Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Capítulo 88 – Solo Leveling

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

El Líder del Equipo Bae estaba sorprendido,

“¿Acaso … sucedió algo? ¿Debo ir a pedir refuerzos del Gremio?”

“No, nada de eso. Es por una razón personal. Solo tengo algo que quiero hablar con el hombre, así que no tienes que preocuparte. ”

“Oh …está bien.”

Cha Haein se volteo hacia la Puerta.  De repente, sintió un vacío a su lado.

‘Ah…mi arma.’

Palmeando sus caderas aquí y allá sin mirar, se dio cuenta de que había dejado su espada en casa.   Bueno, no es como si ella hubiera planeado ir a la Mazmorra hoy. Su bonita frente se arrugaba suavemente.

“Sé que el Líder de la Incursión Gihoon-ssi es un hombre confiable, y por supuesto, todos los miembros del equipo son Cazadores capaces, pero …”

Entrar en una mazmorra sin un arma era algo impensable.   Después de un momento de contemplación, Cha Haein se dirigió al Líder del Equipo Bae.

“Hay algo mas…?”

“Líder del Equipo, ¿podría prestarme un arma?”

“¿Señora?”

Después de dudar, el líder del equipo indicó a un minero que pasaba,

“Oye, Suk-ssi, trae uno de los equipos aquí.”

“Sí, señor. ”

Lo que Suk-ssi trajo en un instante fue el… pico del equipo minero.

“. . . ”

La expresión de Cha Haein se endureció,

“Hay… hay algo más?”

“Cuando dice algo más …”

“Como una espada, o tal vez una lanza.”

“Subdirectora Guildmaster, si nos está pidiendo algo así …”

“. . . ”

Cha Haein suspiró ligeramente,

“Está bien”

Ella declinó respetuosamente el pico que el Líder del Equipo Bae estaba sosteniendo y luego se dirigió hacia la Puerta.   El líder del equipo la miró con preocupación y luego preguntó.

“Cazadora Cha-nim, ¿estás segura de que estará bien con las manos vacías?”

Estremecerse.

Cha Haein se congeló en su lugar y pensó en ello.   Rápidamente se dio la vuelta y tomó el pico del Líder del Equipo. El hombre se rió entre dientes,

“Buena idea. Pase lo que pase, entrar en una mazmorra con las manos vacías es peligroso.”

“Gracias…”

Cuando se dio la vuelta y se fue, la líder del equipo no se dio cuenta de lo rojos que se habían puesto sus orejas.

Una fuerte mirada de determinación llenó los rostros de todo el grupo.   Cada uno de ellos aceptó su destino y caminó con determinación.   Mientras tanto, la Healer femenina se acercó a Jinwoo y miró a través de la bolsa en su espalda.   Jinwoo volteo la cabeza y preguntó:

“¿Qué estás haciendo?”

“Espera.”

Lo que sacó fue el bolso de una mujer.

“Desde hace mucho tiempo, me sentí extrañamente preocupada cuando mi bolso estaba lejos de mí, así que lo llevo conmigo a las Incursiones.”

A ella le gustaba responder preguntas que él no hizo.

Sacó una pequeña libreta y un bolígrafo de la bolsa; La Healer comenzó a escribir algo en la libreta.   Debido a que no estaba mirando por donde caminaba, siguió golpeando su cabeza contra los hombros de Jinwoo. Pronto, ella terminó y cerró su libreta.   Volvió a poner el bolso en la bolsa de Jinwoo, pero sostuvo la libreta. Curioso por lo que haría a continuación, la mujer de repente le tendió la libreta a Jinwoo.

“. . . ?”

Tomó la libreta con la cabeza inclinada y la mujer habló con lágrimas en los ojos.

“Acabo de escribir algunas cosas que quería decirle a mi familia. Cuando llegues al exterior, asegúrate de que llegue a sus manos.”

Si él se reiría en este momento, ella estaría realmente herida.   Por enésima vez frente a esta mujer, Jinwoo reprimió su risa y guardó la libreta en los bolsillos.

“Lo retendré, pero no creo que tenga la oportunidad de entregarlo.”

“Está bien.”

La Healer asintió.

‘Por supuesto, todos los guerreros Orcos de alto rango nos están vigilando. Le será difícil salir vivo de aquí.’

Después de todo, camillero-ssi era solo un Rango E.  

La mujer se daría cuenta más tarde de lo que realmente había querido decir Jinwoo.

Pronto, la habitación del Boss apareció a la vista.   El nerviosismo de los cazadores alcanzó su punto máximo.   La habitación era increíblemente grande.

‘. . . ‘

Jinwoo miró alrededor de la habitación del Boss.   Era más grande que la habitación en la que estaba ayer la bestia mágica de tipo gigante.   A diferencia de ayer sin embargo, la habitación no se sentía grande.   Fue debido a la horda de Orcos que ocuparon toda la habitación.   Los Orcos eran del doble de los que vinieron a recoger al grupo de asalto que esperaba en la habitación.

‘Unos cien de ellos … ¿quizás un poco más?’

En lugar de dispersarse por el interior de la Mazmorra, todas las bestias mágicas se reunieron en la habitación del Boss.   Mirando por encima de la horda de los Orcos, la cara de Son Gihoon se puso pálida.

‘Si tantos Orcos abandonan la Puerta …’

Para cuando llegaran los Cazadores de mayor rango, una pequeña ciudad podría ser destruida.   La espalda del Tanker se humedeció de sudor.

‘Por lo menos, tenemos que matar al Boss.’

Él presionó esa determinación profundamente en su corazón.

Los Orcos en la habitación se separaron para hacer un camino.

“Ah shaku.”

El Capitán Orco hizo un gesto hacia el grupo de asalto otra vez.   Siguiendo a los Orcos que los guiaban, el grupo de asalto caminó hacia un altar al final de la habitación del Boss.

“¡Por ahí!”

Un cazador señaló la cima del altar.   En la parte superior, había un hechicero orco alto enmascarado.   El hechicero llevaba un collar y aretes hechos de huesos y estaba cubierto de pies a cabeza con diversos adornos y ornamentos.

‘Así que ese es el Boss…’

La expresión de Son Gihoon se endureció.   Se dio cuenta de que el poder mágico aterrador que llenaba la Mazmorra en su mayoría venía de él.   El Boss estaba rodeado por cuatro guardaespaldas que también emitían una presencia peligrosa.

‘Esto no es bueno.’

¿Podrían emboscar al hechicero con esos guardaespaldas alrededor? Todos los miembros del grupo de asalto tuvieron este pensamiento.

El grupo de asalto se detuvo ante el hechicero.   Un extraño nerviosismo llenó a los Orcos que observaban la procesión desde la distancia en la habitación del Boss .

“Hue hue.”

Sin embargo, el hechicero ignoró la inquietud que sentían sus lacayos y se echó a reír, revelando una boca horrible.

“Bienvenidos, humanos.”

Los Cazadores del grupo asaltante intercambiaron señales.

‘Una vez que Son hyung de la señal.’

‘Todos atacaremos a la vez.’

‘Solo concéntrate en el hechicero.’

Estaban buscando la oportunidad de atacar.

De repente, el aire a su alrededor se volvió increíblemente escalofriante.   Todos los Cazadores levantaron sus cabezas como uno a la fuente del frío.   Era el hechicero. El Jefe Orco se había quitado la máscara que llevaba y, con ella, el poder mágico que había estado escondiendo se desató por completo.

WOOOSH-

Una horrible ola de poder mágico se disparó desde el hechicero en todas las direcciones, lavando toda la Mazmorra.   Como una presa congelada frente a un depredador, los Cazadores del grupo de asalto se convirtieron en estatuas.

“Dios mío…”

“¿Cómo es posible esta cantidad de poder mágico?”

“¿Tenemos que luchar con esto?”

Frustración, Lamentación, Resentimiento, Arrepentimiento.

Ante las diferentes formas de desesperación mostraban los Cazadores, el hechicero volvió a sonreír con su boca.

“¿Me tienen miedo, humanos?”

Mordiéndose los labios, Son Gihoon dio un paso adelante con dificultad y le preguntó:

“¿Por qué nos trajiste hasta aquí? Esos guerreros deberían haber sido más que suficientes para matarnos a todos.”

El hechicero se burló ampliamente.   Con solo mirar su sonrisa, los Cazadores se estremecieron.

“Por diversión.”

“¿Qué?”

Son Gihoon se quedó estupefacto.   ¿Esa fue la razón por la que fueron traídos aquí? ¿Por diversión?

El hechicero continuó,

“¡En el tiempo que nos queda, cada uno de ustedes morirá uno por uno para entretener a mis soldados!”

¡UWAAAAAAH-!

Los guerreros Orcos rugieron de emoción.   A la presión opresiva que emitieron, los Cazadores lucharon por respirar.   Algunos de ellos incluso estaban llorando.

“Pero…”

El hechicero vaciló.   El Boss miró a los Cazadores y luego se detuvo en Jinwoo.

“. . . Hay algo interesante mezclado entre los humanos.”

En un instante, los ojos de Son Gihoon se encendieron.

‘¡El hechicero está distraído! ¡Ahora es el momento!’

Las venas aparecieron en la garganta del Líder de la Incursión,

“¡AHORA!”

Con un rugido, Son Gihoon tomó su espada y corrió hacia adelante.

Sin embargo… no había ningún sonido detrás de él.

‘Qué…?’

Mientras corría, rápidamente miró hacia atrás.   Sus compañeros de equipo no mostraron ningún indicio de que se movieran.   Sus espíritus luchadores habían sido aplastados por la opresiva muestra de poder; sus cuerpos congelados en el terror.   El corazón de Son Gihoon se hundió en su estómago.

‘Ah …’

Aún así, él tenía un trabajo que hacer.   No pudo detenerse aquí. El Líder de la Incursión miró hacia adelante otra vez.   El hechicero seguía riendo y los guardaespaldas aún no habían reaccionado.   Esto fue todo. Su primera y única oportunidad. Está bien si era suerte. Está bien si era una casualidad.   Esta espada solo necesitaba alcanzarlo…

Paso paso paso paso

Cargando con todas sus fuerzas, Son Gihoon llevó su espada hacia atrás.

“Uwaaaaaah-!”

Sin embargo, no tuvo la oportunidad de balancear su espada.   En cambio, rebotó contra algo y fue arrojado hacia atrás.

¡Bang!

Era un escudo mágico.

“¡Cough!”

Arrastrado por la barrera, Son Gihoon rodó por el suelo.

“Entonces, tenemos nuestro primer voluntario.”

Con las palabras burlonas del hechicero, el cuerpo de Son Gihoon flotaba en el aire.

woooong-

Era la magia de la gravedad inversa. 

 “. . . ”

Los labios del hechicero se movían continuamente con encantamientos.   Después de elevar al Tanker a la altura de un edificio de dos pisos, el hechicero recitó un hechizo diferente.

“. . . ”

Aceleración de la Gravedad. 

¡Golpe!

Son Gihoon se estrelló contra el suelo.

“¡Cough!”

Antes de que pudiera agitarse de dolor, fue elevado nuevamente al aire.

“Reversa de la Gravedad.”

kik kik kik

Junto con el hechicero, los Orcos revelaron sus colmillos y se rieron.

¡Golpe!

“¡Cough!”

woooooong-

¡Golpe!

“¡COUGH!”

El hechicero en varias ocasiones levantó y golpeó a Son Gihoon como un títere.   La cuarta vez que el hombre se estrelló contra el suelo, Son Gihoon lanzó un torrente de sangre.   Al ver la tortura de su Líder, los rostros de los Cazadores se volvieron cada vez más pálidos. Pero ninguno de ellos pudo reunir el coraje para dar un paso adelante.

“G-Gihoon hyung …”

Todo lo que podían hacer era mirar mientras temblaban mientras se rompía a Son Gihoon.

Clang

La Healer femenina finalmente perdió la fuerza para permanecer de pie y cayó de rodillas.

Mientras tanto, el hechicero cuido de Son Gihoon por quinta vez.

“Seguro que eres uno fuerte.”

“Groan…”

El hombre gimió de dolor en el aire.   Sin embargo, sus manos sostuvieron su espada con fuerza, sin pretender rendirse hasta el amargo final.

woooong-!

¡Golpe!

woooong-!

¡Golpe!

woooong-!

El final amargo se acercó para el Tanker.   Cuando fue levantado en el aire otra vez, ya no podía sostener la espada.   Cayó al suelo.

Clang

Con ello, el cuerpo de Son Gihoon cayó por última vez…

. . . O eso había pensado todo el mundo.

“Hmm?”

Los ojos del hechicero se ensancharon.   El Tanker cayendo al suelo de repente había desaparecido.   La cosa debería haber sido hecha pedazos, ¿a dónde fue? El hechicero movió los ojos para buscar la presencia del hombre.

‘Por ahí…?’

A cierta distancia, Son Gihoon estaba acostado en el suelo.   Al mismo tiempo, el hechicero descubrió a un hombre al lado de Son Gihoon.   Fue Jinwoo.

Después de acostar al hombre con suavidad, Jinwoo le preguntó al Líder de la Incursión mientras miraba al hechicero,

“Líder-ssi, te voy a preguntar solo una cosa.”

“. . . ? ”

Hasta ese momento, Son Gihoon no tenía idea de lo que le había sucedido.

“¿Está bien si mato a todas las bestias mágicas aquí?”

“Tú … qué estás diciendo …?”

Mientras tanto, el hechicero levantó la barbilla hacia Jinwoo mientras fruncía el ceño.   Uno de los guardaespaldas se volteo y cargó contra el Rango E. Al verlo correr hacia él, los ojos de Jinwoo brillaron con una luz.   El hombre extendió una mano hacia el Orco que se acercaba.

‘Manos del Gobernante.’

Con eso, el guardaespaldas Orco flotaba en el aire como si fuera agarrado por una mano gigante e invisible.

“Keu, krah?”

Agitó sus piernas en el aire.

‘Qué…?’

Los ojos del hechicero se ensancharon.

Jinwoo movió la punta de sus manos al suelo.

¡GOLPE!

El guardaespaldas fue estrellado contra el suelo.   La fuerza de la caída agrietó el piso.

Sin embargo, Jinwoo no se detuvo allí.

Al igual que el hechicero le había hecho a Son Gihoon, el Cazador de Rango E levantó de nuevo al guardaespaldas.

¡GOLPE!

¡GOLPE! 
 

¡GOLPE!

El Orco gritó mientras rebotaba entre el techo y el suelo como una pelota de baloncesto, luego fue silenciado cuando su cabeza fue clavada en el techo.

¡CRACK!

Scatter

Trozos y pedazos del techo en polvo cayeron al suelo.   Al mirar el cuerpo oscilante del Orco pegado al techo, tanto los Orcos como los cazadores no pudieron ocultar su impacto.

Son Gihoon tembló cuando preguntó.

“Tú … quién eres …?”

“Te preguntaré de nuevo.”

Este era el suelo de caza del Gremio Cazadores.   Solo había una persona aquí que podía actuar como representante del Gremio Cazadores.   Jinwoo preguntó por última vez,

“Puedo tomar a todas……las bestias mágicas de esta habitación …?”

¿Qué fue este sentimiento? A Son Gihoon ya no le importaba la identidad del camillero.   Solo estaba enojado. Enojado por el hecho de que fue jugado con como un juguete por una bestia mágica.   Gotas de lágrimas cayeron de los ojos del Líder de la Incursión cuando él respondió:

“Por favor … por favor ayúdanos.”

‘Muy bien.’

Cuando Jinwoo se puso de pie, los Orcos se acercaron a él.   A sus espaldas estaba el hechicero. El Jefe de los Orcos se rió burlonamente,

“Para ser un humano, tienes un truco interesante.”

El hechicero hizo un gesto y los Orcos rodearon a Jinwoo.

“¿Hasta dónde te llevará ese truco, me pregunto?”

La expresión de Jinwoo se volvió increíblemente fría.

Al hombre nunca le habían gustado las bestias mágicas, pero esta era la primera vez que había encontrado una que quería matar tanto.

“Tú. Serás el último.”

Si pudiera sentir alegría, ciertamente podría sentir miedo.

Si no, aprenderá.

Jinwoo habló en voz baja.

“Shadows”

Dos dagas aparecieron en sus manos,

“Adelante.”

Pagina Anterior
Pagina Siguiente