciente de que el oponente utilizaba un ataque de salto, ¿no podía haber intentado otra cosa que no fuera “golpear y apuñalar” y aún así ganar de una manera simple y eficiente?

Varias posibilidades continuaron ingresando y saliendo de su cerebro. Necesitaba probarlos primero para ver qué era qué.

¡Una vez más!’ (Seol)

El deseo de luchar rápidamente contra el esqueleto que llevaba casco lo llenó una vez más, por lo que rápidamente blandió su lanza hacia los monstruos que quedaban. Sin embargo, una alegre sonrisa nunca abandonó su rostro.

*****************

Seol continuó atacando la misión de cerco ‘Dificil’ una y otra vez.

Contemplando las posibilidades de los otros sobrevivientes, dejó atrás suficientes intentos para otras misiones, pero para esa misión de esqueletos esqueletos, un pensamiento de ser educado no entró ni una sola vez dentro de su cabeza. Cada vez que derrotaba al esqueleto con casco, sentía como si el peso invisible sobre sus hombros se elevara lenta pero seguramente; como si pudiera respirar libremente de nuevo.

Desafortunadamente, el inevitable problema finalmente se le presentó; dado que estaba tan entusiasmado con realizar la misión, el número restante de intentos también se agotó rápidamente.

No había nada que Seol pudiera hacer, ya que sólo quedaban 12 intentos por hacer. Aunque eso no significaba que tuviera suficiente. Por el contrario, pensó que necesitaba hacerla al menos 50 veces más antes de estar satisfecho.

Naturalmente, Seol deliberó sobre lo que debía hacer. Entonces, en el último intento que le quedaba, hizo algo completamente inaudito.

Derrotó a todos y cada uno de los pequeños alevines que se encontraban en la misión superrápido, dejando atrás sólo el esqueleto jefe que llevaba casco. Tuvo muchas oportunidades de matarlo, pero Seol se aseguró de no herirlo fatalmente.

“Levántate, idiota.” (Seol)

Seol estaba mirando el esqueleto que yacía en el suelo. En sus manos, tenía su lanza y el hacha del esqueleto. Descubrió que no le gustaba ver al monstruo de esa manera, así que usó la punta de la lanza para golpear su cráneo unas cuantas veces más, tratando de hacer que se mantuviera en pie.

“Párese derecho, Sr. Calavera”. (Seol)

Cuando dio una patada fuerte, el esqueleto rodó ruidosamente. Su casco había desaparecido y ya no se podía encontrar. No era difícil imaginar el nivel de tortura por el que el monstruo había tenido que pasar simplemente mirando las clavículas desalineadas o sus varias costillas rotas.

El esqueleto se estremeció y empezó a moverse. Trató de levantarse del suelo con sus huesos temblorosos, una vez levantado, se balanceó de forma inestable sobre sus pies.

Seol procedió a tirar el hacha sobre él y se alejó, amplio la distancia entre ellos. Su agria expresión mostraba lo insatisfecho que estaba, ya que seguía mirando fijamente al esqueleto que parecía que se iba a desplomar en cualquier momento.

La idea de un cara a cara que se le ocurrió fue brillante, si se puede decir que sí. Ahora, era capaz de luchar continuamente al máximo sin que el molesto número de intentos que le quedaban le perjudicara.

Durante las primeras treinta veces que lucharon, el esqueleto parecía seguir los caprichos de Seol. Sin embargo, después de la 50ª vez, sentía como si el esqueleto empezara a resistirse desesperadamente a él. Pasado el intento 60, perdió visiblemente toda la motivación para luchar.

Seol también había cometido varios errores al ajustar su fuerza durante la pelea y terminó dañando el esqueleto aquí y allá. Incluso considerando eso, la decepción que sentía era difícil de describir con meras palabras.

“¡Por favor, por favor! ¡Sólo haz un ataque de salto más, amigo! ¡Un ataque de salto, he dicho! Ya sabes, ¿saltar? ¿Puedes siquiera entenderme?” (Seol)

No se sabía si el esqueleto le estaba escuchando o no. Simplemente levantó el hacha, sin embargo, uno de los huesos de su hombro se rompió y cayó. El hueso finalmente cedió y se rompió después del abuso repetido que tuvo que soportar.

El esqueleto se congeló en el acto; sus cavidades oculares vacías miraron a hurtadillas la dirección de Seol.

“….Bueno, todavía tienes tu brazo derecho.” (Seol)

Clack, clack, clack, clack, clack…….

El esqueleto rechinó los dientes impotente. Nadie sabía lo que estaba tratando de decir, pero aún así sonaba como una súplica.

“Vamos, luchemos. Date prisa.” (Seol)

Al final, el esqueleto logró agarrar el hacha mientras chirriaba y crujía ruidosamente. Era como si se estuviera obligado a superar sus límites. Aunque sólo era un miserable esqueleto…..

“Bien. Ven hacia mí. Escuché que un monstruo no-muerto como tú lleva consigo odio incondicional por todos los seres vivos. Así que, muéstremelo.” (Seol)

Seol usó su lanza para atraer al monstruo.

“Terminaré esto después de veinte veces más, ¿de acuerdo?”

Fue entonces cuando Seol pensó momentáneamente que podía ver cómo se estremecía la columna vertebral expuesta del esqueleto.

El esqueleto que estaba alrededor sin hacer nada finalmente movió sus pies. Levantó el hacha hacia arriba y comenzó su carrera.

Sin embargo, su ataque no tuvo nada de su anterior maldad ni convicción. No, sólo se veía desdichado y miserable. Seol se mojó los labios y preparó la postura para “Golpear”.

Y así, el esqueleto ‘corrió’ inestablemente hacia Seol, y alzó el brazo que le quedaba por encima de la cabeza. Justo cuando estaba a punto de prepararse para aplastarlo con el hacha que caía….

El esqueleto soltó simplemente el hacha mientras su brazo caía.

La atención de Seol fue robada por el hacha que pasó volando a su lado. En ese momento no estaba mirando, el esqueleto agarró el asta de la lanza tan fuerte como pudo. Luego, invocando cualquier fuerza que pudiese aportar, golpeó su propia cabeza contra la punta de la lanza.

El cráneo se desintegró, y el resto de los huesos se estremecieron contra el suelo. Por la forma en que sus restos se amontonaron, uno no podía evitar sentir que la salvación había llegado finalmente al pobre monstruo.

Todo sucedió en un abrir y cerrar de ojos.

[Has completado con éxito una misión de dificultad ‘Difícil’.] [1000 puntos de supervivencia se han añadido a su cuenta.]SP actual: 85,280 SP]

Seol se quedó de pie, estupefacto, sus ojos parpadearon sin parar.

“….Huh.”

Pagina Anterior
Pagina Siguiente