RW 554 – Regreso a Ciudad Neverwinter

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

‘Hay muchos barcos aqui’ pendo Edith, mientras los observaba acostada en su habitación mientras avanzaban por el Río Agua Roja.

Desde que entró a la Región Oeste, había notado varios extraños barcos de piedra que navegaban por el río sin vela, haciendo que el río se viera muy lleno. De acuerdo al  capitán del barco eran barcos de vapor. Usaban el vapor para propulsar su avance y su velocidad no depende del viento. Se decía que incluso podían navegar contra corriente, siendo mucho más rápidos que barcos con velas. Los barcos de vapor normalmente avanzaban por el río dejando una estela de humo negro. Nadie entendía muy bien cómo era que el vapor movía las grandes ruedas de madera a los lados del barco para avanzar.

Una cosa era cierta, todo esto era producto de Ciudad Neverwinter.

Edith estimo que al menos cada hora pasaba un barco de vapor cerca de ellos. Si lo que llevaban eran materiales, entonces no había duda de que la cantidad de materiales que Ciudad Neverwinter estaba importando era impresionante. Según hombres de negocios una ciudad no podía ser más grande que su habilidad de importar materiales. Uno se podía dar idea de que tan próspera era una ciudad dependiendo de las oportunidades de negocios que ofrecía si te quedabas un par de días, incluso sabrás cuáles son los materiales más populares si tienes buena comunicación.

Obviamente el Río Agua Roja era el camino más importante para la Región Oeste.

Al ver lo ocupado que era este camino, ahora sabía que toda la propaganda que había en Ciudad del Rey no era presunción de Su Majestad Roland.

En poco tiempo, Roland había integrado a la Región Oeste en una nueva ciudad, con una población permanente y rutas comerciales superiores a las de la vieja Ciudad del Rey. Cómo era posible que tan excepcional heredero al trono tuviera la mala reputación de ser ignorante y necio…al pensar en estos rumores, Edith estaba aún más interesada en Roland Wimbledon.

“Señorita Conrad, está observando los barcos nuevamente?” un hombre bien vestido, con cabello castaño entró en su habitación “Le gustaría tomar algo de aire fresco? Debe de estar aburrida de estar aquí dentro todo el tiempo.”

“No, este lugar es cómodo” dijo Edith levantándose “Gracias por su hospitalidad.”

“No tiene porqué agradecerme” rio el hombre “Tengo la suerte de estar acompañado de una hermosa dama.”

Edith había escuchado este tipo de cumplidos más de una vez, pero aun así contesto con una encantadora mirada “Sin su ayuda, me temo que hubiera tenido que navegar con la carga y los refugiados.”

“Por su puesto que no podía dejar que algo así sucediera.” dijo el hombre “No hay ningún joyero que dejara que una joya se llenara de polvo, y tu eres como una joya para mi.”

El hombre era Víctor, el dueño del barco Siempre Primavera. Era un joyero de Ciudad del Rey. Luego de que el barco de Edith se quemara, Edith escogió este barco de todos los que viajaban a la Región Oeste. No era un barco de pasajeros, ni tampoco aceptaba nuevos marineros. Era el barco privado de Victor. Pero para la Perla de la Región Norte, mientras que el dueño del barco fuera un hombre, todo estaría bien.

Ella había pretendido ser una dama de la Región Norte que vino a la Región Oeste a encontrar a sus familiares perdidos. Con unas cuantas palabras logró que Victor sintiera lastima por ella y la invitó a su barco voluntariamente. Comparado con los pequeños veleros y cargueros, el Siempre Primavera era espacioso y brillante, con una cómoda cabina para pasajeros. Además, no tenía el olor a madera rancia causado por largos años de viajes acuáticos. Victor había preparado dos sirvientes para ella, sin cobrarle un solo royal de oro.

Por supuesto que el precio que debía de pagar era soportar las visitas de Víctor de vez en cuando, mostrando su generosidad y preocupación. Para Edith, que era buena manejandose en los círculos de la nobleza, manejar a Víctor era extremadamente fácil y ya se había acostumbrado a hacerlo. Si resultaba ser util, ella disfrutaría manejarlo a su antojo.

“Aunque esos barcos sin vela pueden navegar sin el viento, son muy crudos” dijo Víctor mientras se servía una taza de té negro “He subido en uno de esos barcos y los he observado de cerca, son ruidosos y se mueven mucho cuando navegan…son una buena opción para transportar materiales, pero no la mejor opción para viajes largos.”

“Por supuesto que no serán tan cómodos como el Siempre Primavera.” dijo Edith riendo “Pero porque siento que estos barcos aparecieron de la noche a la mañana? No habia este tipo de barcos antes en la Region Oeste, supongo?”

“Tienes razón, aparecieron de la noche a la mañana.” dijo Víctor tratando de no reír “Solía hacer muchos negocios con la Fortaleza Longsong y no había ninguno de estos barcos, pero después de un invierno ya estaban en todos lados.”

‘Construir 20 o 30 de esos barcos en un invierno?’ penso Edith con sorpresa. Como heredera de la familia Kant, ella sabía exactamente lo que esto significaba. Ya que una ciudad grande necesitaba importar una gran cantidad de materiales. Este tipo de barcos que podían ser producidos rápidamente había sido un factor importante en el comercio de la ciudad, ya que continuamente transportaban comida y otros bienes de cualquier lugar a la Región Oeste. Dado esto, la velocidad de expansión de la Ciudad Neverwinter naturalmente era mucho mayor que cualquier expectativa que uno pudiera imaginarse.

Al pensar en el ruido y el movimiento de los barcos, no era digno de mencionarse.

“Mire, Señorita Conrad, no se preocupe por esos feos barcos de concreto. Tengo algo mas interesante aqui. Tal vez le ayude a matar el tiempo.” Víctor llamó a una sirvienta, le susurro unas palabras al oído, ella asintió y luego salió de la habitación.

“Que es?”

“Algo capaz de igualar su belleza” dijo presumiendo “Y tambien es mi antigua profesión.”

La sirvienta rápidamente regresó con una exquisita carpeta en sus manos. Victor la abrió y la puso frente a Edith “Cual te gustaria?”

Había varias pinturas piedras preciosas en pergamino, la calidad de la pintura era muy realista, con excelente trabajo y colores. Obviamente quien pintó los pergaminos era un experto en su trabajo.

“Son…gemas?”

“Precisamente, son gemas en bruto” explicó Víctor pacientemente “Les pongo precio dependiendo del estándar que aparece en esta carpeta. Comparado con joyería pulida, las gemas en bruto tienen su propio encanto…si te interesa alguna de estas, por favor házmelo saber. Por supuesto que si prefieres una joya pulida, le puedo pedir a algún joyero que pula una de estas gemas para ti cuando regrese a Ciudad del Rey.”

Nada original, Edith vio todos los pergaminos y luego le regreso la carpeta “Gracias, pero no”

Victor estaba sorprendido cuando tomó la carpeta de vuelta “No te interesa ninguna de estas”

“Mis familiares están perdidos, no tengo el humor para elegir un regalo de lujo en este momento. Por favor disculpame.” contesto Edith con una voz suave. Si le prometía algo ahora, el no dejara de molestarla cuando llegaran a Ciudad Neverwinter, lo cual sería muy molesto. Aunque la mayoría de las mujeres les gustan las cosas brillantes, ella prefería apreciar los barcos de vapor. Comparado con una joya que solo existía entre los nobles, los barcos eran mucho más valiosos.

..

Al poco tiempo de que Víctor se retirara, vino una serie de sonidos en dirección de la proa…parecía que una larga flota estaba por salir de la bahía.

Al ver la bahía, Edith vio a lo lejos la line que formaba el puerto.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente
Translate »