Capítulo 11 – Reescribiendo la historia

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

“¡¿Estás loco?! ¡Abre la barricada ahora mismo!” (Shin Sahng-Ah)

“¿Por qué debería? Esta es mi entrada. Yo decido cuándo abrirla o cerrarla.” (Kahng Seok)

“¿Por qué actúas así? ¿Tienes idea de lo que tuvimos que pasar para llegar aquí?” (Shin Sahng-Ah)

“Aigoo~. Así que, tuviste que pasar por mucho, ¿eh? Pero, ¿qué debemos hacer? Soy un egocéntrico y un pequeño hijo de perra, según una mujer.” (Kahng Seok)

Shin Sahng-Ah rechinó los dientes mientras escuchaba los sarcásticos comentarios de Kahng Seok. Ella podía más o menos decir por qué ese imbécil estaba actuando de esa manera, después de todo – él todavía le guardaba rencor por ese comentario insultante que le dijo en el salón de reuniones.

Ella reprimió su ira y se dirigió a él con una voz honesta.

“Me disculpo. Me disculpo por insultarte cuando estábamos en el salón de reuniones, así que por favor, abre esta barricada. No sólo estoy yo aquí. Esta gente tampoco te ha hecho nada a ti. Sabes, no deberías tratar la vida de la gente como una broma.” (Shin Sahng-Ah)

“Ohh….. ¿No eres un poco diferente del salón de reuniones, donde estabas tan llena de ira y todo eso? ¿Estás siendo muy seria y honesta ahora mismo?” (Kahng Seok)

“….Sí.” (Shin Sahng-Ah)

“Ahora que lo mencionas, supongo que no tengo otra opción en este mismo momento. Bien. Demuéstramelo.” (Kahng Seok)

“¿Demostrarlo?” (Shin Sahng-Ah)

“Los otros cuatro que vienen contigo, los dejaré entrar. Tú, apártate.” (Kahng Seok)

La mandíbula de Shin Sahng-Ah cayó al suelo. Su expresión gritaba: ¿Qué clase de imbécil actuaría de esta manera? Una lástima para ella, la expresión de Kahng Seok mostraba lo relajado que estaba.

“Tú…… Tú….” (Shin Sahng-Ah)

“¿Qué vas a hacer? Ese monstruo podría aparecer pronto, ya sabes.”(Kahng Seok)

Shin Sahng-Ah no esperaba que Kahng Seok se comportara así, por lo que su cara se tornó considerablemente más roja. Sin embargo, con la excepción de Yi Sung-Jin, los otros tres la miraron con ojos suplicantes. Sus miradas estaban llenas de cierta presión. Apretó los dientes y dio tres o cuatro pasos hacia atrás.

“Ohh, wow. En serio, ¿no eres una gran samaritana? ¡Una gran samaritana, he dicho!” (Kahng Seok)

Kahng Seok exclamó en voz alta, y apretó el botón de desbloqueo. Tan pronto como la barricada fue bajada, los tres entraron corriendo. Yi Sung-Jin miró aturdido a Shin Sahng-Ah durante un rato, antes de cruzar tardíamente la barrera. Sólo entonces el trío comenzó a gritarle, gritaron su nombre de una manera indefensa; pero la barricada se cerró de nuevo.

Sin embargo, Yi Sung-Jin extendió la mano rápidamente hacia el botón para presionarlo. Había estado observando la mano de Kahng Seok muy atentamente.

Pero… por supuesto, no pasó nada. Al ver esto, Kahng Seok se rió a carcajadas.

“Qué maldita pérdida de tiempo. ¿No te lo dije? Sólo yo puedo abrir la barricada.” (Kahng Seok)

Sin palabras, Yi Sung-Jin se abalanzó sobre Kahng Seok. Sin embargo, ni siquiera se le podía llamar un combate desde el principio. El adolescente fue fácilmente sometido por Lee Hyung-Sik y Jeong Min-Woo, por lo que solo pudo mirar a Kahng Seok con una furia que apenas si podía contener.

“Mira a este idiota bastardo. ¿Tienes ganas de morir hoy? Qué, ¿te dijo esa idiota, que ella se convertirá en tu nueva hermana o algo así?” (Kahng Seok)

“La barricada…. ¡¡¡Ábrela!!!!” (Yi Sung-Jin)

“Eso lo decido yo, y cumplí con mi parte del trato.” (Kahng Seok)

“………..”

“Trabajaste duro, ¿no? Bueno, deberías buscar otro camino o algo así. No me importa, así que haz lo que quieras. Que tengas un buen día.” (Kahng Seok)

Shin Sahng-Ah no se atrevió a irse así como así. Ella escaneó el interior de la sala de espera, esperando que alguien la salvara, pero eso resultó ser una pérdida de tiempo. La gente que había dentro estaba simplemente observando, o bien no mostraba ningún interés.

Al final, se dio la vuelta, totalmente indefensa.

“¿Debería dejarte entrar?” (Kahng Seok)

Los pasos de Shin Sahng-Ah se detuvieron. Ella giró abruptamente su rostro y le dio a Kahng Seok una mirada asesina.

“¿Realmente disfrutas jugando con la gente?” (Shin Sahng-Ah)

“Sí. ¿Cuándo me divertiría así si no fuera hoy?” (Kahng Seok)

Kahng Seok contestó con indiferencia y la llamó para que se acercara.

“No seas difícil ¿Por qué no te acercas? Me viste dejar entrar a la gente ahora mismo, ¿verdad? Soy el tipo de hombre que cumple sus promesas.” (Kahng Seok)

Escuchando su oración acerca de cumplir sus promesas, Shin Sahng-Ah fue atrapada por un intenso ataque de dudas e incertidumbre. Tuvo que pasar por mucho para llegar a ese lugar, así que encontrar otro camino era sólo…..

Y, aunque hubiera otro camino, ella tenía que buscarlo sola. En ese caso, pensó que sería mejor ser mordida por un perro rabioso que por el monstruo. Ella se decidió y se dio la vuelta para enfrentarlo.

“….¿Y qué quieres que haga para que me dejes pasar?” (Shin Sahng-Ah)

“No estoy pidiendo mucho. Por las cosas que dijiste en el salón de reuniones, discúlpate por completo.” (Kahng Seok)

“Pero…. ya me he disculpado, ¿no?” (Shin Sahng-Ah)

“No, no, no, no. Cualquiera pudo ver que no lo decías en serio. Además, no soy de los que creen en las disculpas que salen de la boca de una persona.” (Kahng Seok)

“¿Y? ¿Qué quieres que haga en su lugar?” (Shin Sahng-Ah)

Shin Sahng-Ah alzó la voz cuando Kahng Seok se mantuvo siendo sarcástico hasta el final. Se frotó la barbilla, pero su mirada hacia ella adquirió un matiz más bien siniestro y sexual. Shin Sahng-Ah puede no poseer el mismo tipo de atractivo “refrescante” como el de Yi Surl-Ah; pero su piel era pálida y lisa, además de que su pecho también era muy voluminoso. Por lo tanto, una sonrisa malvada se formó en los labios de Kahng Seok.

“Por ahora, quítatela.” (Kahng Seok)

“….¿Qué?” (Shin Sahng-Ah)

Shin Sahng-Ah no pudo evitar cuestionar su propia capacidad auditiva, justo en ese momento.

“Quítate la ropa. Ahh, soy un buen tipo, así que te dejaré quedarte con tus bragas. ¿Genial?” (Kahng Seok)

Al escuchar el tono de voz ‘benévolo’ de Kahng Seok, Shin Sahng-Ah incluso olvidó cerrar su boca abierta de par en par.

“Estoy pensando que, si empiezas a bailar desnuda, podrías calmar mi mente agitada o algo así…. ¿Qué tal si tú haces los ajustes por mí?” (Kahng Seok)

“Tú…. Estás loco…. hijo de puta!!!” (Shin Sahng-Ah)

“¿No quieres hacerlo? Bien. Vete a la mierda, entonces.” (Kahng Seok)

Kahng Seok se encogió de hombros.

Shin Sahng-Ah mordió su labio inferior hasta el punto de ver claramente la marca de los dientes en su carne, mientras murmuraba interiormente las siguientes palabras: ‘¡¡Estás loco, Bastardo!’

Entonces, su cuerpo se sacudió por la sensación de humillación que se precipitó como un maremoto. Lágrimas brotaron de sus ojos, listos para caer en cualquier momento.

Desafortunadamente para ella, el momento en que su grupo se topó con el monstruo tuvo un gran efecto en su mente. ¿Y si ahora bajara y terminara encontrándose con el monstruo otra vez….?

“¿Qué estás esperando? Dije que si no quieres hacerlo, entonces aléjate de ahí.” (Kahng Seok)

“….lo haré.” (Shin Sahng-Ah)

“Si vas a hacerlo, entonces date prisa. Te daré diez segundos para que te quites los pantalones. Empezando, ahora.” (Kahng Seok)

Cuando Kahng Seok realmente comenzó con su cuenta regresiva, Shin Sahng-Ah no tuvo más remedio que desabrochar apresuradamente los botones. Dudó a la hora de bajarse los pantalones pero, después de escuchar el rápido conteo regresivo, se forzó a bajar los jeans mientras temblaba como una hoja en el viento.

Kahng Seok no pudo evitar chiflar con un lobo mientras sus muslos desnudos y lisos se revelaban al interperie.

“Hey, tienes una gran figura, ¿no? Tu ropa interior también es muy linda.” (Kahng Seok)

Shin Sahng-Ah cerró los ojos. Pensó que eso le permitiría sentir un poco menos de humillación.

“¿Qué estás haciendo? Sigue desnudándote, chica. Voy a contar de nuevo… ¿Eh? ¡¿Huuuuuh?! ¡Es el monstruo! ¡El monstruo!” (Kahng Seok)

Kahng Seok de repente gritó alarmado y señaló la escalera que tenía detrás de ella mientras daba un paso atrás a toda prisa. Los ojos de Shin Sahng-Ah se abrieron de par en par con conmoción; gritó aterrorizada y cayó hacia delante de forma torpe.

“¡Mami!” (Shin Sahng-Ah)

Por reflejo, miró detrás de ella, sólo para no encontrar nada allí. En lugar de ese monstruo, la escalera se encontraba lo más vacía posible. Por supuesto, pudo escuchar varios sonidos fuertes y detestables provenientes del otro lado de la barrera.

“¿Escuchaste eso? Escuchaste eso, ¿verdad? ¡Ella dijo, mami! ¡¡Mamiiiiiiii!! Euhahahahahaha!!” (Kahng Seok)

“¡Mierda! ¡Es tan malditamente adorable! ¡¡Kyack!! ¡Mami!” (Lee Hyung-Sik)

Kahng Seok y Jeong Min-Woo se reían a carcajadas y aplaudían la perfecta imitación de Lee Hyung-Sik con sus gritos. Estupefacta en silencio, todo lo que Shin Sahng-Ah pudo hacer fue dejar que las lágrimas se acumulasen alrededor de los bordes de sus ojos.

“Lo siento, lo siento. Sólo estaba bromeando un rato. Te veías muy linda ahora mismo.” (Kahng Seok)

Demasiado.

“Bien~ ahora. Es hora de quitarte la blusa, ¿verdad?” (Kahng Seok)

Esto es excesivo.

Al final, no pudo aguantar más y se puso a llorar.

“¿Estás llorando? Hey, ahora. No deberías llorar, sabes. Tienes que quitarte la ropa y bailar para mí antes de….” (Kahng Seok)

Kahng Seok aplaudió ruidosamente y se rió, antes de cerrar de repente la boca. Una oscura sombra se vislumbro sobre él en ese momento.

*******************************

Seol no estaba enfadado por estar con él. Inicialmente planeó excluir todo lo que sucedía a su alrededor.

No era un buen samaritano, un hombre justo y todo eso; al igual que la mayoría de la gente, no quería interferir en los asuntos de los demás. Puede que frunciera el ceño un poco después de ver que sucedían cosas injustas, mientras pensaba: “Eso es ir demasiado lejos, ¿no es así?”

Y a menos que fuera alguien que conociera, Seol no se levantaría personalmente y haría algo por un extraño. Definitivamente no.

Sin embargo…..

Sucedió cuando sus ojos se posaron en Yi Sung-Jin. O, más específicamente, fue cuando escuchó los susurros de “Ayúda” que salían de la boca de Yi Sung-Jin, actualmente sentada en el suelo. Si lo atribuyera todo a una coincidencia, era por que esa escena le recordó la vez que Yi Surl-Ah le pidió ayuda en el salón de reuniones.

Las emociones de Seol se agitaron. Los pequeños temblores pronto se extendieron como una especie de efecto de mariposa mutada y se estremeció violentamente, transformándose finalmente en rabia.

Por eso se puso de pie.

…Como cuando soñó ese sueño.

….Al igual que la experiencia que tuvo en el salón de reuniones.

La capacidad innata, Visión Futura, fue activada.

…Fue la misma manera como cuando sus emociones lo guiaron.

“¿Qué pasa ahora? ¿También quieres unirte a la diversión…?” (Kahng Seok)

“Ya es suficiente de tu parte. Abre la barricada ahora, por favor.” (Seol)

Kahng Seok miró aturdido a Seol. No se había dado cuenta hasta ahora, pero Seol era más alto que él.

“La abriré. Cuando me de la gana.” (Kahng Seok)

“Abre. La. Barricada.” (Seol)

Kahng Seok, cerró la boca. A juzgar por su expresión, no podía entender lo que estaba sucediendo en ese momento.

“¿Has inhalado algo raro? ¿Quién demonios eres tú para darme órdenes?” (Kahng Seok)

“Ábrela.” (Seol)

La tez de Kahng Seok se fortaleció.

Por alguna extraña razón, le resultaba difícil mirar a Seol. Incluso sus pelotas parecieron encogerse un poco. No quería admitirlo en voz alta, pero bien, Kahng Seok estaba asustado de este tipo. Si era honesto en este punto, era como si estuviera mirando fijamente la posibilidad de elegir si debía cruzar una línea que ni siquiera debería considerar cruzar en primer lugar.

Sus instintos lo forzaban a apretar el botón. Sin embargo, justo antes de eso, la voz desafiante de Kahng Seok apareció en su cabeza: ¿por qué debería seguir la orden de ese misterioso y desconocido bastardo?

¿Era porque era el supuesto sello dorado? Qué maldita broma.

Kahng Seok inclinó su cabeza arrogantemente hacia atrás.

“No quiero hacerlo.” (Kahng Seok)

Las comisuras de sus labios se ondularon y temblaron lentamente.

“¡Menudo imbécil! Y aquí estaba yo, planeando estar en una relación cordial contigo, porque somos los mismos invitados y todo eso, pero ¿quién sabía que tienes una mentalidad sangriente?”

Seol levantó lentamente su brazo, lo que hizo que Lee Hyung-Sik y Jeong Min-Woo también se movieran. Sin embargo, Kahng Seok los detuvo con confianza levantando su propia mano.

“¿Qué? ¿Piensas pegarme? Bien, adelante. Ya que se trata del más importante Sr. Sello dorado quien me golpea, este humilde yo con un Sello sin valor debería ser golpeado obedientemente, ¿no?” (Kahng Seok)

“…………”

“Sin embargo, recuerda esto. Cuanto más intentes presumir, menos me inclinaré a abrir el…. ¡Keuk!” (Kahng Seok)

¡Slam!

El puño de Seol golpeó la nariz de Kahng Seok. Lee Hyung-Sik y Jeong Min-Woo fueron tomados por sorpresa, sin embargo, ellos incluso tuvieron que gritar de dolor mientras se agarraban la nariz. La velocidad a la que el puño de Seol se movió fue tan rápida que ni siquiera pudieron verlo.

“Tu, hijo de…. Kyaaaaachk!!” (Kahng Seok)

Kahng Seok reflexivamente lanzó su propio puño, pero entonces, Seol simplemente lo agarró en el aire y lo retorció con fuerza. La fuerza era tan severa que las rodillas de Kahng Seok se doblaron de un solo tirón. Seol procedió entonces a arrastrar ese brazo y presionó a la fuerza el botón. La barricada entonces se abrió.

“Entra.” (Seol)

Shin Sahng-Ah tenía una expresión llena de aturdimiento cuando se metió en la sala de espera, ni siquiera pensó en volver a ponerse los pantalones. Sólo despues de entrar Seol liberó el brazo de Kahng Seok.

[La Srta. Shin Sahng-Ah ha llegado a la sala de espera del segundo piso.] [La primera misión tutorial, “Escapar del Salón de Reuniones”, ha concluido. Número de supervivientes: 12.] [Ha llegado un nuevo mensaje del Guía] [La segunda misión del Tutorial, ‘Romper las Trampas’ ha comenzado.]

Todos escucharon el nuevo anuncio y, al mismo tiempo, la robusta puerta cerrada al final del pasillo se desbloqueó automáticamente. Parecía que, independientemente del tiempo restante, la siguiente misión se pondría en marcha de inmediato siempre y cuando todos los supervivientes llegaran a la sala de espera.

*SFX gemidos de hombres adultos*

Kahng Seok estaba rodando por el suelo por el dolor. Usó la pared para sostenerse y de alguna manera se las arregló para ponerse de pie. Aún sosteniendo su brazo torcido, miró a Seol lleno de intenciones asesinas.

“¡Tú….!” (Kahng Seok)

Kahng Seok estaba a punto de gritar algo, pero entonces, simplemente se giró sobre sus talones para irse.

“Tú…. Veremos qué pasa después, maldito hijo de puta!” (Kahng Seok)

Recogió su propia bolsa y se escapó apresuradamente por el pasillo ya abierto. Viéndole retirarse así, tanto Lee Hyung-Sik como Jeong Min-Woo también se escabulleron.

Después, le tocó a Yun Seo-Rah irse, aunque se detuvo y miró a Seol sin decir una palabra antes de marcharse.

“Gr…. Gracias. Muchas gracias…” (Shin Sahng-Ah)

Gruesas gotas de lágrimas salieron de los ojos de Shin Sahng-Ah, antes de que ella empezara a llorar con honestidad. Junto a ella, la cabeza de Yi Sung-Jin también se inclinó.

Sin embargo, sin que ellos lo supieran, el destinatario de su gratitud, Seol, no se sentía muy bien en ese momento. Se recordó dolorosamente el hecho de que sus acciones no fueron enteramente por su propia voluntad.

Y también, su rabia que no se calmaba sólo lo llevó a un frenesí aún mayor. Tenía ganas de destruir, arrasar y hacer un desastre total de algo. Lo que sea. Todo.

[Remitente: El Guía] [1. Entra en el aula “3-1” en el cuarto piso del edificio principal a través del tercer piso del anexo antes de que se agote el tiempo].[Tiempo restante: 01:57:56]

Dos horas, y una misión de tiempo límite. Los ojos de Seol confirmaron que los detalles del teléfono ardían bajo una luz peligrosa.

“H, hey!!! ¡Espera, hombre!” (Hyun Sahng-Min)

Seol se adelantó sin vacilar. Hyun Sahng-Min se apresuró a tomar las dos bolsas y lo persiguió.

********************

[Área 1. La segunda misión está comenzando ahora.]

Una voz robótica hizo un anuncio cuando las imágenes parpadearon en una pantalla semitransparente masiva. Varios hombres y mujeres estaban sentados frente a esta pantalla, observando el desarrollo de los acontecimientos.

“Es sólo la segunda misión, pero… Diablos, voy a perder la cabeza a este paso!”

“¡¿24 personas murieron por el primer obstáculo?! ¿Cómo puede tener sentido? ¿Por qué cada uno de ellos es una basura esta vez?”

Cuando un hombre gigante calvo escupió con ira, una mujer que llevaba una túnica púrpura junto a él también refunfuñó infelizmente. Sin embargo, cuando otra mujer con un traje de negocios sentada delante les miró con su mirada helada, los dos cerraron la boca rápidamente.

“De verdad ahora mismo. Si esto continúa, ser llamado ‘Área 1’ se convertirá en una gran broma con el tiempo. Con una evaluación general tan mala, ¿cómo se supone que vamos a aguantar hasta finales de septiembre?” (el gigante calvo)

El hombre calvo no pudo resistirse y agregó un par de frases más, y como ai estuviera temeroso de que la mujer de traje de negocios lo mirara de nuevo, se apresuró a dirigir su atención de un lado a otro.

“¿Alguien sabe lo que está pasando en otras áreas? ¿Alguien con noticias?” (el gigante calvo)

“Sé un poco.”

Un joven de pelo rizado levantó la mano.

“Oí algo mientras estaba fuera…. En cuanto a la velocidad, escuché que las áreas 2 y 7 están cabeza a cabeza por el primer lugar.” (El joven de pelo rizado)

“¿2 y 7? Lo entiendo entre europeos, pero ¿qué les pasa a esos chinos?” (el Gigante)

“¿Qué sentido tiene preguntarme eso? Ya sabes qué trucos sucios están usando allí. Sus Invitados conspiran todos juntos y tan pronto como comenzó el Tutorial, tomaron como rehenes a los Contratados. Estoy seguro de que están pasando las misiones sacrificando a los contratados cuando es necesario.” (El joven de pelo rizado)

El gigante calvo escupió un gemido.

“….Bien. ¿Qué hay del área 2?” (el gigante calvo)

“He oído que son el ejemplo mismo de la perfección. Una chica francesa llamada Odelette Delphine se ha hecho cargo del espectáculo, aparentemente. Y sólo ha hecho uso de sus propias habilidades, ni más ni menos. Bueno, el hecho de que matara al fantasma delante de todo el mundo con el bonus inicial que recibió durante la primera misión resultó ser el factor decisivo.” (El joven de pelo rizado)

“Huh. ¿Cual es su Sello?” (el gigante calvo)

“De plata. Apenas comenzada la segunda misión, logró abrir de una sola vez el camino hacia el aula de informática. Parece que está arrasando con todo, fuera de su camino. Creo que ni siquiera necesitará una hora para llegar hasta el final. Tal vez, 50 minutos, como mucho.” (El joven de pelo rizado)

“Vaya. Es una bestia, ¿no? Supongo que los bastardos europeos encontraron un buen huevo esta vez. ¿Qué hay del resto?” (el Gigante)

“El Área 5 también está haciendo mucho ruido por hacerlo bastante bien…. Pero, es más o menos así. Tienen 30 minutos de ventaja para la segunda misión en comparación con nuestra gente, así que eso es todo.” (El joven de pelo rizado)

El gigante gimió de nuevo.

“Por Dios. A este paso, no nos va a quedar ni uno al final del Tutorial, ¿no?” (el Gigante)

“Por favor, vamos. Tenemos un sello dorado, no lo olvides. Además, incluso posee el diario del estudiante desconocido, por lo que seguramente podrá despejarlo sin problemas.” (El joven de pelo rizado)

“¿Eso crees?” (el gigante calvo)

“Quiero decir, persiguió a ese fantasma con nada más que su mirada, ¿verdad?” (El joven de pelo rizado)

El joven de pelo rizado habló con el objetivo de consolar al hombre grande, pero la cara del hombre calvo siguió mostrando lo decepcionado que estaba mientras sus ojos permanecían fijos en la pantalla. Seol, como se muestra en la pantalla, estaba entrando en el anexo a través del puente peatonal que conectaba los dos edificios.

“Oye, oye…. ¿No se ve un poco molesto ese tipo ahora mismo? ¿Qué demonios…? ¿Qué le pasa de repente?” (joven de pelo rizado)

El joven de pelo rizado levantó una voz estridente llena de sorpresa.

Como sugería el nombre de la misión, el lugar de la misión asignado a la operación “Romper las trampas” no debía ser afrontado a la fuerza. Sin embargo, Seol ni siquiera se detuvo a mirar su teléfono y simplemente entró.

“….¿Podemos confiar en un tipo así?”

El hombre calvo golpeó a la mujer con traje de negocios.

“Oye, di algo, Kim Hahn-Nah.”

“Cierra la boca por un rato, ¿de acuerdo?” (Kim Hahn-Nah)

Kim Hahn-Nah pronunció con una voz llena de irritación sin disimular. El gran hombre se dio cuenta inmediatamente de que, si intentaba provocarla más allá, estaría en el doloroso lado receptor de la histeria de una solterona que no estaba casada.

El hombre grande se mojó los labios como si lo encontrara todo insatisfactorio, y se levantó de su asiento. Pensó que sería mucho más preferible hacer una pausa para fumar afuera en lugar de sentarse ahí y dejarse llevar por lo que estaba pasando en la pantalla.

****************************

El hombre calvo perdió unos 15 minutos afuera mientras fumaba sin parar. Pero, cuando estaba a punto de volver a entrar en la habitación…..

¡Clang! ¡Clang!

Escupió un gemido de decepción después de escuchar los ruidosos sonidos metálicos que venían de dentro. Pensó que un idiota sin cerebro se metió repetidas veces en trampas, activándolas inadvertidamente. Mientras agitaba la cabeza, abrió la puerta para entrar.

¡¡¡Clang!!!!

Entonces, inclinó la cabeza, preguntándose si sus ojos le estaban jugando una mala pasada.

En realidad, la segunda misión no era nada difícil para alguien como ese hombre calvo. Un Terrícola altamente entrenado sería capaz de despejarlo en unos 30 minutos incluso si se estuviera tomando su tiempo.

Sin embargo, los que estaban haciendo la misión en ese momento no eran los Terrícolas entrenados, sino un grupo de civiles débiles e impotentes. Esa gente ni siquiera había experimentado una guerra adecuada todavía.

El objetivo de la misión era bastante simple: detener la activación de varias trampas cumpliendo una serie de condiciones de antemano. O bien, dejar que la dama de la suerte lo decida. Ese debería haber sido el caso. Sin embargo…..

¡¿Está evadiendo, bloqueando y desviando?! (el gigante calvo)

Seol no sólo no se detuvo después de realizar esas acciones, sino que incluso activo deliberadamente las trampas que aún no habían sido activadas. Estaba progresando, mientras… destruía todo. Era como mirar a un terrícola, no a un civil impotente.

Una mirada de incredulidad se mostró en la cara del hombre calvo mientras se acercaba apresuradamente a la pantalla. Al mismo tiempo, tres lanzas de metal afiladas salieron dirigidas hacia Seol desde el techo y desde los lados de la derecha y de la izquierda.

¡Clang! ¡¡Claaaaang!!

Se desconocía dónde había adquirido Seol una viga de acero, pero a pesar de todo, la hizo girar como una rueda de carro; pronto, el público se dio cuenta de la cacofonía de los clangs metálicos, así como de un rayo de luz fría y plateada que se movía en la pantalla.

El resultado estaba a la vista. En el momento en que las lanzas de la derecha y de la izquierda fueron lanzadas volando, la lanza del techo pasó por delante de Seol y atravesó el suelo. La mujer que llevaba la túnica púrpura se levantó reflexivamente, con los puños cerrados en expectación.

“¿Está muerto? No? ¡¿Acaba de pasar por delante de él?!”

“No, él esquivó.” (el gigante calvo)

El hombre calvo siguió de cerca el desarrollo del proceso, y luego declaró en voz alta con confianza.

“Estoy seguro de ello. Golpeó las lanzas que venían de ambos lados, y estaba a punto de hacer lo mismo con la que venía del techo, pero….” (el gigante calvo)

“¿Pero?”

“….no sé. Es como si su cuerpo no pudiera seguir el ritmo de lo que él quisiera hacer. En cualquier caso, definitivamente lo vi inclinar la cabeza fuera del camino….. Eiii, qué demonios, Kim Hahn-Nah!!! ¡¿Qué le pasa a ese tipo?!” (el gigante calvo)

El calvo pareció sorprendido por sus propias palabras, y tardíamente le gritó a Kim Hahn-Nah.

Kim Hahn-Nah permaneció callada durante mucho tiempo, antes de abrir la boca repentinamente.

“Para la segunda misión…. ¿cuál es el récord más rápido de la historia?” (Kim Hahn-Nah)

“¿El registro? ¿No era del Sr. Seong Shi-Hyun? Los legendarios 29 minutos y 38 segundos?” (el gigante calvo)

Mm, mm. El gigante calvo asintió con la cabeza como si estuviera orgulloso de algo. Mientras tanto, la cabeza de Kim Hahn-Nah se agachó y, finalmente, comenzó a frotarse la cara, como si de repente se sintiera bastante fatigada.

“….Esto es una locura.” (Kim Hahn-Nah)

“¿Qué es una locura?” (el gigante calvo)

[La segunda misión del Área 1 ha sido despejada.]

Las expresiones de todos los presentes se quedaron atónitas por el repentino anuncio.

[16 minutos, 24 segundos……]

Este fue precisamente el momento en el que se reescribió la historia.

 

Pagina Anterior
Pagina Siguiente