Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Capítulo 178 – TNE – Matando a Jin Sahyuk (3)

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Después de hablar con Yoo Yeonha, regresé a mi habitación solo. Podía escuchar a los niños susurrar dentro de la tienda en la sala de estar.

—¿Ha entrado alguien?

—Nn ~ No sé ~ ah, ¡¿quizás sea un fantasma?!

—Meow ~

Pasé junto a la tienda y entré en mi habitación.

Haa…

Con un profundo suspiro, me acuesto en mi cama.

Hoy, Yoo Yeonha me dijo algo que no sabía. Hubo algunas especulaciones mezcladas con lo que ella dijo, y aunque no tenía forma de saber si eran verdaderas o falsas, todavía tenía sentimientos encontrados al respecto.

—¿Chameleon Troupe? ¿Qué es eso?

Cuando escuché que me preguntaba sobre Chamaleon Troupe, eso fue lo que dije. Aunque estaba temblando por dentro, actué tan calmadamente como pude en el exterior.

—Probablemente no hayas oído hablar de ellos. Están escondidos en lo profundo de las sombras. Un grupo de algunas de las personas más fuertes en la Tierra. En mi opinión, creo que su fuerza rivaliza con la de Vast Expanse.

Yoo Yeonha respondió seriamente.

Me quedé quieto, mirándola sin comprender.

Ella continuó suavemente, mirándome.

—Yo… creo que son los que mataron a tu…

Ella cortó su sentencia en el medio. Sin embargo, entendí lo que ella quería decir.

El pasado de Chundong no lo sabía. Me quedé en blanco como si me hubieran golpeado con un martillo.

—… estas, ¿estás segura?

—Estoy casi segura. Estas dos son las personas predichas para ser tus padres.

Yoo Yeonha sacó algunos documentos y se los entregó.

Kim Yoohon. Shin Yiyeon.

Dos nombres y caras desconocidas fueron escritas en los documentos.

—Se predice que fallecieron el día del Incidente del Refugio de Evacuación Kwang-Oh. Este es un retrato…

Esta vez, ella me dio un retrato.

—De la persona que te dejó en tu orfanato. Solo se muestra la mitad de su cara y es de hace 20 años, así que dudo que ayude mucho.

Recostada en mi cama, saqué el retrato y lo miré de nuevo.

El retrato mostraba a una joven que era linda y bonita pero que tenía un aura algo peligrosa.

Con la mitad de la cara cubierta y hace 20 años, sería difícil determinar quién era ahora.

Sin embargo, sentí que sabía quién era. De hecho, estaba casi seguro.

Era “Jefe” cuando era joven.

“Qué remake de mierda…”

Murmuré

Hablando francamente, ninguno de estos tuvo nada que ver conmigo. El pasado de Chundong era el pasado de Chundong, y yo era Kim Hajin.

Sin embargo, todavía estaba preocupado en algún lugar en la esquina de mi corazón.

Si Chundong supiera de esto… ¿qué pensaría? Más bien, ¿qué habría pensado?

Por supuesto, eso era algo imposible de predecir.

Chundong se había ido. No quedaba nada de él en ningún lugar de este mundo.

“Chundong…”

Una vida que desapareció por mi culpa.

Más bien, una vida que “se convirtió” en mí.

“Parece que no eras un Extra después de todo”.

**

Mismo tiempo.

Yoo Yeonha regresó a casa sola. Su gran mansión se sentía especialmente vacía hoy.

“… ¿Mamá? ¿Papá?”

Ella sabía que estaban en una conferencia del gremio, pero ella los llamó de todos modos. Quería ver a su madre aterradora y su padre demasiado apegado. Ella sabía que serían felices si de repente los abrazara.

Sin embargo, actualmente estaba sola, en un momento en el que más necesitaba a su familia.

Yoo Yeonha se dirigió a su habitación y se sentó en su silla de trabajo como de costumbre. Tomó su pluma y comenzó a revisar los contratos como de costumbre. Hizo algunos cálculos como de costumbre, pensó en las cosas como de costumbre y le preocuparon las cosas como de costumbre.

Entonces, de repente, un odio a sí misma insoportable se levantó dentro de ella.

“… Uk”.

Ella apretó los dientes.

“Tengo que soportarlo. Tengo que hacerme más fuerte. Tengo que enfriarme. Tengo que endurecer mi corazón. Autocontradicción y egoísmo, ocultando la verdad y las mentiras. Tengo que ser descarada por mi familia, por mi gremio y por mi sueño”.

A pesar de lo que constantemente se decía a sí misma, no podía evitar ser molestada por un odio a sí misma profundamente arraigado.

La forma en que dejó fuera a su padre y a Chae Joochul de la historia.

La forma en que estaba sonriendo y sintiéndose aliviada de que Kim Hajin no hiciera más preguntas.

La forma en que estaba feliz de que la ira de Kim Hajin no estaba dirigida a ella.

Ella no pudo evitar sentirse disgustada por su propia fealdad.

“Uuk…”

Ella sintió que su estómago se revolvía. Tiró los documentos a un lado y corrió hacia el baño. Poniendo la boca sobre el inodoro, se aclaró el estómago. Al ver la suciedad que salió de su boca, vomitó una vez más. Este ciclo continuó hasta que el líquido amarillo del estómago salió de su boca.

“Uuu… aah…”

Después de un tiempo desconocido, alrededor del momento en que su vómito se estaba convirtiendo en toser sangre…

Tiriring— Tiriring—

El smartwatch en su muñeca sonó.

“… Hnng”

Después de mirar el nombre de la persona que llama, Yoo Yeonha cerró los ojos y respiró un poco. Ella escupió la sangre y la saliva en la boca, se lavó las manos y la cara, luego se sacudió la mala sensación en la boca al lavarse los dientes. Luego se limpió con una toalla. La persona que llama ya había colgado.

Tiriring— Tiriring—

Pronto, su secretaria la llamó de nuevo.

Esta vez, ella recogió rápidamente.

“Sí, ¿qué es, Sechan-ssi?”

Su voz era diferente a cualquier otro momento.

—Señorita, el gobierno devolvió la oferta que hicimos.

“… ¿Lo hicieron?”

Las cejas de Yoo Yeonha se movieron. Sin embargo, ella mantuvo su compostura y le preguntó.

“¿Qué querían ellos?”

Chwaaa… Abrió el grifo y comenzó a lavarse las manos de nuevo. Su misofobia y su trastorno obsesivo-compulsivo habían empeorado recientemente.

“La preocupación ambiental… es la razón que dieron, pero eso es obviamente falso. No están dispuestos a negociar con nosotros. Parece que Chae Joochul los sobornó o amenazó”.

Chae Joochul.

Era Chae Joochul de nuevo.

Mirándose las manos, pensó en lo que Kim Hajin le dijo una vez: “si tus manos ya están sucias, úsala como quieras…”

—¿Qué debemos hacer?

Su secretaria cortó su pensamiento de autocrítica.

“… No hay nada que podamos hacer contra alguien que no quiere nada”.

Yoo Yeonha respondió con una sonrisa. Aunque estaba amargada por dentro, decidió renunciar a ello limpiamente.

—…Entendido. Además, capturamos a un espía que intentaba hacer una copia de nuestra base de datos de monstruos. Desafortunadamente, alguna información ya se ha filtrado. Dicho esto, no eran nada demasiado caros…

Esta vez, la compostura de Yoo Yeonha fue sacudida grandemente.

Hoy parecía ser el día en que todas las cosas malas vinieron a la vez.

“¿Otro espía? ¿Qué opinas, Sechan-ssi? ¿Qué debemos hacer?”

—YO…

“¿Deberíamos cortar uno de sus brazos?”

Yoo Yeonha salió del baño y se sentó en la silla de su oficina una vez más.

—S-sí?

“El recrecimiento de un brazo cortado no es demasiado difícil hoy en día. Ahí está esa poción que también desarrollamos”.

Ella encendió su laptop. Su secretaria ya había enviado el informe detallado a su correo electrónico.

[Yi Jonghwa]

El nombre y la cara del traidor se mostraban en la pantalla.

—…Sólo déjemelo a mi.

“¿Qué harás? ¿Vas a cortarle las extremidades y arrojarlo a un calabozo?”

—…¿Perdón?

Yoo Yeonha ya perdió la cuenta de cuántas veces ha sucedido algo así.

No era algo que pudiera resolverse con medios legales como una demanda. Sus oponentes siempre encubren sus crímenes con métodos ilegales. Chae Joochul casi siempre jugó un papel en eso, e incluso cuando no lo hizo, otras grandes corporaciones sobornaron a funcionarios para que fueran en su contra.

“Deberías saber esto también, Sechan-ssi”.

En los últimos cuatro años, Yoo Yeonha experimentó y aprendió muchas cosas.

“Yo, Yoo Yeonha…”

Ella experimentó su primera traición hace cuatro años. En ese momento, pensó que sería la última. Sin embargo, hubo muchos más intentos después. Incluso hubo un intento de derrocarla que casi tuvo éxito.

En lo que a ella respecta, la razón por la que sucedieron estas cosas fue porque ella era demasiado blanda. Si ella hubiera cortado las cabezas de sus traidores, otros habrían sido más cautelosos al hacerlo.

“Ya no se puede perdonar tal cosa”.

Con eso, Yoo Yeonha colgó la llamada.

Solo quedaba un principio en ella.

Matar o morir.

Ella inmediatamente le dio un comando al Gremio Falling Blossom.

[Entendido.]

Una respuesta regresó de inmediato.

Yoo Yeonha miró fijamente el mensaje…

Thud. Luego golpeó su cabeza contra su escritorio.

“Haa…”

Ella dejó escapar un profundo suspiro y reflexionó.

“Ahora es un momento difícil, tanto en mi vida personal como profesional. Estoy en medio de una tormenta, pero una tormenta no puede durar para siempre. Eventualmente desaparecerá, y el cielo se aclarará.

Recuérdalo, sé paciente y sopórtalo. Eventualmente, vendrá una oportunidad para la victoria”.

“…Tengo mucho sueño”.

Yoo Yeonha se levantó aturdida y caminó hacia su habitación. Podía ver a su amada cama. Ella se tambaleó hacia ella y se cayó.

En el momento en que colocó su cuerpo sobre el suave colchón, sintió que se estaba derritiendo.

Una cama mágica que resuelve el estrés y el agotamiento. Nunca en su vida habría pensado que un mueble la consolaría, pero estaba extremadamente agradecida por ello.

Yoo Yeonha se quedó quieta por un momento. Sniff sniff. Entonces, ella olfateó el colchón.

“… ¿Por qué no desaparece el olor a humo?”

Ella había lavado el colchón varias veces. Sin embargo, su nariz afilada aún podía oler el leve aroma que quedaba. Llamarlo el olor de Kim Hajin… era un poco raro, así que lo llamó el olor de los cigarrillos.

Yoo Yeonha se acercó a la parte de la cama que menos olía, y luego curvó su cuerpo como un camarón cocido.

A pesar de que el leve aroma aún permanecía, ella lentamente se durmió en su interior.

**

La torre de control final de Prestige se derrumbó.

Esencia del Estrecho, Luna Desolada, Santuario de Escarcha.

Un total de 27 jugadores, incluidos los tres gremios anteriores y otros tres “Competidores”, participaron en la conquista.

El resultado fue un éxito. La torre de control occidental era la más grande de las cuatro torres cardinales, pero el grupo no había sufrido una sola víctima.

Después de terminar su ataque conjunto, el equipo de subyugación de la torre de Esencia del Estrecho regresó a su base luego de una breve transacción de artículos con los otros dos gremios.

Cuando llegaron a su escondite, encontraron a su compañero herido esperando afuera.

“¿Chae Nayun?”

El oficial jefe, Kim Youngjin, llamó el nombre del camarada.

“Ah, Líder de Equipo”.

Chae Nayun se apresuró. Su brazo izquierdo estaba envuelto con una venda de compresión e incluso estaba enyesado.

“¿Por qué estás fuera? Deberías cuidar tu cuerpo”.

“Bueno, me estaba preguntando… ¿Estaba Fenrir entre los competidores?”

Chae Nayun preguntó con una cara seria. Kim Youngjin miró fijamente al Chae Nayun.

Chae Nayun había estado demasiado obsesionada con Fenrir, casi como si él fuera la única razón por la que ella entró en la Torre.

Su obsesión solo había empeorado desde que fue herida.

“No. Desde que me preguntaste, verifiqué si alguno de ellos usaba un arma, pero no había nadie así”.

“El Líder de Equipo tiene razón. Tal vez ese hombre que conocimos en el ascensor se equivocó”.

Yi Jiyoon murmuró mientras se acercaba a Chae Nayun. Entonces, ella le susurró al oído.

“… Pero Nayun, ¿por qué quieres encontrar a Kim Hajin tanto?”

Al escuchar esto, Chae Nayun se volvió hacia un lado y miró a Yi Jiyoon. Sin embargo, Yi Jiyoon no pareció en absoluto intimidada.

“¿Por qué ~ me pregunto por qué ~”

“… No tienes que saberlo”.

“¿Hnnng? Pero creo que ya lo sé ~”

“… piérdete”.

Chae Nayun se disparó hacia atrás y se volvió bruscamente.

Thud.

Sin embargo, ella inmediatamente se topó con algo duro.

“… ¿Eh?”

Chae Nayun levantó la vista instintivamente y vio a un hombre grande y corpulento.

“¿Eh?”

El hombre frunció el ceño. Él era un “gigante”, y ella sentía que lo había visto en algún lugar antes.

“Oh ~?”

El hombre pareció recordarla también cuando una enorme sonrisa apareció en su rostro.

“Nos volvemos a encontrar, niña”.

“… Tsk”.

Chae Nayun finalmente recordó quién era él. Él era el hombre que actuaba como guardaespaldas de un NPC en el Pueblo Tutorial.

Chae Nayun chasqueó la lengua y dio un paso atrás. Cheok Jungyeong sonrió amenazadoramente y trató de acercarse a ella.

“Detente”.

Sin embargo, los miembros del Gremio Esencia del Estrecho rápidamente dieron un paso adelante.

Kim Youngjin apuntó con su espada a Cheok Jungyeong y le preguntó a Chae Nayun.

“¿Quién es él?”

“Él es… alguien con quien me peleé en el Pueblo Tutorial”.

Eso es todo lo que dijo Chae Nayun. En respuesta, Cheok Jungyeong sonrió. Su mirada estaba fija en el pecho de Chae Nayun.

“¿Qué, eres Chae Nayun?”

Estaba mirando la etiqueta en su pecho.

[Esencia del Estrecho – Chae Nayun]

Cheok Jungyeong encontró gracioso que los gremios ya habían comenzado a hacer etiquetas con sus nombres.

“… pero ¿cómo sabes de mí?”

Chae Nayun preguntó, manteniendo su compostura.

Cheok Jungyeong frunció el ceño.

“¿Por qué estás hablando tan casualmente?”

“Lo hiciste primero. ¿Y qué?”

“… Mm”.

Su lógica puso momentáneamente a Cheok Jungyeong en una pérdida de palabras. Después de estar un poco aturdido por un momento, rápidamente se soltó y dejó escapar una tos seca.

“Kuhum, ¿entonces por qué estás buscando a Fenrir?”

“… ¿Lo conoces?”

Los ojos de Chae Nayun se ensancharon.

Cheok Jungyeong se estremeció, pero pronto sacudió la cabeza con calma.

“… N-No”.

“Parece que estás mintiendo”.

“… Yo, luché contra él una vez antes”.

“¿Luchaste contra él?”

“Sí, y gané. Pero él era un oponente duro”.

Kim Hajin le había dicho a Cheok Jungyeong que guardara silencio sobre cualquier cosa relacionada con él, y Cheok Jungyeong era el tipo que escuchaba las peticiones de sus camaradas. Por supuesto, si era capaz de ocultarlo era otro asunto.

“Whee, whee—”

Cheok Jungyeong comenzó a silbar y miró hacia otro lado. Chae Nayun lo miró con suspicacia, luego hizo otra pregunta.

“… Pero, ¿cómo me conoces?”

“Ah, bueno, eres bastante famosa”.

“¿Lo soy?”

Cheok Jungyeong tenía el hábito de hacer una lista de los fuertes, las personas que se harían fuertes y las personas que se dice que son fuertes. Dicho esto, rara vez podía recordar sus caras.

“Además, un Djinn se jactó de mí hace mucho tiempo”.

“… ¿Un Djinn? ¿Qué tiene eso que ver conmigo?”

En ese instante, una sonrisa profunda y peligrosa emergió en la cara de Cheok Jungyeong.

“Ese loco bastardo me dejó una gran impresión… dijo que mató a tu madre”.

“… ¿Qué?”

El asesino de la madre de Chae Nayun siempre había sido un tabú para ella. Inmediatamente, la cara de Chae Nayun se calentó. Una ira insoportable surgió en espiral de su corazón.

“T-tú, ¡cabrón!”

Ella lo golpeó instintivamente.

¡Thwack!

Sin embargo, su pequeño puño fue fácilmente bloqueado por la palma de Cheok Jungyeong.

“Escucha, niña, no soy el que mató a tu madre”.

Cheok Jungyeong estaba a punto de torcerle la muñeca. Con un poco de presión, sintió que podía aplastar sus huesos. Sin embargo…

“¿Hm?”

Sus huesos eran sorprendentemente duros.

“¿Oh? Tienes un sorprendentemente fuerte…”

¡Koong!

Mientras murmuraba sorprendido, una fuerte patada golpeó su rostro. A partir de la rápida patada voladora, una onda de choque salió disparada.

“… Jaja, qué chica más atrevida”.

Cheok Jungyeong no esperaba que ella atacara con uno de sus brazos enyesado y el otro en su mano. Después de recibir su patada, Cheok Jungyeong se quedó quieto y reveló sus dientes en una sonrisa. Podía ver a Chae Nayun tragar de rabia. Era el tipo de cara que le encantaba ver.

“…Dime”.

“¿Decirte?”

“Lo acabas de decir. El Djinn que mataron a mi…”

“¿Ahora? ¿En esta situación? No puedes ser seria”.

Chae Nayun miró a Cheok Jungyeong. Después de calmarse, se inclinó.

“Lo siento, me enojé y perdí la calma”.

“… Me enojé también cuando fui golpeado. Así que no”.

Cheok Jungyeong se dio la vuelta con frialdad y Chae Nayun lo agarró de inmediato.

Abrió su inventario y sacó algo.

“Te daré esto”.

“… ¿Hm?”

Era una lanza carmesí con una punta extrañamente intimidante. Cheok Jungyeong verificó la información del artículo. Lv.2 Lanza de cristal rojo. Aunque los artículos del Lv.2 no eran nada digno de mención en sus ojos, era la primera vez que veía un arma infundida con un atributo de fuego.

“Chae Nayun, incluso si es un artículo personal, no puedes simplemente regalarlo…”

Kim Youngjin se acercó con cara de preocupación. Un arma de atributo era algo que cualquiera desearía. Sin embargo, Cheok Jungyeong la rechazó.

“Ya ves, niño, no uso armas”.

En Goryeo, Cheok Jungyeong había conquistado la tierra con una espada, no con su cuerpo. Derrotó innumerables bárbaros y protegió a su país. Naturalmente, el nombre de su espada resonó en la tierra junto con su nombre.

Sin embargo, esta vez estaba tomando un camino diferente.

Cuando sostenía una espada, sintió como si el mundo se hundiera. Con una espada, el mundo se volvió tan ligero como una pluma, convirtiéndose en algo que ya no era digno de tener.

A Cheok Jungyeong no le gustó eso.

Desafío y duelo. Matar o morir.

Quería competir por la supremacía con nada más que con sus propias manos.

“…Entonces”.

Chae Nayun no se rindió. De hecho, estuvo segura de que el hombre no estaba mintiendo. Si lo estuviera, habría tomado la lanza de cristal rojo.

“Aquí”.

Sacó dos billetes rígidos. Eran dos billetes 1000 PT. Esta vez, Cheok Jungyeong mostró un poco más de interés.

“Esto es todo lo que tengo”.

“… No lo necesito. Úsalo para tratar tu brazo. No quiero que mi futuro oponente sea lisiado”.

Cheok Jungyeong reinó en su deseo de riqueza y rechazó fríamente la oferta.

Cuando se dio la vuelta una vez más, el fuerte grito de Chae Nayun sonó.

“¡Oye! ¡M-Mierda, eso fue una mentira, ¿verdad?! Si no me lo dirás, ¿por qué dijiste eso?”

Al escuchar su grito, Cheok Jungyeong se detuvo. Miró hacia atrás girando ligeramente la cabeza.

“…Señor”.

En el momento en que Chae Nayun lo miró a los ojos, ella cambió su tono a uno respetuoso.

Cheok Jungyeong respondió con calma.

“Me gustan las personas que son fuertes”.

“… ¿Qué?”

“El sobrenombre de este es Goryeo’sStrongest”.

Tomó un tono imponente y miró a Chae Nayun. Su rostro todavía ardía por la patada de una chica que apenas se acercaba a su pecho.

“Puedes enviarme una solicitud de amistad. Si me agradas, podría decírtelo. Desafíame cuando quieras. Lo aceptaré”.

“¿Goryeo’sStrongest es tu nickname? Ah, hey!”

Cheok Jungyeong agitó su mano y silenciosamente se alejó. Chae Nayun no lo persiguió más.

“Jaja, este lugar está lleno de gente interesante”.

Ya había encontrado más de diez personas para incluir en su “lista de personas fuertes”.

Kim Ohsung, uno de los sirvientes de Satán. Kim Hakpyo, el ejecutivo de Evil Society. Los Héroes de alto rango, Oh Junhyuk y Seo Youngji. Y Kim Junwoo, el cazador de Vast Expanse.

“Este es realmente el lugar perfecto para que suceda algo grande. Heh, estoy feliz de que haya tanta gente con la que pelear ~”

Cheok Jungyeong sonrió, y en ese momento…

“Na, ¡¡Nayun!!”

Un alboroto se levantó detrás de él. Cheok Jungyeong miró hacia atrás sin pensarlo mucho.

La chica que le estaba gritando rudamente ahora estaba desplomada en el suelo.

“… Qué chica más interesante. Verdaderamente”.

Cheok Jungyeong negó con la cabeza.

**

En las afueras de Prestige.

Después de ocuparme de los asuntos de la Tierra, volví a la Torre. Hice un anuncio, notificando que Truth Agency se tomaba un descanso por un poco más de tiempo, y luego contacté al CEO de SH Agency, Park Soohyuk, para comprar un artefacto especial de la casa de subastas cuando llegue el momento.

“… Hmm”.

Actualmente, estaba en frente del ascensor hasta el segundo piso. No le dije a Jefe ni a ningún otro miembro de Chameleon Troupe lo que estaba haciendo. Con lo que descubrí de Yoo Yeonha, no estaba muy seguro de cómo enfrentarlos.

Sin embargo, no estaba preocupado. Ya había hecho todos los preparativos. Estaba cubierto con todo tipo de equipos de alto nivel que los jugadores en el segundo piso ni siquiera podían soñar tener. Mis habilidades eran Lv.3 también.

Tenía plena confianza en poder matar a Jin Sahyuk.

“Huu… vamos”.

Aún así, ella fue la jefa final que diseñé. No pude evitar sentirme un poco asustado, pero me sacudí con autohipnosis y entré en el ascensor.

Presioné el botón al segundo piso.

[Bajando.]

[Advertencia: cuando regrese, deberá obtener una nueva tarjeta de identificación de ciudadanía].

“Está bien”.

El ascensor se movió.

El tiempo necesario para llegar al segundo piso fue de 4 horas.

Preguntándome qué hacer durante este tiempo, saqué el huevo de Muninn, que traje de mi sala de espera. Desde su tamaño de huevo de gallina original, creció hasta que ahora era tan grande como un huevo de avestruz. Lo traje conmigo, ya que parecía que iba a eclosionar pronto.

En ese momento, una alerta del sistema apareció.

[Un cierto jugador ha entrado en el 5to piso!]

“… ¿Ya?”

Eso fue más rápido de lo que pensaba.

Bueno, el cuarto piso no fue difícil, por lo que no fue demasiado sorprendente. Pero los jugadores deberían empezar a atascarse desde el sexto piso. Además, solo tuve que evitar que alcanzaran el noveno piso.

Debido a la calamidad en el noveno piso, tuvo que abrirse lo más recientemente posible.

Saqué una manta y me tumbé en el ascensor.

El noveno piso era el noveno piso. Por ahora, decidí solo pensar en Jin Sahyuk.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente