Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Capítulo 223 – Solo Leveling

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Los ojos de la Bestia se dilataron.

 

Algo estaba saliendo lentamente de las sombras.

 

‘¿Un humano?’

 

‘No, ¿es el Monarca de las Sombras?’

 

La Bestia no pudo determinar la identidad del intruso.

 

Sin embargo, la energía del intruso era la misma que la del hombre que lo hizo estremecerse hace mucho tiempo. Sea cual sea su identidad, era muy poderoso.

 

‘¿Cómo llego aquí?’

 

La bestia tembló con miedo a la muerte, lo que le hizo estremecerse incontrolablemente. Y cuando todo el cuerpo de Jinwoo llegó al suelo.

 

[keuleuleuleu …]

 

Una de las bestias que se sintió amenazada por sus instintos de proteger a su amo se apresuró rápidamente a atacar a Jinwoo.

 

A diferencia de los gatos ordinarios, era el más intimidante debido a sus tres ojos rojos.

 

[Kreung!]

 

Cuando abrió su boca, docenas de dientes afilados sobresalían.

 

Jinwoo miró a la bestia que se apresuraba hacia él.

 

Era una bestia con el mismo poder que el jefe en una Mazmorra de Rango S.

 

Jinwoo pensó que si él fuese el mismo de antes hubiera posado a la defensiva, pero ahora esta bestia ni siquiera lo desconcertó en absoluto.

 

¡Kung! ¡Thud! ¡Bang!

 

Antes de que Jinwoo decidiera hacer algo, las extremidades de la bestia se volvieron flácidas.

 

Esto fue hecho por el Monarca de las Bestia.

 

El Monarca de las Bestia saltó en un instante y golpeó la cabeza de la bestia que atacó a Jinwoo.

 

‘¿Por qué le hizo eso a su camarada?’

 

Jinwoo miró sorprendido por lo que sucedió de repente, vio al Monarca de las Bestia arrodillado e inclinándose delante de él.

 

El Monarca de las Bestias habló con voz temblorosa mientras miraba el suelo.

 

“Monarca de las Sombras, yo, el Rey de las Bestias me rindo. Por favor, perdóneme por mis atrocidades y acéptame como su amigo.”

 

El instinto animal del Monarca de las Bestia le dijo que no podia ganar, que no podia correr y todo lo que podia hacer era someterse al Monarca de las Sombras.

 

“Muy pronto, Salomon llevará a sus soldados sobre esta tierra. Entonces yo y mi ejército le ayudaremos contra él.”

 

Tomó la postura más baja que pudo.

 

Las bestias salvajes detrás de él no pudieron moverse una pulgada. No había nada más espantoso que la energía de la muerte inminente a las bestias que vivieron solo para sobrevivir.

 

Jinwoo, quien miró al Monarca de las Bestias Monarca, respondió rápidamente.

 

“Bien.”

 

El Monarca de las Bestias, ansioso por su consentimiento, sonrió de repente y pensó para sí mismo.

 

‘¡Qué tonto! Él no es el real’

 

‘El verdadero Monarca de las Sombras me hubiera matado en el acto y no me hubiera perdonado por mi error de intentar deshacerme de su Despertar.’

 

‘La debilidad y la estupidez de este humano me compraron tiempo.’

 

‘¿Cómo puede obedecer una presa, a un humano con solo un aroma mixto del Monarca de las Sombras?’

 

‘Fingiré trabajar para él y esperaré a que llegue el Monarca Dragón.’

 

‘Cuando llegue ese momento, te haré pedazos y comeré tu carne.’

 

Irónicamente, no podia reírse.

 

El Monarca de las Bestia levantó su cabeza con una cara alegre.

 

‘Haré mi mejor esfuerzo…’

 

Luego se sobresaltó al ver la mirada helada de Jinwoo.

 

Sorprendido, la distancia se amplió en más de unas pocas decenas de metros en un instante.

 

Jinwoo le dijo al pálido Monarca de las Bestias.

 

“Antes de eso, las deudas entre sí deben ser liquidadas”.

 

El Monarca de las Bestia apretó su voz con una cara endurecida.

 

“¿Deuda? ¿De qué está hablando?”

 

El Monarca del Hielo y el Monarca de las Bestias habían perseguido previamente al Monarca de las Sombra. Jinwoo también vio el hecho a través del recuerdo del anterior del Monarca de las Sombras.

 

Pero lo que Jinwoo está a punto de hacer ahora no tiene nada que ver al respecto.

 

Jinwoo sacó la [Ira del Karmish] del espacio donde el sistema solía llamarlo Inventario.

 

[¡Thrash!]

 

Jinwoo, quien tenia la [Ira del Karmish] en una mano, señaló su pecho con la otra mano.

 

Había cinco cortes de garras en este pecho.

 

El terrible dolor todavía se podia sentir.

 

“Te perdonaré si sobrevives a cinco de mis ataques”.

 

Al darse cuenta de la intención de Jinwoo, que no tenía intención de dejarlo ir desde el principio, el Monarca de las Bestias por su orgullo dio un fuerte rugido!

 

“¿Tu? …. ¡Piensas jugar con el Rey de las Bestias!”

 

El Monarca de las Bestia que intentó presumir se transformó en un gran lobo.

 

Era mucho más pequeño que lo que Jinwoo vio en sus recuerdos del anterior Monarca de las Sombras.

 

Sin embargo, sigue siendo el Monarca de las Bestias con suficiente poder para destruir el mundo.

 

El furioso Monarca de las Bestias le gritó al Monarca de las Sombras.

 

“¡AUNQUE MI VIDA TERMINE AQUÍ, NO ME RENDIRÉ SIN LUCHAR!”

 

[Sheikh..]

 

Una brisa fresca pasó por la cara del Monarca de las Bestias.

 

El Monarca de las BEstias rápidamente miró hacia atrás después de perseguir el rastro de Jinwoo que desapareció frente a sus  ojos.

 

Jinwoo, quien se movió hacia atrás gradualmente, se estaba volteando lentamente hacia él.

 

“Primer ataque.”

 

El Monarca de las Bestia vio un intenso mana negro que se eleva de todo el cuerpo de Jinwoo.

 

‘Él es el verdadero.’

 

‘Sus movimientos coincidieron exactamente con el anterior Monarca de las Sombras.’

 

 

¡Gulp!

 

 

Y entonces..

 

Algo cayó al suelo.

 

¡Thud!

 

El Monarca de las Bestias miró hacia abajo, olvidando que su oponente estaba frente a él.

 

La oreja del Monarca de las Bestias, cortada, cayó sobre sus pies horriblemente.

 

Pronto, la sangre brotó y un dolor terrible vino a él.

 

Cuando el mordaz Monarca de las Bestia levanto la cabeza, apareció otra daga en la mano de Jinwoo.

 

Uno en cada mano.

 

Jinwoo, quien tenía la [Ira del Karmish] en sus manos, le dijo algo al Monarca de las Bestias.

 

“Quedan Cuatro”.

 

*****************

 

 

Después de que Jinwoo desapareció, el Monarca del Hielo no pudo hacer nada.

 

‘No hay posibilidad de ganar, debería escapar de aquí.’

 

Su mirada se dirigió a los dos capitanes del Monarca de las Sombras.

 

La hormiga está tratando a los humanos heridos. Sin embargo, el problema es el otro.

 

Igris, el cual era llamado una de las dos alas de la Legión de las Sombras, estaba observando cuidadosamente.

 

Su apodo era el “El caballero de la Muerte”.

 

Fue el soldado más fuerte que mató a innumerables enemigos junto con el Monarca de las Sombras.

 

Uno de los más adecuados para proteger a alguien.

 

Pero…

 

‘Soy un Monarca, él es sólo un soldado.’

 

‘Puedo enfrentarlos incluso si son los mejores soldados del Monarca de las Sombras.’

 

‘El único problema es que son inmortales.’

 

‘Pueden luchar hasta que el Monarca de las Sombras se quede sin mana.’

 

Nada bien para el Monarca del Hielo quien también está agotado por pensar en una salida.

 

Además, si los ataca, entonces el Monarca de las Sombras sabrá de inmediato sobre sus movimientos ya que todos sus soldados están conectados a él. Incluso si logra derribar a los generales, terminara atrayendo al Monarca de las Sombras de vuelta aquí para ser detenido.

 

“Asi que…”

 

El Monarca de hielo se volteo para crear una puerta para escapar.

 

Sheik..

 

Pero antes de que lo supiera, Igris se paró frente a él. Igris lentamente tambaleó su cabeza y tocó el mango de su espada en su cintura.

 

No hagas nada innecesario.

 

Sin decir una palabra, sus acciones fueron claramente transmitidas.

 

Sheik..

 

Cuando el Monarca del Hielo giró su cabeza, Beru del otro lado saco sus garras y emitió un fuerte rugido.

 

“Kieeeg …!”

 

Cuando la mirada del Monarca del hielo se volvió hacia el frente, esta vez los heridos se habían recuperado por completo de la lesión de causo.

 

“Estos tipos….”

 

El Monarca del Hielo temblaba de ira contra los enemigos que lo rodeaban.

 

“¡Cómo se atreven!”

 

La indignada voz del Monarca sacudió el suelo.

 

El aire comenzó a congelarse y las nubes se reunieron de nuevo.

 

“¿Cuánto tiempo creen que podrán estar contra mí?”

 

Igris sacó su espada, las uñas de Beru brotaron y el hombre de la túnica agarró su daga.

 

Pero nada pasó.

 

El primero en sentirlo fue el Monarca del hielo.

 

Cuando su mirada se dirigió en una dirección, la mirada de todos se volvió hacia él.

 

Las sombras se están meciendo.

 

El Monarca del hielo, que necesitaba más tiempo, se mordió el labio inferior.

 

“Monarca de las Sombras!”

 

Jinwoo se levantó de la sombra de un lugar moderadamente distante.

 

Fue bueno que el sistema se hubiese eliminado y la habilidad de enfriamiento se haya ido.

 

Todas las restricciones de su poder habían sido levantadas.

 

 

Los ojos de Jinwoo se dirigieron al Monarca del Hielo.

 

Jinwoo tiró suavemente algo de su mano.

 

Los ojos del Monarca del Hielo que recibió algo de Jinwoo se congelaron por un momento.

 

Sus….

 

Una oreja de un lobo.

 

Solo hay un lobo de este tamaño que él conoce.

 

“En los pocos minutos que desapareciste, ¡ya has matado al Monarca de las Bestias!”

 

El asombrado Monarca del Hielo gritó, pero Jinwoo permaneció en silencio.

 

En cambio, Jinwoo llamó a sus dos dagas las que usó para el Monarca de las Bestias.

 

El Monarca del Hielo temblaba mientras intentaba reforzar la contención de la intención asesina de Jinwoo.

 

Igris, Beru y el hombre de la túnica retrocedieron tan pronto como vieron el aura negra saliendo de Jinwoo.

 

Jinwoo derramó mana en sus dos dagas.

 

“Ya te di suficiente tiempo”.

 

Ahora era el momento de que él pagara su deuda.

 

La Monarca de los Insectos, el Monarca de las Bestias y el Monarca del hielo.

 

La muerte de estos tres servirá de advertencia para el resto de los Monarcas.

 

Cuando Jinwoo comenzó a deslizarse, el Monarca del Hielo disparó flechas de hielo.

 

¡Inooooh!

 

Incluso si fue un ataque repentino, las flechas mágicas que el Monarca del Hielo arrojó a Jinwoo no debían ser tomadas a la ligera.

 

Las flechas mágicas que incluso los Cazadores de Rango S no pudieron soportar un solo disparo se vertieron innumerables veces hacia Jinwoo.

 

¡Dududududududu!

 

El Monarca del Hielo estaba luchando para evitar que Jinwoo cierre la distancia entre ellos.

 

¡Uwaaaaaa!

 

Pero la mano de Jinwoo era mucho más rápida que sus flechas.

 

Mientras golpeaba todas las flechas de hielo apuntadas hacia él, siguió empujando hacia adelante.

 

¡Uwaaaaaa!

 

¡Dududududududu!

 

Una descarga de flechas de hielo fue disparada sin fin hacia Jinwoo.

 

Jinwoo se paró frente a él a través de todos sus ataques.

 

¡Hook! Kang!

 

En los hombros del Monarca del Hielo, Jinwoo una vez más insertó la [Ira del Karmish] en el lugar donde la daga había golpeado antes.

 

¡Keuaaaag!

 

En ese momento, el Monarca del Hielo levantó la cabeza y gritó insoportablemente.

 

Antes de que la daga se sostuviera con su otra mano, el Monarca del Hielo recogía apresuradamente aire frío en su boca.

 

Jinwoo extendió su mano y cubrió su boca.

 

¡Kuaaaaaa!

 

El ataque del Monarca del Hielo no pudo penetrar la mano de Jinwoo, y luego Jinwoo golpeó su daga en el pecho del Monarca del hielo.

 

¡Crack!

 

El sonido unas costillas rotas se pudo escuchar mientras perforaba el corazón.

 

¡Kwaaaaaaaaaag!

 

Pero.

 

Jinwoo, que ya había matado a dos Monarcas, era consciente de que tal ataque no mataría inmediatamente al Monarca del hielo.

 

“La bestia murió a la cuarta vez”.

 

Jinwoo miró fríamente al Monarca.

 

“¿Cuánto durarás?”

 

Los ojos del Monarca del Hielo mirando a Jinwoo temblaron de miedo.

 

Señor de la Muerte.

 

¿No es el mismo aspecto del mejor guerrero que mató a innumerables enemigos en el campo de batalla?

 

Sólo entonces se dio cuenta de a quién había tocado y se estremeció de miedo.

 

Y entonces…

 

La daga que estaba alojada en su corazón derribó el cuerpo del Monarca.

 

¡Kwaaaaag!

Pagina Anterior
Pagina Siguiente