Capítulo 16 – Una búsqueda peligrosa del tesoro (5)

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

¡¡SLAM!!

“¡Kheuck!”

Sangre goteó en el suelo; la gran estructura de Jeong Min-Woo se inclinó de forma inestable hacia un lado, antes de caer con un fuerte golpe sordo. Desde el espacio aparentemente vacío, la figura de Hyun Sahng-Min se reveló lentamente como un fantasma. Tenía una barra de acero en ambas manos.

“¡¿Qué demonios…?!” (Kahng Seok)

El totalmente aturdido Kahng Seok intentó levantarse de la silla, pero no pudo. Shin Sahng-Ah se agarró desesperadamente a la cintura de Kahng Seok con ambas manos fuertemente entrelazadas, como si el fantasma de Nongae la hubiera llegado a poseer. También, ella lo presionó con todo su peso corporal. (Nota de TL al final)

“Sung-Jin-ah!!” (Shin Sahng-Ah)

Ella gritó mientras bajaba la cabeza a toda prisa.

“Uh? ¡Oh! ¡Cierto!” (Yi Sung-Jin)

Y entonces Kahng Seok no tuvo más remedio que observar impotente cómo una silla descendía sobre su rostro desprotegido. Acompañado de un ruido de impacto nítido, su cabeza se abrió repentinamente por la izquierda.

“G, geuwaaaaaahhhh….”

Kahng Seok cayó lentamente al suelo, con su rostro atontado y paralizado mientras un gemido salía de su boca.

“….¿Quién demonios te crees que eres para pronunciar el nombre de mi hermana?” (Yi Sung-Jin)

Yi Sung-Jin gritó enojado mientras cargaba una silla.

Ahora solo, Lee Hyung-Sik miró aturdido a Hyun Sahng-Min mientras este último escupía en el suelo con disgusto.

“Hey, hombre. ¿Por qué no tomas una siesta?” (Hyun Sahng-Min)

Con un golpe de la barra de acero después, el torso superior de Lee Hyung-Sik giró como si estuviera bailando una danza tradicional, para luego derrumbarse en el suelo.

Seol sólo pudo quedarse ahí parado mirando fijamente a los tres, todavía inmóvil en medio de un intento de lanzar una bola de hechizo. Mientras continuaba parpadeando en estado de estupefacción, terminó siendo testigo de algo bastante…. extraordinario.

Mientras sus ojos se movían entre el impacto en su cabeza, Kahng Seok sacó su otro talismán de papel, casi inadvertido; en ese momento, Shin Sahng-Ah, mostrando los dientes como una furiosa leona, se abalanzó sobre la mano que sostenía el talismán.

“Euh-waaaaaack!!” (Kahng Seok)

Sus dientes destrozaron su carne; Kahng Seok lanzó su cabeza salvajemente mientras gritaba de dolor. Sin embargo, no se detuvo allí, se subió a la cima de su contorsionado cuerpo y alzó las manos hacia arriba.

“En toda mi vida, yo…. y…!” (Shin Sahng-Ah)

¡Slap!

Su amplia y abierta palma abofeteó poderosamente la cara de Kahng Seok.

“¡Nunca, nunca he visto…!” (Shin Sahng-Ah)

¡¡SLAP!!

“….un pervertido como tú que este tan obsesionado con el cuerpo desnudo de una chica antes, ¡eres un hijo de puta!” (Shin Sahng-Ah)

¡Slam!

Su tercer golpe fue un codazo apuntando al surco de la nariz de Kahng Seok. Sangre salio de su nariz.

Kahng Seok quedó tirado en el suelo como una rana muerta, comenzó a convulsionar cuando el codo lo impacto. Sin embargo, eso no fue suficiente para enfriar su ira – Shin Sahng-Ah se puso de pie mientras respiraba como un toro enojado, para luego levantar su pie tan alto como pudo.

“…No, no lo harán…” (Hyun Sahng-Min)

Viendo esto, Hyun Sahng-Min se estremeció y detuvo sus acciones para asegurarse de que Lee Hyung-Sik y Jeong Min-Woo no se levantaran de nuevo. Apretó los ojos cuando su talón golpeó con precisión las joyas de la familia de Kahng Seok.

“@%#%^%!!!!!!!” (Kahng Seok)

Tal vez le quedaba algo de energía, ya que el grito de Kahng Seok fue lo suficientemente fuerte como para abrir sus propias cuerdas vocales.

Sólo entonces, Seol notó cómo se desactivaba el hechizo de restricción. Como el dueño del hechizo perdió el conocimiento, era natural que se cancelara.

Seol pudo recuperar su concentración cuando escuchó los pasos humedecidos y pegajosos que provenían de su retaguardia.

Era el monstruo, Gaeg-gwi. Hubiera sido extraño si la criatura no hubiera aparecido después de tanto caos ya desatado en este lugar. Aunque Seol confiaba en matar al monstruo, preferiría asegurarse de que no ocurriera un accidente desafortunado.

Seol se apresuró a llevar a Yun Seo-Rah a la zona segura, para luego meter también a la aún entusiasta Shin Sahng-Ah.

“¡Señorita Shin Sahng-Ah! ¡Srta. Shin! Por favor, ¡detente!” (Seol)

“¡Suéltame! ¡Suéltame, ahora mismo! ¡¿Tienes idea de lo mucho que este bastardo….?! ¡¡YO, YO….!!!” (Shin Sahng-Ah)

“¡Es el monstruo! ¡El Gaeg-gwi ha aparecido!” (Seol)

“….Eh? ….?!?! ¡¡Mami!!!” (Shin Sahng-Ah)

Cuando Shin Sahng-Ah confirmó la aterradora apariencia exterior del monstruo que se les acercaba, su actitud se aceleró mucho y saltó a los brazos de Seol. De alguna manera, Seol la llevó de vuelta a la zona segura y sólo entonces pudo respirar de nuevo.

Se sentía como si hubieran pasado por una tormenta torrencial, todo gracias a cierta persona.

“Whew. Es la primera vez que golpeas a otra persona de esa manera.”(Hyun Sahng-Min)

La mano de Hyun Sahng-Min, mientras sacaba un cigarrillo, era inestable. Ofreció lo que sacó del paquete primero a Seol.

Seol estaba a punto de sacar los suyos, sin embargo, aceptó los suyos en silencio.

“Hey, hombre. ¿Qué vamos a hacer con esos tres fuera del aula?” (Hyun Sahng-Min)

“¿Deberíamos traerlos adentro, entonces?” (Seol)

“Si haces eso, estaremos jodidos.” (Hyun Sahng-Min)

Hyun Sahng-Min dio amargamente su opinión.

Poco después, los dos hombres miraron al pasillo por la ventana del aula. El Gaeg-gwi se había acercado antes de que alguien se diera cuenta. Estaba en medio del proceso de devorar a Jeong Min-Woo.

Crunch, crunch.

Viendo al monstruo masticar y tragar al hombre por su cabeza primero, Seol solo pudo sentir una sensación de asco y asombro.

“¿Qué ha pasado ahora?” (Seol)

“¿Mm? Oh, eso. Sí, bueno. El muchacho y yo intercambiamos señales visuales, ¿entiendes? Yo fui el que le hizo la señal a la Srta. Shin.” (Hyun Sahng-Min)

¿Realmente pasó eso? Seol se sintió bastante aturdido después de escuchar eso, ya que realmente no lo había notado. Hyun Sahng-Min se rió, parecía bastante satisfecho consigo mismo.

“¿Qué? ¿Pensaste que te habíamos traicionado?” (Hyun Sahng-Min)

“¿Cómo se hacían señas entre ustedes?” (Seol)

“Así. Sólo tenía que mostrar esto un poco, y…” (Hyun Sahng-Min)

Hyun Sahng-Min comenzó a juguetear con un trozo de papel medio desgarrado, pero “eso” sucedió en ese momento.

“K, khhhhh-euhhhh!!!” (Kahng Seok)

De repente, la puerta corrediza se abrió de golpe, Kahng Seok entró en el aula. Su brazo estaba arañando el suelo, intentando desesperadamente arrastrarse hacia dentro.

Los dos hombres no pudieron ocultar su sorpresa. Al pensar que fue capaz de recuperar la conciencia tan rápidamente después de haber sido golpeado de esa manera. Su resistencia era de hecho más alta que el promedio, de acuerdo con su Ventana de Estado, así que eso podría haber sido suficiente para explicar su resistencia.

“¿Dónde diablos crees que estás tratando de entrar?” (Shin Sahng-Ah)

Tan pronto como lo vio, Shin Sahng-Ah corrió con fuerza y le dio una patada en la cabeza a Kahng Seok como una pelota.

“K, keok!!! ¡P, por favor! Ayu, ayúdame!” (Kahng Seok)

“¡¿Ayudarte?! ¡Maldito descarado! ¡¿Ya has olvidado todo lo que hiciste?!” (Shin Sahng-Ah)

“…P, por favor!” (Kahng Seok)

“¡Piérdete! ¡¡¡Piérdete!!!!” (Shin Sahng-Ah)

Ella pisoteó la mano que estaba desesperadamente aferrada al suelo. Al final, no pudo continuar aguantando, y su cuerpo fue arrastrado por la puerta como un maremoto.

Mientras tanto, el Gaeg-gwi había terminado de devorar a los dos lacayos, por lo que cuando vio al ensangrentado Kahng Seok, se acercó y lo agarró como si fuera un delicioso postre.

“¡Oye! Tú, devora ese bastardo lentamente, ¿de acuerdo? Cómetelo pieza por pieza, ¿entendido?” (Shin Sahng-Ah)

El Gaeg-gwi parpadeó varias veces mientras escuchaba eso. Luego, procedió a masticar a Kahng Seok de los pies en adelante. Hyun Sahng-Min comenzó a estremecerse después de presenciar todo esto.

“No sabía que estaba tan loca.” (Hyun Sahng-Min)

Seol casi termina coincidiendo en voz alta con él.

“Y bueno, ahí está, esa cosa está terminando todo. Sin embargo, aún no he conseguido mi parte de satisfacción.” (Hyun Sahng-Min)

“¿No es suficiente con verlos morir así?” (Seol)

“Sí, en realidad, tienes razón. Supongo que este también es un buen final….. Pero aún así, al diablo con esto, hombre. ¿Cómo se supone que vamos a lidiar con esa cosa ahora?” (Hyun Sahng-Min)

Hyun Sahng-Min suspiró y se cubrió el rostro.

Puede que se hayan ocupado de Kahng Seok y sus lacayos, pero apareció un nuevo problema en su lugar: el monstruo Gaeg-gwi. Si esa cosa decidía asentarse frente a la puerta del área de seguridad, entonces no tendrían ninguna solución. Y era obvio que no podían permanecer en la zona segura durante decenas de miles o decenas de miles de años.

“En ese caso, será mejor que lo matemos, entonces.” (Seol)

“¿Eh?”

La voz de Seol era tranquilamente confiada.

Los gritos de Kahng Seok, se hicieron cada vez más fuertes, hasta finalmente detenerse en cierto punto. Cuando Seol abrió la ventana y miró, pudo ver un cadáver al que le faltaba toda la parte inferior debajo del pecho.

Seol entonces golpeó ligeramente los marcos de las ventanas. El Gaeg-gwi giró su cabeza como un rayo, le miró, y abrió de par en par su mandíbula mientras emitía un escalofriante y estridente grito.

A Seol le pareció bastante repugnante y desagradable ver la carne humana masticada entre los dientes del monstruo, por lo que rápidamente tiró una bolita de hechizo por su garganta del tamaño de un aro de baloncesto.

El resultado deseado ocurrió de inmediato; el Gaeg-gwi comenzó a mostrar una reacción inusual después de tragar la bolita de hechizo. Comenzó a caer al suelo mientras todas sus extremidades comenzaban a convulsionar incontrolablemente. Su gran ojo tembló tan fuerte que se pudo divisar el blanco oculto; de su amplia boca abierta, el monstruo arrojó una espesa y oscura niebla.

Supongo que una bolita no fue suficiente. (Seol)

“¿Qué pusiste ahí?” (Hyun Sahng-Min)

“Es una bola de hechizo llamada “Niebla venenosa”.” (Seol)

Seol respondió brevemente y sacó un par de bolitas de hechizo de su bolsillo, antes de hacerle una pregunta a Hyun Sahng-Min.

“Correcto. ¿Qué era esa cosa de antes?” (Seol)

“¿Qué cosa?” (Hyun Sah

“Apareciste de repente de la nada.” (Seol)

Mientras hablaba, Seol apuntó con cuidado y lanzó otra bola de hechizo. La bola de hechizo de color rojo dibujó un pequeño arco en el aire y aterrizó perfectamente dentro de la boca de Gaeg-gwi una vez más.

“Oh, ¿eso? También recibí un talismán de papel a través de mi caja aleatoria. Encubrimiento” (Hyun Sahng-Min)

“Encubrimiento, ¿no?” (Seol)

Hyun Sahng-Min asintió con la cabeza mientras prestaba mucha atención al sufrimiento del Gaeg-gwi.

“Puedo permanecer invisible por mucho tiempo, pero se cancela si ataco a alguien sólo una vez.” (Hyun Sahng-Min)

“¿No dijiste que sólo recibiste 500 Puntos de Supervivencia?” (Seol)

“¡¿Qué demonios…?! Oye, hombre, deja eso, ¿quieres? En cualquier caso, yo ayudé, ¿no? Y, necesito mantener un arma oculta…” (Hyun Sahng-Min)

¡¡Boom!!

Hyun Sahng-Min no pudo terminar su frase gracias a la repentina explosión. Hyun Sahng-Min se pregunto ¿Qué demonios fue eso? así que rápidamente miró por la ventana – sólo para quitarse las gafas de sol de la cara.

Kkkkiiiieeeeccccccckkk!!!

Ese monstruo aterrador Gaeg-gwi estaba rodando por el suelo, evidentemente con mucho dolor. Y cada vez que se escuchaban los sonidos de explosión que venían de sus entrañas, todo su cuerpo se tornaba a un tono rojizo y comenzaba a hincharse.

“¡¿Tú, tú, tú tenías cosas como ésas?!” (Hyun Sahng-Min)

“Bueno, iba a usarlo ahora mismo, pero ustedes hicieron un movimiento primero, así que… Oh, se está escapando.” (Seol)

El Gaeg-gwi estaba haciendo todo lo que podía para alejarse, pero Seol simplemente tiró otra bola de hechizo, que aterrizó con precisión en la espalda del monstruo huyendo. Una explosión de luz se produjo a continuación, y docenas de cosas parecidas a telarañas salieron disparadas, atando fuertemente el Gaeg-gwi al lugar.

“……………..” (Hyun Sahng-Min)

Fue aproximadamente en este punto donde Hyun Sahng-Min decidió callarse y simplemente observar el desarrollo de los acontecimientos. Todo el entusiasmo que sentía ya había desaparecido de su sistema, y no sólo eso, estaba demasiado cansado para seguir sintiéndose conmocionado.

“Esto debería acabar con esto.” (Seol)

La última bola de hechizo que cayó sobre el monstruo se transformó en un líquido claro el cual llovió sobre el monstruo que no podía ir a ninguna parte.

“¡¿Qué pasó?!” (Shin Sahng-Ah)

Preguntó Shin Sahng-Ah después de acercarse tardíamente a ellos.

“Lo maté.” (Seol)

Seol habló mientras señalaba el pasillo.

Resultó que la bola de hechizo más poderosa de las cuatro era la del ácido clorhídrico. Incluso derritió ese monstruo aterrador en la nada en un abrir y cerrar de ojos.

Dentro del pasillo, una masa de carne podrida que una vez fue el Gaeg-gwi se podía observar tirada en el suelo.

“Oh, wow…. Realmente….” (Shin Sahng-Ah)

Seol se fue explicando a medida que los demás mostraban reacciones incrédulas.

“El Guía tenía razón. Si hubiéramos sacado un par de bolas de hechizo, habríamos podido divertirnos en esta misión. Bueno, tuve suerte con la combinación correcta de hechizos.” (Seol)

“¿Bolas de hechizo? ¿Combinación?” (Shin Sahng-Ah)

“Sí. Extendí en su cuerpo la “Niebla venenosa”, que sirvió para fortalecer las explosiones causadas por el hechizo “Encender”. Até el Gaeg-gwi que escapaba con el hechizo ‘Telaraña’, y luego lo bañé con ‘ácido clorhídrico”. (Seol)

“Oh, mi….” (Shin Sahng-Ah)

La boca de Shin Sahng-Ah se abrió de par en par, e inmediatamente levantó su mano para cubrirla.

“….¿No es eso un poco….demasiado cruel….” (Shin Sahng-Ah)

Seol y Hyun Sahng-Min sólo podían mirarla atónitos, incluso Yi Sung-Jin también mientras estaba sentado allí con la espalda contra la pared.

**********************************************************

El amanecer fue misericordiosamente tranquilo.

Dentro de la zona segura, donde sólo quedaban ocho personas, dos hombres estaban ocupados charlando el uno con el otro de una manera relajada.

Después de que el caos se hubiera calmado, Shin Sahng-Ah recuperó su dirección y rápidamente trató las heridas de Yun Seo-Rah. Afortunadamente, su vida se salvó, pero Shin Sahng-Ah no tenía confianza en el brazo – dijo que ya no había nada que pudiera hacer. Además, el tratamiento en sí se había retrasado, lo que no ayudó.

Los cuatro discutieron y decidieron quedarse hasta el mediodía. Estaban pensando en esperar a que Yun Seo-Rah recobrara la conciencia, pero también, el problema principal era que todos ellos estaban demasiado cansados para seguir adelante.

Mientras miraban al trío Yi Sung-Jin, Yun Seo-Rah y Shin Sahng-Ah roncando suavemente, Seol hizo una pregunta en voz baja.

“No veo a ese hombre de mediana edad.” (Seol)

“¿Mm? ¿Quién?” (Hyun Sahng-Min)

“Ya sabes, ese tipo con gafas.” (Seol)

“Oh, el tipo que renunció a su familia…. Cough. Por qué? ¿Quieres ir a buscarlo también?” (Hyun Sahng-Min)

Seol no respondió, simplemente bebió una botella de bebida energética.

Un corto período de incómodo silencio fluyó entre ellos, antes de que Hyun Sahng-Min sacara un cigarrillo del paquete.

“Oye, hombre…. ¿Puedo preguntarte algo?” (Hyun Sahng-Min)

“¿Mm?” (Seol)

“En aquel entonces, cuando mirabas a Kahng Seok…. Ibas a usar esas bolas de hechizo, ¿no?” (Hyun Sahng-Min)

Por primera vez en mucho tiempo, una delgada sonrisa se formó en el rostro sereno de Seol.

“Planeabas usar uno, pero no lo hiciste, ¿verdad?” (Hyun Sahng-Min)

Cuando Hyun Sahng-Min volvió a preguntar para asegurarse, Seol simplemente asintió con la cabeza.

“¿Por qué hiciste eso? Bueno, el resultado fue bueno, así que está eso, pero aún así.” (Hyun Sahng-Min)

“Ya lo dijiste antes. Los seres humanos sólo revelan sus verdaderos colores cuando son empujados a un rincón…… Sólo quería confirmarlo con mis propios ojos.” (Seol)

Esta vez, Hyun Sahng-Min se quedó sin habla.

Otro estallido de silencio descendió sobre ellos. Pero, poco después…

“Mierda, hombre. Entonces, ¿pasamos o qué?” (Hyun Sahng-Min)

Los dos hombres se rieron al mismo tiempo.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente