Capítulo 14 – Una búsqueda peligrosa del tesoro (3)

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

 

En el quinto piso.

Al final de un pasillo con varias aulas, había un laboratorio. Ni un solo rayo de luz podía escapar de la puerta frontal del laboratorio, que estaba firmemente cerrada – sólo los suaves ruidos crujientes lograban filtrarse de forma intermitente.

Un cierto adolescente estaba hurgando en el interior del laboratorio. Quitó los juegos de química y otros aparatos de vidrio sobre las mesas y extrajo todos los libros guardados en las estanterías. Estaba buscando desesperadamente algo.

Pero, a medida que pasaba el tiempo, los signos de ansiedad se deslizaban de forma lenta pero constante por cada pequeña acción que realizaba.

*SFX apertura de una puerta corrediza*

De repente, se oyó un ruido.

Sin embargo, el adolescente, Yi Sung-Jin, no pudo escucharlo debido al hecho de que estaba volteando una mesa al revés en ese mismo momento. Observó intensamente y miró a través de todos los aparatos de laboratorio caídos y destrozados. Continuó su camino, sin siquiera frenar brevemente para manifestar su decepción. Él siguió murmurando, Monedas, tengo que encontrar más monedas.

Deliberadamente no prendió la luz. Pensó que sería más fácil ver esas monedas amarillas claras si los alrededores fueran más oscuros.

Tak…… Tak……

Una vez más, hubo ruidos extraños. Eran lo suficientemente silenciosos y bajos como para no prestar demasiada atención.

Yi Sung-Jin no prestó atención. Su mente estaba repleta de pensamientos para revivir a su hermana muerta, Yi Surl-Ah. El guía definitivamente lo dijo – él sería capaz de devolverle la vida a su hermana si lograba acumular muchas monedas.

“Noona….” (TL: noona = hermana mayor)

El shock mental que recibió después de presenciar la muerte de Yi Surl-Ah fue realmente enorme. Aunque la parte inferior de la cintura seguía siendo relativamente bella, la parte superior del torso estaba hecha jirones y no quedaba mucho de ella. Sólo pensando en su hermana asesinada injustamente, su cuerpo pareció sacudirse de cualquier indicio de fatiga creciente una vez más y recobró su vigor.

Se decía que el cielo ayudaría a los que se ayudaban a sí mismos; pronto descubrió un objeto que brillaba suavemente dentro de un fregadero. Los ojos de Yi Sung-Jin se abrieron de par en par y, reflexivamente, extendió la mano.

Desafortunadamente…. tenía demasiada prisa.

“¡Ah!”

La moneda que tanto le costó encontrar, se le escapó de las manos y cayó al suelo. Se deslizó bajo el escritorio. El chico inmediatamente saltó y extendió la mano con todas sus fuerzas, finalmente atrapó la caprichosa moneda antes de que desapareciera para siempre. Sólo entonces recuperó el aliento.

Fuera de las ventanas del laboratorio, el ambiente se había tornado oscuro. Sólo la fría e indiferente luz de la luna se filtraba a través del cristal e iluminaba levemente el interior.

“Whew…..”

Era sólo una moneda, pero esto era una prueba clara de que su esfuerzo no fue en vano.

La hora ya había pasado la medianoche, pero aún le quedaba un largo camino por recorrer. No tenía tiempo para preocuparse por los muertos y esas cosas. No, tenía que encontrar más monedas. Mucho más. Yi Sung-Jin apretó con fuerza la solitaria moneda de su mano y apretó los dientes.

¡Tak….! ¡Tak….!

Yi Sung-Jin estaba a punto de levantarse del suelo, pero se quedó inmóvil al escuchar el ruido. El ruido pareció rozar sus sentidos, y quizás le llamó provocadoramente. Sus brazos se pusieron tensos y apretados. Sus manos que presionaban el suelo sintieron un escalofrío mortal y se le puso la piel de gallina.

En un instante, cincuenta mil pensamientos diferentes pasaron por su cerebro. El adolescente de dieciséis años y un poco más, levantó lentamente la cabeza. Cuando su vista se elevó un poco desde el suelo de color ceniciento, se olvidó de respirar.

Justo debajo del escritorio, pudo ver un par de pies pequeños, y sobre ellos, piernas largas y bien formadas. Piernas, que temblaban y titubeaban como si pudieran flaquear en cualquier momento.

Yi Sung-Jin estaba a punto de gritar, pero sus ojos se abrieron más de par en par, antes de que su boca pudiese filtrar un sonido. Y aunque sólo veía la mitad inferior, de alguna manera le resultaba familiar. Al reconocer la falda azul con sangre seca, los ojos del niño se abrieron aún más.

“N, noona?!”

Las piernas temblorosas se detuvieron. Y lentamente giraron como si estuvieran buscando a alguien.

“Wwwwhhhheeeerrrreee…..”

La voz sonó horrible y Yi Sung-Jin se sintió inmediatamente asustado por ella, pero para él, eso no era importante. Se puso de pie y…

“¿Noona? ¡¿Eres tú, noona?! ¡Estoy aquí! N….”

…no pudo terminar lo que quería decir.

La figura de espaldas a él, que se giraba lentamente, era bastante parecida a la de Yi Surl-Ah. Por ejemplo, esos largos cabellos que se deslizan, y, y…..

“N, noona….?”

Algo estaba mal. Muy mal. No pudo ponerle el dedo encima. Sin embargo, esa figura se parecía tanto a su hermana mayor…..

Los instintos de Yi Sung-Jin se vieron superados por un terror difícil de explicar.

“Ssssuuuuunnngggg–Jjjjjjiiiinnnn-aaahhh…… Hhhhhuuuuu…..”

Plop.

De repente, la piel del cuello se movió y se estiró como un saco vacío. Sólo entonces el niño entendió la razón de la sensación de desarmonía – la proporción de las partes de su cuerpo no coincidía del todo.

“N, noona…”

Quería preguntar. Quería preguntarle desesperadamente por qué su cuerpo se veía así. Quería preguntarle desesperadamente si realmente era su hermana. Sin embargo, su voz se negó a salir.

“Hhhhhhuuuuuuyyyyyyeee….”

Como si esa cosa quisiera decirle algo, la ronca y áspera voz continuó filtrándose. Ella se había dado la vuelta completamente y estaba frente a él, pero cuando Yi Sung-Jin vio las cavidades oculares vacías, sus profundas respiraciones salieron a borbotones de sus pulmones.

“Euh-hark!!!!”

¿Juntar muchos trapeadores desgastados igualaría a esa cosa? Dentro de los muchos orificios encontrados en su piel, cúmulos secos de sangre y trozos de carne podrida fueron aparentemente introducidos juntos.

La carne triturada y desgarrada parecía haberse endurecido después de que los pedazos fueron forzados a unirse en su destino supuestamente correcto; la piel desgarrada parecía como si estuviera de nuevo cosida y se cubriera con una envoltura sobre todo lo que había debajo de ella. Era realmente un infierno, una pesadilla.

El ensamblaje de las partes desgarradas de las extremidades y de la carne una por una probablemente produciría un resultado más atractivo y agradable que ese.

“Euh, uwaaaaaaahhhh!!!”

Yi Sung-Jin inconscientemente tropezó hacia atrás, hasta que se le enredaron sus talones y cayó sobre su trasero. Sus piernas patearon locamente el aire mientras intentaba ampliar la brecha entre él y esa cosa.

Fue entonces cuando las piernas de aspecto relativamente normal dejaron de acercarse a él. Su mandíbula desalineada que parecía que podía caerse en cualquier momento comenzó a temblar hacia arriba y hacia abajo.

“E,EEEEEESSSSSSSSCCCCUUUUCCCCCHHHHHHAAAA …..#$%@….. CCCCCCCCOOOOORRRRRRRRREEEEEEEEE…..”

La mente de Yi Sung-Jin cayó aún más en desorden. Pensó que a esta altura ya estaría muerto, pero ¿por qué dejó de avanzar esa criatura? Y, ¿qué estaba tratando de decirle?

Fue allí donde un pensamiento loco apareció en su cabeza. Reunió todo el poco coraje que pudo.

“….er, ¿eres tú, noona?”

“……..”

“¿Noona? ¿En serio? ¡¿Eres tú, noona?!”

“….CCCCoooooorrrrrrrrreeeeeee…… raaaaappppiiiiidddddoooo….”

“…. ¿rápido? ¿Corre?”

Mientras mantenía su mirada firmemente fija en la criatura, Yi Sung-Jin lentamente se levantó.

“Gggooo….. sssssaaaaaallllll….. eeeennnnnccccuuuuueeeennnnntttttrrrrreeeeee….”

“¿Salir? Encontrar? ¿Te refieres a monedas? ¿Estás hablando de monedas? No te preocupes. Yo, yo no me he dado por vencido, ¡y todavía las estoy buscando! Definitivamente te traeré de vuelta…”

La cosa agitó la cabeza con cierta dificultad. Era como si dijera que no es por eso.

“PPPPEEEEQQQQQUUUU….. vvviiieeeennne….. aaahhhooorrraaa…”

Levantó débilmente un brazo de alguna manera y señaló hacia la puerta.

“Vvvviiiiieeeennneee…… eeeellllooossss eeessstttaann…..”

Aunque era difícil entender lo que estaba diciendo, el niño aún pudo darse cuenta de algo. Ella decía que necesitaba salir de allí antes de que apareciera algo más.

“¡¡Noona!! Eres tú, ¿verdad?”

“……”

“¡Definitivamente te devolveré a la vida! Por eso es que…”

“Sssuuuunnnggg–Jjjiiinnn-aaahhhh….”

La voz llorosa de Yi Sung-Jin hizo que los hombros de la cosa temblaran también. De sus cuencas de ojos vacíos, un líquido de color sangre salió lentamente.

“ddddeeeeebbbbbeeeessss….vvvviiiiiiivvvvvviiiiirrrrr…. oookkkaaayyy….”

Fue entonces.

Uwwwaaaaaahhhhhccckk!!!!

Un grito estremecedor proveniente de algún lugar fuera del laboratorio sacudió con fuerza el pasillo.

*************************************

“¡¿Mami?!” (Shin Sahng-Ah)

Shin Sahng-Ah saltó de miedo. Seol y Hyun Sahng-Min también se miraron sin decir palabra.

“….Hey hombre, ¿has oído eso?” (Hyun Sahng-Min)

Seol asintió con la cabeza.

“¡Maldita sea! ¿Por qué demonios no pueden volver después de encontrar lo necesario?” (Hyun Sahng-Min)

“¿De dónde salió eso?” (Seol)

“No sé. Podría ser del quinto piso…” (Hyun Sahng-Min)

Hyun Sahng-Min se quitó la gorra y se rascó la cabeza.

Seol cuidadosamente abrió la puerta. El oscuro pasillo parecía bastante inquietante.

Aunque había salido de la aula, Seol no tenía ni idea de lo que debía hacer ahora, ya que las cosas estaban sucediendo aparentemente de la nada. Al final, eligió confiar en sus Nueve Ojos una vez más.

Todo el pasillo del cuarto piso estaba bañado en un tono verde. Al ver esto, la intuición de Seol le dijo que el grito procedía del quinto piso.

Los tres subieron rápidamente las escaleras. Pero, tan pronto como llegaron al quinto piso, estuvieron a punto de chocar contra un adolescente que corría por el pasillo. Era Yi Sung-Jin, y al ver que era Seol, los ojos del chico se abrieron de par en par.

“¿Señor Yi Sung-Jin? ¿Qué está pasando?” (Seol)

“H, hyung!!” (Yi Sung-Jin)

Yi Sung-Jin repentinamente agarró con fuerza a Seol.

“¡Yo, yo la vi! Acabo de ver a noona!!” (Yi Sung-Jin)

“¿Tu noona?” (Seol)

Pero, ¿cómo puede ser eso? Yi Surl-Ah ya estaba muerto. Después de todo, fue la primera en perder la vida en el salón de reuniones. Seol evaluó cuidadosamente al niño, pero no parecía estar sufriendo de alguna clase de tensión mental.

Viendo la expresión de Seol, Yi Sung-Jin agitó rápidamente la cabeza.

“¡No, no! ¡Espera! ¡Definitivamente es ella! Su pelo, su vestido, todo….” (Yi SUng-Jin)

Yi Sung-Jin sonaba frenético y confuso, pero sus palabras hicieron que Seol pensase durante un minuto. Entonces, un pensamiento de “¿Podría ser?” pasó por su cerebro.

“¿Era realmente la Srta. Yi Surl-Ah?” (Seol)

“¡¡Si!! Su…. apariencia, era un poco rara, pero, pero, ella me dijo que saliera rápidamente de allí, y….” (Yi Sung-Jin)

Tú, hijo de un…..

Seol de alguna manera se las arregló para digerir la creciente ola de palabras de maldición.

Los llamados difuntos son en realidad las personas que murieron más temprano en el día, ¿no es así? (Seol)

Si lo que dijo Yi Sung-Jin era correcto, entonces esa podría ser la única explicación.

[La cerradura de la entrada del sexto piso ha sido desactivada.] [La puerta se activará en 30 minutos.] [Las barreras metálicas del segundo piso han sido desactivadas.]

Fue entonces cuando las alarmas comenzaron a sonar fuerte desde sus teléfonos inteligentes.

“Q, ¿qué demonios?” (Hyun Sahng-Min)

Hyun Sahng-Min gritó conmocionado al ver esos mensajes bastante inesperados.

“¡¡Qué demonios!!! ¿Qué hijo de puta demente hizo esto?” (Hyun Sahng-Min)

“¿Qué, qué pasó?” (Shin Sahng-Ah)

Shin Sahng-Ah le preguntó a Seol, pero obviamente, él tampoco tenía ni idea. Solo es eso, su instinto le decía que este no era el final – que había más problemas por venir.

‘No. Todo saldrá bien.’ (Seol)

La situación de repente se había vuelto un poco caótica, pero Seol controló silenciosamente sus emociones para calmarlos. Correr como pollo sin cabeza sólo intensificaría el nivel de confusión. Además, ¿no hizo ya los preparativos para eventos como ése?

Por ahora, decidió dejar de lado las preguntas sin respuesta; había algo que necesitaba confirmar primero, aunque pensó que sus sospechas podrían no ser correctas.

“¿Fuiste tú el que gritó hace un momento, señor Yi Sung-Jin?” (Seol)

“¿Eh? N, no. Yo no. Correcto, también vine aquí después de escuchar eso….” (Yi Sung-Jin)

“Pensé que era la voz de una mujer…” (Shin Sahng-Ah)

Shin Sahng-Ah habló ansiosamente.

“En cualquier caso, no es este chico, así que, ¿qué vamos a hacer ahora?” (Hyun Sahng-Min)

Hyun Sahng-Min apretó los dientes.

“Si vamos a buscar, entonces deberíamos separarnos. O, regresemos ahora mismo.” (Hyun Sahng-Min)

Seol había encontrado a una de las dos personas en su mente, así que volver a la zona segura ahora – a la clase 3-1 – no parecía una mala idea.

“¿Qué tal si nos dividimos en dos grupos de dos y tres? Quiero decir, las cosas podrían ponerse peligrosas.” (Yi Sung-Jin)

Seol iba a sugerir volver, pero entonces, Yi Sung-Jin tomó la iniciativa primero y expresó su opinión. Seol miró al chico con expresión de sorpresa, e hizo que Yi Sung-Jin se volviese algo tímido.

“Ohh, yo, uh… también quiero ayudarte.” (Yi Sung-Jin)

“Es pasada la medianoche, así que las cosas se pondrán peligrosas. También el acceso al sexto piso ha sido permitido. Volver a la zona segura podría no ser tan mala idea.” (Seol)

“No. Es sólo que, creo que mi noona quería que encontrara algo….” (Yi Sung-Jin)

Si bien lo dijo, la voz de Yi Sung-Jin indicaba que él mismo no estaba del todo convencido de ello.

‘¿Encontrar algo?’ (Seol)

La mirada de Seol se agudizó. Los alrededores se tiñeron de verde. Sin embargo, el color de un punto se disipó casi inmediatamente. La mancha sin color se encontraba en los inodoros de la chicas.

La luz estaba apagada dentro del baño; Seol confirmó una mancha de sangre en el piso justo enfrente de la puerta. Lentamente la empujó para abrirla. Como si sus sentidos ya estuvieran familiarizados con él, su nariz reaccionó ante el leve olor a sangre en el aire.

Al encender la luz, el grupo pudo ver el interior del baño con bastante claridad.

“¿Yun Seo-Rah?”

La figura que colapsó en el suelo del baño no era otra que Yun Seo-Rah. Su cuerpo acurrucado y arrugado temblaba y convulsionaba incontrolablemente.

Seol se acercó a ella un poco y finalmente frunció el ceño por lo que vio. Incluso Hyun Sahng-Min emitió un grito sofocado.

“Qué demonios…. ¿Qué le pasó a su brazo…?” (Hyun Sahng-Min)

Fue justo como él dijo – el antebrazo derecho de Yun Seo-Rah estaba completamente destrozado. Como si alguien hubiera apuñalado un cuchillo y luego se hubiera ido por el camino de regreso, la carne de su brazo quedó totalmente destrozada y desgarrada. La hemorragia también era de gran magnitud, e incluso sus huesos eran visibles a simple vista.

“¿Señorita Yun Seo-Rah? Señorita Yun Seo-Rah!!” (Seol)

Seol gritó su nombre, pero no respondió, simplemente siguio convulsionando una y otra vez.

“¡Por favor, hazte a un lado!” (Shin Sahng-Ah)

Shin Sahng-Ah se arrodilló apresuradamente y se quitó la camisa. Ella rasgó su camiseta, luego procedió a envolver la tela alrededor del hombro de Yun Seo-Rah debajo de su brazo, y luego la apretó firmemente. Sus movimientos estaban bien practicados y eran rápidos, como si hubiera realizado acciones como esas innumerables veces antes. A continuación, empujó los párpados de Yun Seo-Rah y revisó los ojos. Un profundo fruncimiento de ceño aparecio sobre su frente.

“Está pasando por un shock. Morirá pronto si la dejamos así.” (Shin Sahng-Ah)

“¡¿Ell, ella morirá?!

“¡Sí! ¡Tenemos que hacer algo! ¡Cualquier cosa!” (Shin Sahng-Ah)

Shin Sahng-Ah gritó mientras abría y cerraba repetidamente la mano de Yun Seo-Rah. Sin embargo, Hyun Sahng-Min estaba relativamente tranquilo mientras hablaba.

“Ya que has hecho la búsqueda del tesoro, ya deberías saberlo, no hay enfermería ni en el cuarto ni en el quinto piso.” (Hyun Sahng-Min)

“La maquina de objetos.” (Seol)

Seol habló y la atención de los tres se fijó rápidamente en él. Ahora que lo pensaban,’suministros médicos’ era uno de los artículos en la lista de la máquina de sorteo.

“¿Qué necesitamos sacar de ahí?” (Seol)

Sólo después de hacer esta pregunta, Seol se dio cuenta de que era una equivocación. Desde el principio, nadie sabía lo que saldría de la máquina.

“Iré y traeré lo que sea que salga.” (Seol)

Seol se levantó mientras se ponía el bolso sobre su hombro.

“¿Qué? ¿Vas a ir solo?” (Hyun Sahn-Min)

“¿Qué pasa?” (Seol)

“Vamos a hacerlo de esa manera. ¿Qué te parece esto? Este chico y la señorita llevarán a Yun Seo-Rah a la zona segura. Mientras tanto, haz girar esa máquina de sorteo, y si creemos que tenemos el objeto correcto, lo llevaré de vuelta a la zona segura. Actuaré como intermediario si es necesario.” (Hyun Sahng-Min)

Seol consideró muy lógica esa sugerencia, así que, aunque sabía que el tiempo era esencial, asintió con la cabeza en agradecimiento. También se sorprendió internamente – ahora que las barricadas metálicas del segundo piso habían desaparecido, el monstruo de Gaeg-gwi aparecería tarde o temprano. Hyun Sahng-Min estaba manteniendo su promesa.

“¡Apurémonos!” (Hyun Sahng-Min)

Hyun Sahng-Min empujó la espalda de Seol.

Confiando Yun Seo-Rah a los dos restantes, Seol y Hyun Sahng-Min se dirigieron directamente a la biblioteca. Afortunadamente, no se encontraron con los difuntos ni con otras personas.

Desgraciadamente, los suministros médicos no quisieron aparecer. Consiguieron obtener mucha comida y artículos de primera necesidad. Incluso terminaron recibiendo también la “nota del Guía”. Tiempo después, todo lo que pudieron obtener gracias su esfuerzo fue un par de rollos de gasa, un frasco de antiséptico, y algunos ungüentos, etc., etc.

“Déjame llevar esto por ahora. ¿Qué hay de ti?” (Hyun Sahng-Min)

“Adelante.” (Seol)

“De acuerdo. Pero no te esfuerces. Ah, cierto. Tan pronto como entregue esto, volveré aquí de inmediato. Si no aparezco en dos minutos, significa que me ha pasado algo malo.” (Hyun Sahng-Min)

“No te preocupes, te rescataré.” (Seol)

“¡Ja! Bueno, gracias por el gesto, pero no voy a actuar aquí. Estoy hablando en serio.” (Hyun Sahng-Min)

Hyun Sahng-Min estaba en verdad muy serio, por lo que salió de la biblioteca como un rayo.

Seol se concentró en la maquina de sorteo. Estaba muy confiado en que sería capaz de matar a ese monstruo de Gaeg-gwi si apareciera. En ese momento, lo único que quería era comprar suministros médicos si eso significaba que podía ayudar un poco más.

Si Yun Seo-Rah muriera, entonces ese sería el final del camino.

Reflexionando de esa manera, siguió moviendo las manos sin descanso, hasta que sus movimientos se detuvieron repentinamente.

‘….¿Por qué estoy haciendo esto?’ (Seol)

Ella era una completa extraña para él. Entonces, ¿qué importaba si moría o no? Claro, sería una pena que ella muriera, ¿pero había alguna razón para que él llegara tan lejos? Incluso estaba desperdiciando sus duramente ganadas monedas.

No podía entenderlo. Pensó que sería bueno que activara la Visión Futura ahora mismo. Seol dudó, pero volvió a girar la máquina de sorteo.

Y así, finalmente consiguió algunos rollos de vendas de compresión, un hemostato, así como recipientes de morfina. Sin embargo, entonces…

Seol se dio cuenta de que algo estaba mal. Pensó que ya había pasado los dos minutos, pero Hyun Sahng-Min no había regresado.

“……”

Seol sintió una cierta sensación de ansiedad – después de todo, pensó que Hyun Sahng-Min estaba bromeando, por lo que no prestó tanta atención en ese entonces.

Ahora que tenía más o menos lo que necesitaba, Seol lo puso todo en la bolsa y se fue de la biblioteca.

Cuando bajó la escalera y llegó al cuarto piso, se encontró con un espectáculo bastante inesperado.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente