RW 483 – La Distancia a Dios (1)

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

Isabella observaba el mapa en silencio por un momento. “Pero los soldados enloquecidos no son los Guerreros del castigo de Dios. Aunque las píldoras pueden afectar su cuerpo, no les dará una determinación inquebrantable. Delante de enemigos verdaderamente terroríficos, sentirán miedo e incluso podrían huir, millones de soldados desertores serán suficientes para hacernos caer.”

“Obviamente, no será tan simple. Sería mejor si el ejército enloquecido consiste principalmente en creyentes de nivel inferior de la iglesia, y el Ejército principal fuera el de los Jueces.” Zero regresó a la ventana. “Y si queremos muchos creyentes, debemos unir los Cuatro Reinos.”

“Cuáles son nuestras posibilidades de ganar?”

“30%? 50%?” ella respondió con indiferencia. “Cómo puedo saber cuáles son nuestras posibilidades de ganar? Después de todo, nunca hemos peleado contra ellos y solo podemos obtener la información a través de libros antiguos de hace 400 años. No olvides lo que dije antes…si tenemos buena suerte.”

Esa era exactamente la razón por la que no estaba tan emocionada, estaba poniendo el destino de toda la humanidad en juego y colocando las pocas fichas que tenía en un solo canasto para usar a los débiles para pelear contra los fuertes…en una batalla donde las probabilidades estaban en contra de ellos , un triunfo inesperado sería aún más dulce.

“La supervivencia de la humanidad dependerá de su coraje, sabiduría, fe y sacrificio en esta batalla”, pensó. “Esto es probablemente lo que Dios espera ver…los cobardes no pueden ser favorecidos y ganarse su sonrisa.”

“Espero que tengas la razón.” Isabella frunció el ceño. “Tengo aun mas curiosidad ahora.”

“Curiosidad acerca de qué?”

“Si el Príncipe Roland del Reino de Graycastle estuviera aquí, qué haría?”

Zero frunció el ceño. “Por qué? Crees que él puede vencerme?”

“El obispo Tayfun dijo que no ha tenido noticias de la Bruja Pura que envió al Reino Graycastle, era como si simplemente hubiera desaparecido. Ella fue a la que asignó en la misión para investigar la Región Oeste. Además, también perdió a Aphra en Ciudad del Rey, al obispo candidato Mira, y a la iglesia en la Fortaleza Longsong…” Isabella pauso un momento. “No crees que desde que la iglesia comenzó a atacar los Cuatro Reinos, nunca hemos sufrido tantas pérdidas antes? Es como si después de habernos involucrado con la Región Oeste, hemos estado perdiendo. Es como…si Dios lo estuviera protegiendo.”

“Suficiente!” Zero golpeó la mesa con el puño. “No sabes nada de Dios!”

Isabella quedó un poco sorprendida. “Solo estaba bromeando…desde cuándo te importa tanto Dios?”

Zero intentó reprimir su ira. “Es simplemente un mortal! Los mortales solo pueden confiar en las probabilidades y conocimientos, todo lo suyo se convertirá en parte de mí. Aunque él tenga formas de luchar contra los demonios, la Unión definitivamente lo hará mejor.” Zero se giró y miró a Isabella. “Cuando las tropas de la iglesia marchen hacia el Reino Graycastle, sabrás quién realmente tiene la bendición de Dios.”

Cuando Isabella salió de la biblioteca, suspiró y dijo “Te estás volviendo cada vez más como un…Papa.”

Zero se sentó en silencio al lado de la mesa, sus emociones estuvieron en conflicto por un largo tiempo, lo cual era algo poco común después de sus 200 años de vida.

Sabía lo que Isabel quería decir, pero no podía explicárselo a ella…no importaba quién fuera Papa antes, sin importar las ideas que tuvieran anteriormente, tan pronto como entraran al cuarto de oración, todos sufrirían cambios impredecibles.

Dios…realmente existe.

Zero se dio cuenta de que sus pensamientos fueron completamente perturbados, así que ella cerró su libro y caminó hacia el último piso de la biblioteca.

Era el punto más alto del Templo Secreto Pivotal y era donde estaba el Cuarto de Oración.

Zero abrió una puerta secreta entre los estantes de libros, y subió por una estrecha escalera de piedra, hasta que entró a una habitación sin ventanas. La habitación tenía solo unos pocos metros cuadrados, ni siquiera era lo suficientemente grande para que alguien se acostara. El techo tenía una forma de cono y estaba incrustado con piedras mágicas que emitían una tenue luz azul. Bajo la tenue iluminación, Zero podía ver vagamente las cuatro paredes y el suelo duro. Además de esos, no había nada en la habitación, y era difícil creer que ese pequeño y estrecho lugar fuera el lugar más cercano a Dios.

Zero cerró los ojos para sentir su voluntad.

Su mundo oscuro lentamente comenzó a cambiar, como si algo entrara en su mente y mostrará una escena en su conciencia, sabía que eso no era producto de su imaginación. Incluso su alma, que había absorbido a cientos de personas, no podía ver o ni siquiera imaginar tal visión.

Cuando las líneas danzantes bajaron su velocidad, aparecieron cinco grandes pinturas en el mundo expansivo…uno flotaba sobre su cabeza en un anillo gigante, y los otros cuatro  estaban alineados simétricamente en una cruz al lado de ella.

Esa era una señal de Dios.

Ver algo en su mente era una sensación increíble. Zero sabía que toda esa escena desaparecería tan pronto como ella abriera los ojos, por lo que solo podía usar su conciencia para ver cada pintura; al concentrarse en la pinturas, sentía como si la absorbieran.

La gran pintura en forma de anillo sobre ella era indudablemente Dios.

Era un mundo oscuro sin límites visibles, y una esfera roja gigante estaba suspendida en el medio. La esfera estaba hecha de poder mágico, y de ella podía sentir un poder infinito simplemente mirándola. La mitad parecía cortada por un cuchillo o escondida en la oscuridad, por lo que solo veía la mitad.

Cuanto más lo miraba Zero, más segura estaba de su juicio.

Era demasiado majestuoso.

Ella no era nada en comparación con esa bola de poder mágico. Ni siquiera podía encontrar las palabras para describir lo gigante que era, e incluso el mundo debajo de ella estaba eclipsado por esa esfera roja. Los remolinos de poder mágico en su superficie eran incluso más anchos que el océano, y la luz del brillante de poder mágico era incluso más brillante que el sol, además de Dios, quién más podría tener ese poder tan vasto?

Esa probablemente era la Luna sangrienta registrada en el Libro Sagrado; pero por otro lado, la media esfera realmente no parecía una luna llena.

Zero una vez intentó rezarle, pero no respondió, solo estaba tranquilamente flotando en la oscuridad como si estuviera esperando los resultados de la Batalla de la Voluntad Divina.

Esa era la razón por la que estaba extremadamente enojada por las palabras de Isabella. Esa esfera no le había dado su bendición a nadie…se dio cuenta después de presenciar en persona que los humanos eran insignificantes a los ojos de Dios.

Después de separarse de sus pensamientos, Zero miró hacia las cuatro pinturas en la parte inferior.

Ella creía que la razón por la cual las batallas que ocurrían cada 400 años que se llamaban Batalla de la Voluntad Divina tenía algo que ver con el contenido de esas pinturas.

La historia secreta de la iglesia registró las interpretaciones de las pinturas realizadas por los líderes y papas de la Unión, y la mayoría de ellos llegaron a la misma conclusión: la ubicación del final de la guerra estaba en esas cuatro pinturas.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente