Capítulo 259 – Solo Leveling

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Volviéndonos a Ver [2]

En una zona residencial tranquila en las afueras de los Estados Unidos.

Un sedan negro, que se detuvo, había llegado a su destino. Esa era una pequeña casa con techo rojo.

Tak Tak Tak*

Las personas que salieron del sedan, fueron David Brennan, el director de la Agencia Central de Inteligencia, y sus asistentes.

El director, que miró la casa por un rato, instruyó a sus hombres.

“Espérenme aquí”

“Jefe…”

Fue una orden vergonzosa para los agentes responsables de él, pero el Director era una persona obstinada.

“Estaré bien.”

El director que dejo a sus subordinados en el auto camino solo hacia la puerta, se ordenó la ropa, luego llamo a la puerta con cuidado.

“Señora, soy yo, Dav…”

Antes de que pudiera terminar de hablar, se abrió la puerta y salió un niño de piel oscura.

El director, que lo reconoció, bajó su postura para adaptarse a los ojos del niño, le acarició la cabeza y luego le preguntó.

“¿Está tu abuela en casa?”.

“La abuela le ha estado esperando”.

El director miró la punta del dedo del niño que señalaba y sonrió levemente.

Como era de esperarse.

‘Después de todo, ¿quién es esta mujer que conoceré?’.

Experta espiritual, paranormal.

Ella es Norma Selner, la mejor adivina del mundo.

El director, por supuesto, al principio no creía que Selner tuviera estas habilidades.

Pero incluso la Agencia Central de Inteligencia, que estaba en el apogeo de la inteligencia, no tuvo más remedio que confiar en ella para examinar algunos de los informes que no pudieron completar.

Ella es real.

Y con un talento … sobrenatural.

Y fue más fácil para ella adivinar su visita inesperada que cambiar el canal de TV con el control remoto.

El director, que fue guiado por su nieto, entró en la sala de estar y saludó a la mujer que puso la taza sobre la mesa cortésmente.

“Ha pasado mucho tiempo, señora”.

“Bienvenido, Dave”.

El director miró hacia arriba.

Hace un año.

El director había venido aquí, y ahora se dio cuenta de que la sala de estar no había cambiado en absoluto desde la última vez que la visitó, y luego, lentamente, se sentó en el sofá.

“Nunca podrá imaginar lo difícil que ha sido después de que se retiró, señora Selner.”

Cualquier información del pasado no tenía valor en comparación con la información del futuro.

La sensación de pérdida de su retiro que trajo a la CIA, quien había sido ayudado por la Sra. Selner, fue más de lo que podría imaginar.

El director se rió y habló como si fuera una broma, pero cada palabra que dijo sinceramente vino de la tristeza que se disolvió en él.

Pero ella dijo con suavidad, como si fuera una niña que pedía dulces.

“Te lo dije, Dave, no he visto nada desde que él vino.”

“Oh…”

Se trataba del dios de la muerte.

El director se sintió amargado cuando volvió a recibir la misma respuesta.

La historia de que sus habilidades se volvieron inútiles porque el Dios de la muerte descendió a la Tierra con una fuerza lo suficientemente fuerte como para distorsionar la causalidad se había extendido.

Y debido a eso, el director siempre perdía las palabras para evitar que Selner se retirara, lo cual, entre comillas, era demasiado difícil de entender con el sentido común.

“….”

El silencio entre ellos continuó.

El director, que estaba preocupado por cómo romper este silencio incómodo, olio el aroma de la comida que le hacía cosquillas en la nariz.

“Señora Selner le interrumpí su comida?”

Selner negó con la cabeza.

“Tuve un invitado antes que tú en mi casa”.

“Oh… es así?”.

Otro invitado para alguien que no disfrutaba de conocer gente.

El director, que había estado pensativo por un momento, finalmente decidió decir los puntos principales y borrar su sonrisa.

“Entonces te diré la razón por la que vine aquí”.

Selner, quien habría anticipado eso, respondió.

“La respuesta a la primera pregunta es sí, y la respuesta a la segunda pregunta no puedo responderte”.

“Oh…”.

El director, que fue interceptado antes de que pudiera hablar, estaba avergonzado, y luego sonrió.

“¿Cómo sabes la pregunta si ya no puedes ver el futuro?”.

“Dave, lo que buscamos es una respuesta del pasado que complete el futuro, y acabo de ver una sección transversal del pasado y luego simplemente puse la respuesta que vi en el lugar correcto”.

“Ah… lo siento”.

Dijo en voz baja al director, quien gruñó y asintió.

“Entonces, ¿puedo responder a tu pregunta ahora?”.

 

El director se limpió el sudor de la frente con el pañuelo que había sacado del bolsillo.

“Si, Madam”.

Entonces la mujer comenzó a explicar.

“Sí, Dave, sé a quién quieres conocer”.

La respuesta a la primera pregunta, “sí”, y esto era lo que significaba.

Pero la respuesta a la pregunta que siguió inmediatamente fue “no”.

“Pero no voy a decirte nada de él”.

“Señora Selner”.

La voz del director se alzó.

Por supuesto, él no levantó la voz para amenazarla, en cambio, el director estaba muy emocionado y es por eso que su voz se elevó.

“¡Sabes lo que hizo! ¿Sabes qué hacer con él?”.

Entonces

La Sra. Selner luego respondió como si no pudiera evitarlo.

“¡No voy a responder eso!”.

Después de eso, por primera vez.

El director vio la cara de la Sra. Selner, ella estaba enojada, su cara se oscureció con una expresión que también era loca.

Pero su locura no se detuvo allí.

“¿Son tus ojos solo una decoración?”.

“¿Señora Selner?”.

“¿No viste el video en la memoria USB ese día?”.

“…”

Selner lo vio.

Un humano, con cientos de monstruos delante de él, no retrocedió ni un solo paso.

Su fuerza era muy monstruosa, pero sin duda salvó a la humanidad.

“¿Y tú me creerías si te dijera que esta no es la primera vez que salva a la humanidad?”.

El director se quedó inmóvil ante la pregunta.

“….”

‘¿Qué es el pasado?’.

El director se estremeció cuando pensó que la humanidad había estado en peligro varias veces sin darse cuenta antes.

El director comenzó a entender.

Debido a que el gobierno estipuló esta información como un secreto, nadie podía saber qué hizo o qué sucedió ese día, excepto él y pocas otras personas involucradas.

Pero…

‘¿Y si lo mismo no solo pasó en mi país, sino también en otros países?’

Entonces, era posible que el hombre, tal como dijo la señora Selner, realmente…

El director, que estaba considerando seriamente algo con sus manos frotándose la barbilla, miró hacia arriba.

“Confío en ti”.

Él solo la conoció durante tres años, pero David sintió que lo había conocido durante mucho tiempo.

Así que el director tenía una confianza que no podía expresar.

Luego, la Señora Selner asintió, y el director preguntó con cuidado.

“¿Puedes prometerme que el hombre del video no es un hombre peligroso?”.

Selner respondió sin dudarlo.

“Si”.

El director asintió y levantó la vista para ver si había tomado la decisión correcta o no.

“Entonces entiendo”.

El director se levantó, aunque aliviado, todavía tenía una expresión sombría.

Y entonces…

La cariñosa voz de la Señora Selner atrapó al director que quería darse la vuelta después de inclinarse brevemente.

“Dave, hice algunas galletas, ¿quieres tomarlas?”.

“Ah”.

Al ver las galletas, David se echó a reír y luego se negó.

“Estoy bien, gracias”.

Y cuando todo terminó, Selner, quien sonrió suavemente al director, puso la mirada de una anciana normal y llamó a su nieto para que lo acompañara.

“Nos vemos, señora Selner”.

“Adiós, Dave”.

Cuando el director también se despidió, el otro invitado, que estaba escondido en la sala de estar, también salió al mismo tiempo.

“No me gusta ese hombre, abuela, ¿quieres que le dé una lección?”.

El hombre grande, con el pelo rubio en la cabeza, tomó un puñado de galletas de la mano de Selner y se las llevó a la boca.

“¿No vas a ser arrestado si haces un problema más, Thomas?”.

Thomas sonrió y rió mientras llenaba su boca llena de galletas.

Thomas Andre.

Casi nadie sabía que él era un invitado frecuente de la Señora Selner, quien también era el campeón invicto en el actual UFC.

Si los reporteros lo supieran, incluso saltarían de las escaleras y presionarían el botón del timbre ahora.

Pero la cara de Thomas tenía una expresión cómoda, como si hubiera estado jugando en la casa de su tía.

Thomas, que seguía comiendo las galletas sin parar, masticó todo y luego preguntó.

“Abuela, ¿puedo hacerte una pregunta?”.

Selner sonrió y asintió, y Thomas tiró un sobre de papel en blanco en su mano como una pelota.

 

“Hay muchas personas que murieron en el accidente además de mí”.

Especialmente en un accidente de tráfico a gran escala como ese.

Pero Thomas tuvo la suerte de no estar involucrado.

Porque en ese momento, las vacaciones que había estado esperando tanto tiempo habían llegado.

Thomas Andre, tratando de disfrutar del ajetreo y el bullicio de las vacaciones, condujo su auto deportivo favorito, bueno, eso es lo que iba a hacer.

Sin embargo, después de recibir una llamada de Selner, Thomas vio que había una pequeña clavija incrustada en la rueda de su coche.

Afortunadamente, el accidente no ocurrió, pero si hubiera arrancado su automóvil sin pensarlo, podría haber perdido la vida tal como Selner le advirtió.

Así que para Thomas, la Señora Norma Selner era su salvadora.

Después de eso, Thomas, se había aficionado a pasar tiempo con la Señora Selner y comer todas sus galletas con gran confianza, y preguntó.

“Entonces, ¿por qué me salvaste?”.

Después de todo, él era un atleta de la UFC, por lo que Thomas no contestaba el teléfono a toda prisa porque la mayoría de las veces solo eran fanáticos que, por alguna razón, siempre sabían su número.

Pero en ese momento, él había contestado a la llamada inmediatamente y luego, siempre se preguntó por qué.

Selner lo ayudó dándole una advertencia por teléfono.

“….”

Y ante la repentina pregunta de Thomas, Selner respondió después de mirarlo por un momento.

“Porque has hecho muchas cosas buenas en tu vida pasada”.

“¿Yo?”.

‘Yo, Thomas Andre, apodado Goliath en la UFC, ¿hice cosas buenas en mi vida pasada?’

Por un momento, Thomas, que quería ver si esta abuela decía tonterías, decidió no decir sus pensamientos que se le ocurrían.

“Hoho”.

Selner sonrió, volvió los ojos y vio el coche del director por la ventana.

Se despidió por última vez del director hasta que ya no pudo ver el coche.

‘Había un vínculo entre nosotros’ pensó Selner.

‘¿Y no era muy importante hacer que los lazos del pasado se vinculen de nuevo, ya sea intencional o involuntario, verdad?’.

Eso fue lo que pensó Selner.

Thomas, quien confirmó que el Director se había ido completamente, se sentó en el sofá donde el director se había sentado antes.

 

“Entonces, ¿qué hizo el hombre en el video para que te busque?”

Selner dijo, en un tono tranquilo mientras agarraba algunas ropas y las colgaba en el tendedero.

“Él salvó al mundo”.

“…”

A veces, Thomas no sabía si Selner estaba bromeando o contando una historia real.

Bueno, lo importante era la diversión.

Thomas, luego se puso sus gafas de sol favoritas y se volteo hacia Selner con una mirada oscura.

“Entonces, ¿dónde está el hombre que salvó el mundo ahora?”

Selner sonrió y respondió, sin apartar la mirada de su nieto mientras continuaba colgando la ropa.

“Bueno, él está disfrutando su juventud ahora”.

* * * * *

* * * * *

¡Whoaaaaaaaaa!

La competición de atletismo nacional de estudiantes estaba llenas de entusiasmo.

Cuando dos escuelas secundarias rivales se encontraban, los ojos de los capitanes brillan.

“¡Oye, Choi Tae-Woong!. Perderás de nuevo. Tengo nuevos estudiantes fuertes”.

El rival de Jinwoo de la división de carreras, de la Preparatoria publica Hwaseong afirmó eso, y también dijeron.

“Parece que el as de tu escuela aun esta lesionado, ¿Es por eso que tu As ahora es un estudiante de primer año?”.

Choi Tae-Woong se rió de la provocación y palmeo el hombro de Jinwoo.

“Estarás en silencio cuando veas sus habilidades”.

“Oye, no bromees, parece que te golpeaste la cabeza antes de venir.”

Jinwoo, quien observó el comportamiento entre los dos, se rascó la cabeza.

Y eso también le hizo difícil caminar porque eran demasiado llamativos …

Jinwoo, quien expresó su disgusto, fue visto por los enemigos de arriba a abajo. Entonces, Cho Seok-Seok, el capitán del equipo contrario, que obtuvo más confianza, levantó la boca.

“Hah, pero también es una maravillosa coincidencia, también tenemos un estudiante de primer año”.

El capitán del equipo contrario luego se volteo e hizo una señal a sus hombres, luego, un joven grande detrás de los hombres salió con una cara confiada.

“Él realmente con ustedes, es un monstruo”.

Pero…

Jinwoo, quien reconoció la cara del monstruo, hizo un sonido involuntariamente.

“¿Oh?”.

“Este es mi estudiante que también está en el primer año”.

Cho Seok-Seok había alzado su voz al tocar los hombros de este nuevo estudiante que técnicamente era puro músculos quien ya había pasado el nivel de la Preparatoria.

“Este es nuestro As de primer año Kim Chul.”

Pagina Anterior
Pagina Siguiente