RW 522 – Un Cambio Drástico en la Región Norte

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

“Que?”

Calvin kant, el Lord de Ciudad Nocturna y Duque de la Region Norte grito. Se levanto y miro al mensajero con desaprobación, tirando al mismo tiempo su vaso de agua de una mesa lateral. El vaso cayó al suelo rompiéndose en mil pedazos.

“Su Gracia, lo vi con mis propios ojos!” dijo el mensajero bajando todavía más su reverencia. “El rey rebelde tomó Ciudad del Rey en un solo dia. Incluso el rey no logro escapar. Probablemente ya esté muerto.”

“Como…como paso esto?” Murmuró Calvin “Es Ciudad del Rey!”

La muralla de la ciudad tenía una altura de más de 50 metros de alto y era vigilada por miles de soldados, equipados con polvo nieve y catapultas. Nadie podría penetrar esa muralla a menos de que tuvieran un ejército de 20 o 30 mil soldados. Incluso aunque el Príncipe Roland tuviera semejante ejército, le costaba trabajo creer que pudiera tomar la ciudad en un solo dia.

“Tenían armas de fuego invencibles” dijo el mensajero con la voz temblorosa, consecuencia del cansancio de viajar desde Ciudad del Rey sin descanso y del shock que presenció en la batalla. “Pidan disparar sin detenerse. Las armas eran demasiado poderosas, ni siquiera los caballeros o los soldados frenesí les pudieron hacer frente, nadie podía detenerlos. Quien fuera que se acercara moría o era herido de gravedad…comparado con esas armas, las que tenía el rey no era mas que inutiles palos de hierro.”

Calvin se quedó en blanco, todo su mundo había sido volteado de cabeza. Sentía que se acercaba el fin.

Había recibido ordenes de Timothy que requerían que mandara a su ejército a apoyar a Ciudad del Rey. como el  nuevo Duque de la Region Norte, debia de seguir los mandatos del rey y después de algo de trabajo logró reunir un ejército de 2,500 soldados de las familias Horsehead Hawes, Snow Fox y la suya. Planeaba mandar al ejército una vez que la nieve se derritiera para poder llegar en una o dos semanas a Ciudad del Rey después de que recibió la orden. Nunca se espero que ni siquiera tuvieran la oportunidad de participar en la guerra, que normalmente tardaría meses.

El ejército estaba formado principalmente por mercenarios, no había muchos caballeros ni sirvientes en el, ya que la época de cosecha estaba cerca. Sin embargo, sin importar que tipo de ejército haya mandado, ya había hecho algo que el rey rebelde podía considerar como traición. Tenía miedo de que sus días de paz y tranquilidad estuvieran a punto de acabar.

“Edith!” Calvin pensó en su brillante hija. “Tal vez ella pueda pensar en algo que pueda salvarnos. Vayan y traigan a mi hija mayor a mi habitación.” gritó a uno de sus guardias.

Edith pronto entró al estudio usando ropa de combate y una espada de entrenamiento, su cabello estaba recogido en un chongo y en su frente se notaban unas gotas de sudor. Estaba practicando con su espada como normalmente lo hacía y parecía estar algo molesta. “Pedí que no me molestaran mientras practico.”

“Lo se, pero prometo que estamos en grandes problemas!” Calvin rápidamente le contó lo que había dicho el mensajero y luego le preguntó “Qué podemos hacer?”

Miró a su hija ansioso por una solución. Edith Kant, la perla más brillosa de la Región Norte, no era solo hermosa, sino que también era una talentosa política y estratega. Había contribuido enormemente al éxito de su padre para convertirse de Conde a Duque de la Región Norte, incluso los hijos de la familia Kant no se comparaban con ella.

Quedó sorprendida al escuchar que el Príncipe Roland había conquistado Ciudad del Rey en un solo dia, pero pronto recuperó su calma y dijo “Ahora entiendes porque no me quise casar con Timothy?”

Calvin se sorprendió y preguntó “Sabías que pasaría algo así?” Timothy se había quedado un tiempo en la Región Norte después de que derrotara al Duque Ise, y como muchos hombres antes que él, se vio interesado en Edith, pero ella rechazó con mucho tacto los mensajeros que mandó Timothy. Su padre había estado confundido por su desinterés de casarse con Timothy y poder convertirse en reina, que era el sueño de incontables mujeres, además de que el estatus de la familia Kant también se vería asegurado en un futuro.

“Te refieres a que la ciudad caería en un dia? No, no esperaba eso” Edith se soltó el cabello y dejó caer sobre sus hombros su largo cabello verde. “Solo sentia que no era la persona indicada.”

‘No era la persona indicada…entonces quien es la persona indicada para ti? Aunque su reinado fue corto, él era rey del Reino Graycastle!’ Calvin se quejó en sus pensamientos, pero no lo externo. El ya había decidido heredar su título de Duque a Edith, quien podría traer mejor futuro a la familia comparada con sus dos hermanos, si es que seguía negando a casarse con alguien.

“Como sea, lo primero que tienes que hacer el ordenar la retirada del ejército” dijo mientras se agachaba a recoger los vidrios rotos.

“Partieron hace 4 días y no tengo idea de que rumbo tomaron, me temo que es demasiado tarde.”

“Ese no es problema” contestó dejando los vidrios sobre la mesa y continuó “Puedes mandar a alguien a Ciudad Valle Profundo hoy. Si parten inmediatamente llegará a la ciudad mañana, de ahí pueden tomar un bote a Ciudad del Rey y llegar al menos un dia antes que el ejército. Sin importar qué ruta hayan tomado, tendrán que llegar a la puerta norte de la ciudad, así que si alguien parte de ahí se encontrara con ellos y podrá detenerlos antes de que se acerquen mucho a Ciudad del Rey.”

“Ya veo” El duque se golpeó su cabeza y pensó ‘debí de haber pensado en esa solución yo mismo. Las noticias fueron demasiado repentinas y sorprendentes que no me dejaron reaccionar con calma y velocidad.’ luego dijo “Mandaré una carta ahora mismo! No, mejor mandaré a uno de mis guardias con mi símbolo para que de la orden! Guardia!”

Un guardia llegó para recibir las órdenes y se retiró rápidamente. Edith dijo lentamente “Padre, crees que podamos resistir un ataque de Roland?”

Calvin sintió escalofrío. Sabía que la muralla de Ciudad del Rey era el doble de resistente que la de Ciudad Nocturna y que no resistiría mucho contra las armas de Roland. “No creo que podamos.”

“Entonces no es suficiente con retirar al ejército. No olvides que fue Timothy quien te hizo Duque. Es natural que el Príncipe Roland nos considere sus enemigos y solo es cuestión de tiempo para que nos destruya. Bajo estas circunstancias tenemos que ser más proactivos.”

“Te refieres a que me incline por el Príncipe Roland? Crees que confie en mi?” dijo Calvin vacilante.

“Muestra tu sinceridad, la mayoría de los nobles serán intimidados por la noticia de la sorprendente victoria de Roland sobre Timothy, no serán capaces de unirse en su contra. Dado esto, tenemos que rendirnos lo más pronto posible. Eto segura que no somos los unicos que piensan asi, asi que tenemos que mostrar suficiente sinceridad para impresionarlo.”

“Pero…como?”

Antes de que Calvin pudiera pensar hacia donde iba Edith, Edith sacó su espada de entrenamiento y rompió 2 de los pedazos más grandes del vaso que quedaban con una sonrisa.

“Creo que la familia Hawes y la Familia Lista serian grandes regalos, no lo crees padre?”

Pagina Anterior
Pagina Siguiente