Capítulo 234 – Sígueme, Te Llevaré (1)

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

“Escuché que recientemente regresaste de una expedición muy exitosa”.

“Sí, si revisas esta bolsa…”

Verificar si el equipo tenía los fondos para establecer y mantener una organización.

“Diez personas en total… eso es mucho para un equipo, pero demasiado pequeño para una organización. ¿Planea reclutar más miembros pronto?”

El administrador real preguntó si Carpe Diem tenía planes para reforzar las áreas que les faltaban.

Kim Hannah solía ser la que respondía.

“Es cierto que diez personas son relativamente pocas, pero hay que tener en cuenta el estándar del equipo. Ya se trate de estrellas en ascenso o veteranos de renombre, Carpe Diem busca una pequeña fuerza de élites formadas con terrícolas calificados”.

“Pero diez todavía es muy poco”.

“Estoy en desacuerdo. No es como si fuéramos la primera organización de un pequeño grupo de élites “.

“Debes estar hablando de Balhae. Debe saber que la organización ya no existe. Además, fundaron su organización con veinte personas. Lo más importante, Balhae era una organización subsidiaria de Goguryeo, que contenía sus élites más poderosas”.

“Ese es uno de esos ejemplos, pero ¿Nur no tenía también la bruja de pelo blanco?”

“Eso es Nur. Soy un administrador de Eva”.

“Incluso en Eva…”

Cuando Kim Hannah comenzó a devolver una refutación fluida, el administrador real le estrechó la mano.

“Detente, detengámonos. Entiendo completamente los altos estándares de Carpe Diem y lo que busca de sus miembros. Solo quiero saber si planeas reclutar más miembros en el futuro”.

“Por supuesto lo hacemos”.

Kim Hannah respondió con calma sin perder una sonrisa por un solo momento.

“Carpe Diem se unirá a la subasta de la Zona Neutral para el próximo marzo tan pronto como se convierta en una organización”.

“Hmm… debes tener confianza”.

“¿Confianza? El terrícola que mató al primer comandante del ejército del parásito está aquí. Eso es algo que ningún otro terrícola ha logrado hacer desde la apertura del Paraíso. De hecho, ni siquiera la Federación ha hecho algo así”.

Kim Hannah agregó que se garantizaba que la Zona Neutral sería suya, sin importar el número de organizaciones que ofertan por el lugar. Solo entonces Sorg Kühne asintió con la cabeza.

Después de un breve recorrido de ida y vuelta donde ninguno de los dos perdió, Sorg Kühne de repente dejó los documentos en su mano.

“…Hay algo que personalmente he estado muriendo por descubrir”.

Él entrelazó sus dedos y miró fijamente a Seol Jihu.

“Tal como dijo la señorita Kim Hannah, el terrícola, Seol Jihu, es el héroe de guerra de Haramark”.

“…”

“Haramark ha sido su base de operaciones desde el principio. Seré contundente Hacer una organización en Haramark hubiera sido mucho más fácil, entonces, ¿cuál es la razón por la que quieres venir a Eva?”

La pregunta que Seol Jihu había estado esperando finalmente estaba aquí.

Kim Hannah le había dicho que el administrador real seguramente le haría esta pregunta.

Después de un breve momento, Kim Hannah respondió primero.

“¿Esa pregunta está relacionada con los documentos que enviamos?”

“Técnicamente, no. Lo admito. Pero para mí y para Eva, esta es una pregunta muy importante”.

Su voz firme dejó en claro que debía escuchar la respuesta.

Kim Hannah le dio algo de tiempo antes de hablar en voz baja.

“Esa es una pregunta bastante impertinente… pero puedo adivinar de qué estás preocupado. Recuerdo haber escuchado las circunstancias de Eva”.

“¿Circunstancias?”

Las cejas de Sorg Kühne se torcieron.

“Sí, las circunstancias”.

Kim Hannah habló sin pestañear.

“Entiendo perfectamente su preocupación, pero si usted, señor Sorg Kühne, realmente quiere lo mejor para Eva, ¿apostar por Seol Jihu no sería una inversión que valga la pena? Estoy seguro de que has escuchado los rumores”.

Sorg Kühne cerró la boca por primera vez y escuchó a Kim Hannah en voz baja.

“No repetiré lo que probablemente ya sabes. Si consideras los logros de Seol Jihu, no solo en la guerra, sino también en Haramark…”

Kim Hannah se fue apagando a propósito, ya que dejarlo completar la oración por su cuenta parecía más efectivo.

Después de un breve silencio, Sorg Kühne habló en un tono grave.

“…Como evaluador, siempre me dicen cosas buenas. Me harán soñar con un futuro prometedor cada vez. Y la realidad siempre ha sido lo contrario”.

“No te estoy pidiendo que me creas”.

Kim Hannah sacudió la cabeza.

“Te pido que veas a Seol Jihu y el camino que ha recorrido hasta ahora en el Paraíso. Porque esa es una verdad innegable”.

Sorg Kühne dejó caer la cabeza como si no tuviera nada que decir en respuesta.

En ese momento, Jang Maldong comenzó a hablar.

“Kühne, ¿sabes por qué salí de la jubilación?”

Señaló a Seol Jihu con su bastón.

“Es por este mocoso. Ian tentarme era parte de la razón, pero este joven es la verdadera razón por la que decidí regresar al Paraíso”.

Jang Maldong estaba claramente respaldando la explicación de Kim Hannah.

Al escuchar este oportuno apoyo, Sorg Kühne asintió con la cabeza antes de volverse hacia Seo Yuhui.

Él le preguntaba si ella tenía alguna opinión sobre el asunto y que también se tendría en cuenta.

Seo Yuhui juntó las manos respetuosamente y sonrió alegremente.

“Nuestro Jihu… es realmente amable”.

“…¿Perdóname?”

Sorg Kühne parpadeó.

Luego, dejó escapar una tos seca.

“Kuhum, entiendo lo que quieres decir. También he oído lo suficiente sobre el señor Seol Jihu como para hacer que me sangran los oídos, y la reina también tiene un gran interés en él”.

La sonrisa en el rostro de Kim Hannah se hizo más espesa.

“No estoy tratando de encontrar fallas. Estoy preguntando por pura curiosidad personal. ¿Me será posible hablar solo con el líder de Carpe Diem?”

Fue una petición repentina, pero Kim Hannah se levantó de su asiento de inmediato.

“Por supuesto, nos disculparemos, así que por favor hablen libremente”.

Después de acariciar la espalda de Seol Jihu un par de veces, se dirigió hacia la puerta. Después de Kim Hannah, los otros miembros de Carpe Diem se fueron hasta que solo Seol Jihu y Sorg Kühne quedaron en la habitación.

Sorg Kühne comenzó la conversación.

“¿Por qué no dijiste nada?”

“¿Perdón?”

“Eres el líder de Carpe Diem. Quería hablar contigo, pero solo tenías a tu proxy hablando”.

Seol Jihu se echó a reír.

“Hannah está realmente entusiasmada con esto”.

“Entusiasta, ¿verdad? Bueno, ella era bastante feroz”.

Sorg Kühne chasqueó los labios.

“Ella nubló el problema cada vez que intenté profundizar en un asunto con una lógica creíble. Incluso refutó cada punto y me calló. La forma en que ella ya tenía preparadas sus respuestas y me atraía con cuidado, era como si una zorra me estuviera jugando. Ha pasado mucho tiempo desde que me sentí tan agotado por una conversación”.

Sorg Kühne sacudió la cabeza con una cara harta.

Al ver que sus ojos cansados ​​permanecían en su taza de té, Seol Jihu extendió la mano y le ofreció la mano.

“¿Por qué no te tomas un respiro? Ten un poco de té”.

“Está bien. La Señorita Zorro que no está aquí ya me está abriendo la garganta”.

Sacó una bocanada de aire de la nariz antes de sacudir la cabeza e inclinar la barbilla.

“De todos modos, tengo una pregunta para ti”.

‘¿De nuevo?’

Seol Jihu inclinó la cabeza.

“¿Cuál es la razón por la que vienes a Eva?”

“¿No acabamos de…”

“Esa fue la respuesta de la Señorita Zorro, no la suya”.

Sorg Kühne dijo rotundamente.

“Esto puede parecer grosero, pero me puse en contacto con el Palacio Real de Haramark antes de venir aquí y les hice varias preguntas”.

“…”

“Si realmente eres el terrícola de los rumores, no hay forma de que Haramark te deje ir. Al menos, harían todo lo posible para que te quedes. Pero el hecho de que sigas viniendo a Eva… tal vez significa que hay problemas de los que el público no es consciente. Ese fue mi pensamiento, de todos modos”.

Seol Jihu se echó a reír.

“Dudo que te hayas encontrado con palabras amables”.

Sorg Kühne también se rió entre dientes.

“Fufu, fue un desastre, está bien. La princesa Teresa fue especialmente notable. Gato ladrón, ¿de dónde crees que vienes sin permiso? Si te atreves a llevárselo, Eva será borrada del mapa. Ese tipo de cosas”.

“E-Eso es un poco demasiado duro”.

“Está totalmente bien. La princesa Teresa suele pelear con la reina de Eva. Soy plenamente consciente de que lo decía en serio como una broma”.

Cierto, Teresa probablemente no lo decía en serio, y probablemente por eso Sorg Kühne estaba diciendo esto en broma.

“De todos modos, sé que la razón por la que vienes a Eva no es por algún problema. Y eso solo me está haciendo sentir más curiosidad”.

“Si te digo que es por el paraíso… ¿sería suficiente?”

“Odio las respuestas que suenan como acertijos”.

Eso fue algo con lo que Seol Jihu estuvo totalmente de acuerdo.

Seol Jihu se rascó la cabeza.

Normalmente, aquí sería donde respondía: “Porque no quiero pelear con Sicilia”.

Pero no parecía que Sorg Kühne agradeciera esa respuesta.

Entonces, decidió dar otro.

“Te lo diré si prometes no reír”.

“Mientras sienta que eres sincero, las comisuras de mi boca no subirán”.

Sorg Kühne se inclinó hacia delante en señal de interés.

“Todavía no se lo he dicho a nadie, pero…”

Seol Jihu finalmente reveló uno de los nuevos objetivos que planeaba lograr en Eva.

“Es por la Federación”.

“¿La Federación?”

Los ojos arrugados de Sorg Kühne se abrieron ante la inesperada respuesta.

“Si. Estoy seguro de que sabe mucho sobre la Federación, señor Sorg Kühne. Sobre la importancia de la Federación para el Paraíso actual y su relación con la humanidad”.

“No hay necesidad de mencionarlo. La Federación y la humanidad comparten el mismo destino. Sin embargo, sus relaciones dejan mucho que desear”.

Seol Jihu estaba preocupado de que Sorg Kühne dijera algo así como que la Federación fuera una unión de una raza alienígena y razas extranjeras, pero no parecía que fuera una persona tan engreída.

A juzgar por lo que dijo sobre la Federación y la relación de la humanidad, parecía saber todo sobre el estado de la situación actual.

Pensando que Sorg Kühne era alguien con quien podía hablar, Seol Jihu continuó sus palabras.

“Una de las razones por las que estoy tratando de trasladarme a Eva es para mejorar la relación de la humanidad con la Federación. Pasando nuestra actual relación ambigua a una alianza definitiva, espero que podamos intercambiar interacciones más directas”.

“Mm, ¿pero no es eso algo que podrías hacer también en Haramark? Por supuesto, Eva está más cerca de la Federación y tiene conflictos menores con ellos, pero…”

“Eso es exactamente por qué”.

Seol Jihu dijo rotundamente.

“Los conflictos entre la Federación y Eva no son menores en absoluto. Recientemente he sido testigo de un problema yo mismo”.

La tez de Sorg Kühne se oscureció cuando Seol Jihu acababa de tocar el mal arraigado de Eva.

“A menos que se resuelvan estos conflictos, mejorar nuestra relación con la Federación será un sueño lejano”.

“…”

“Sin embargo, incluso después de eso, tendremos que lidiar con problemas acumulados como la Alianza de Hombres Bestia…”

Seol Jihu suspiró.

Sorg Kühne cerró la boca y cerró los ojos.

“La Federación. La Federación, dice…”

Repitió las mismas palabras durante mucho tiempo antes de finalmente sonreír.

“Esta es la primera vez que lo escucho”.

“¿Perdón?”

“Le haremos a Eva un montón de dinero. Protegeremos a Eva. Estas son las palabras que estoy acostumbrado a escuchar en estas evaluaciones. Esta es la primera vez que veo a un terrícola con la esperanza de venir a Eva para resolver nuestros conflictos con la Federación”.

Al ver cómo sonreía levemente, no parecía disgustado.

“Bien. Si lo que dices es cierto, entonces tengo otra pregunta que hacerte”.

Seol Jihu no se lo mostró en la cara, pero estaba pensando que Sorg Kühne era demasiado estricto.

En el momento siguiente, Sorg Kühne levantó los puños frente a Seol Jihu.

“Aquí hay dos males”.

Levantó su mano izquierda.

“Un lado es controlable y aparentemente tiene buenas funciones, pero su verdadera naturaleza es malvada”.

Luego, levantó su mano derecha.

“El otro lado también es malo. Pero este lado es un mal total e irremediable; una pandilla de chantajistas y estafadores que no prestan atención a la Federación ni a ninguna otra persona y hacen todo tipo de trabajo sucio”.

Luego juntó las manos izquierda y derecha.

“Lo importante es que estos dos males están evitando que los demás se vuelvan locos y hagan lo que quieran. En otras palabras, su existencia mutua se mantiene a raya”.

Sorg Kühne le preguntó a Seol Jihu.

“Si tuvieras que elegir entre estos dos males, ¿cuál elegirías?”

Los ojos de Seol Jihu se entrecerraron.

Parecía una pregunta completamente al azar, pero seguramente ese no era el caso, ya que provenía del administrador real de Eva. Tenía que tener algo que ver con los asuntos internos de Eva.

Después de contemplar por un momento, Seol Jihu decidió responder honestamente. Eso parecía ser lo que Sorg Kühne quería.

Una vez que organizó sus pensamientos, sonrió.

“No pensé que me harían esta pregunta”.

“¿Mm? ¿Alguien te ha hecho una pregunta similar en el pasado?

“No, pero lo he visto antes. En un juego”.

“¿Un juego?”

“Ah, no pienses en ello como una forma simple de entretenimiento solo porque sucede en un mundo virtual”.

Seol Jihu continuó.

“El personaje principal de ese juego dijo esto: el mal es el mal”.

Los ojos de Sorg Kühne se volvieron agudos.

“Menor, mayor, medio… no hace ninguna diferencia. El grado es arbitrario. La definición es borrosa. Si voy a elegir entre un mal y otro, prefiero no elegir en absoluto” (Nota: Por si las dudas, esta frase es dicha por el personaje principal del juego “The Witcher” que ahora también está de moda en Netflix)

Seol Jihu sonrió.

“Fue muy memorable. Me acabas de recordar esa frase”.

“…Déjame preguntarte solo para estar seguro”.

Sorg Kühne abrió la boca después de escuchar en silencio la respuesta de Seol Jihu.

“¿No significa que seguirás siendo un espectador ocioso?”

“No”.

Seol Jihu sacudió la cabeza.

“Significa que no dejaré que ninguna de las partes se salga con la suya. Al menos, eso es lo que significa para mí”.

Al escuchar esto, Sorg Kühne dejó escapar un leve gemido.

“Por el bien de la Federación … el mal es el mal…”

Se hundió más en el sofá y dejó escapar un largo suspiro.

Toc Toc. Golpeando la mesa con su dedo índice, se puso a pensar. Luego, miró la taza de té antes de agarrarla.

Lentamente, inclinó la taza hacia su boca.

Era como si estuviera saboreando lentamente el sabor de la respuesta de Seol Jihu.

“No dejarás que ninguna de las partes se salga con la suya…”

Solo después de unos minutos, dejó la taza de té y habló.

“Para ser honesto, la escala del asunto en cuestión es demasiado grande para que pueda comprenderla claramente”.

Su boca estaba formando una sonrisa amable como si estuviera teniendo un bonito sueño.

“Pero viniendo del hombre que mató a la infame Diligencia Inmortal, no suenan como palabras vacías”.

Fue justo como él dijo.

¿Qué pasaría si Chohong o Phi Sora hubieran dicho estas palabras?

Sorg Kühne podría haber respetado su espíritu caballeresco, pero esas palabras no lo habrían tocado tanto.

Pero Seol Jihu era diferente.

Desde actuar como cebo en el Valle de Arden hasta la guerra más reciente, los pasos que había dado al arriesgar su vida brillaban claramente.

“A decir verdad, mis sentimientos ya estaban decididos en el momento en que recibí estos documentos. Supongo que podrías llamarlo un viejo que tiene esperanzas”.

“Quiere decir…”

“Pero…”

Sorg Kühne se mordió el labio y habló con cuidado.

“Hay un pequeño problema para finalizar la evaluación como esta…”

Sintiendo una sensación de vergüenza por la voz del administrador real, Seol Jihu inclinó la cabeza. Sorg Kühne agitó la mano en señal de negación.

“No me malentiendan. El problema no es de Carpe Diem. Es el problema interno de Eva”.

Seol Jihu parpadeó aturdido.

* *

Una vez que terminó la conversación, Sorg Kühne regresó a Eva después de dejar atrás un cristal de comunicación y decirle que llamara si podía resolver el problema.

Los otros miembros de Carpe Diem se apresuraron tan pronto como terminó la evaluación, pero Seol Jihu se quedó sentado en el sofá y mantuvo su silencio.

Su mente estaba en un estado de desorden.

Sorg Kühne había descrito dos problemas.

Primero.

[Eva actualmente no tiene ninguna tierra]

[No tenemos ninguna tierra para arrendar a Carpe Diem porque una alianza preestablecida los robó a todos. ¡Y eso incluye incluso la tierra del palacio real…!]

[Hicimos todo lo posible para proteger apenas nuestro derecho a la tierra, pero resistirán ferozmente si tratamos de expulsarlos con fuerza. No puedo garantizar que la Reina esté de acuerdo tampoco.]

[¿Puedes adquirir tierras a través de tus propios esfuerzos? No estamos pidiendo un alto nivel. Mientras la tierra parezca cumplir con los requisitos mínimos, haré lo que esté en mi poder para aprobarla]

Segundo.

[Y si es posible, deberías intentar reclutar a un sacerdote].

[Carpe Diem tiene dos arqueros bien equilibrados y una increíble línea de guerreros. Su mayor debilidad es que no tiene un sacerdote]

[Por supuesto, la Hija de Luxuria está afiliada a él, pero todos saben que actualmente no puede funcionar como un Sacerdote adecuado]

[Te guste o no, los rumores de que Carpe Diem se mudará a Eva pronto darán vueltas, y no estoy seguro de cómo reaccionarán las organizaciones de Eva]

[Podrían tratar de presionar al grupo. Si eso sucediera, es muy probable que escojan fallas con el bajo personal de Carpe Diem]

[Hay un límite para afirmar un alto estándar. Si Carpe Diem puede reclutar a un solo Sacerdote habilidoso, eso lo hará más estable, y también tendré algo que decir]

Lo que dijo podría resumirse simplemente.

Encuentra tierra por tu cuenta y recluta un sacerdote si es posible.

“¿Que pasó? ¿Por qué se fue sin hablar de la tierra?”

Una vez que Kim Hannah regresó de ver a Sorg Kühne fuera, Seol Jihu la enfrentó con los dos problemas.

Después de escuchar la explicación, Kim Hannah resopló.

“Eso es apenas un problema”.

“¿De Verdad?”

“Es común que la familia real se quede sin tierras alquilables, lo que hace que los compradores potenciales compren tierras de una organización. En cuanto a reclutar un Sacerdote, mira quién está en este equipo y cuánto dinero tenemos. ¿De verdad crees que encontrar un sacerdote para un contrato a corto plazo será difícil?”

La forma en que Kim Hannah habló como si esto no fuera un gran problema la hizo aún más confiable.

“¡Hannahemon…!”

“¿Qué diablos estás diciendo?”

Seol Jihu se apresuró a abrazarla, mientras que Kim Hannah lo empujó con el pie.

“Muy bien, pongámonos a trabajar de inmediato. Voy a llamar a alguien”.

“¿Quien?”

“Necesitas encontrar tierra, ¿verdad? Luego tengo que llamar a las organizaciones en Eva, por supuesto”.

“¿Tienes conexiones allí?”

“Bueno, le di todos los números oficialmente registrados a Sinyoung, pero…”

La esquina de la boca de Kim Hannah se curvó.

“No crees que solo tengo un bolsillo extra, ¿verdad? Después de escuchar que ibas a ir a Eva, me llevé algunas cuando fui a entregar mi carta de renuncia. De todos modos, espera aquí”.

Kim Hannah entró a su habitación, y no fue sino hasta que pasaron 20 minutos que ella apareció de nuevo.

Entonces, ella habló.

“Tenemos una cita”.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente