RW 567 – Proyectiles Explosivos

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

Un suburbio más allá de la muralla oeste de la ciudad, Neverwinter.

Un gran estruendo atrajo a los civiles a subir la muralla de la ciudad para observar desde lo alto. El Primer Ejército había sellado las entradas al Bosque Oculto en caso de que alguien irrumpiera en el terreno del experimento.

Aunque el lugar no estaba cerca de la muralla de la ciudad, se podía ver claramente lo que estaba pasando con un telescopio desde allí. “Parece que tenemos que buscar un lugar remoto como base especial para probar armas de fuego.” Roland pensó para sí mismo.

“¡Su Majestad, la segunda descarga está lista!” Un soldado de artillería reportó.

“Todos entren al búnker.” Roland hizo un gesto con la mano. “Comienza la cuenta atrás después de confirmar que no hay nadie en el terreno.”

Fue la prueba de fuego del Obús de 152 mm. Mientras investigaba sobre el Emblema de las Piedras Mágicas, Roland incluyó el avance de las armas de fuego. Ahora que Timothy ha sido asesinado y la Región Norte ha anunciado su sumisión, la situación en el Reino de Graycastle era bastante buena. Ahora Roland tenía tiempo para poner su mente en la promoción de los proyectiles.

Pero tuvo que admitir que las dificultades técnicas para desarrollar un obús con un detonador de impacto eran mucho mayores que las de desarrollar proyectiles sólidos. Anna fabricaba cuatro proyectiles de obús para hacer una prueba de fuego todos los días. Sin embargo, tres días consecutivos después, ninguno había explotado con éxito. Lo que es peor, el segundo día, un proyectil explotó justo después de salir de la cámara, lo que dañó demasiado el nuevo cañón de artillería como para poder hacer pruebas de fuego. Afortunadamente, Roland tomó precauciones al cavar varias trincheras alrededor del terreno del experimento, lo que evitó que se produjeran bajas. Los tímpanos de algunos soldados que permanecieron cerca de la artillería fueron dañados por el estruendo, pero Nana los curó a tiempo.

“¿Esto es realmente como lo que dijiste, explotando en el momento en que toca al enemigo?” Agatha no pudo evitar asomar la cabeza para mirar. “Le pregunté a Anna. No son más que unas cuantas piezas de chapa metálica puestas juntas. No tiene vida, así que ¿cómo puede saber si toca a un enemigo?”

Agatha debe ser la bruja más entusiasta de la unión en cuanto a la prueba de armas. Al escuchar la prueba, dejó de lado su trabajo de producción en la planta química y vino personalmente a observar el desarrollo de la investigación del nuevo proyectil.

“No explota cuando toca al enemigo, sino cuando cae en su posición.” Roland la corrigió. “Es un requisito básico que el obús debe cumplir— si no hay seguridad que lo garantice, el proyectil podría dispararse accidentalmente en cualquier momento. Eso sería demasiado peligroso.”

La seguridad del gatillo era la tecnología más básica para el nuevo proyectil, al mismo tiempo el punto focal de la prueba.

Para evitar explosiones provocadas por colisiones o caídas accidentales, Roland hizo un gran esfuerzo para establecer tres sistemas de seguridad.

El primero fue separar, almacenar y transportar las espoletas y proyectiles, e instalarlos cuando fuera necesario. La espoleta parecía un cono con un mango y tenía el tamaño de un puño. Con las roscas en la parte inferior, se podía atornillar cómoda y fácilmente en la muesca de la parte superior del proyectil. El proyectil se llenó con pólvora química de doble base, un tipo de material difícilmente inflamable sin detonador, lo que aseguró esencialmente el trabajo logístico.

<< Nota: Espoleta – Mecanismo que va colocado en la boquilla de las bombas y otros artefactos con carga explosiva y sirve para provocar la explosión de la carga. >>

La segunda era la seguridad de inercia en la espoleta.

El dispositivo de seguridad se asemejaba a una cerradura de puerta. Desarmado, no podía moverse debido a que estaba sujetado por un resorte rígido; cuando se disparó el proyectil, la tremenda inercia hizo retroceder el cilindro de la cerradura, superando la resistencia del resorte, abriendo el pestillo y quitando la seguridad.

La teoría era fácil, pero difícil de poner en práctica. Roland y las brujas pasaron la mayor parte de los primeros dos días en esto. Si el resorte estaba demasiado duro, el cilindro de la cerradura no podía tener suficiente distancia de retroceso; si estaba demasiado suave, no podía garantizar la seguridad. Anna tuvo que ajustarlo gradualmente en base a los resultados de las pruebas. Después de ocho rondas de pruebas de fuego, finalmente obtuvieron estadísticas relativamente confiables sobre la compresibilidad del resorte.

El último fue el primer detonador centrífugo.

También era el dispositivo con más tecnología en la espoleta. En pocas palabras, el detonador se incrustó en una placa de hierro de medio círculo del tamaño de una moneda. Normalmente, al estar fijado por un resorte, el detonador se situaría en el centro de la espoleta en ángulo. Con una configuración como ésta, el percutor, el detonador y el polvo explosivo no estaban alineados. De esta forma, incluso si el proyectil cayera desde lo alto, el percutor no tocaría el detonador, para evitar explosiones accidentales. Solo cuando el pestillo se separó de la cerradura en el segundo sistema de seguridad, se pudo movilizar la placa de hierro.

Después de ser disparada, la granada giró a una velocidad drásticamente alta debido al estriado en el cañón. Bajo la fuerza centrífuga, el detonador basculante se fue levantando poco a poco, al igual que un trompo cuyo centro de gravedad se fue cerrando gradualmente sobre su eje longitudinal. Este proceso se completó después de que la bala había salido de la boca del cañón por 200 o 300 metros, así que incluso si la bala se atascara o se estrellara contra las ramas de los árboles, no se detonaría prematuramente.

Cuando el detonador volvió a la posición vertical, se alineó con el percutor y el polvo explosivo. Bajo esta circunstancia, una vez que la espoleta tocó el suelo, el percutor se insertó instantáneamente en el detonador, y luego el polvo explosivo empujó la pólvora súper caliente hacia la ojiva, que a su vez hizo estallar en pedazos a los enemigos circundantes.

<< Nota: Ojiva – Parte delantera o superior de un proyectil, cargada generalmente de material explosivo. >>

La ventaja de la seguridad centrífuga radicaba en el hecho de que, si el proyectil no explotaba, sin la fuerza centrífuga, el detonador volvía a su posición de inclinación original por el resorte, lo que hizo que el trabajo de recuperación fuera mucho más seguro.

Además, si la granada entera fuera agarrada o accidentalmente encontrada por el enemigo, solo podría ser usada como un proyectil sólido normal al no poder obtener suficiente fuerza centrífuga por no haber sido disparada de manera convencional. En cuanto a despedazarla y replicarla, eso sería simplemente imposible.

“Prepárense para disparar. Empieza la cuenta atrás a las cinco.”

Un observador dio la orden.

El cordón repetidamente alargado se fue apretando gradualmente mientras el artillero en la trinchera recogía la cuerda poco a poco.

“¡Fuego!”

Cuando el artillero tiró de la cuerda, el suelo tembló instantáneamente.

Un estruendo y un viento feroz de la boca pasó por las cabezas de los espectadores. Roland sintió numerosas partículas de tierra en su cuello. Incluso si tenía los oídos bien tapados, podía sentir temblores en los pies.

“Encontré el punto de caída. La explosión falló. Repito. La explosión falló.”

La voz de Lightning provenía del Emblema de Sonido en la mano de Nightingale.

“Ya veo. Vamos para allá,” contestó ella y sacó una Piedra Mágica.

“… ¿Fallamos de nuevo?” Dijo Agatha con desilusión.

“El fracaso es demasiado común cuando se experimenta.” Anna la consoló. “Tan pronto como encontremos la dirección correcta, podremos garantizar el éxito en la producción en masa.”

“Bien dicho.” Roland la elogió mientras le acariciaba la cabeza. “Además, ahora con la ayuda de Summer y Sylvie, la velocidad de investigación y desarrollo es asombrosa.”

Incluso en los tiempos modernos, era común que miles de proyectiles fueran disparados durante las pruebas de granada, así que encontrar cualquier problema con dos o tres disparos era como una misión imposible.

Al llegar al punto de caída de la bala, Anna cortó la espoleta con Fuego Negro para garantizar la seguridad de la carga útil. Los soldados recogieron el proyectil fallido. Tanto la pólvora como el proyectil metálico podían ser reciclados, por lo que sería un desperdicio tirarlos.

“Summer, es tu turno,” dijo Roland con un gesto.

“Sí, Su Majestad.” Summer asintió. Exhibiendo su capacidad de reproducción, el fantasma de un proyectil que estaba a punto de caer al suelo apareció instantáneamente frente a todos.

Aunque el poder mágico de Summer todavía estaba a un nivel bajo— después de cuatro meses de práctica, solo podía usarlo cuatro veces al día— con un control preciso del poder mágico, podía fijar la imagen reproducida en un momento exacto.

Tal habilidad era la de reproducir perfectamente la escena. En otras palabras, Sylvie podía ver el interior del fantasma— excepto por ser intangible, no tenía ninguna diferencia con la escena real.

Con la ayuda de Summer y Sylvie, Roland pudo determinar la tensión del resorte después de solo ocho rondas de pruebas de fuego.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente