Capítulo 263 – Solo Leveling

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 12 años después (2)

Una sombra de una mujer adulta, que aún poseía un rostro algo infantil, se levantó del charco de sangre.

Hmm…

La sombra de una mujer cuya sangre goteaba desde el final de su largo cabello miró a su alrededor como si la situación fuera confusa, entonces ella gimió de dolor.

“Ahhhhhhhhh!”

Ella estaba recordando el dolor que sufrió cuando murió.

Entonces Jinwoo calmó a la sombra de la mujer con su autoridad como Monarca de las Sombras.

“No tengas miedo. Ahora estás fuera de las garras de la vida y el dolor.”

Con la cálida voz del rey, la mujer se fue calmando gradualmente.

Luego, Jinwoo hizo un conjunto de ropas para la mujer, que había muerto desnuda.

“Ah…”.

Ella sostuvo la ropa sobre sus hombros con cuidado.

Su nombre era Seo Jin.

Jinwoo, quien le devolvió su nombre original a ella, quien fue revivida por la sombra, comenzó a hacerle preguntas.

“Dime … ¿te suicidaste?”

La sombra, o Seo Jin, asintió.

Jinwoo, quien tenía una rodilla en el suelo al nivel de sus ojos, la miró a la cara y le preguntó.

“Por qué?”.

Entonces…

Sus labios, que habían sido fuertemente cerrados como el hielo, se abrieron.

“Yo…”.

* * *

Ding Dong

Con el timbre de la puerta sonando a altas horas de la noche, un hombre de mediana edad devolvió el marco de fotos de su hija a la mesa.

 

‘¿Quién visita en estas horas?’. El hombre de mediana edad pensó.

Luego inclinó la cabeza y se paró frente al intercomunicador.

En la pantalla, afuera de la puerta, había un hombre con un traje limpio.

Si le preguntaban qué tenía de extraño, era un guante negro que solo llevaba en la mano izquierda.

El hombre de mediana edad entonces presionó el botón de llamada sin dudarlo.

El hombre detrás de la puerta sacó su identificación y se la mostró al hombre de mediana edad.

“Soy el detective, Sung Jinwoo, necesito preguntarle algo sobre su hija, ¿me puede dar un poco de su tiempo?”

La fotografía de su identificación y la cara en la pantalla coincidían.

El hombre de mediana edad, que era consciente de que el joven era un detective, olvidó que era demasiado tarde para recibir a los invitados e inmediatamente abrió la puerta.

“¿Recibió los resultados de la investigación? ¿Cómo murió mi hija?”.

Jinwoo, quien miró al padre de Seo Jin-Yi, Seo Gyu-Nam, negó con la cabeza.

“Nada ha sido revelado todavía. Sólo hay algunas preguntas que me gustaría preguntarle sobre su hija”.

Al padre de Seo Jin, quien estaba un poco decepcionado por el hecho de que nada fue revelado …

Jinwoo le preguntó con calma.

“Puedes venir conmigo?”.

Seo Gyu-Nam, quien parecía preocupado, miró tristemente antes de responder.

“Sí, por supuesto, si puedo ayudarle a descubrir el motivo de la muerte de mi hija, iré con mucho gusto”

Salió, cerró la puerta, se volteo hacia Jinwoo y le dijo.

“Vamonos”

Jinwoo asintió brevemente y se dio la vuelta.

“Sígueme”.

* * *

A diferencia de Seo Gyu-Nam, quien pensó que iría a la estación de policía, ambos fueron al café más cercano.

Cuando se le preguntó por qué el café, el joven detective respondió vagamente,

“Necesito un lugar para hablar en voz baja”.

Y así.

Jinwoo y Seo Gyu-Nam se sentaron uno frente al otro en medio de la mesa.

Entonces, Jinwoo le preguntó a Seo Gyu-Nam, quien tenía una expresión pesada.

“¿Qué tipo de persona era ella?”

“Ah?”.

“¿Quién podría tener un rencor contra su hija?”.

Seo Gyu-Nam, que entendió el significado de la pregunta demasiado tarde, hizo un gesto con la mano.

“No, no, ella no era una chica que planeaba cosas malas para los demás, ella era pura y hermosa”

Seo Gyu-nam, que respondió a esa pregunta, comenzó a sollozar con la cabeza gacha.

‘¿Cuánto tiempo tomó?’.

Seo Gyu-Nam, cuyos hombros dejaron de temblar, levantó la vista lentamente.

“Lo siento, detective, todavía no puedo creer que mi hija se haya ido de esa manera”.

“Realmente ayudaste a la señorita Seo Jin”

“Por supuesto, como sabes, Jin no era mi hija biológica, pero yo la amaba más que a mi propia hija”

El hombre tragó su tristeza con su mirada cayendo.

“La verdad es que me cuesta creerte”.

Pero en ese momento…

A diferencia de Seo Gyu-Nam, quien mostró una fuerte expresión emocional, Jinwoo, lo miró con ojos fríos de principio a fin, luego sacó su teléfono celular.

Y sin dejarlo hablar, Jinwoo continuó.

“Encontré un archivo de voz mientras buscaba sus pertenencias”.

“…¿Qué?”.

“Escúchalo”.

Jinwoo presionó el botón de reproducción y la voz de la mujer shadow que había grabado salió.

“Yo…”

Era una prueba del terrible abuso que había recibido de su padrastro desde la infancia.

A lo largo de su testimonio.

Los ojos de Seo Gyu-Nam, que acababa de actuar como un padre triste que había perdido a su hija hasta ahora, temblaban constantemente.

Ella ingresó deliberadamente a una universidad remota y creyó que ahora sí estaría libre del hostigamiento de su padrastro.

Pero al final decidió suicidarse cuando recibió una llamada de su padrastro, diciéndole que quería verla.

Y el hombre que había logrado que esa pobre mujer se suicidara estaba frente a Jinwoo.

Tick*

Cuando se terminó de reproducir el audio, Seo Gyu-Nam levantó su cara endurecida.

“¿Porque… porque me mostraste esto justo aquí?”.

Seo Gyu-Nam era un hombre que parecía entender más rápido que los demás.

Si…

Si el propósito era arrestarlo, estos detectives definitivamente traerían más policías y lo esposarían de inmediato.

‘Pero ¿por qué vino este detective y me llevó al café y me dijo que necesitaba un lugar tranquilo para hablar en lugar de arrestarme de inmediato?’.

Seguramente había algo extraño en el detective frente a él, eso es lo que sintió Seo Gyu-Nam.

Y el detective, que estaba inexpresivo como si respondiera a la intuición del hombre de mediana edad, finalmente sonrió.

“Tienes dos opciones”.

 

‘!Tengo opciones!?’

Ante las palabras de Jinwoo, quien le dio esperanza en un momento de crisis como este, Seo Gyu-Nam sostuvo su puño.

Jinwoo luego continuó.

“Opción A: Confiesa todos tus pecados y entrégate”.

“¿Y el otro?”.

“Puedes pagar un precio justo en lugar de admitirlo”.

Seo Gyu-Nam tuvo que apretar los dientes para soportar una fuerte sonrisa desde lo más profundo de su corazón.

¡Dios mío!

Debía haber un agujero en el cielo para que realmente le dieran estas opciones.

Seo Gyu-Nam comenzó a sentirse agradecido por el detective que mostró su lado malo como ser humano.

Seo Gyu-Nam había vivido una vida decente como médico.

Y no le importaba lo que el detective o la policía quisieran, tenía suficiente dinero para pagar.

Luego, preguntó Seo Gyu-Nam, tratando de ocultar su sonrisa.

“Cuanto quieres?”.

“Suficiente”.

Jinwoo se rió amargamente y volvió a guardarse el móvil en su bolsillo.

Jinwoo, quien sabía cuántas personas habían lamentado esta elección, sonrió a la persona que tenía delante.

Al mismo tiempo, la expresión de Jinwoo cambió en un instante.

“Escúchame”.

La cara de Jinwoo, quien no tenía una sonrisa, dejó escapar una terrible energía.

“En realidad, este no es el mundo en el que vives, sino otro mundo que acabo de crear”.

La tierra de los muertos, era el lugar donde los vivos no podían levantarse sin el permiso de su dueño.

El reino de la conciencia.

“De ahora en adelante, esta será tu prisión”. Jinwoo añadió con calma.

De repente, al ver la actitud de Jinwoo y su escurridiza explicación, comenzó a darle un poco de miedo.

“No, detective, ¿qué diablos es eso?”.

“Piénsalo”.

Con los ojos feroces de Jinwoo, Seo Gyu-Nam comenzó a ahogarse mientras respiraba.

“¿Puedes recordar cómo llegaste aquí?”.

Vamos a pensar en eso.

Y el hombre finalmente entendió.

Un escalofrío recorrió por su espalda, Seo  Gyu-nam notó una sensación extraña.

‘Cómo…?’.

‘¿Por qué en la cafetería, donde las luces son muy brillantes, solo estamos yo y el detective, y no hay nadie más?’.

‘Pensé que esta cafetería era nueva y por eso no tiene mucha clientela, pero … porque tampoco hay peatones afuera, ¿porque no hay nadie?’.

No había signos de vida humana en la cafetería y más allá de las paredes del cristal.

“Oh…”.

Cuando se dio cuenta de lo que le pasó.

Todo había pasado, y la oscuridad comenzó a extenderse.

Todo lo que quedaba en la oscuridad era solo una mesa y dos sillas.

Y solo él y el detective estaban sentados en sus respectivas sillas.

“Oh, ah…Ah!!”.

Seo Gyu-Nam, que se levantó de su silla, dio un paso atrás con una cara azul.

“¡Que eres! ¿Es esto un sueño? Es un sueño, ¿no es así?”.

Seo Gyu-Nam se burló de Jinwoo.

Pero tal irracionalidad no duró mucho.

Tuk*

De repente, Seo volteo la cabeza, sintiendo un miedo desconocido de ser golpeado por algo tan duro como una pared.

Entonces la pared se movió.

No, esa era una hormiga gigante, firme como una pared, se movió.

Luego, la hormiga puso suavemente un dedo índice en línea recta frente a Seo Gyu-Nam.

“Shhhh”.

En ese momento

“¡Ugh! ¡Ugh!”

Decenas de brazos de hormigas, extendidos en la oscuridad, lo atraparon y lo arrastraron a alguna parte.

Probablemente sufriría una muerte terrible, pero no moriría fácilmente

Después de todo, su Beru era uno de sus mejores soldados y uno de los mejores sanadores.

Kieeee-ek!

Beru se inclinó un poco ante su rey y regresó a la oscuridad.

‘…’

Jinwoo, quien observaba en silencio la desaparición de Seo Gyu-Nam, se levantó lentamente.

Y atrás de él…

Otra figura que se escondía en la oscuridad observaba todo de principio a fin.

Era Jin.

Jinwoo también sabía que ninguna cantidad de dolor desaparecería de ella.

Pero si esto pudiera ser un poco de consuelo …

Jinwoo se le acercó, le puso la punta de los dedos en la cabeza y borró de su mente el recuerdo de su padrastro.

 

“Gracias, Señor”.

La sombra inclinó su cabeza hacia Jinwoo varias veces.

Nacida de nuevo como una sombra, podía ver instintivamente cómo era Jinwoo, pero Jin-Woo no tenía la intención de usarla como un nuevo Shadow Soldier.

Así que ahora era el momento de enviarla de vuelta al reino de la nada.

Pero antes de despedirse, Jinwoo preguntó amablemente.

“¿Hay algo más que quieras decir?”.

La sombra quien sacudió su cabeza, dijo.

“¿Puedo pedirte un favor, si no te molesta?”.

* * *

El día siguiente

Jinwoo llamó al amigo de Jin para que viniera.

“Las posibilidades de un asesinato son escasas en estas circunstancias. La investigación se dará como terminada pronto”.

Su amigo que miró a Jinwoo con una mirada severa le preguntó de nuevo con sentimientos tristes.

“¿Es verdad?. ¿No hay otra posibilidad, incluso si es del 1 por ciento?”

En lugar de responder, Jinwoo movió su cabeza hacia la izquierda y hacia la derecha en silencio.

Y así, el amigo de Jin bajo la cabeza.

 

Tragó las palabras que quería decir con una cara triste.

“Perdóname, Jin-Yi”.

 

(Nota: Su nombre completo es Seo Jin-Yi)

Jinwoo, quien lo miró fijamente por un momento, le tendió un regalo envuelto en un lindo envoltorio.

“¿Umm?”.

“¿Es ese tu nombre escrito en la carta?”.

“…si”.

Fue un regalo que la víctima preparó cuidadosamente para su cumpleaños. Era un regalo que recibiría de ella, pero debido a las circunstancias, no pudo.

“Jin, en serio, tú …”

“Sí. Tal vez ella quería que su regalo estuviera con su dueño”.

“Oh, gracias”

El amigo de Jin lloró y agradeció sinceramente a Jinwoo.

Fue un regalo de Jin una hora antes de que se suicidara.

‘Si la basura de su padrastro no la hubiese llamado, ¿podría la pareja disfrutar de su fiesta de cumpleaños según lo programado?’.

Jinwoo, que estaba confundido por varios pensamientos, desvió la mirada y sintió una vibración en su bolsillo.

“Espera un minuto”.

Tan pronto como Jinwoo se dio la vuelta y contestó el teléfono, le pidió al amigo de Jin que esperara.

“Hyungnim!”

El sonido de una voz gentil se escuchó desde el receptor.

“Soy, Jin-Ho”.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente