Capítulo 265 – Solo Leveling

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Jinwoo se olvida de algunas cosas pero no es porque él quiera. Es solo una regla muy clara y también un pago definido por sus propios deseos de volver en el tiempo.

 

Pero …

 

Algunas personas son muy afortunadas de poder hacer contacto directo con Jinwoo, una de los seres supremos.

 

Por la mañana

 

“¿Qué sucede?”

 

Sung Il-hwan, al levantarse de su habitación e ir a la habitación de Jinwoo, puso su mano en el hombro de su hijo llorón y al instante pudo ver otro pasado delante de él.

 

Físicamente, ese tiempo ha desaparecido, pero resulta que ese pasado es muy valioso.

 

[Siempre te extraño]

 

[Quiero hablar más contigo]

 

[Lo siento, no pude ser un buen padre]

 

Sniff..

 

La última cosa hace que su corazón se hunda al estar frente a su hijo.

 

Y …

 

El tiempo se invierte y el recuerdo anterior aparece de nuevo en una imagen panorámica que se reproduce.

 

La única herramienta del soberano que permite que eso suceda, el ‘Cáliz de la Reencarnación’.

 

Sung Il-hwan, quien sabía que había una herramienta de la Deidad a través de los recuerdos de los Gobernantes, sintió la expresión de su hijo y recordó que se hizo un contrato entre su hijo y los Gobernantes.

 

E independientemente de lo difícil que fuera, Jinwoo decidió cargar con la carga.

 

Sung Il-hwan se mordió el labio para poder contener sus sentimientos ¿Fue un exitoso su esfuerzo?

 

Jinwoo se secó las lágrimas y se rió.

 

“… debo haber tenido un mal sueño”

 

En ese momento, Sung Il-hwan vio la fuerte determinación grabada en la cara de Jinwoo por un momento.

 

Bueno, en ese momento lo vio.

 

Pero no supo a qué se refería hasta que Jinwoo desapareció de repente, Sung Il-hwan en ese momento no sabía nada acerca de la “promesa” que su hijo hizo a los gobernantes en ese momento.

 

***

 

“… la promesa es derrotar a todo el ejército solo”

 

Sung Il-hwan se rió, recordando esa vez.

 

Si …

 

Si hubiese sabido de la promesa antes de entrar en la brecha dimensional, ¿detendría a su hijo o lo dejará ir?

 

“Pero hizo un trabajo extraordinario, ¿verdad?”

 

El agente gobernante se echó a reír.

 

Mientras que Sung Il Hwan estaba en silencio.

 

La terrible guerra que este mundo debía sufrir ha desaparecido gracias al sacrificio de Jinwoo.

 

Pero, cuando recordó el dolor que había experimentado su hijo, no pudo reírse en absoluto.

 

Un año después de eso.

 

Ha pasado aproximadamente un año del que Jinwoo regresó de la brecha dimensional.

 

“Mi hijo-”

 

Una voz vacilante desapareció en la tranquila música que fluía en el café.

 

El agente bebió café, que aún tenía la mitad, con una pajita, esperando tranquilamente la próxima palabra de Sung Il Hwan.

 

 

“¿Qué dijo mi hijo?”

 

“¿Qué dijo el Monarca de las Sombras?”

 

El agente se perdió en la tensión que apareció en el rostro de Sung Il Hwan y luego sonrió levemente.

 

“Dijo que se quedaría aquí, y también dijo que si el tiempo que pasaría aquí sería muy valioso”

 

Sung Il-hwan suspiró.

 

El agente, que había terminado su café, colocó suavemente la taza sobre la mesa.

 

Su papel en este mundo, a la espera de la decisión de Jinwoo, terminó ayer.

 

Y era ahora del momento de partir.

 

Sung Il-hwan sería el último invitado con el que se reuniría antes de irse.

 

¿Era por eso?

 

A pesar de que el agente no hablo mucho, aun quería conversar un poco más.

 

“¿Seguirás escondiéndolo de tu hijo?”

 

“No quiero que él recuerde a nadie.”

 

Si Jinwoo quiere tener una familia normal, Sung Il-Hwan está seguro de que puede desempeñar un papel para su hijo para siempre.

 

“Bueno de todos modos, sigues siendo su padre”

 

El agente, sonriendo y asintiendo, alzó la vista.

 

“Cuando me vaya, no habrá ninguna intervención de los gobernantes”

 

“Lo sé”

 

“Así que este es el adiós, de este mundo—”

 

El agente miró alrededor del café y habló en voz baja.

 

“Es divertido, me alegra ver lo que hará el Monarca de las Sombras mientras espero su decisión”.

 

De hecho, incluso los gobernantes han asumido que Jinwoo se negaría desde el principio.

 

Entonces, los agentes no necesitan poner agua fría en esta cálida separación.

 

Y, justo antes de que él despierte.

 

Antes de que pudiera decir adiós, el agente dijo:

 

“Agradezco al Monarca de las Sombras y a usted, señor”

 

Si no fuera por su ayuda, los resultados podrían no ser así.

 

Sung Il Hwan luchó en nombre de los gobernantes, y sugirió que los gobernantes se unieran al Monarca de las Sombras.

 

La ayuda fue extraordinaria.

 

Los gobernantes, también habían preparado un pequeño regalo para Sung Il Hwan.

 

“¿Tienes algo que podamos hacer por ti?”

 

Cuando pensó en el fuerte poder de los artefactos de los Gobernantes, eso significaba que podía conceder sus deseos.

 

Pero, Sung Il-hwan negó con la cabeza.

 

“No es necesario”

 

‘Como he adivinado.’

 

El agente puede entender la mente de Sung Il-hwan.

 

Tiene a alguien que tiene el mismo poder que un Soberano en su familia, entonces, ¿cuál es la necesidad de decirles a otros sobre sus deseos?

 

“Ya veo”

 

Cuando el agente, que bajó la cabeza brevemente, trató de levantarse.

 

Sung Il-hwan lo detuvo.

 

“Espera un momento.”

 

El agente volvió a sentarse.

 

“¿Quieres decirme algo de nuevo?”

 

Seong Il-hwan, quien estuvo preocupado por un momento, habló.

 

“¿Puedes borrar mi recuerdo, el recuerdo de mi pasado?”

 

“Por supuesto, pero ¿por qué me lo…?”

 

“Es bastante difícil fingir que no sé nada delante de mi hijo”

 

Sung Il-hwan dijo, sonriendo.

 

‘Ellos realmente son iguales.’

 

Su cara está sonriendo exactamente como Jinwoo.

 

“Y.”

 

Sung Il Hwan miró hacia abajo y pensó por un momento, luego habló lentamente.

 

“Solo quiero ser un padre común y corriente que se preocupa por su hijo.”

 

Estaba preocupado por la posibilidad de que su hijo se lastimara, incluso suspiró por el valor de la prueba de su hijo … si todavía conservara estos recuerdos, Sung Il Hwan siempre podría estar preocupado, por lo que solo quería regresar a su figura de padre habitual, que podía preocuparse por su hijo. .

 

“Para mí, Jinwoo no es un Monarca de las Sombras, sino que es un hijo preciado para mi”

 

Ese era el pequeño deseo de Sung Il-hwan.

 

“Entiendo”

 

Si así es.

 

El agente sonrió y aceptó la petición de Sung Il-hwan.

 

“Cuando salgas de este café, ese recuerdo se borrará completamente de tu mente.”

 

El agente que le dio un hechizo mágico a Sung Il-hwan se despidió en voz baja quien nadie más podía oír.

 

“No lo recordaras, y te sentirás tranquilo”

 

El tiempo pasó, y continuó.

 

***

 

En una mañana de invierno.

 

Sung Il-hwan, quien abrió los ojos debido a la alarma de las 6 en punto, saltó de su cama.

 

Junto a él, su esposa, quien estaba al mismo tiempo frente a su marido.

 

“Jinwoo?”

 

“Jinwoo?”

 

La pareja, que se apresuró a comprobar la hora, se sintió aliviada después de saber que solo eran las 6 de la mañana.

 

“¿Qué quieres que haga, bebé? ¿Despertar a Jinwoo?”

 

“Todavía tenemos un poco de tiempo, déjalo dormir un poco más”

 

“Sí, lo llevaré al examen más tarde”

 

“Siete … a las siete. Lo despertaré”

 

Sung Il-hwan asintió ante las palabras de su esposa.

 

La pareja, que revisó nerviosamente su reloj, salió corriendo de la habitación a las 7 en punto y abrió la habitación de Jinwoo.

 

“Sabes que este es tu día de prueba, ¿verdad?”

 

“Hijo, ¿quieres que te lleve?”

 

Su hijo, que parecía haberse despertado, se rió.

 

“Iré solo”

 

Sung Il-hwan, quien vio a Jinwoo salir de la habitación y se vistió rápidamente, tomo la llave del auto, pero el llavero lo distrajo un momento.

 

Era el llavero que le dio Jinwoo.

 

La cara de Sung Il-hwan, quien vio el llavero que parecía un llavero de castillo blanco lo cogió y sonrió.

 

El clima estaba soleado.

 

Era una mañana refrescante cuando el sol de la mañana comenzó a filtrarse desde la mañana.

 

***

 

En la noche del 24 de diciembre.

 

Jinwoo caminó por un camino lleno por el ambiente navideño.

 

Allí podia encontrar fácilmente las caras de artistas populares y estrellas del deporte en anuncios fotográficos que deambulan por las calles.

 

Muchas cosas han cambiado.

 

Jinwoo recordó el momento en que la cara del Cazador era adorada en la calle, no un artista o una estrella del deporte, lo que Jinwoo aún se sentía incómodo ver en este momento era aquel cartel de la bebida deportiva, se echó a reír.

 

Allí, había una cara que reconoció.

 

Cuántas personas han trabajado duro para dibujar esa expresión natural.

 

Eso parece un ídolo.

 

La sonrisa del artista en el cartel merece ser llamada clase ídolo.

 

Es un atleta deportista popular que nunca estuvo frente a la cámara cuando era un Cazador de Rango S.

 

Jinwoo hizo una expresión extraña cuando pensó en el futuro y lo que sucedería si no hubiese tratado la lesión de Cha Hae-in.

 

Aunque todavía se siento incómodo con las cámaras, ha tenido problemas para acostumbrarse.

 

Jinwoo, quien se rió, se dirigió al lugar donde había acordado.

 

De repente, miró a su alrededor y vio ropa colorida de amantes que llenaban las calles.

 

“Uso esto para ir allí, o ¿es esto demasiado normal?”

 

Jinwoo, quien usaba ropa ordinaria, luego vio una tienda de ropa cerca.

 

Por supuesto, la puerta de la tienda estaba cerrada porque cuando llegó, Jinwoo tampoco tenía intención de comprar ropa desde el principio.

 

Jinwoo se detuvo frente al hombre vestido con ropa limpia entre las muñecas que parecían ser las decoraciones de la vidrina.

 

shaaak-

 

El humo negro que envolvía el cuerpo de Jinwoo temporalmente cambió exactamente a la ropa que llevaba el hombre.

 

Jinwoo, quien estaba mirando la ropa tras la ventana, le preguntó al Shadow Soldier.

 

“¿Qué tal me queda?”

 

Desde cierto momento, Tusk, que se interesó mucho por la moda, dio su opinión de inmediato.

 

[Eso es lo mejor, mi Lord]

 

“Bueno”

 

Después de caminar con pasos más ligeros, llegó al lugar en un instante.

 

Cerca de un gran árbol de Navidad en medio de la plaza, muchas personas se quedaron esperando a otros.

 

¿Es porque hoy en día la Navidad hace que los rostros de quienes ven el reloj se pongan muy nerviosos y felices al mismo tiempo?

 

Pero, a diferencia de ellos, Jinwoo se limitó a mirar el cielo con calma.

 

Incluso en las muchas voces de personas que pasaban por las calles, Jinwoo pudo distinguir con precisión los pasos de la persona que estaba esperando.

 

… 3, 2, 1.

 

Cuando la persona llegó justo detrás de su espalda, Jinwoo se dio la vuelta.

 

“¿Llevas esperando mucho?”

 

Skydark: Como se lo imagina Sky [Chae  tapándole los ojos por detrás]

 

Cha Hae-in, quien trató de sorprender a Jinwoo, bajó su mano suavemente.

 

“Creo que tienes ojos en la espalda”

 

Él se veía feliz.

 

Para evitar los ojos de la gente, Cha Hae-in usaba un velo como Jinwoo había hecho antes.

 

“¿Tenemos que empezar ahora?”

 

Cha Hae-in sonrió alegremente y asintió ante la sugerencia de Jinwoo.

 

Luego caminaron hacia un lado.

 

Cuando escuchó las notas de Jinwoo, Cha Hae-in abrió los ojos sorprendida y preguntó.

 

“¿Por qué fuiste allí después de que obtuviste tan buenas calificaciones?”

 

“Quiero una beca completa, y tengo a alguien que quiero conocer allí”

 

Esas palabras hicieron que los oídos de Cha Hae-in se enfocaran.

 

“¿Es una mujer?”

 

Los ojos estrechos de Cha Hae-in eran graciosos, y Jinwoo se burló de ella.

 

“No se”

 

Sus ojos se ensancharon rápidamente como una pelota.

 

Jinwoo se sintió feliz de ver lo varios aspectos de Cha Hae-in cuales había visto cuando era adulta era algo que realmente hacia feliz a Jinwoo.

 

Entonces –

 

Ding

 

Algo cayó del cielo, cayendo directo a la punta de su nariz.

 

Luego se derritió sobre su piel.

 

Eran copos de nieve.

 

Luego miró hacia arriba y vio manchas blancas cayendo del cielo oscuro.

 

Blanca navidad

 

Jinwoo, quien lo vio de nuevo, recordó cuando terminó la Torre Demonio.

 

En ese momento, las cenizas blancas como la nieve cayeron en silencio.

 

“¿En qué piensas, Oppa?”

 

Jinwoo se rió y dio una respuesta aproximada.

 

“¿En que pienso?”

 

Jinwoo no podia decir que estaba pensando en uno de los enemigos más amenazadores de su vida, cuando vio caer la nieve del cielo nocturno antes de Navidad.

 

Cuando Cha Hae-in escuchó la respuesta de Jinwoo, mostró una sonrisa y dijo de repente.

 

“¿Recuerdas tu promesa, Oppa?”

 

“¿Qué promesa?”

 

“Prometiste responder cualquier cosa si ganaba la carrera”

 

“En serio”

 

Luego señaló un árbol que estaba bastante lejos.

 

“Así que apostamos, ¿quién llega primero?”

 

Jinwoo, quien se río de este repentino desafío, pregunto.

 

“¿Qué quieres preguntar?”

 

“Da”

 

“¿Da?”

 

“¿En qué piensas a veces, quién es la persona que quieres conocer en la universidad, ya sea una mujer o un hombre, y—”

 

“Y?”

 

“Cuando nos conocimos, no fue durante la competencia ese día…”

 

“… está bien”

 

Jinwoo, quien estaba listo para aceptarlo, saca su mano de su bolsillo.

 

Aunque eso no afectará los resultados, es una determinación a tomar el juego en serio.

 

Pero entonces

 

Cha Hae-in, quien intervino, se acercó y puso una bufanda alrededor del cuello de Jinwoo.

 

“Oppa, si te gusto, no te muevas de aquí.”

 

“Que?”

 

Mientras Jinwoo estaba sorprendido.

 

Cha Hae-in, que caminaba delante de Jinwoo, se acercó lentamente al árbol.

 

Jinwoo solo se rió cuando vio el encuentro donde se confirmó su derrota.

 

“Ha-”

 

Al final, Cha Hae-in, que logró llegar al árbol al lado de la carretera con su mano, saltó ligeramente en ese lugar y declaró felizmente su victoria.

 

Los Shadow Soldiers también estaban emocionados cuando vieron el encuentro.

 

[Hey, nuestro maestro ha sido derrotado!]

 

[¡A veces el maestro pierde la apuesta!]

 

[¡El Maestro cometió un error!]

 

[Kie-eeeeeeeeeeeeeeeeeeeee-eeeeeeeeeeeeee-]

 

 

Jinwoo, quien se rió de eso, se rascó la cabeza, miró a su alrededor y caminó hacia el árbol.

 

‘Bueno, no hay problema.’

 

Como Jinwoo buscaba deliberadamente un camino sin gente, no podía ver a la gente que pasaba por esta calle, aparte de ellos.

 

“Gané, ¿no?”

 

Jinwoo, quien se detuvo frente a Cha Hae-in, que esperaba con una cara emocionada, dio órdenes estrictas al Ejército Shadow.

 

“Chicos, cierren los ojos”

 

[……..]

 

[……..]

 

Ejército Shadow con tristeza tenían que obedecer la orden de su Lord.

 

Los labios de Jinwoo, se acercaron lentamente a los labios de Cha Hae-in, aterrizando gentilmente en ellos.

 

Y la nieve blanca aún caía tranquilamente del cielo.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente