Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Capítulo 4 – Solo Leveling

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Jinwoo gritó hacia los Cazadores. “Todo el mundo!”

 

Todos se volvieron en dirección a su voz. “Tienen que inclinarse ante la Estatua de Dios!”

Los Cazadores inclinaron sus cabezas en confusión. “Inclinarnos…?”

“Inclinarnos a esa ‘cosa’?”

 

Los Cazadores que se miraban unos a otros empezaron a maldecir a Jinwoo, “Joder…Pero qué demonios estas diciendo??!”

“¡¿Es esta una situación en donde deberías decir algo como eso?!” “¡¿Es que te has vuelto loco, Sung Jinwoo?!”

El Sr. Kim ensanchó sus fosas nasales.

 

“Parece que te juzgué mal! ¡Si pudiera levantarme de este lugar, te golpearía justo en la nariz!”

 

Jinwoo mordió sus labios. Después de todo, 6 de sus compañeros habían perecido frente a la Estatua de Dios. Pensar que él les pediría a los demás que se inclinen ante esa cosa, era comprensible que se enojasen.

 

‘Más importante …’

 

No había pruebas sólidas a sus conjeturas. Solo un presentimiento Uno no solo podría expresar en palabras lo que sentía por instinto.

 

Mientras el quedaba sin palabras, alguien habló: “Yo lo haré.”

 

La voz provenía detrás de Jinwoo. Los ojos del Cazador giraron en dirección al líder de la incursión que había hablado.

 

“Sr. Song…?”

 

 

“Vas a inclinarte ante esa maldita estatua?”

 

Mientras los Cazadores se quejaban en confusión, el Sr. Song volteo y encontró los ojos de Jinwoo.

 

“Que has descubierto?” Jinwoo negaba con la cabeza. “Solo un presentimiento?” “…Si, por ahora.”

“Ya veo.”

 

Los instintos de Jinwoo dieron como resultado a 11 sobrevivientes, 10 luego de la muerte del Sr. Joo. Como tal, ¿no valía la pena poner un poco de fe en él? Esto era lo que el Sr. Song creía. En el momento en que el líder de la incursión se inclinó ante la Estatua de Dios, hubo una tensión en el aire.

 

“Realmente lo harás??”

 

Tomando ventaja de la oportunidad que le brindó el Sr. Song, Jinwoo habló,

 

“Por favor! Inclínense ante la Estatua de Dios. ¡Esta tal vez sea la única oportunidad de poder salir vivos de aquí!”

 

Vivos.

 

De salir vivos.

 

Esa frase alcanzó los oídos de los otros con un gran peso.

 

‘Salir de aquí vivos?’ ‘Podemos salir de aquí?’

‘Solo por inclinarnos a esa cosa??’

 

Uno por uno, los vacilantes Cazadores comenzaron a inclinarse ante la Estatua de Dios, imitando una escena de reverencia. Eventualmente, hasta el enojado Sr. Kim tomó su puesto y se inclinó ante la Estatua. Sin embargo, no había respuesta de la Estatua de Dios. Sus ojos aún se veían iluminados con una terrible luz carmesí. Jinwoo sentía su corazón hundirse en su estómago.

 

 

‘Estaba equivocado?’

 

Su mirada se volvió hacia Juhee que se encontraba a su lado. Yacía completamente tendida en el suelo con las manos cubriendo su cabeza, era difícil decir si estaba en una posición de reverencia ante la Estatua.

 

‘Ah…’

 

Jinwoo agarró suavemente las muñecas de Juhee. Sorprendida, Juhee lo observó como una presa atemorizada. El asintió en silencio, y luego soltó su mano. Lentamente, Jinwoo ayudó a Juhee asumir su posición de reverencia ante la Estatua de Dios.

 

‘Esto debería ser todo.’

 

Y entonces faltaba uno. Él mismo.

 

Jinwoo miró a la estatua, se arrodilló y luego puso sus manos en el suelo y lentamente bajó la cabeza.

 

Y algo ocurrió. “Oh, ¿ooh?”

Los Cazadores que se dieron cuenta empezaron a hacer ruido “La Estatua de Dios? Todos, ¡miren a la Estatua de Dios!” “Sus ojos!”

La luz carmesí que emanaba de los ojos de la estatua, se estaba desvaneciendo. “Que? ¿Quieres decir que está realmente funcionando?”

Y así como así, la luz se desvaneció completamente de los ojos de la Estatua de Dios. Los Cazadores gritaron en unísono.

“La luz desapareció!” “Estamos vivos!”

Los Cazadores emocionados se levantaron de sus lugares y aplaudieron, pero la Estatua de Dios no reaccionó. Jinwoo que siguió sus ejemplos, suspiró aliviado.

 

“Phew- “

 

Como él había supuesto. Esta sala estaba operando de acuerdo a un conjunto de reglas y condiciones, igual a un juego.

 

‘Si eso es verdad,’

 

El juego aún no había terminado. Había aún otros dos mandamientos. Segundo: Alaba al Señor; Tercero: Prueba tu fe.

De repente, con un repentino retumbe, toda la sala empezó a temblar. La expresión de Jinwoo se tensó.

 

‘Como lo pensaba …’

 

Sus conjeturas eran correctas. Esto aún no había terminado.

 

El enorme cuerpo de la Estatua de Dios lentamente se levantó de su trono. “Eh, ¿eh?!”

Los Cazadores que estaban celebrando juntos con lágrimas de alegría, se congelaron de miedo. “¡¿Que?! ¡¿Aún no se ha terminado?!”

“¡No, no puede ser posible!”

 

Congelados de miedo, los Cazadores no podían decir mucho más. Sus rostros estaban llenos de terror y desesperación.

 

“No… no…”

 

La Estatua de Dios asumió una posición de pie. Miró a su alrededor, observando su entorno, y luego empezó a caminar en dirección a los Cazadores.

 

¡Retumbe!

 

Con cada paso que tomaba, la Estatua de Dios hacía temblar la tierra.

 

¡Retumbe!

 

Su masiva figura era tal que su cabeza casi alcanzaba el techo.

 

¡Retumbe!

 

 

A medida que su gran tamaño ejercía presión en los Cazadores, lentamente llenaba el espacio entre él y ellos.

 

“Hey, Sr. Sung! Sr. Sung Jinwoo!” “¡¿Que deberíamos hacer?!”

Los Cazadores que maldecían a Jinwoo unos momentos antes ahora lo miraban con esperanza en los ojos.

 

“¡¿Hay algo que debemos hacer?!” “Di algo!”

Incluso ya siendo adultos, los rostros de los Cazadores estaban a punto de romperse en llanto. Sin embargo, miraban a Jinwoo como su única esperanza restante. Jinwoo ayudó cuidadosamente a Juhee, que se encontraba congelada de miedo, mientras se ponía de pie, él dijo el segundo mandamiento.

 

“Decía, ‘Alaben al Señor’, esa es nuestra pista.”

 

“Ah, ¡eso!” El Sr. Kim hablo conociéndolo, “Estaba escrito en esa tabla, ¿verdad?”

 

“Así es, ‘Alaben al Señor’, ‘Prueba tu fe’, debemos cumplir con los tres mandamientos” Las palabras de Jinwoo estaban llenas de urgencia.

¡Retumbe~!

 

Con un último paso, la Estatua de Dios ya había llegado frente al grupo. Una sombra gigantesca cubrió a los Cazadores, cuyos rostros se volvieron pálidos.

 

“Yo, yo lo intentaré.”

 

Uno de los Cazadores, normalmente un hombre tímido y joven, dio un paso al frente. “Hey! ¡¿Qué es lo que intentarás?!”

“Soy parte del coro de mi iglesia. Si es para ‘alabar’, confió en ello.”

 

El joven respondió al Sr. Kim y caminó en dirección a la Estatua de Dios. Al acercarse a la Estatua, respiro hondo y empezó a cantar.

 

“~Mientras camino hacia el Señor~” Su voz juvenil resonó en toda la habitación.

 

 

“~Por favor, renuévame y dame tu bendición. ~ ” La Estatua de Dios se detuvo ante él.

Los Cazadores se quedaron sin atónitos. Como si estuviera satisfecho con la canción, la Estatua de Dios permaneció inmóvil. Todos los otros sonidos de la habitación desaparecieron, solo la juvenil voz se escuchaba en la sala. Ganando coraje por el resultado aparente, el Cazador fortaleció su voz y continúo cantando,

 

“~Todas mis debilidades serán eliminadas por la Gracia del Señor~”

 

En medio de los Cazadores esperanzados, Jinwoo no podía evitar el sentimiento de inquietud. El sentimiento de que les faltaba algo.

 

‘No… todo esto está mal.’

 

Se repetía el pensamiento para sí mismo. Esta sala tenía sus propias reglas. Ahora mismo, el joven Cazador estaba siguiendo las reglas de la Cristiandad. Pero afortunadamente, la Estatua de Dios permanecía inmóvil. ¿Tal vez esto era suficiente para satisfacer sus condiciones?

 

Jinwoo inclinó su cabeza. La razón por la cual no detuvo el canto era porque no podía pensar otra forma para detener a la Estatua de Dios.

 

De repente,

 

¡Retumbe!

 

Un fuerte estruendo rompió el canto, seguido de un grito, “Aaaaaaaaaaaah!”

Cuando la Estatua de Dios volvió a levantar el pie, los destrozados miembros del Cazador cantante cayeron de su suela.

 

Los otros Cazadores empezaron a gritar también. “Ahhhh!”

“Uwaaaaak!”

 

El rostro de la Estatua de Dios que antes se encontraba sin emoción alguna, ahora estaba llena de una rabia increíble.

 

“Es rabia!”

 

 

“C-corran!”

 

Los Cazadores rápidamente corrieron lejos de la Estatua. “Aaaaaaaaah!!!”

Habiendo perdido todo el pensamiento y la razón luego de ver al juvenil Cazador ser destrozado bajo el pie de la Estatua de Dios, una Cazadora se puso de pie y gritó.

 

‘Mierda…!’

 

Jinwoo, quien se encontraba corriendo con Juhee en sus brazos, rápidamente volteó e intentó ayudarla. Pero fue bloqueado por el Sr. Song.

 

“Ahjussi…?”

 

“Es demasiado tarde!”

 

Como aplastando una mosca, la Estatua de Dios golpeó con su mano sobre la Cazadora.

 

¡Golpe!

 

Jinwoo se volteó. Era una escena espantosa que no podía soportar.

 

“No podemos perder el tiempo aquí! ¡¿Estas intentando hacer que maten a esa joven también?!” Ante el regaño del Sr. Song, Jinwoo volvió a prestar atención. El Sr. Song estaba en lo cierto.

¡Retumbe!

 

“Uwaaaah!”

 

¡Retumbe!

 

¡Retumbe!

 

“Ayúdenme!”

 

Ya no caminaba, ahora la Estatua de Dios corría de Cazador a Cazador, aplastándolos entre sus pies. Con cada paso, se sacudía todo el templo.

 

¡Retumbe!

 

¡Retumbe!

 

 

Jinwoo corrió con los dientes apretados. Con sus ojos cerrados, Juhee se sujetaba de Jinwoo mientras corrían.

 

“Separémonos!” “Está bien!”

Sabiendo que correr juntos los hacia un objetivo más fácil, Jinwoo y el Sr. Song se separaron- Intentando mantener la mayor distancia de entre él y la Estatua de Dios, Jinwoo corrió hacia un lugar en las paredes. El vio que el Sr. Park ya se encontraba ahí, después de haber corrido con todas sus fuerzas, sabiendo que había mas en riesgo para él que solo su vida. La imagen de su familia se reflejaba en sus ojos.

 

Su hijo, que se parecía a su padre. Su esposa, esperando a su segundo hijo. El Sr. Park no podía permitirse morir en un lugar así. Sacando cada gramo de sus fuerzas, el Sr. Park pudo alcanzar las paredes más rápido que los otros Cazadores.

 

“Uff… Uff…”

 

De repente, el Sr. Kim, que era amigo del hombre, gritó al Sr. Park que jadeaba. “Sr. Park!”

Ante la voz familiar, el Sr. Park volteo en dirección al Sr. Kim, “Hmm?”

El Sr. Kim hizo un gesto hacia la espalda del Sr. Park y gritó, “Volteate! ¡Volteate ahora!”

Y algo afilado brotó de detrás del Sr. Park. “Huh…?”

Corte-

 

El Sr. Park fue partido limpiamente desde la parte superior de su cabeza hasta la base de su entrepierna. Los lados separados de su cuerpo cayeron diferentes direcciones del suelo.

 

“SR. PARK!!!”

 

La estatua que había partido al Sr. Park en dos con su espada simplemente regresó y asumió su posición en las paredes, como si nada hubiese pasado.

 

 

El Sr. Kim contuvo las lágrimas cuando presenció la muerte de su amigo. “Estos pedazos de-!”

¡Retumbe!

 

¡Retumbe!

 

¡Retumbe!

 

Detrás de él, la Estatua de Dios iba de Cazador a Cazador, aplastándolos con los pies. Los que huyeron a las paredes, fueron atacados por las estatuas.

 

“Ahhhh!”

 

“Mi brazo! ¡MI BRAZO!”

 

El interior del templo se había convertido en una escena de terror y matanza.

 

Jinwoo jadeo salvajemente mientras corría, su frente goteaba con sudor frio. Sus piernas se sentían cada vez más pesadas; su aliento se volvía cada vez más irregular. Pero su cabeza estaba llena con solo un pensamiento, que se repetía una y otra vez:

 

‘Alaba al Señor. Alaba al Señor. Alaba al Señor.’

 

El segundo mandamiento que se paseaba por su cabeza. La clave para resolver el significado de los mandamientos debe estar escondido en esta sala.

 

‘Debe haber algo aquí que se supone que debemos usar!’

 

Pero cuando los Cazadores entraron al templo, no encontraron ni herramientas ni mecanismos.

 

‘Lo único aquí son esas malditas estatuas.’ ‘Un momento.’

Un pensamiento surgió en la cabeza de Jinwoo.

 

‘Lo único aquí son esas estatuas?’ Los ojos de Jinwoo se ensancharon. “¡¿Por qué no pensé en eso?!”

 

Si las estatuas eran las únicas cosas en esta sala. Entonces las estatuas deben ser la clave para solucionar este misterio. Las estatuas solo se mueven cuando alguien entra en su alcance; esto ha de ser la clave para usarlos de alguna forma.

 

‘Si estoy en lo correcto …!’

 

Reuniendo la energía que le quedaba, Jinwoo gritó a través de su Jadeo,

 

“TODOS, ¡DIRIJANSE A LAS ESTATUAS CON INSTRUMENTOS!”

 

Pagina Anterior
Pagina Siguiente