Capítulo 268 – Solo Leveling

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Alto y fuerte.

Lee Eun-Chul, quien acababa de convertirse en un estudiante de secundaria, en una nueva escuela, en una nueva clase, con nuevos compañeros de clase, los ojos de Lee Eun-Chul estaban alerta cuando se sentó detrás de la clase y vio la atmósfera de la clase.

‘¿Quién será mi amigo?’.

En una mirada tomó una decisión rápida.

En primer lugar…¿Por qué está haciendo eso? Es porque este es su estilo de hacer amigos.

La mayoría de sus compañeros solo parecían ser presa de Lee Eun-Chul, a quien siempre le gustaba tomar el control de todo con sus puños.

Por ello, la mayoría de los niños que se encontraron con él, usualmente evitaron su mirada.

‘… no está mal.’

Sin embargo…

Por el contrario, hubo algunos que se rieron y no se preocupaban de él.

Uno de ellos…Chong Sung-Ho

Él era un compañero de clase un poco diferente de las perspectivas normales.

Lee lo había visto a menudo cuando jugaba con sus amigos.

“Está aquí?”.

“Uh”.

Mientras se saludaban con los mejores deseos, hubo una breve guerra de disciplina, pero eso también fue por un momento.

Sung-Ho, quien había aprendido lo infame de Lee Eun-Chul, se inclinó primero.

“Seamos amigos”.

Lee Eun-Chul sonrió y tomó su mano.

Aunque hubo un poco de problema en el proceso de amistad, pero no le importó.

Luego….

Mientras clasificaba a sus otros compañeros …

Curiosamente, hubo un hombre que llamó la atención de Lee Eun-Chul.

No era un estudiante modelo en el frente, ni era uno de los que fingía ser valiente sentado en la parte de atrás.

Solo era un hombre extraño que no evitó su mirada mientras estaba sentado en medio de la clase.

Sí.

Siempre habrá alguien así, pensó Lee.

Personas aburridas que no conocen su lugar, por lo que no saben qué va a pasar ni hacia arriba ni hacia abajo.

Cuando el chico que estaba mirando hacia atrás suspiró y miró hacia adelante como si fuera patético, Lee Eun-Chul no pudo soportarlo.

Craak-!

Una silla se tiró y el aula se volvió ruidosa.

Por supuesto, todos los ojos en la clase se centraron en Lee Eun-Chul.

Lee Eun-Chul, que disfrutaba de esas miradas, continuó acercándose al hombre que estaba buscando.

“Oye”

Lee intentó agarrar su hombro y le dio la vuelta.

Sin embargo, otra mano vino de un lugar en el que nunca pensó.

“Espera un minuto”.

Lee Eun-Chul dijo cuando vio a Cho Sung-Ho sosteniendo su muñeca.

“¿Qué?”

Cho Sung-Ho, quien estaba nervioso, dijo incómodo.

“Él estaba en misma escuela, no lo toques”.

“… ¿misma escuela?”.

‘¿No quiere que lo toque porque son de la misma escuela?’

‘¿Será por eso, o porque hay otra razón?’.

Debe haber una razón por la que no debería tocarlo.

‘¿O simplemente quiere burlarse de mí?’.

Lee Eun-Chul, cuya cara se endureció, dio una patada a la silla del “hombre” que no se dio la vuelta a pesar de los disturbios detrás de ella.

“Oye, oye, ¿quién eres? ¿Puedes hablar? ¿O no puedes?”.

Entonces Cho Sung-Ho, que había tomado una decisión, se adelantó e intentó contenerlo.

Sin embargo, Lee Eun-Chul, que era diferente a él, tiró de la mano de Cho.

“Ven conmigo”.

Después de que Lee Eun-Chul intentó abandonar la clase, otros dos amigos también lo siguieron.

Lee Eun-Chul, que estaba de pie en la puerta del aula, miró hacia atrás y vio a Cho Sung-Ho, que estaba sudando, y “él”, que ni siquiera había mostrado interés.

Luego…

Los ojos de Lee se veían furiosos.

* * *

Cho Sung-Ho, cuyo rostro estaba golpeado, tropezó.

Aún así, los ojos de Lee Eun-chul eran sombríos.

Lee Eun-Chul, quien empujó a Cho contra la pared, luego preguntó: “¿Qué sucede?”.

“¿Quién es él? ¿Por qué lo cuidas?”.

Cho Sung-Ho, que estaba jadeando, escupió sangre de su boca.

Su rostro estaba cansado, pero levantó la cabeza al responder.

“Es el hombre más fuerte de mi antigua escuela secundaria”.

“…?”

La cabeza de Lee se inclinó.

Esa persona…

‘¿Mi ataque lo volvió loco?’.

Se sabía públicamente que la pandilla de Cho tenía un fuerte control sobre esas escuelas.

Sin embargo, Cho negó con la cabeza y enfatizó.

“No puedes tocarlo”.

Al principio, Lee lo consideró absurdo, pero se puso serio cuando vio los ojos de Cho Sung-Ho.

No.

Nunca he oído hablar de alguien así.

 

Lee Eun-Chul, que había vivido en este entorno desde la primaria, nunca había escuchado tal nombre.

‘¿Qué puede hacerme en primer lugar?’.

Y por eso, cuando Lee se enojó…

Ta-dah!!

Lee Eun-chul hizo un balance completo, y la cabeza de Cho Sung-Ho se doble a un lado.

Inmediatamente sus mejillas se pusieron rojas.

Cho había aprendido a boxear desde que era un niño, por lo que sabía que el puño de Lee no era una broma.

Pero había algo de lo que Cho estaba realmente asustado.

Cho, quien soportó la violencia implacable de Lee Eun-Chul, descubrió algo.

‘…’

Al ver que los ojos de Cho se agrandaban, la cabeza de Lee se volteo hacia atrás.

Whoosh…

El “hombre” se le acercó.

Cho entonces dijo: “No quiero pelear con él”.

“Por favor … discúlpate con él, esa es la mejor opción para ti”

“¡Este bastardo!”.

Lee Eun-Chul sacudió a Cho por la parte posterior de su cabeza, pero Cho solo mantuvo la boca cerrada.

Y justo antes de que las palabras de Lee Eun-Chul salieran de su boca.

Suho, la raíz de todo esto, se paro delante de ellos.

‘¿Es por lo que acaba de escuchar de Cho?’.

Lee Eun-Chul, quien había visto su puño una vez, se apartó de Cho Sung-Ho y analizó a Suho.

No es pequeño, pero tampoco es más grande que él o Cho.

Su cuerpo era muy normal.

Su cuello o muñeca que se veía entre su uniforme parecía un poco grueso, pero no era un cuerpo especial que estaba hecho debido a los deportes.

Lee Eun-Chul no podía creer las palabras de Cho.

Luego, Suho se paró frente a Cho y miró su rostro que estaba gravemente herido.

Luego llamó a Cho Sung-Ho mientras hacía clic con su lengua.

“Sung-Ho”.

“…uh”.

“Vamos a hacer lo que hice la última vez, ¿de acuerdo?. Esto es solo defensa personal”.

Cho asintió sin dudarlo.

“Si”.

‘¿Que es lo que quiere hacer?’.

Lee Eun-Chul, que escuchaba con una cara curiosa, arrugó la cara.

“Hey, tu, bastardo”

Pero tan pronto como puso su mano en el hombro de Suho, una luz apareció de repente ante los ojos de Lee Eun-Chull.

Bang! Bang! Bang! Bang!..

Lee Eun-Chul, quien perdió el conocimiento, cayó al suelo.

Al mismo tiempo, los dos chicos que estaban detrás de Lee Eun-Chul también perdieron la conciencia.

Boom-! Bang!

‘Eso… es muy aterrador’.

Cho tragó su saliva.

Si no fuera por su visión entrenada, era posible que no lo viera correctamente.

Fue un golpe justo en la cara de Lee Eun-Chul, como a los otros dos, el golpe de Suho fue tan preciso como una maquina y tan brutal como un animal.

Al principio, cuando conoció a Suho, Cho pensó que Suho no era humano.

Pero, debido a eso, su vida escolar fue más fácil de lo que esperaba.

Al ver caer a Lee Eun-Chul, Cho Sung-Ho se rascó la cabeza.

‘…’

Lee Eun-Chul tenía la nariz rota y sus huesos rotos.

Los rumores se darán a conocer pronto.

Lee Eun-Chul, de XXXXXX, cayó ante Cho Sung-Ho, de XXXXX.

Al menos, este rumor sería tan bueno que Lee ya no intimidaría a la gente.

‘Bueno…’.

‘Al menos mi récord de victorias aumentará,’ pensó Cho.

Pero al ser una victoria dada por alguien, se sintió un poco avergonzado por eso.

Mientras pensaba en esto y aquello, Suho se acercó y lo atrajo.

“Ahora que estamos aquí … espero trabajar contigo aquí”.

Cho Sung-Ho, quien se rascó la mejilla, tomó su mano en silencio.

Bueno … no fue un mal trato.

* * *

“Wow, Cho venció a los tres?”.

“Su fuerza no es una broma”.

“Ha sido conocido desde que era un niño”.

“¿Debo aprender a lamerle el culo?”.

El ambiente del aula se calentó por los rumores de que Lee Eun-Chul fue trasladado al hospital.

En particular, Cho fue tratado como un héroe porque luchó para proteger su escuela de los mismos estudiantes traviesos.

El comienzo del nuevo año escolar, aunque todos eran tímidos al principio, pero con un tema muy cálido y genial, hablaban y reían sin parar.

Sin embargo, Suho miraba por la ventana solo.

El cielo se volvió amarillo después de un rato después de la escuela.

Suho siguió mirando al cielo mientras trataba de resistirse a bostezar.

‘… aburrido’.

Aburrido.

En la actualidad, hubo muchas ocasiones en que Suho siempre se aburría.

Había algo, sentía que había algo que había olvidado en su mente.

Y cada vez que lo sentía, Suho no podía soportar el aburrimiento de esos sentimientos, ya que no sabía lo qué era.

Creuk-!

La puerta del aula se abrió.

Los ojos de los niños estaban todos enfocados en la parte de atrás de la clase.

Fue Cho, quien se dirigió a su asiento sin mucha reacción.

Oh!

Los ojos de los niños que miraron el rostro de Cho Sung-Ho, que estaba lleno de cicatrices, se llenaron de admiración.

Ahora, los estratos más altos aquí habían cambiado de Lee Eun-Chul a Cho Sung-Ho.

“Oye”.

Alguien le dio una palmada a Suho en la espalda, a quien todavía no le importaba nada más que la ventana.

Cuando Suho se dio la vuelta, pudo ver a una chica hablando con él.

“No es tu amigo, Cho, quien te ayudó contra Lee Eun-Chul, si es así … entonces, ¿por qué no lo felicitas?”.

“Lo hice”.

“Oh, enserio?, bueno”.

Cuando Suho lo dijo, la chica avergonzada abrió apresuradamente el libro de texto.

Suho miró por la ventana de nuevo.

Todavía estaba muy aburrido, sin embargo, lo hizo mientras observaba la puesta de sol.

* * *

Hora de ir a casa.

Cuando todos estaban ocupados saliendo, solo Suho se paró en la ventana y vio el patio de recreo.

Todos los estudiantes se dirigían hacia la puerta de la escuela.

Y a Suho no le gustaba el alboroto por salir.

Su madre incluso se rió y dijo que él era como su padre.

Suho luego miró el libro que había tomado prestado de la biblioteca y estaba a punto de irse, cuando no hubo nadie más en el salón de clases.

Suho tomó su bolso casualmente y lo puso en su hombro.

Era bueno tener un poco de espacio solo, pero si se quedaba más tiempo, probablemente llegaría tarde a casa y enfrentaría la ira de su madre.

Cuando las noticias de la ira de su madre llegaban a los oídos de su padre…

‘…’

Suho no podía imaginarlo.

De repente, el asustado Suho negó con la cabeza.

‘¿Qué edad tiene papá ahora?’.

Incluso si su padre se convirtiera de la nada en un viejo decrépito, Suho creía que nunca le ganaría.

Por el momento Suho se apresuró a abrir la puerta del aula cerrada.

‘La puerta … ¿no está abierta?’.

Si la puerta solo estuviera bloqueada, Suho podría abrirlo con un poco más de fuerza.

Sin embargo, esta puerta parecía una pared dura.

‘¿Qué es esto?’.

Suho, cuyos ojos se ensancharon, corrió hacia la puerta principal del aula y agarró la manija.

Pero lo mismo sucedió con la puerta principal.

Sorprendido, Suho corrió hacia la ventana y miró hacia afuera.

Entonces, vio una escena increíble delante de él.

Los estudiantes que salieron por la puerta, los estudiantes que hacían ejercicio, los carros que pasaron por la entrada, las personas que pasaban por la acera junto a ella, e incluso una pelota flotaba en el aire.

Todos se detuvieron.

‘¿Cómo pasó esto?’.

Suho, quien sostuvo ambos puños, rompió la ventana con toda su fuerza.

Dung-!

Pero en lugar de romper la ventana, su mano fue rechazada hacia atrás.

“…!”

Cuando Suho se apartó de la ventana, trató de resolver la situación en su cabeza.

Whoosh -!

Suho de repente vio un agujero negro redondo detrás del aula.

Al principio, el hoyo era solo del tamaño de una pelota de voleibol, pero luego se hizo más ancho y pronto se convirtió en un tamaño al que la gente podía ingresar.

Y ese agujero oscuro, parecía querer chupar a Suho.

Los niños normales tendrían mucho miedo de esto.

Pero no Suho.

En lugar de llorar o gritar, Suho se puso la mano en el pecho.

*Ba-Dump* *Ba-Dump**Ba-Dump* *Ba-Dump*

Su corazón latía rápido.

Tal vez…

‘Tal vez he estado esperando esto por tanto tiempo?’

‘Mamá siempre dice que me parezco a papá’.

‘Entonces … si me parezco a mi padre … ¿qué haría él en esta situación?’.

La respuesta era…

*Ba-Dump**Ba-Dump**Ba-Dump*

Su corazón continuó latiendo como loco.

Suho trató de calmarse.

Triik *  Triik *

La electricidad de las luces del techo destellaron, pero no hubo dolor.

A pesar de que solo estaba parado frente al agujero, Suho sintió como si hubiera regresado a su ciudad natal que había dejado atrás durante mucho tiempo.

De alguna manera, parecía que Suho ya había sentido esta sensación antes.

Suho respiró hondo.

Su corazón latía rápido, y su cabeza estaba en todo en busca de la calma.

‘Está bien’.

Una pequeña sonrisa apareció en la cara de Suho.

Y entonces…

Sin dudarlo, Suho saltó al agujero.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente