RW 618 – Un niño póstumo

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

póstumo: significa haber nacido sin conocer padre que ya fallecio.

Al escuchar lo que Olivia dijo, Roland no pudo evitar suspirar con las emociones encontradas.

No era una historia complicada. Cuando Gerald Wimbledon había servido como comandante de los guardias de la frontera, había hecho sus visitas habituales a Montaña viento frio durante el mes de los demonios de cada año para ayudar a la iglesia en la lucha contra los demonios. En una de sus estadías aquí, había conocido a una camarera llamada Olivia en una taberna y se había enamorado de ella.

Dada la condición de Olivia, había sido imposible para Gerald casarse con ella o hacer pública su relación. Al final, había comprado secretamente una residencia en el pueblo como su nido de amor. Roland no podía juzgar de la historia si era amor verdadero o no, pero él sabía de los recuerdos del príncipe Roland que Gerald había rechazado la unión matrimonial con otros nobles y no había tenido ningún otro amante en ciudad rey. Lo que Gerald había hecho era bastante increíble para un príncipe adulto, había incluso un rumor recordado por el príncipe Roland de que el príncipe Gerald era un homo.. ya sabes :s

El contenido de la carta codificada que presentó Olivia fue aún más increíble. Según la camarera, Gerald había querido convertirla en su reina, y en vez de sólo hablar de boquilla, lo había escrito. Si la evidencia escrita se hubiera filtrado, el rey Wimbledon III le habría dado a Gerald un momento realmente difícil.

Para Olivia los buenos tiempos no habían durado mucho tiempo. Rápidamente después de que la noticia de que Timoteo había sentenciado a muerte a Gerald había llegado a la Región Norte, su vida pacífica había llegado a su fin y las desgracias pesaban sobre su vida de forma continua. Los guardaespaldas dejados por Gerald se habían ido sin despedirse y su casa había sido robada. Sin ninguna fuente de ingresos, había tenido que volver a trabajar como camarera en la taberna.

Sin embargo, sus malos tiempos no habían terminado. El dueño de la taberna seguía amargado por su repentina partida y empezó a manosearla de vez en cuando. Incluso la obligó a acostarse con él.

Durante los últimos seis meses, la vida de Olivia fue terrible. La esposa de la dueña no se atrevió a quejarse en la cara de la dueña, así que ella se enfadó con Olivia. El dueño a menudo ignoraba lo que había pasado, y a veces incluso se unió a su esposa para intimidar y humillar a Olivia.

Roland nunca la criticaría por tener la mente débil, ya que no le sorprendía en absoluto que se sometiera al trato injusto. Como mujer común e indefensa, tuvo que enfrentarse al mayor desafío de su vida actual, que era sobrevivir. En cuanto a la desaparición de los guardias y el siguiente robo, Roland pensó que no era una casualidad. Dado que el ladrón había sido capaz de entrar en su casa precisamente cuando ella había estado fuera y había visto fácilmente el lugar donde había escondido su dinero, debio ser un trabajador que estaba hay.

“¿Qué puedo hacer por ti?” le preguntó Roland a Olivia.

Decidió ayudarla. No fue por Gerald, una persona a la que nunca había conocido y que incluso podía ser considerado un medio enemigo basado en la memoria del Príncipe Roland, sino porque Roland sólo quería ayudar a esta mujer extraordinaria que había soportado tal desgracia, pero aún así esperó pacientemente la oportunidad de salvarse.

Por otra parte, para Roland ahora, ayudarla era una tarea sencilla.

El no codiciaba a la mujer de su hermano mayor como uno esperaría.

¡Lo juró!

“Yo quiero salir de la taberna…” Su Majestad. ¿Podrías buscarme un nuevo trabajo?” Contestó Olivia en voz baja.

“¿Estás seguro de que aún quieres quedarte en la Región Norte? Si el dueño de la taberna no puede olvidarte, no te dejará salir fácilmente. Puedes ir a la Región Oeste en barco. Conseguirás trabajo, comida e incluso una casa allí”, dijo Roland mientras estiraba las manos. No quería humillarse metiéndose en una controversia tan civil como ésta.

Luego de un poco de vacilación, Olivia contestó con voz aún más grave:”Majestad… Quiero permanecer aquí”.

“Creo que te tiene miedo. Como una mujer normal, es al menos la mitad de hermosa que Edith. Tiene sentido que el dueño de la taberna babee sobre ella, ” susurró Nightingale al oído de Roland.

Roland dijo en silencio:”Tonterías”. Después de hablar con Nightingale con el lenguaje de los labios, asintió a Olivia y le dijo:”De acuerdo, le diré al duque Calvin que te traiga a la ciudad de noche. Se está haciendo tarde ahora, Sean puede buscarte un hotel para que duermas esta noche”.

“” Jamás olvidaré su amabilidad, Su Majestad.” Se arrodilló de nuevo y dijo:”Pero… Tengo que volver esta noche”.

“” Es cosa tuya “, Roland levantó la ceja y dijo. Se volvió hacia Sean y ordenó. “” Acompaña a esta dama “.

Cuando Olivia llegó a la puerta, Roland de repente preguntó:”Por otra parte… ¿tienes algún niño con Gerald?”.

Parecía asustada y después de un rato respondió:”Lo siento, Majestad…” No tuve ningún hijo que llevara su apellido”.

Cuando se fue con la guardia, Nightingale salió de la niebla y dijo:”Su última frase es mentira”.

“Uhm, lo sé.” Roland movió la boca y dijo. “No es una buena mentirosa, y eso explica por qué fue forzada por el dueño de la taberna.”

“” Por el niño?”

“El dueño debe saber que fue el príncipe Gerald Wimbledon quien se la llevó. También tenía claro lo que le pasaría al niño si Timoteo averiguara la verdad. Para proteger a la hija que tenía con Gerald, tenía que hacer lo que el dueño quería. Supongo que ese es el caso probablemente.”

“¿Necesitas que lo investigue por ti?” Preguntó Nightingale.

Roland miró fijamente a Nightingale durante mucho tiempo y luego hizo una sonrisa significativa y poco a poco se encorvó los labios. Él dijo:”¿Te preocupa que planee enterrar este secreto para siempre como Timoteo? Relájate, no haré daño a gente inocente. Incluso los familiares del Duque Ryan siguen bajo arresto domiciliario en Ciudad de Nunca Invierno”.

Un gobierno feudal no le perdonaría a nadie de la familia de su enemigo, pero a Roland no le gustaba esta idea de castigo colectivo, y mucho menos matar a un hijo bastardo de una mujer civil, que aparentemente no era una amenaza para el trono.

“No importa lo que digas, cumpliré tus órdenes”, dijo Nightingale lentamente.

“Ya veo. Bueno… ahora dame un masaje,” Roland tomó su mano y la puso en su hombro y dijo.

*******************

Olivia volvió a su cabaña de madera construida para los inmigrantes. Sus pasos despertaron al bebé dormido.

“Wah-wah-wah-wah-wah.”

El bebé lloró.

La esposa del dueño de la taberna inmediatamente empezó a gritar en la habitación de al lado. “¡Maldita sea, haz que se calle! Si no, lo pondré en el baño y lo arrojaré al río “.

“Disculpa, lo siento. Lo calmaré enseguida”.

Olvidando el frío de la noche en ciudad valle profundo, Olivia se desvistió rápidamente de su vestido manchado de suciedad y sostuvo al bebé en sus brazos. El bebé se acercó a ella en un instante, buscando hábilmente el pezón.

Ella finalmente dio un suspiro de alivio.

Se sentía con suerte, ya que tenía razón sobre el dueño de la taberna que aún no había regresado.

Desde que salieron de la montaña viento frio, se volvió más y más temperamental Pasaba la mayor parte de su tiempo en las tabernas y casas de juego locales, y rara vez la tocaba. Por eso Olivia tuvo la oportunidad de salir de la cabaña por la tarde para pedir ayuda al hermano menor de Gerald.

No se atrevió a decirle a Roland que tuvo un hijo con Gerald ni a ir a la región occidental, que estaba bajo el control absoluto del rey. Temía que Su Majestad no quisiera que este niño existiera. Cuando eso ocurrió, ella ya no sería capaz de proteger a su hijo.

Olivia tocó suavemente la cabeza del bebé. A la oscura luz de la luna, ella podía ver el pelo gris en su cabeza, que era la característica de la familia Wimbledon.

Sintió que era una lástima que Gerald no hubiera tenido la oportunidad de conocer a su propio hijo. Ella no sabía que estaba embarazada del hijo del príncipe hasta que recibió su carta en Montaña viento frio.

Después de ser alimentado, el bebé tartamudeó alegremente y se volvió a dormir.

Olivia bajó la cabeza para besar al bebé en la frente.

Se decidió a criarlo sola, sin importar lo que tuviera que sacrificar.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente