Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

TLoF 073: Yu Sheng se Lesionó

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Cuando el líder del Clan Nandou vio la expresión seria en el rostro del ministro Zuo, no pudo evitar preguntar: “¿Cómo es eso, ministro Zuo?”

“Tengo algunas preguntas. ¿Puedo hablar con ella a solas?” Pregunto el ministro Zuo

El líder del Clan Nandou asintió y los dejó solos.

El ministro Zuo miró a Hua Jieyu, una gran belleza a la edad de unos 16 o 17 años. No perdería demasiado en comparación con la chica diosa del Monte Tianyao días atrás.

“¿Estás comprometida con alguien?” le preguntó a ella.

Hua Jieyu se congeló, luego negó con la cabeza.

El ministro Zuo se quedó en silencio, parecía estar pensando profundamente, pero entonces vio a Hua Jieyu mirándolo fijamente. “Mayor, la persona que llevo a la Ciudad Qingzhou, ¿está de vuelta?”

“¿Eh?” El ministro Zuo estaba confundido. ¿La persona que llevo a la Ciudad Qingzhou?

“De la Academia Donghai”, explicó. El ministro Zuo se detuvo a pensar por un momento y luego sus ojos se iluminaron al darse cuenta. En su mente, pensó en las palabras que dijo cierto joven: “Ya tengo novia y ella es más hermosa que tú”.

“Ya ha regresado a la academia”. El ministro Zuo sonrió y asintió. Ella también sonrió, sintiendo que la preocupación en su corazón desaparecía.

“¡Hermano Nandou!” El ministro Zuo llamó. El líder del Clan Nandou regresó al ser convocado y miró a las dos personas en la sala en confusión.

“Adiós”, dijo el ministro Zuo al líder del clan. Luego, se volvió con las manos unidas para saludar a Hua Jieyu. Esto no fue un gesto para un joven, sino un gesto de respeto y honor.

El líder del Clan Nandou se sorprendió y le preguntó: “Ministro Zuo, ¿qué significa esto?”

El ministro Zuo solo se rió a carcajadas y con cada paso ascendió en el cielo. El líder del clan le gritó: “¡Ministro Zuo!”

“¡El destino de una emperatriz, la madre del mundo!” La severa voz del ministro Zuo viajó. El líder del clan estaba congelado en el lugar y observó al ministro Zuo alejarse cada vez más.

¡El destino de una emperatriz!

Su mente no era nada calmada. En ese momento, pensó en muchas cosas. Hua Jieyu estaba naturalmente dotada, por eso había querido que el ministro Zuo le dijera su fortuna. El líder del clan quería saber si iba a poder restaurar la gloria del Clan Nandou. Pero ahora, parecía que estaba destinada a un camino diferente: el camino para convertirse en una emperatriz.

Hua Jieyu también se sorprendió. Ella vio que el líder del clan la miraba, así que le dijo: “No creo en el destino y tampoco quiero convertirme en Emperatriz. Regresaré a la academia”. Cuando terminó, se dio la vuelta y se fue.

Cuando Ye Futian regresó a la Academia Donghai, podía sentir algo diferente en la atmósfera. Todos murmuraban y discutían entre ellos. Y una vez que entró en el campus, esta atmósfera se hizo más obvia.

“Ye Futian está de vuelta”, dijeron los estudiantes del Palacio Melodía Marcial.

“Finalmente ha vuelto”, dijo alguien más. Mucha gente parecía haber estado anticipando el regreso de Ye Futian. Todos se veían tan felices de verlo. Este tipo de tratamiento era algo nuevo para Ye Futian. Mientras caminaba hacia su destino, la gente lo saludaba.

“¡Oye!” una hermosa chica llamó a Ye Futian desde el edificio del Palacio Melodía Marcial arriba.

Ye Futian dirigió su atención a la graciosa chica. Él la conocía. Ella le había causado una impresión duradera. Después de todo, ella fue la primera mujer en decirle que él no era un hombre. Sería difícil olvidar a alguien como ella.

“Tengo un nombre”. Ye Futian sonrió.

Ella solo lo miró fijamente y le preguntó: “¿En qué nivel estás ahora?”

“Plano del Glorioso de Cinco Estrellas. No estás tratando de pelear conmigo otra vez, ¿verdad?” Ye Futian se sentía incierto. ¿Todas las chicas estaban locas por pelear? Una acaba de salir, ahora había otra.

“No pelearé contigo. Con los que tienes que pelear son la gente del Palacio Árbol de Júpiter y el Palacio Provincia Celestial”, dijo la joven. Ye Futian parecía confundido. Más gente se les acercó.

“¿Qué pasó?” Ye Futian preguntó. Acababa de regresar y el ambiente en la academia se sentía extraño.

“Junior hermano Ye Futian, el Palacio Melodía Marcial no ha estado haciendo bien últimamente”, dijo un joven.

“¿Por qué es eso?” preguntó Ye Futian.

“Recientemente, los estudiantes de esas dos escuelas han sido muy arrogantes. De vez en cuando, pelearán con los estudiantes de otras escuelas, y nuestra escuela es la más lamentable porque parece que nos atacan en particular”. El joven explicó.

“Para empezar, los estudiantes del Palacio Árbol de Júpiter y el Palacio Provincia Celestial son más fuertes, por lo que, naturalmente, los estudiantes de nuestro Palacio Melodía Marcial no pueden competir con ellos”, dijo alguien más. Ye Futian se había hecho famoso en la Academia Donghai por pelear, así que todos los del Palacio Melodía Marcial estaban emocionados por su regreso.

Ye Futian frunció el ceño. Ambos palacios habían realizado previamente una visita a Yi Xiang para felicitarlo por haber aceptado un discípulo, ahora se unían para atormentar el Palacio Melodía Marcial. Definitivamente hubo un secreto involucrado en todo esto. ¿De qué hablaron los dos Ancianos de esos palacios con Yi Xiang ese día?

Ye Futian recordó que Yi Xiang vino a reprenderlo ese día después de su pequeña charla. Parecía estar de mal humor. Basado en cómo iban las cosas ahora, algo definitivamente sucedió ese día.

“¿Dónde está Yu Sheng?” Ye Futian sabía que, con el mal genio de Yu Sheng, no se habría quedado quieto y observado todo esto.

“Me enoja solo por hablar de lo que pasó”, dijo alguien. “Debido a esta situación, el Junior hermano Yu Sheng fue a bloquear la entrada del Palacio Provincia Celestial. Le dio una paliza a una tonelada de personas, pero esos desvergonzados idiotas tenían dos Cultivadores del Plano del Glorioso de Ocho Estrellas que lo atacaron. Uno de ellos es el segundo Cultivador más fuerte del Plano del Glorioso en todo su palacio. Como un Cultivador del Plano del Glorioso de Cinco Estrellas, el Junior hermano Yu Sheng luchó con lo mejor de su habilidad, pero fue derrotado al final”.

Ye Futian tenía una comprensión bastante buena de los poderes de Yu Sheng. La diferencia de tres niveles no debería haber sido un problema, pero sus oponentes eran del Palacio Provincia Celestial; uno de ellos era incluso conocido como el segundo Cultivador del Plano del Glorioso más fuerte, por lo que probablemente también tenían un talento natural para empezar. Yu Sheng aún no podía liberar su Espíritu de Vida y mostrar su verdadero potencial, por lo que, si se unían contra él, era comprensible que estuviera derrotado.

“Está bien, lo tengo”, dijo Ye Futian. Luego comenzó a caminar de regreso a su dormitorio.

En el patio, Ye Futian pudo ver a Yu Sheng. Estaba semi desnudo, mostrando su piel color cobre, mientras que Yi Qingxuan estaba aplicando medicamentos a sus heridas.

“¿Ustedes ya han progresado a esta etapa mientras yo no estaba?” Ye Futian parpadeó con incredulidad y se acercó a los dos. Yi Qingxuan se sonrojó y miró a Ye Futian. “Deja de bromear”.

“Bien hecho, Yu Sheng. ¿Te atreviste a pelear en el Palacio Provincia Celestial como un Cultivador del Plano del Glorioso de Cinco Estrellas? ¿Por qué no peleas con todos los estudiantes? ¿Te sientes bien contigo mismo?” Ye Futian miró a Yu Sheng. “¿Cómo están tus heridas?”

“Nada está mal. Estaré mejor en un par de días. Es Yi Qingxuan quien insistió en aplicar la medicación”, dijo Yu Sheng, conteniendo una sonrisa.

“¿Este tipo de tratamiento no te hace querer salir herido otra vez?” Ye Futian se rió. Yi Qingxuan puso los ojos en blanco ante su comentario. “Si quieres salir lastimado, entonces ve solo”.

“¿Ya eres tan protectora con él?” Ye Futian se quedó sin habla. Entonces, él le preguntó a ella, “Yi Qingxuan, ¿qué diablos está pasando con los Palacios Árbol de Júpiter y Provincia Celestial?”

Ella se puso seria ante su pregunta. “Escuché de mi padre que se están volviendo más codiciosos por el poder y quieren cambiar la forma en que funcionan los siete palacios en la Academia Donghai”.

“¿Cómo planean hacer eso?” Entrecerró los ojos en confusión.

“Quieren ser las máximas potencias de la Academia Donghai y que los siete palacios se unan”, dijo Yi Qingxuan.

“Entonces, ¿es por eso que están enviando a sus estudiantes para pelear?” preguntó Ye Futian.

“Sí, creo que es su forma de expresar sus deseos a la academia”, asintió Yi Qingxuan. “Sus dos palacios siempre han sido los más fuertes de los siete, y por eso la mayoría de los mejores estudiantes están reunidos en esos palacios. En este momento, no hay muchos estudiantes de otros palacios que puedan derrotarlos”.

Ye Futian asintió con la cabeza y se volvió para irse. “Voy a salir por un tiempo”.

“¿A dónde vas?” preguntó Yi Qingxuan. Ye Futian acababa de regresar, ¿a dónde podría irse de nuevo?

“Estoy siendo una tercera rueda aquí, no quiero molestar el tiempo que pasamos juntos”, dijo Ye Futian. Saludó y continuó, “Voy a ver a mi novia”.

Yi Qingxuan se rió. Este chico siempre estaba bromeando.

Ye Futian se dirigió al Palacio Árbol de Júpiter. Cuando se fue, le dijo a Hua Jieyu que volvería pronto, pero ahora ya habían pasado un par de meses. Ella debe estar preocupada.

Cruzó todos los palacios para llegar al Palacio Árbol de Júpiter hasta arriba. Los estudiantes comenzaron a discutir entre ellos tan pronto como vieron a Ye Futian en su palacio.

“¿Qué estaba haciendo aquí ahora después de irse con el ministro Zuo hace meses?” alguien pregunto

“No lo sé. Sus poderes son realmente fuertes. Incluso fue capaz de derrotar a la discípula del ministro Zuo, pero aún no puede compararse con el genio de nuestro palacio, Zhou Mu. Escuché que Zhou Mu ya llegó al Plano del Glorioso de Seis Estrellas. Si Ye Futian y Zhou Mu se conocieran, Ye Futian estaría acabado”, comentó alguien.

Ye Futian ignoró todos estos comentarios. Él iba a vengarse de los dos palacios más tarde. En este momento, su prioridad era ir a ver a Hua Jieyu.

Continuó su camino hacia arriba, y lo que era extraño era que en realidad se topó con Zhou Mu.

Zhou Mu miró fríamente a Ye Futian. Junto a él, estaba otro joven.

“Ye Futian, parece que has llegado a un lugar en el que no tienes por qué estar”, dijo Zhou Mu en una actitud fría.

“Estoy aquí para ver al Gran Maestro”. Ye Futian sonrió a cambio.

“Entonces, ¿qué? El Palacio Árbol de Júpiter no es un lugar donde puedas ir y venir como quieras”, se burló Zhou Mu.

Ye Futian miró a Zhou Mu, no quería perder el aliento con él. Ye Futian intentó pasar junto a él, pero el joven que estaba junto a Zhou Mu se movió hacia un lado para evitar que Ye Futian avanzara. El joven se echó a reír: “He escuchado muchas cosas buenas sobre ti, Junior hermano Ye Futian, pero nunca imaginé que fueras tan grosero”.

Ye Futian lo miró fijamente y se puso en camino de nuevo. Su ropa soplaba con el viento, su aura dominante.

El joven sonrió débilmente y la mirada en sus ojos hizo un cambio drástico. Al momento siguiente, Ye Futian sintió que no podía controlar su propio espíritu y estaba sufriendo. Se quedó en su lugar y levantó la cabeza. Se quedó mirando al joven al lado de Zhou Mu.

“discípulo Árbol de Júpiter, Zhuo Qing”. El joven se presentó. “Aunque los talentos naturales del Junior hermano Ye Futian son impresionantes, debes saber que no todos en la Academia Donghai son como Jing Yang. Estoy seguro de que has probado los poderes del Junior hermano Zhou Mu en la Mansión Luo. Hay varios estudiantes como Zhou Mu en el Palacio Árbol de Júpiter, así que si sigues siendo tan arrogante, serás el único en desventaja”.

Zhuo Qing habló con orgullo y él tenía el derecho de serlo. Como un Cultivador del Plano del Glorioso de Nueve Estrellas, fue la persona más poderosa del Reino Glorioso en todo el Palacio Árbol de Júpiter. Algunas personas incluso lo llaman el Maestro Dharma número uno de la Academia Donghai. Sus talentos naturales eran inmejorables.

“Tienes razón”, dijo Ye Futian con una sonrisa. Cuando se volvió para irse, volvió a hablar: “Espero que los estudiantes del Palacio Árbol de Júpiter sean tan poderosos como dijiste”.

Ye Futian tenía tanta prisa por llegar al palacio porque temía que Hua Jieyu estuviera preocupada por él, pero como lo detenían en el camino, solo podía usar una forma diferente para hacerle saber que había regresado.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente