Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

TNE – Cap 0 – La historia dentro de la novela

Night mode
Pagina Siguiente

[Kim Suho]

17 – 27 años en la historia.

Un hombre justo, honesto y trabajador. Aunque proviene de un entorno común, tiene un carácter y un talento extraordinarios. Como genio que se dio a conocer en la academia militar, posee un sentido de la justicia y otras características rectas propias de un héroe. Lleva un secreto especial que no ha revelado a nadie.

[Shin Jonghak]

17 – 27 años en la historia.

La cuarta generación descendiente de Jinsung Corp, uno de los más grandes chaebol de Corea, que lucha por el primer puesto. Como hijo de una Familia chaebol, es narcisista y elitista. Debido a su personalidad y al sentimiento de inferioridad que siente contra Kim Suho, más tarde se convierte en un villano.

‘Tengo que ser el mejor. No puedo tolerar que nadie esté por encima de mí.’ Con tanta obstinación, se enfrenta a Kim Suho.

Nota: chaebol, un término procedente de la combinación de las palabras ‘riqueza y clan’.

===

Los dos anteriores eran los dos personajes principales de mi novela.

Aunque la novela tenía muchos más personajes, escribirlos todos era imposible. Dentro de mi novela había miles de millones de personajes. A menos que los personajes tengan “papeles importantes” como la heroína o el ayudante, no es necesario darle un nombre a cada personaje.

¿Por qué estaba diciendo todo esto?

Agente de la Academia Militar de la Asociación de Héroes de la Academia de la Rama de Seúl, Clase del 2024, Rango 1 Cadete, Kim Suho.

Fue porque la historia de mi novela estaba ocurriendo delante de mis ojos.

Llamado al escenario, Kim Suho se acercó con la cara rígida como si estuviera nervioso.

Estábamos en un enorme auditorio que parecía un templo. Había 3.000 cadetes y miles de espectadores. Todas sus miradas se dirigieron a una sola persona, Kim Suho.

“¿Es Kim Suho? Wow.”

“Él es tan guapo…”

Varias mujeres observaban con admiración y adoración.

“…Por eso la gente dice que el Talento es lo único que importa. ¿A quién le importa si te esfuerzas? La gente como él terminara en primer lugar de todos modos.”

“Ese tipo tuvo mucha suerte con su Talento.”

Y naturalmente, recibió los celos y la envidia de los jóvenes adolescentes.

“Se dice que sus notas son las mejores de los últimos 10 años.”

“Sí, he oído hablar de él. Su Talento también fue anunciado, ¿verdad? ¿Qué era… Santo Espada?”

Los asociados del gremio, que vinieron a ver al mejor cadete de la historia reciente, se mostraron impresionados.

Estaban mirando desde los asientos más altos del auditorio. Sin embargo, podía oír sus voces. Tenían que estar al menos a un kilómetro de distancia, pero mientras los miraba, podía oír sus palabras con claridad.

No sólo sus palabras, sino que también pude ver sus rostros, casi como si estuviera frente a ellos.

Tal vez, este era mi Talento.

“Sí, con respecto a las espadas, se dice que recibes la protección del mundo.”

“Esa es una descripción bastante vaga, pero supongo que la información de la academia es así.”

“Pedimos a ese chico, así que no lo toques.”

Reconocí una de las caras susurrantes.

Yun Seung-Ah. Un importante ayudante del protagonista y una de las heroínas que casi se convierte en la amante del protagonista. Justo cuando se llevaban bien -en realidad, cuando el protagonista se llevaba bien con muchas de las heroínas- suspendí mi novela. Así, los dos nunca se convirtieron en amantes.

“¿Pedir? Que pediste. Cuando se trata de los cadetes, no existe tal cosa.”

Ante las insensibles palabras de otro asociado del gremio, Yun Seung-Ah sonrió dulcemente y rebatió.

“¿Es porque la ‘Esencia del Estrecho’ no puede escapar del segundo lugar?2

Conocía la cara de Yun Seung-Ah. Sorprendentemente, se parecía a mi primer amor de la universidad. Eso fue probablemente porque pensé en ella cuando estaba describiendo al personaje de Yun Seung-Ah. Aunque, para ser exactos, ella era mi enamorada.

“…Puedo tomar eso como un desafío?”

“Estoy bromeando, por supuesto. Además, todavía nos quedan tres años antes de que podamos explorar a cualquiera de ellos”.

“Son dos años.”

“…Sabes que contactar con ellos antes de que se gradúen es ilegal, ¿verdad?”

“Eso sólo si te descubren”.

Yun Seung-Ah y el hombre se miraron fijamente. Con su competencia de miradas fijas como punto de partida, la atmósfera de los asientos VIP comenzó a calentarse.

Y así, la lucha por Kim Suho ya había comenzado.

— Clase del 2024, cadete de segundo grado, Shin Jonghak.

Mientras tanto, el otro personaje principal se puso de pie.

Era el descendiente del Clan Jinsung. Su apariencia también rivalizaba con Kim Suho.

El público se agitó de la misma manera que cuando Kim Suho se acercó. Pero a diferencia de Kim Suho, la envidia y los celos no existían. Sólo había admiración y adoración. Con Kim Suho, pensaron: “¿Por qué es mejor que yo?”, pero con Shin Jonghak, era: “Era mejor que yo desde que nací.”

Como para presumir de su sangre noble, Shin Jonghak subió al escenario completamente sereno.

Kim Suho y Shin Jonghak.

Parados uno al lado del otro, los dos se miraban entre sí. Los destellos parecían chisporrotear de sus ojos.

Sin lugar a dudas, estos dos eran personajes de mi novela.

Entonces, ¿dónde estaba?

No estaba en el escenario, sino en el asiento trasero más lejano del auditorio. No era ‘uno de cada tres mil’, sino un miembro de los ‘tres mil’. Ningún asociado del gremio me miró a mí.

“Chundong, ¿qué rango tienes? Estoy en el puesto 2900.”

Al lado de mí, preguntó un niño que se parecía a un cerdito. En su placa de identificación estaban los caracteres ‘Kim Ho Sup’. Esto significaba que él tenía un papel eventual. Aunque no podía ser un Héroe debido a sus inexistentes habilidades físicas, su Don era excepcional para reunir información.

“¿Chundong-chan?”

“… No lo sé.”

No sabía quién era yo. Ni siquiera sabía por qué me llamaba Chundong.

Si algo así tuviera que pasar, ¿no debería ser yo uno de los dos en el escenario?

“Oye, vamos, si tú no sabes eso…”

“No lo sé.”

Una vez más, no lo sabía. Este mundo era la novela que escribí, pero estaba en el cuerpo de un personaje que nunca antes había escrito. Aparte de ser cadete en la Academia Militar de Agentes, yo era el personaje más ordinario y sin conexión, el tipo cuyo nombre no existiría en ninguna parte de la novela. En otras palabras… Yo era un extra.

…No, era como una mota de polvo.

Pagina Siguiente