RW 479 – La Elección en el Corazón de Nightingale

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

Recientemente, Wendy estaba pasando su vida de una manera excepcionalmente satisfactoria.

Fiel a su nombre, Paper había absorbido rápidamente el conocimiento sobre las brujas y el poder mágico. Progreso rápidamente en su aprendizaje, tanto como de lectura y escritura, así como en conocimiento natural del mundo. En la actualidad, ya era capaz de aprender nuevas palabras y conocimientos por sí misma. Solo había un poco de preocupación acerca de sus clases. En ocasiones, planteaba preguntas que incluso Wendy no podía responder, y eso significaba que Anna o Roland tenían que ser consultados.

En comparación con Paper, el progreso de Summer era mucho más lento. Quizás era cuestión de edad. Cada oración tenía que ser recitada varias veces antes de que pudiera recordar la caligrafía. Además, parecía confundida por el conocimiento natural. Pero a Wendy no le importo. Después de todo, lo que le sobraba en ese momento era tiempo y paciencia. De hecho, le sería más problemático, si sus estudiantes fueran todos tan inteligentes como Anna.

Todas las mañanas, llamaba a sus dos alumnas a la sala de estar para que revisaran las tareas asignadas del día anterior. Eso seguía lo que Su Majestad le había dicho a todos los maestros del Departamento de Educación: el conocimiento que se aprende y no se practica se olvidaría rápidamente, y sólo a través de la práctica diaria el conocimiento se quedaría en la memoria. Wendy estaba completamente de acuerdo con esa afirmación.

La siguiente lección era practicar el poder mágico. Para esa lección, Paper iba ayudar a Agatha a producir ácido o ir al astillero a ayudar a acelerar el endurecimiento del cemento. Por lo tanto, Wendy le enseñó principalmente a la recién llegada, Summer. Había oído que Summer pronto se uniría a Nightingale en el Departamento de Seguridad y ayudaría a su Majestad a recrear las escenas del crimen. Por lo tanto, lo más importante para aprender era cómo controlar con precisión el flujo de tiempo.

Afortunadamente, usar una habilidad mágica era tan natural como respirar para las brujas. Incluso los estudiantes más lentos no podían equivocarse una vez que sintieran la magia. Wendy a menudo llamaba a Maggie para alentar a Summer a no desanimarse por su falta de competencia natural con el poder mágico. Si incluso una paloma podría evolucionar, seguramente una bruja regular también podría hacerlo? Por supuesto, después de eso, ella secretamente le daba algunos pedazos de carne asados a Maggie como compensación.

Las clases elementales eran llevadas a cabo por las tardes. En consideración a los diferentes ritmos de aprendizaje de las estudiantes entrantes, Su Majestad clasificó la Unión de Brujas en dos clases. Las brujas seguirán recibiendo lecciones de Scroll y también aprenderían sobre física y química elemental, sólo las recién llegadas recibirán una clase adicional de Wendy después de sus clases habituales.

Esa era la parte más relajante del día de Wendy.

Como la primera bruja de la Asociación de Cooperación de Brujas que se unió a la Unión, ella había aumentado una gran distancia entre ella y sus hermanas en cuanto a su puntaje. Pero aun así, sentía una gran cantidad de presión sobre sus hombros cada vez que recordaba como Su Majestad le había otorgado el rol de gerente de la Unión.

Solo mientras enseñaba a las recién llegadas se sentía libre y capaz de poner su corazón y alma en las tutorías.

Después de asignar la tarea a las dos estudiantes, Wendy se dirigió a tomar un baño caliente. Cuando regresó cómodamente a su habitación, se sorprendió al ver a Nightingale sentada junto a su cama, distraída mientras sostenía una copia de la Fundación de las Ciencias Naturales.

Ella definitivamente estaba perdida. Si estuviese leyendo el libro, definitivamente se habría quedado dormida en cuestión de minutos.

“Qué pasa?” Wendy destendio su colcha y se subió a la cama, sentándose al lado de Nightingale.

Nightingale movió ligeramente la cabeza y miró brevemente a Wendy, quien se quedó sin aliento al ver la expresión vacía de Nightingale. Wendy había visto tal expresión en la cara de Nightingale solo en Ciudad Plata, cuando fue la primera vez que se encontraron. En ese momento, Nightingale caminaba sola y sin aliento por las calles nevadas, haciendo caso omiso a la nieve que caía sobre sus hombros.

“Su Majestad Roland y Anna…” murmuró, “y fui yo quien lo animó.”

“…” Wendy quedo sin palabras. También había notado que Anna y Su Majestad se habían acercado recientemente, pero eso era conocido por todos, por lo que no era sorprendente. Además Anna fue la primera bruja que Su Majestad conoció, y era impecable en todos los aspectos. Además de su incapacidad para dar a luz, Scroll la consideraba la persona más adecuada para ser Reina. Lo único sorprendente fue que este último el desarrollo fue facilitado por Nightingale.

“Hice los preparativos y sabía que este sería el resultado. Sin embargo, viéndolos juntos, por qué…por qué siento tanto dolor?” Nightingale agarró la mano de Wendy con fuerza. “Me había preparado desde hace mucho tiempo…”

Wendy también comenzó a sentirse mal mientras miraba la apariencia de Nightingale. Su impresión más profunda de Nightingale era su fuerza y ​​coraje. Ya sea apuñalando o capturando a su pariente lejano en Ciudad Plata, o luchando contra la iglesia, ella siempre fue capaz de mantenerse tranquila a pesar de las difíciles circunstancias. Ella incluso no mostró ningún signo de miedo mientras enfrentó a Cara. Sin embargo, en este asunto de la relación, ella una vez más se convirtió en una niña indefensa.

No hay nada malo o bueno con respecto a los sentimientos.

Todo lo que Wendy podía hacer era abrazarla y darle suaves palmaditas en los hombros. “Si te sientes mal, llora, dejalo todo salir y estarás bien.”

Nightingale negó con la cabeza y murmuró “Desde que dejé a la familia Gilen, juré…nunca volver a llorar, nunca más…” Su voz se desvaneció gradualmente hasta volverse inaudible. Wendy sintió gradualmente una sensación cálida y húmeda en su pecho, pero incluso así, Nightingale no gimió. Debido a que se estaba conteniendo mucho, sus hombros comenzaron a estremecerse y se aferró a Wendy con más fuerza.

“No estoy llorando…” (NT: no estoy llorando, tu estas llorando T_T)

“Si, no lo hiciste…Lo sé”. Wendy cerró los ojos y comenzó a arrepentirse de lo que una vez le dijo a Nightingale. Quedarse cerca de Su Majestad era la solución. De hecho, la mayoría de las brujas elegirían quedarse cerca de él…porque no tenían otro lugar adonde ir. También sabían que había pocas posibilidades de que Roland aceptara y se casara con una mujer que no pudiera dar a luz y, por lo tanto, no pudiera seguir con su linaje. Sin embargo, el problema de quedarse a su alrededor era la distancia. Al igual que con el sol, cualquiera era capaz de disfrutar de su calor, pero era fácil quemarse si uno intentaba acercarse. Y la intención de Nightingale era obviamente no mirarlo desde la distancia.

Ese no era un camino fácil de seguir.

“Qué hay de renunciar?” Wendy preguntó en voz baja. “Si das un paso atrás, todavía tendrás a las hermanas para que te acompañen.”

El prolongado silencio hizo que el tiempo pareciera congelarse. Wendy se sentía como si estuviera esperando un juicio, y aunque ella no era la acusada, aún le resultaba extremadamente difícil soportarlo. Un par de veces intentó abrir la boca para hacer más preguntas, pero sus palabras se desvanecieron justo antes de que ella dijera algo.

Eso continuó hasta que Nightingale levantó la cabeza.

Sus ojos parecían ligeramente rojos, pero no se podían ver las lágrimas; la humedad en el pecho de Wendy parecía ser su propia percepción falsa. Al ver la expresión en los ojos de Nightingale, Wendy pudo ver que tenia una conclusión en ese juicio…pero no era el final.

“No me rendiré”. Nightingale negó con la cabeza y dijo “No importa qué, me quedaré junto a él hasta el final…”

A ella no le importaba que el sol la quemara hasta convertirla en cenizas.

Esa fue su respuesta.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente