RI 51 – Pisando el escenario (1).

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

Mientras tanto, el cuerpo del hombre de mediana edad se sacudió y apareció en el escenario. Miró a los discípulos de la Secta Heng Yue con una expresión arrogante y dijo, –Los discípulos internos de la Secta Heng Yue pueden venir a la vez. ¡Yo, Zhou Peng, me encargaré de todos!

Los discípulos de la Secta Heng Yue fruncieron el ceño. Incluso los ancianos lo fruncieron.

Ninguna de las personas de la Secta Xuan Zong Dao dijo nada. Sólo se revelaron miradas respetuosas. Parecía que la posición de esta persona no era baja en su secta.

El Anciano Ouyang tosió y gritó, –Compañero Huang Long, Este es Zhou Peng. ¡Él es el discípulo principal de la Secta Xuan Zong Dao! Esta ronda lo decidirá todo. Si uno de sus discípulos puede aguantar durante diez segundos, entonces la Secta Heng Yue ganará.

Los ojos de Zhang Kuang se iluminaron. Movió su cuerpo, aterrizó en el escenario y dijo, –Un chico muy arrogante. ¡Voy a probarte!

Zhou Peng dejó escapar una risa y dijo: – ¿Usted? Parece que está en la sexta etapa de la Condensación de Qi, pero está ocultando su verdadera fuerza. En realidad estás en la octava etapa. No es lo suficientemente fuerte–.Mientras hablaba, una luz fría cruzó por sus ojos. Hizo un gesto con la mano derecha, luego una serpiente negra de repente saltó de ella y se convirtió en una pitón gigante.

La cabeza de esta pitón era grande, miró fríamente al sorprendido Zhang Kuang. Abrió su boca e inhaló, lo que produjo una fuerza de succión inimaginable.

La aspiración era muy extraña. Sólo afecto a Zhang Kuang y a nadie más.

Él no tenía el poder para resistir. Antes de que pudiera utilizar cualquier técnica, su cuerpo se movía como una cometa* con su cuerda rota y fue succionado hacia la pitón.

*(Papalote, papagayo, lechuza, birlocha, chiringa, papelote, piscucha, volador, pandorga. O como le digan en su país 🙂 )

Zhou Peng se burló. Él levantó su mano derecha y agarró el cuello de Zhang Kuang. El dijo: – ¡Vuelve y entrena por unas cuantas décadas más antes de volver a intentarlo!– Con eso, lanzó a Zhang Kuang con su mano derecha.

El último discípulo rango púrpura restante corrió para atrapar a Zhang Kuang, pero no fue capaz de contrarrestar la inercia, por lo que ambos se deslizaron en el suelo por una distancia muy larga antes de finalmente detenerse.

La cara de Zhang Kuang estaba muy pálida. Sus ojos estaban cerrados y su cuerpo tembló constantemente. En su cuello había una huella negra, como si hubiera una mano sujetándolo firmemente.

El discípulo rango púrpura que lo atrapó tenía una expresión de horror en su cara y se quedó en silencio.

El corazón de Huang Long estaba muy amargo. El discípulo principal de la Secta Xuan Zong Dao era demasiado fuerte. Sobre la base de lo ocurrido hace un momento, esta persona pertenece por lo menos a la décima etapa. Seguramente tenía un talismán que oculta su nivel de cultivo, por lo que el nivel exacto no lo conoce.

Entonces, miró a los discípulos internos. Huang Long dejó escapar un suspiro. Incluso el discípulo principal, que estaba con los ancianos de la Formación del Núcleo, no tenía una buena oportunidad de ganar, porque estaba solamente en la décima etapa. ¡Si pierde la pelea, entonces la Secta Heng Yue habrá perdido por completo!

Huang Long sonrió irónicamente. –Bien. Parece que mi Secta Heng Yue no tiene esperanza. Rápidamente, informe a los dos verdaderos anciano ​​acerca de lo que el Anciano Ouyang dijo para que puedan tomar una decisión. Si lo que dijo es cierto, entonces no hay esperanza para mantener el pico del pino azul.

Zhou Peng arrogantemente miró a la gente de los alrededores y preguntó: – ¿Quién es el siguiente?

Todos los discípulos de la Secta Heng Yue se quedaron sin palabras. Ninguno de ellos habló y bajaron sus cabezas ante la mirada de Zhou Peng, porque ninguno de ellos quería ir al escenario.

Zhou Peng se burló. Los menospreció en su corazón. Sin embargo, cuando su mirada se extendió sobre los discípulos, sorprendido se dio cuenta de que había uno en la tercera etapa que no tenía miedo de su mirada.

La expresión de Wang Lin se mantuvo en calma mientras miraba a Zhou Peng.

Zhou Peng miró a Wang Lin con frialdad y le preguntó: – ¿Qué? ¿Quieres venir?

Las palabras de Zhou Peng atrajeron la atención de todos. Cuando se dieron cuenta de que las palabras de Zhou Peng fueron dirigidas a Wang Lin, todas sus expresiones se volvieron extrañas.

Huang Long dejó escapar un suspiro. Wang Lin sólo se encontraba en la tercera etapa y normalmente no destacaría entre los discípulos, pero ahora, aunque su cultivo era bajo, su valor es de alabar.

Zhou Peng, viendo que Wang Lin no respondió, se burló, –Fuera de las cuatro peleas, todavía hay una más. La Secta Heng Yue es una gran secta, sin embargo, nadie se atreve a subir. ¡Estoy muy decepcionado! ¿Ninguno de sus discípulos internos se atreve?

El Anciano Xu, de pie junto a Huang Long, dijo: –Lo siento, Hermano Menor Sun. ¡Wang Lin, ve!

Sun Dazhu se sorprendió e inmediatamente se dio cuenta de lo que estaba pasando. Enfadado, dijo, – ¡Dao Xu, aunque usted es mi Hermano Mayor, no me puede deshonrar así! ¡Mi discípulo solamente está en la tercera etapa! ¡Dejándolo luchar sólo hará que pierda la cara! ¡No creas que no sé lo que estás pensando! El discípulo principal de la Secta Xuan Zong Dao es demasiado fuerte, por lo que todos tienen miedo de que sus discípulos sean derrotados, avergonzados y heridos, por lo que está enviando a mi discípulo como carne de cañón. Mi discípulo siempre se ha considerado la basura en la secta, por lo que, incluso si pierde, ustedes pueden excusarse. Me niego a aceptar tal cosa vergonzosa.

Dao Xu frunció el ceño. Realmente tenía eso en mente, pero Sun Dazhu no le dio ninguna cara y le dijo todo eso en frente de la Secta Xuan Zong Dao.

El Anciano Xu se burló. Sus ojos veían al patriarca Huang Long y su boca se movió ligeramente mientras susurraba algo.

Huang Long suspiró y dijo, –Hermano Menor Sun, no se moleste en decir más. ¡Wang Lin, tienes que subir!

Sun Dazhu tiró con rabia de sus mangas y levanto la mirada hacia el cielo con una sonrisa burlona en su rostro.

Wang Lin juntó las manos y con respeto exclamó: – ¡Discípulo obedece!

Con eso, tomó una respiración profunda, luego poco a poco se acerco al escenario y subió en el.

Todos los discípulos de la Secta Xuan Zong Dao comenzaron a burlarse de él en voz alta.

–La Secta Heng Yue, no tiene vergüenza, envío a una basura a luchar con nuestro Hermano Mayor.

– ¡Nuestro Hermano Mayor no necesita ni siquiera enfrentar a esta basura! ¡Yo le puedo matar con sólo un dedo!

–Hermano Mayor, no se moleste con él. Sólo tiene que enviar a alguien más para tratarlo. Él es sinceramente muy lamentable. Sé una buena persona y simplemente acabalo sin hacerle daño.

El Anciano Ouyang observó a los dos ancianos y reveló una mirada de desprecio. Se rió y dijo, – ¡Realmente hoy llegué a conocer la verdadera cara de Huang Long y la Secta Heng Yue!

La cara de Huang Long se ensombreció. Sin decir una palabra, agitó sus mangas y empezó a irse. Él no tenía ninguna esperanza. Sólo envió a Wang Lin para finalizar la última ronda. En esta competencia ya había aceptado la derrota.

Después de todo, incluso si perdía y la noticia se extendiera, no era tan malo, pero si se supo que nadie se atrevió a luchar, entonces sería demasiado vergonzoso.

Ninguno de los otros discípulos internos se atrevió a subir, por lo que sólo podría enviar a Wang Lin.

Detrás de él, todos los ancianos de la Secta Heng Yue sacudieron sus cabezas y se dieron la vuelta para marcharse.

Incluso los discípulos internos comenzaron a irse, sin estar dispuestos a quedarse y perder aun más cara. ​

Pagina Anterior
Pagina Siguiente