RW 748 – El nuevo Clan Osha

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

A medida que el crepúsculo se intensificaba y la oscuridad se filtraba a través de las nubes, a ambas partes les resultaba difícil continuar la batalla.

Evidentemente, una vez que los puntos de aterrizaje de las balas y sus objetivos fueran indistinguibles, la precisión de disparo de la escuadra de ametralladoras disminuiría drásticamente. Aunque la cantidad de ametralladoras invertidas en esta operación no era comparable a la de Coldwind Ridge, aún podían evitar que los soldados de caballería quedaran neutralizados. Cuando sus enemigos arrojaban sus antorchas, siempre había unas pocas docenas de personas abriéndose paso a través del fuego de la presa, aullando mientras corrían hacia la artillería y se convertían así en los objetivos de tiro de Danny.

Por otro lado, los enemigos ya no podían decir dónde estaban sus amenazas reales. No vieron a sus compañeros quebrarse bajo el fuego ni sabían qué armas estaban exactamente entre las dos colinas de arena a cada lado.

Sin una antorcha, los soldados de caballería que estaban detrás no sabían muy bien qué les había pasado realmente a sus compañeros mas adelante. Solo podían oír el rugido de los cañones a poca distancia y ver las luces parpadeantes a los lados. Para ellos, los atronadores cañones eran aparentemente más amenazantes que las colinas de arena oscuras a los lados.

Debido a esto, los perros guardiánes no fueron aplastados de inmediato, sino que cargaron continuamente hacia adelante como una interminables marea.

Para aquellos guerreros de clanes experimentados, creían que los ataques constantes y la carga eran la mejor forma de desmantelar la voluntad de los enemigos y bajar su moral. La velocidad representaba el poder. Ningún esclavo o mercenario podría desafiar su incesante ataque. Creían que una vez que una línea defensiva, por más fuerte que sea, fuera derrotada por la caballería, sus enemigos pronto caerían en el caos.

Pero esto tambien creó una oportunidad perfecta para Danny.

No pasó mucho tiempo antes de que derribara al 20º enemigo.

Mientras tanto, Danny también notó un fenómeno extraño: muchas veces apuntó a un enemigo en el frente, solo para descubrir que su presa había sido tomada por otra persona.

Como si alguien estuviera compitiendo con él.

Sin embargo, era más que eso.

Lo que emocionó a Danny fue que este francotirador escondido en la oscuridad parecía ser un exquisito cazador.

Porque todos sus enemigos cayeron al mismo lado.

Si su competidor se enfrentaba a los enemigos como él, los objetivos caerán hacia atrás cuando recibiera un disparo en el torso. Si golpeaba su montura, entonces el enemigo sería arrojado del caballo y caería hacia adelante. Danny realmente no sabía el mecanismo detrás de esto, pero su predicción era bastante precisa.

El hecho de que el objetivo cayera hacia un lado significaba que el tirador estaba cerca de una de las colinas de arena y siempre disparaba a su enemigo en el torso en lugar de a su montura.

¿Qué implica eso?

Indicaba que el cazador no solo podía detectar al jinete que navegaba en la luz lúgubre, sino que también podía predecir hacia dónde se dirigía su objetivo antes de cada disparo. Como los vientos crujientes en el desierto eran siempre variables e imprevisibles, el hecho de que el cazador pudiera mantener una precisión tan asombrosa realmente demostró que su disparo fue un golpe maestro.

¿Hay realmente un francotirador tan excelente en el ejército?

¿Es miembro del escuadrón de tiro de precisión, o de una persona como él, un soldado del batallón de cañones que fue escogido por Su Majestad y le dieron un nuevo arma de perno?

Danny apenas pudo reprimir su emoción. Él aceleró lo que estaba haciendo.

Él no quería perder con su rival.

Especialmente cuando Malt lo estaba admirando.

“Solo queda uno a mano derecha, a 250 metros de distancia de la línea defensiva”.

“Él es mío ahora”.

El rugido de los truenos finalmente ceso en la segunda mitad de la noche, pero Thuram no escuchó los vítores de los guerreros que había estado esperando.

Aunque los perros guardianes no fueron bien preparados, según el número de antorchas, había cerca de 2.000 guerreros convocados que participaron en la batalla. No importaba si habían perdido o ganado, debería haber escuchado algo a partir de ahora. Sin embargo, después de que los insultos y los gritos atronadores se desvanecieron gradualmente, la noche cayó mortalmente en silencio, como si las 2,000 personas hubieran sido engullidas por un monstruo gigante, con sus carne y huesos.

Thuram envió a todos los hombres del clan que lo vinieron a rescatar para apagar los incendios como Iron Axe había instruido. Los fuegos en el oasis fueron apagados gradualmente.

No estaba seguro de si debería regocijarse o lamentarse.

Los perros guardianes nunca habían cesado de la opresión de sus hombres del clan. Thuram siempre había pensado que algun día, se encontrarían con algunas desgracias, por ejemplo, enfureciendo al gran clan en la ciudad o siendo derrotados miserablemente por algún rival que se levantó abruptamente. Él se deleitaría con cualquier reto que recayera sobre ellos.

Pero no esperaba que este nuevo rival fuera Iron Axe.

Parecía que Iron Axe también planeaba involucrarlo en este tumulto de batalla que apuntaba a seleccionar el clan más fuerte.

Quizás debería convencer a Iron Axe para que primero ocupe el lugar ensangrentado antes de considerar dar el siguiente paso. Era cierto que la Dama Divina de ojos dorados que venía con él era poderosa, pero … el del clan Raging Flare no era tan fácil de tratar también. Como el clan Raging Flare era el clan más grande entre todos, podían decidir cómo debería tener lugar el duelo. Si optaban por un combate cuerpo a cuerpo, Thuram no creía que la Dama Divina de Iron Axe iba a ganar.

Se decía que un duelo sagrado era la competencia más abierta y más justa, sin embargo, en realidad era más una competencia entre los dos clanes. Cada uno de los miembros del clan no solo podía establecer trampas para el otro antes del duelo, sino que también podían enmarcar a sus rivales en el cuadrilátero. Los guerreros hábiles definitivamente no eran una garantía de una victoria final. Por eso, el exilio del clan Osha proporcionaba el mejor ejemplo.

Sin embargo, lo que más le desconcertó fue la razón por la cual el rey de Graycastle acepto un súbito del desierto.

Para los norteños, el desierto siempre representaba barbarie y primitivismo. Los norteños prohibieron a la Nación de Arena poner un pie en sus reinos. Tampoco querían meterse en disputas entre clanes. Solo los comerciantes viajaban de ida y vuelta entre el desierto y los reinos, donde generalmente solo intercambiaban esclavos.

Además, ¿qué quiso decir Iron Axe con “nueva orden y nuevo Oasis”? Se rumoreaba que solo el Emisario de los Tres Dioses podía cultivar un oasis en el desierto y detener las tormentas. Otro dicho fue que la Región austral había sido originalmente una tierra verde cubierta de hierba y árboles, intercalados con arroyos que cantaban. Fue la muerte del emisario lo que hizo que la tierra fuera secada y desperdiciada como la de hoy. Cuando Tres Dioses enviaran a su nuevo emisario, la Región del Sur volvería a ser próspera. Sin embargo, era simplemente una leyenda envuelta en misterios. Nadie pensaba que esto ocurriera; de lo contrario, la Nación de Arena no pelearía por agua y comida durante todo el año.

Mientras esperaba con ansiedad, el amanecer finalmente se alzo en el este con una daga de luz que salpicaba el cielo.

Entonces Thuram oyó un distante y extraño rugido de cuernos. El sonido no era tan sordo y grave como el sonido de un cuerno de buey, pero era más agudo y nítido como un tic-tac repetitivo …

Poco después, un ejército muy peculiar surgió en la frontera del oasis.

Los soldados se alinearon horizontalmente y se acercaron al lugar manchado de sangre con una fuerza irresistible. Luego comenzaron una amarga batalla con algunos perros guardianes. Sin embargo, podría no ser tan feroz, porque un grupo de guerreros del clan, que se lanzó hacia adelante con espadas, cayeron al suelo después de una serie de sonidos fuertes. El resto de los guerreros se dispersaron de inmediato, sin prestar atención a sus compañeros gimientes. Después de que los soldados entraron al oasis, rápidamente ocuparon las atalayas y rodearon la taberna.

Cuando esa dama de pelo gris azulado y piel oscura entró en la habitación, Thuram supo que no tenía otras opciones. Aunque no la había visto durante siete u ocho años, aún podía percibir algunas semejanzas entre ella y su madre.

Thuram se arrodilló frente a Silvermoon, con su frente tocando el frío suelo. Dijo con voz ronca: “Juro por los Tres Dioses que mis hombres del clan y yo estaremos a tu servicio. A partir de ahora, serás el jefe del nuevo clan Osha”.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente