RW 725 – Apuesta y promesa

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

La exposición de artillería de fuego superó las expectativas de Roland.

Él realmente había obtenido ganancias de lo que había invertido. En la última ronda de explosiones, había encendido el 70% de las reservas totales de pólvora y había tenido una explosión tan intensa como la de las bombas en el mundo moderno donde había vivido antes. Mientras los soldados habían estado enterrando la pólvora, había pensado de repente y había mezclado un poco de polvo de aluminio con la pólvora. Como resultado, la bola de fuego de la explosión se había vuelto aún más brillante. En el momento en que salió disparado del suelo, se parecía un poco al sol naciente.

Con el éxito de esta explosión, los explosivos del Primer Ejército se modificaron oficialmente de pólvora negra a pólvora química. En cuanto a los explosivos nucleares, solo podía fantasear sobre eso en estos momento. Había bastante uranio en la corteza terrestre, que era incluso más que la plata y el oro. Pudo simplemente haberle pedido a Lucía que recolectara uranio, pero no pudo evitar el daño por radiación de la lluvia nuclear ni la fabricación de placas de plomo calificadas.

Lo más importante era que no sabía si Nana podía curar enfermedades radiactivas, a saber, la deformación biológica en los genes causada por la ionización de partículas.

Así que a menos que no le quedara otra opción, Roland no planeaba comenzar con la “brillante Radiación”, una tarea tan épica como el mítico robo del fuego de los cielos.

Después de todo, era demasiado peligroso.

Después de resolver el problema de la reunión de brujas de Taquila, invitó a Tilly a su oficina.

Era hora de discutir la apuesta con ella.

Roland le sirvió una taza de bebidas Chaos, se aclaró la garganta y dijo: “Sobre la competencia de caza …”

“Aunque Agatha es miembro de la Unión de Brujas, su equipo no representó a la ciudad de Neverwinter”. Tilly parecía haber adivinado los pensamientos de Roland y entrecerró los ojos. “Hermano, nuestra apuesta solo puede considerarse como un empate. No lo aceptaré si tienes la intención de contar a Leaf como parte del equipo de Neverwinter”.

“Por supuesto, nuestra apuesta terminó en así. Pero todavía quiero que te quedes”, dijo honestamente Roland.

Su actitud directa hizo que Tilly tartamudeara, “Ugh …”

“Entonces, ¿qué tal si lo consideramos una doble ganancia?” Esta fue la primera vez que vio la expresión sin palabras de la princesa Tilly, que en realidad era bastante adorable en sus ojos. “Utilizaré un tercio de las ganancias de las bebidas Chaos como un fondo para recompensar a cualquier persona, una bruja o una persona común, que contribuya a la ciudad de Neverwinter. Y puedes instalar tu residencia en la ciudad de Neverwinter, ya sea juntandose con las brujas de la union o en algún otro lugar junto con las brujas de Sleeping Island”.

Cuando comenzaron a hablar de negocios, Tilly pronto recuperó su enfoque y tosió como si nada hubiera sucedido: “¿Solo un tercio? Inicialmente habíamos acordado la mitad de las ganancias”.

“Porque estimé que incluso un tercio de las ganancias seguirían siendo una cantidad impactante. Serán suficientes para una vida”. Roland explicó: “El resto del dinero se utilizará para la infraestructura de la ciudad de Neverwinter, incluidos los alojamientos de las brujas y las instalaciones necesarias, así como la distribución de salarios. En general, se utilizará para todas las áreas necesarias. Si necesita más , puedes tomarlo directamente “.

“¿Incluso si gasto todos los royals de oro ganados?”

“Por supuesto, de todos modos se desperdiciarían en el almacén si no se usan”, respondió naturalmente. En el futuro, cuando la moneda metálica ya no sea capaz de satisfacer las necesidades de productividad, sería el momento de comenzar a usar la moneda de crédito. Cuando eso suceda, la realeza de oro se convertiría apenas en un número para el gobierno donde imprimiría el dinero directamente. Dado que, almacenar solo dinero metálico ya no sera importante.

Tilly sonrió, “Suena como un buen trato”.

“Es por eso que se llama una doble ganacia”, dijo Roland, “¿no lo crees?”

Ella suspiró y dijo: “Como ya hablaste con claridad, solo puedo estar de acuerdo contigo”. Aunque actuaba como si estuviera de mala gana, sus ojos sonrientes no podían ocultar sus verdaderos sentimientos.

Roland no pudo evitar sonreír también. Solo había visto su mirada de sospecha en su rostro un año atrás, pero ahora puso una sonrisa relajada. Parecía que finalmente creía que podía traer una vida estable y cómoda para las brujas.

“Correcto.” Después de algunas conversaciones casuales, quiso cambiar el tema y se centró en la recuperación de la Región austral. “Planeo integrar el dominio de la nación de arena en el Reino de Graycastle el próximo invierno. Sus tradiciones y métodos de herencia de poder son muy diferentes a los de los Cuatro Reinos. Por lo tanto, necesito tu ayuda para conquistarlo por completo”.

A continuación, Roland le describió las leyes y la ceremonia de duelo sagrado de la Nación de arena.

“No tengo ningún problema con que Ashes se una al duelo”. Tilly dijo después de pensar por un tiempo. “¿Pero por qué quieres integrar un desierto? Desde que se estableció el Reino de Graycastle, ningún antepasado había mostrado ningún interés en esas tierras”.

“Solo parece desierto, pero el fuego subterráneo que nunca se ha extinguido en los últimos decenios y la llanura cubierta de sal blanca son pruebas de los tesoros ocultos de esa tierra”. Roland agitó su mano. “Si no me equivoco, la Región austral será una parte indispensable en el futuro desarrollo de Neverwinter”.

“En ese caso, le explicaré a Ashes”. Tilly no pidió más detalles, pero asintió de acuerdo.

Hoy en día, la confianza entre ellos estaba aumentando lentamente. Era obvio que en el futuro, las Brujas de la Unión y las brujas de  Sleeping Island tendrían una relación cercana.

Roland estaba muy contento al pensar en eso.

Después de enviar a su hermana, inmediatamente llamó a Echo.

El duelo sagrado solo podía ganarse el derecho de expresión para él, pero no era una solución a largo plazo. No solo necesitaba el derecho de un clan para vivir en la ciudad de arena, sino también numerosos Mojin lo seguirían. Para esto, tenia que convertirse en el legendario gran jefe.

Roland no tuvo tiempo de dirigir el ejército personalmente, por lo que tuvo que encontrar un representante.

Como la princesa del clan Osha, Echo fue una figura clave para persuadir a la gente de Mojin.

“Me pregunto si Iron Axe ha discutido contigo sobre volver a la Región austral”. dijo directamente, “este invierno, el Primer Ejército entrará y se estacionará en la Ciudad de Arena, y me gustaría que vayas allí en mi nombre”.

“No … no me mencionó nada”, Echo pareció sorprendida, luego se mordió los labios y dijo con una expresión triste: “Su Majestad, ¿ya no me quiere?”

Al escuchar su primera frase, Roland estaba feliz de saber que Iron Axe entendía que cualquier acción militar era el secreto del reino y que no había mencionado nada al respecto ni siquiera a su propio miembro del clan. Sin embargo, sus últimas palabras casi lo hicieron asfixiarse. Aunque sabía lo que realmente quería decir, aún así, esas palabras podían ser fácilmente malinterpretadas. Al mismo tiempo, sintió un aliento frío detrás de él, y la mano de Nightingale firmemente pellizcó sus hombros, “Por supuesto que no, esto es temporal: una vez que me convierta en el gran jefe de la Nación de Arena, puedes regresar con Iron Axe a la ciudad de Neverwinter . No te forzaré si no quieres ir”.

Al escuchar eso, Echo se relajó, “Lo entiendo, pero el santo duelo no será suficiente para someter a todos los Mojin”.

“Por supuesto, ya tengo otro plan”, se rió Rolando y luego se lo describió lentamente.

“Esto …” Echo se sorprendió y expresó incredulidad. “¿Puede esto … realmente hacerse?”

“Definitivamente, soy el rey de Graycastle, te doy mi palabra”, dijo enfáticamente.

“Con el nombre de los dioses, la nación de arena nunca olvidará su bondad”. Ella ya no estaba dudando, sino que se arrodilló y se inclinó respetuosamente, “estoy dispuesta a completar esta tarea por ti”.

“Muy bien”, Roland se puso de pie para ayudar a la niña Mojin, que había sufrido mucho a levantarse. “Cuento contigo.”

De esta forma, se completaron los preparativos para la recuperación de la Región Austral.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente