RW 542 – El Viaje Perverso

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

“Hermana, hemos llegado.” Cole Kant dijo felizmente mientras entraba a la cabina

“Te he dicho 2 veces durante este viaje que no me llames hermana.” dijo Edith levantando la cabeza y dándole una mirada “Ya lo olvidaste?”

“No…” le dio un escalofrío a Cole “No, todavía lo recuerdo”

“Entonces quien soy?”

“Mi asistente, Señorita Edith.”

“Quien eres tu entonces?”

“Mi padre…no, el embajador mandado por Calvin Kant, Duque de la Region Norte.”

“Excelente. Recuerda no cometer el mismo error una tercera vez.”

Edith se levanto, se estiró y camino fuera de la cabina. “Llama a todos los miembros de la delegación de emisarios. Es hora de ir a la ciudadela.”

Este era un pequeño truco que le gustaba jugar a Edith. Le gustaba observar en secreto a la persona con quien estaba a punto de negociar, luego para revelarse una vez que ya hubiera entendido que tipo de persona era con quien se encontraba. Al hacer esto, tomaba precauciones y al mismo tiempo impresionaba a la contraparte. Si la persona con quien estaba negociando era un hombre, lo más seguro era que mostrara interés en ella.

Nunca intentaba esconder su género, al contrario, lo usaba como una herramienta y ventaja social.

No la llamaban La Perla de la Región Norte por nada, tenía que usarlo a su favor.

“Qué hacemos con las cabezas?”

“Déjalas en el bote, a menos que quieras tenerlas en tu habitación.” dijo intentando no reírse “Ya se han podrido.”

Al bajar del puente, Edith noto que había muchos barcos en el canal. Mucha gente estaba en los muelles, la mayoría cargando gran cantidad de equipaje. Al juzgar por sus ropas, no eran esclavos ni empresarios. La situación se le hizo curiosa, porque personas de otros estratos sociales no viajaban al inicio de la siembra de primavera.

Llamó a un sirviente “Ve y pregunta a donde se dirigen.”

“Que tiene que ver eso con nosotros?” pregunto Cole confundido.

“Ya que Roland Wimbledon ha tomado la ciudad, debe de haber hecho nuevas leyes y reglas para mostrar su autoridad. Cualquier cosa que haya mandado, puede hasta cierto punto, reflejar su personalidad. Así que por supuesto que tiene que ver con nosotros.” contestó Edith sonriendo. “Por supuesto que podríamos pagar algunos royales de oro a algunas ratas por la informacion, pero prefiero escucharla de la gente directamente.”

“Ah con que eso es…”

“Tienes que ser más observador, piensa más mi querido embajador. Esta es una oportunidad única.”

Del otro lado de la puerta de la ciudad, las calles estaban llenas de peatones. Había puestos de ambos lados del camino. Se podían escuchar gritos constantes de los vendedores. Hace algunos años, Edith había venido a Ciudad del Rey para participar en la ceremonia de cumpleaños de la quinta princesa con su padre. La ciudad no había cambiado mucho, seguía igual de viva como siempre.

Si fuera la Ciudad Nocturna, uno nunca podría ver tanta gente, excepto en algún día festivo o celebración.

De pronto un vocero entre la multitud llamó su atención.

“Espera un momento.” ordenó Edith a su tropa y se unieron a la multitud para escuchar al vocero.

“Puedes cortar madera? Puedes colocar ladrillos? Puedes cuidar ganado y ovejas? Mientras estés especializado en algo, tienes el talento que Su Majestad está buscando! Ve a la Region Oeste. Ahi, Su Majestad está construyendo una nueva ciudad capital, la Ciudad Neverwinter! Tu talento te traerá grandes recompensas!”

“Talento?” Edith se quedó pensando un momento “Que interesante manera de llamarlo…sin embargo, a que se refiere con una nueva ciudad capital? La Ciudad Neverwinter? Existe tal ciudad en la Región Oeste?”

Continuaron con su camino y pronto vieron a otro grupo de personas.

“Las brujas son inocentes. Estas fueron las palabras que escribió el sumo sacerdote en su confesión antes de ser ejecutado.” luego otra persona dijo mientras mostraba unos documentos “Tal vez son sus familiares, su hija o su hermana! Si todavía tienen miedo de las brujas, mandalas a Ciudad Neverwinter! Ahi las cuidaran bien. Si no quieren separarse de ellas, puede ir con ellas y acompañarlas! Su Majestad ha prometido que las familias de las brujas también recibirán un lugar donde vivir, además de un trabajo decente!”

“El Sumo Sacerdote ha sido ejecutado?” preguntó Cole con los ojos abiertos de la sorpresa

Por otro lado Edith frunció. “Si esta es la nueva política de Roland Wimbledon, la manera en que la promueve es algo melodramática. No tiene miedo de provocar la ira de la iglesia? Eso no sería nada comparado como pelear contra los nobles, sería una batalla a muerte contra la herejía. No tengo idea si es una bendición o una maldición tener un rey así.”

Les tomó una hora caminar por las calles hasta que llegaron a la ciudadela. Notaron que las calles estaban llenas de voceros que repetían lo que había hecho Su Majestad después de haber conquistado la ciudad. Cualquiera que viniera a Ciudad del Rey solo tenía que caminar por las calles durante medio día para enterarse de todos los cambios que Su Majestad había hecho, sin requerir la ayuda de las ratas.

“Mi Lady, he encontrado la respuesta de a dónde va tanta gente.” el sirviente que había mandado a investigar había regresado “todos van a…”

“Ciudad Neverwinter, cierto?” le interrumpe Edith

“Ya lo sabia?”

“No se preocupen en encontrar un hotel. Iremos directamente al palacio a entregar los documentos.” su corazón tenía un presentimiento “Démonos prisa!”

“Que?” dijo Cole sorprendido “Su Majestad dejó la ciudad hace una semana? Sin siquiera hacer una ceremonia de inauguración?”

“Eso fue lo que dijo quien nos recibió. Al principio Su Majestad había dejado a un hombre llamado Barov Mons, su primer ministro, para que se hiciera cargo del dia a dia, pero aparentemente Barov dejó la ciudad ayer también. Además de algunos sirvientes, el palacio está vacío. Quien nos recibió dijo que podemos ir a hablar al ayuntamiento y que ellos pasarían el mensaje por nosotros.”

“Adelante.” dijo Edith con voz fría. No esperaba que su presentimiento fuera acertado. Había estado viajando sin parar para llegar lo más rápido posible para encontrarse con Roland, pero aun asi habia llegado demasiado tarde. “Roland realmente está pensando en mover la capital, dejar esta espléndida ciudad atrás y reconstruir una nueva capital en la Región Oeste! En qué demonios está pensado? Construir una ciudad con una escala como Ciudad del Rey le tomará al menos 30 o 40 años!”

“Qué hacemos?” preguntó Cole mirando a la delegación de emisarios.

Después de un momento Edith contestó malhumorada “Vamonos, vamos a la Ciudad Neverwinter!”

“Ya se han ido, no tenemos porque apurarnos tanto” dijo Cole con una cara amargada “Ya ha pasado una semana desde que tome un baño. Siento como si trajera ya pulgas por todo el cuerpo.”

Edith giró su cabeza y olió las ropas que traía puestas. Finalmente dio un suspiro y dijo “Busquemos un hotel para pasar la noche, partiremos mañana temprano.”

A la mañana siguiente cuando la delegación de emisarios llegaron al puerto, vieron que su barco se había quemado por completo.

“Que paso?” por primera vez Edith estaba completamente confundida

“No te enojes, her…Lady Edith. Observa, piensa más…” Cole detuvo a una persona que iba pasando y le preguntó “El puerto también se prenderá en llamas?”

“Ah? Te refieres a eso” contesto la persona que comenzó a explicar animadamente “No tengo idea de quien escondió cuerpos en su barco. Las ratas que intentaron robar algo de el, los olieron. Ya sabes que la gente se ha vuelto muy cuidadosa con esas cosas. Después de todo hace 6 meses una plaga demoníaca azotó la ciudad, la cual fue causada por unos cuerpos que habia traido la iglesia. Como sea, para lidiar con ello, quemar todo es la manera más segura. El capitán ha sido arrestado por los guardias para interrogarlo. Lo conocen?”

Edith estaba sorprendida, no sabia que cara poner ante la situación, después de un largo silencio contestó en voz baja “No, no lo conocemos. Gracias.”

“Creo que necesitaremos un nuevo bote.” pensó Edith. “Creo que este viaje de lealtad no será tan sencillo como había imaginado…”

Pagina Anterior
Pagina Siguiente