RW 555 – Inicio de la Negociacion

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

Así que esto es Ciudad Frontera…No, Ciudad Neverwinter?

Edith no pudo evitar quedarse sorprendida, al ver lo ocupado y ordenado de la escena frente a ella después de bajar del velero. Había hecho muchas suposiciones antes de llegar, pero se dio cuenta de que había subestimado a esta ciudad. El puerto era 3 veces más grande que el de Ciudad del Rey. Un lado del muelle estaba lleno de barcos de concreto, ocupados descargando sus cargamentos. Montañas de minerales y carbón estaban apilados.

En el otro lado, otros 10 barcos de vapor estaban zarpando uno tras otro. Muchos ciudadanos estaban en la orilla despidiéndose. Todas las tripulaciones tenían uniforme, formados en línea recta en los lados de los botes. Edith podia sentir su alta moral. Sus caras tenían una cierta expresión, la misma que la de los caballeros que regresaban después de derrotar a sus enemigos. Sin embargo, no había duda de que ninguna de estas personas eran de la nobleza.

El centro del muelle era un lugar de reunión para los hombres de negocios, mercantes, refugiados y emigrantes, los cuales la mayoría había llegado en algún tipo de barco. Una vez que desembarcan, eran separados por un grupo de hombres vestidos de negro. Se les pedía que se formaran en una línea para pasar a la ciudad después de una revisión. La población flotante en el muelle era de mas de 1,000 personas. Incluso Ciudad del Rey era sobrepasado por tal escena.

“El muelle ha sido expandido nuevamente” comentó víctor sorprendido “Será que Su Majestad planea convertir a todo el río en zona de muelle?”

“Nuevamente?” Edith noto sus palabras

“El muelle no era tan grande el otoño pasado, tampoco había tanto gente” contestó Víctor señalado con sus brazos

“No hay impuestos de ciudad aquí. Solo necesitas pagar los impuestos una vez que hayas vendido tu producto” expli Victor entusiasmadamente “Además, en el centro de la ciudad, no está permitido que la gente ponga puestos ambulantes. Todas las transacciones se tienen que hacer en el Mercado. Los hombres de negro son patrullas, revisan a la gente para identificar y eliminar la plaga demoníaca.”

“No para extorsionar?” Edith preguntó y dio un guiño a su hermano, el cual sacó su cartera, listo para usar dinero para mover palancas.

“No, no, Señorita Conrad, son solo patrulleros” contestó Víctor riendo “De hecho nunca cobran demás. Se que es difícil de creer, pero es la verdad. Estaba tan sorprendido como usted cuando pase por revisión la primera vez. Venga conmigo, es más rápido si entramos por la vía de los mercantes.”

Justo como Víctor había descrito, una vez que los patrulleros verificaron su identidad los dejaron pasar sin cobrarles un solo royal de bronce.

“Necesito encontrar un hotel limpio y cómodo, luego iré al mercado” dijo Victori volteando a verla “Qué hará usted Señorita Conrad? Si no está familiarizada con el lugar, estoy a su disposición.”

“Gracias” contestó Edith con una expresión de agradecimiento, tomó su falda e hizo una pequeña reverencia antes de decir “Me has dado muchas cortesías durante el viaje. Es suficiente, iré al Ayuntamiento a pedir ayuda. Será la manera más fácil de conseguir información de mis familiares.”

“No es problema, Señorita. Además ha sido un placer conocer a tan distinguida y noble mujer como usted. No lo mencione.”

Después de varias evasivas, Edith finalmente se logró librar de Víctor, el joyero se continuó despidiendo de lejos mientras se iba. Dijo que si se encontraba en problemas, podían ir a buscarlo al hotel Montaña Sagrada a buscarlo en cualquier momento.

“Hermana eres muy popular” dijo Cole haciendo un chasquido con su boca

“Hmm?” Edith lo volteo a ver su vista periférica “Como debes de llamarme?”

“Ugh, bueno, Señorita Edith” el segundo hijo del Duque no pudo evitar estremecerse “Buscamos un hotel?”

“No, tenemos que ir al castillo y entregar el documento” contestó sin dudarlo “Nos tenemos que poner en contacto con Su Majestad lo antes posible.”

“Pero ya no tenemos las cabezas” le recordó Cole en voz baja

“Lo haremos de cualquier manera” contestó encogiendo los hombros “Recuerdas las cosas que te dije? Demostrar nuestra sinceridad y mostrar las cabezas no representa la lealtad de la Familia Kant.”

Además, aunque tuvieran las cabezas, ya estaban podridas y olerían mal. No era una buena idea ofrecer cabezas podridas a Su Majestad. Todo el plan se había ido por la borda desde que Su Majestad había dejado Ciudad del Rey.

Lo que hagan despues dependera de cada situación. A final de cuentas, el resultado de la negociación depende de las habilidades del negociador.

“Su Majestad, un emisario de la Región Norte está esperando afuera del castillo y quieren verlo.” el guardia Sean dijo entrando a la oficina de Roland “El líder de la delegación dice ser Cole Kant, el segundo hijo de Calvin Kant, el actual Duque de la Región Norte. El señor Barov ya ha verificado el sello del documento y su emblema. No han sido falsificados.”

“Region Norte?” Sorprendido, Roland bajo los diseños que estaba observando “Que no era territorio de Timothy? Cuales son sus intenciones?”

“Si, Sir Cole dice que el Duque está dispuesto a jurarle lealtad a usted.” contestó el guardia emocionado.

“Voluntariamente jurando lealtad…” Roland fruncio ante tales noticias. Era algo molesto, ya que no necesitaba la lealtad de un señor feudal. No ayudaba en el desarrollo del país y tendría un impacto en el actual sistema centralizado. Roland de hecho quería que se hubieran quedado en su territorio, que pensaran que tenían una oportunidad de ganar, y que esperaran a ser eliminados por el. Solo cuando los antiguos poderes fueran todos eliminados, la nueva autoridad centralizada sería capaz de construirse sin problemas.

Lamentablemente no podía rehusarse a verlos. Eran emisarios pidiendo cooperación. Si los ignoraba intencionalmente, los otros nobles escucharian la noticia y se uniran para atacar. Aunque no era un problema militarmente hablando, si le preocupaba que influenciara a los residentes de la Región Este y la Región Norte. Roland ya los veía como su tesoro, y por supuesto quería quedarse con la mayor cantidad de gente posible.

Después de pensarlo un poco asintió lentamente “Traelos a la sala, que Barov se quede con ellos.”

“Si” contestó Sean emocionado

Al ver la expresión del guardia, Roland se preguntó que si a su forma de ver, de esta manera el reino entero pronto estaría bajo su poder. Desafortunadamente no era tan simple como se veia.

Al mismo tiempo, tomo una decision.

Sin importar lo que dijeran, se apegara a sus principios y le quitara sus derechos a los nobles feudales. Esto era para demostrarle a todos los nobles su determinación de implementar una nueva política y reformas. Si los nobles rebeldes se atrevían a levantar sus manos contra los ciudadanos, el se aseguraría de que pagarán un alto precio por ello.

Solo había dos personas en la delegación de emisarios, ahora sentados en una orilla de una mesa cuando Roland entró al comedor. Uno de ellos era el segundo hijo del Duque, Cole Kant, la otra una hermosa mujer. Parecía ser la asistente de Sir Cole, pero en los ojos de Roland, ella era mucho más impresionante que el.

Por supuesto que las brujas eran las perlas más hermosas en cuanto apariencia, así que Roland no le presto mucha atención. Después de todo, en esta era, una asistente mujer tambien podia tener el rol de amante o sirvienta.

“Su Majestad, le traigo saludos de mi padre” Cole se levantó y dijo una reverencia a Roland, luego expresó sus intenciones. “El Duque de la Región Norte tiene un regalo para usted.”

Pagina Anterior
Pagina Siguiente