RW 464 – Los Cambios

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Muchas personas fueron por la segunda comida. Afortunadamente, los tres llegaron temprano y fueron de los primeros dentro en la fila.

Cuando Snaketooth se unió a la fila, se dio cuenta de por qué las vallas estaban cercando la tarima de madera. Un orador estaba hablando sobre las nuevas políticas y era probable que lo tendría que seguir escuchando hasta que obtuviera su avena.

Lentamente la multitud avanzó. Después de esperar durante media hora, finalmente llegó a la parte posterior del escenario de madera.

Allí un guardia le dijo “Muéstrame tu mano derecha.”

Snaketooth siguió las instrucciones, y el guardia estampo algo en el dorso de su mano.

“Siguiente.”

La valla de madera estaba extendida en ambos lado y rodeaba una gran área, pero las filas eran enormes. Todos eran guiados por un guardia para tomar un plato de madera, y recibir la avena. Posteriormente los guiaban a un lugar para comerla, y finalmente les pedían devolver el plato a cierto lugar. Le era difícil creer que los civiles y las ratas callejera pudieran ser tan ordenados.

Mirando la larga cola detrás de él, Snaketooth sintió que todo eso era absurdo. Era como si no estuvieran suplicando por caridad y al contrario estuvieran en una ceremonia solemne.

“Qué puso en nuestras manos?” Tigerclaw asomó la cabeza por detrás de él. “No puedo quitarlo.”

“Probablemente es para evitar que nos unamos a la cola nuevamente después de que terminemos nuestra avena”, dijo con el ceño fruncido.

Tiendas altas estaban ubicadas en el perímetro del espacio vacío, y podía ver a través de las sombras que había mucha gente ocupada dentro. Pesados ​​barriles de madera eran trasladados a la larga mesa de madera junto a la valla, era obvio que la comida acababa de ser cocinada. Mientras miraba la humeante avena en su plato, sus manos no pudieron evitar temblar.

Cuánto tiempo había pasado desde que tuvo una comida caliente?

La avena se encontraba sola y no tenia vegetales o condimentos, pero solo la papilla dorada y su aroma desbordante eran suficientes para hacerlo salivar. Comparado con el pan negro, que contenía piedras y cáscaras, la comida en su plato le hizo sentir de nuevo una calidez.

Lágrimas comenzaron a acumularse en sus ojos otra vez.

Snaketooth terminó la avena rápidamente a pesar de lo caliente que estaba y lamió por completo el plato hasta dejarlo limpio. Aunque deseaba regresar y pedir otro plato, finalmente disipó la idea después de ver a los guardias vigilando. Puso el plato de madera en la mesa designada y siguió a la multitud para salir de la zona cercada.

En la salida otro orador fue colocado en otra tarima de madera, y ese orador respondía con entusiasmo las preguntas del público.

Después de comer un poco de comida caliente, el viento no parecía ser tan frío como antes. Los tres siguieron lentamente a la multitud hasta el escenario de madera.

“Preguntaste por qué Su Majestad Real está distribuyendo avena? Esa es una buena pregunta!” el hombre dijo emocionado. “Es porque Su Majestad está decidido a eliminar a las Ratas Callejeras. Aquellos que estén siendo amenazados por las Ratas y que estén obligados a cumplir ordenes de ellas por comida pueden ser completamente liberados, no necesitan estar sujetos a sus amenazas. Al mismo tiempo, él hizo esto, para que las familias que no tienen suficiente alimentos almacenados puedan sobrevivir a estos tiempos difíciles! Esta es la benevolencia de Su Majestad!”

“Antes dijeron que la avena solo se distribuiría hasta el final de los Meses de los Demonios, que pasara despues?” alguien preguntó en voz alta.

Las personas en la escena se quedaron quietos mientras esperaban ansiosamente la respuesta. Snaketooth también escuchó atentamente.

“Es simple! Se ayudan entre ustedes mismos!” dijo el orador con una sonrisa.

“Ayudarnos…a nosotros mismos?”

“Pero no sé cómo cultivar”.

“Podría explicarnos, señor?”

“No se preocupen, déjenme explicarles lentamente!” Agitó su mano. “Después de los Meses de  los Demonios, la Fortaleza Longsong y Ciudad Frontera se fusionarán para formar una nueva ciudad, por lo que las áreas vacías en el medio requerirán su apoyo para reclamarlas y construir cosas! Solo trabajando duro uno puede crear riquezas, y solo el trabajo duro puede cambiar el Destino! Tendrán un salario estable y el dinero que ganen les ayudará a ustedes y a su familia! Al mismo tiempo, Su Majestad prometió que aquellos que oficialmente tengan un trabajo serán aceptados como ciudadanos de la nueva ciudad.”

Sus palabras despertaron a la multitud, y Snaketooth sintió que los latidos de su corazón se aceleraban.

“Sí, sé lo que están pensando”, dijo el orador en voz alta. “Muchos de ustedes son ratas o ciudadanos que fueron obligados a convertirse en ratas. No importa eso. Pueden trabajar para una nueva vida. Ya no tienen que vivir en la oscuridad bajo tierra, y no tendrán que preocuparse de ser enviados a la horca. Podrán confiar en sus propias manos para ganar recompensas legítimas, ya sea comida, ropa o incluso un refugio!”

“Señor…solo tenemos que estar dispuestos a trabajar?”

Sonrió y asintió. “En el futuro, Su Majestad necesitará más de 10,000 personas, entonces…sí, tienen que trabajar siempre y cuando estén dispuestos a hacerlo.”

Snaketooth entendió repentinamente algo.

Durante los días siguientes, los tres fueron a la Plaza Central para comer avena al mediodía todos los días. Cada vez más ciudadanos escuchaban las noticias y acudían a las distribuciones, pronto ocuparon casi la mitad de la plaza. Por supuesto, algunas personas no iban solo por la comida; querían presenciar el final de las Ratas de la Calle Negra.

Parecía como si en la fortaleza hubiera un festival todos los días.

Después de que la  avena se distribuye al mediodía, había juicios y ejecuciones en el otro extremo de la plaza.

Como le menciono la mujer de la túnica blanca, ninguna rata pudo escapar de su arresto. Snaketooth vio a Kanas en una de las ejecuciones. Su rostro estaba pálido mientras se arrodillaba y temblaba, no tenía la misma aura dominante que antes.

Cuando la tubería de hierro rugió, su cabeza se rompió en pedazos.

Además de Kanas, Snaketooth también escuchó los nombres de muchas otras figuras importantes de las ratas.

Estos incluían a Mano Sangrienta, Ironcrow, Ripper… todos habían sido feroces ´Reyes´ de Calles Negras. Sus apariencias no fueron mucho mejores que las de Kanas. Cada muerte de un rey se encontró con cálidos vítores y cánticos de “Larga vida a Su Majestad”.

El cuarto día, Snaketooth vio a Joe, luciendo completamente recuperado. Los cuatro se abrazaron emocionados.

“Dónde has estado?”

“No sé”, Joe negó con la cabeza. “Mi mente estaba oscurecida en ese momento. Cuando me desperté estaba acostada en una tienda, y mi cabeza ya no dolía más. Solo comí y dormí hasta que la fiebre bajó. Había bastantes pacientes como yo allí bebiendo avena con carne seca. Comí tanto la primera vez que casi me atraganto.”

“Existe algo tan bueno?” Tigerclaw lo miró y dijo “Maldición, quiero contagiarme de la peste fría!”

“De todos modos, es bueno que hayas sobrevivido”, dijo Sunflower con alegría.

Después de que terminaran de ponerse al día sobre la situación, Snaketooth dijo de repente “Quiero buscar un trabajo después de los meses de demonios.”

“Tal vez solo nos están engañando, y habrá requisitos adicionales”, dijo Tigerclaw. “Cuando reclutaron gente para el nuevo Segundo Ejército y miembros de la policía, pidieron un domicilio fijo y un registro limpio, lo que significa que no han robado. Así que ni siquiera nos están considerando.”

Snaketooth negó con la cabeza, no respondió. Las cosas en el boletín se estaban convirtiendo gradualmente en realidad, y se dio cuenta de que la “nueva ciudad” posiblemente estaba más allá de su imaginación. En estos pocos pero largos días, ya había sentido un cambio.

Si el orador decía la verdad, podría quedarse en la nueva ciudad? Si él pudiera deshacerse de su identidad como una rata, Paper se sentiría menos avergonzada si lo volviera a ver?

Pagina Anterior
Pagina Siguiente