RW 454 – Recompensa y Castigo

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

Roland dio un discurso en el teatro de la Fortaleza Longsong tres días después.

Para promocionar el discurso, le pidió a Petrov que relatara de antemano los detalles de la rebelión a toda la ciudad y también le indicó a Maggie que trajera a Echo de Ciudad Frontera.

El público era más pequeño de lo que esperaba. Aunque era primavera, la nieve interminable impidió que la gente saliera.

Afortunadamente, impulsado por la promesa del príncipe de que “los soldados muertos en acción serán bien compensados”, todos los miembros del Segundo Ejército y sus familias llegaron al teatro. Tomaría un tiempo en ganarse la confianza del resto de sus súbditos, pero creía que la mejor mercadotecnia era el de boca en boca. Una vez que la semilla fuera sembrada, se extendería a más personas. Esa fue la razón por la que insistió en un ejército compuesto por hombres ordinarios.

Eran tan afilados como espadas, tan impenetrables como fortalezas, y modelos perfectos para promocionar su publicidad.

“Buenos días, mis súbditos. Soy el señor de la Región Oeste, Roland Wimbledon. Creo que la mayoría de ustedes ya han escuchado mi nombre.” Roland estudió a la audiencia y continuó “En primer lugar, me gustaría expresar mi más profunda pena y dolor por aquellos que resultaron heridos o perdieron la vida en la rebelión. Esta fue una conspiración tramada por parte de la Ciudad del Rey contra la pacifica Region Oeste, Timothy ha tratado de hacer guerra contra nosotros en numerosas ocasiones. Desafortunadamente, las cuatro familias de la Región Oeste no se pusieron del lado de la gente, sino que ayudaron a los malvados a perpetuar sus planes perversos, causando así esta tragedia.”

El príncipe no se detuvo en los detalles de la rebelión. Comparado con un discurso formal, la gente generalmente estaba más interesada en los rumores que circulaban en las tabernas. Por lo tanto, pronto cambió al tema más popular, acerca de la compensación después de una breve introducción.

“Durante la rebelión, 56 de 112 soldados del Segundo Ejército fallecieron en acción. Además, los rebeldes saquearon e incendiaron las residencias, lo que provocó 48 muertes entre civiles y redujo 12 propiedades a cenizas”, dijo Roland en voz baja. “Es por eso que ahora me disculpo por los problemas sucedidos en la Fortaleza Longsong. Como señor del territorio, no cumplí con mis obligaciones.”

Las palabras del príncipe agitaron a la audiencia, aparentemente nunca habían escuchado a algún miembro de la familia real disculparse con los civiles. Muchos de ellos se sorprendieron, pero Roland pensó que esa era la actitud que un señor debería tomar. No era tan inescrutablemente arrogante como otros nobles, que trataban a los civiles con un aire de desprecio y condescendencia. La historia le enseñó que un gobernante no sería verdaderamente aceptado por su pueblo a menos que los viera como sus iguales.

“Prometo que esas personas no murieron por nada! No solo los soldados muertos en la batalla recibirán un entierro adecuado, sino que sus familias también recibirán una pensión de cinco royales de oro. Además, pueden solicitar alimentos y carbón al Castillo de la Ciudad como compensación adicional en los próximos meses. Este plan de pensiones es exactamente el mismo que el del Primer Ejército, y les aseguro que los súbditos que se unan al Segundo Ejército a partir de hoy también serán igualmente compensados ​.”

Pocas personas aplaudieron por la promesa del príncipe. Aparentemente, la mayoría de ellos eran escépticos sobre el presunto plan de pensiones de Roland. La corrupción y los sobornos entre los funcionarios eran normales en esa tierra, por lo que incluso las raciones de invierno a veces se mezclaban con arena y hojas. Cómo podrían creer que recibirán royales de oro?

Sin embargo, Roland ya había pensado en una solución para maximizar los efectos de su publicidad. Él aplaudió, y dos soldados del Primer Ejército subieron al escenario con un cofre, seguidos por Petrov y Iron Axe. “Tengo una lista de los soldados que dieron su vida en la batalla. Ahora el gobernador de la Fortaleza Longsong, Petrov Hull, les distribuirá las pensiones personalmente!”

Cuando los soldados arrojaron los relucientes royales de oro sobre la mesa, el público finalmente se entusiasmó un poco.

“Ayat, del Primer Batallón de Armas del Segundo Ejército!”

“Chapiter, del Primer Batallón de Armas del Segundo Ejército!”

“…”

Cuando Iron Axe leyó lentamente los nombres en la lista, los miembros de la familia de los soldados subieron al escenario uno por uno y tomaron los royales de oro con entusiasmo, y se inclinaron en gratitud. Durante un tiempo, el teatro fue tan caótico que Roland sintió que Nightingale le ponía las manos en la cintura.

Afortunadamente, no hubo accidentes. Para cuando todos terminaron de recibir sus pensiones, ya era casi mediodía. Roland agitó su brazo para silenciar a la audiencia que murmuraba. “Aquellos que perdieron sus hogares durante la guerra también recibirán refugio y alimento. El personal asignado les entregará los alimentos a partir de ahora hasta que terminen los meses de los demonios.”

“S-Su Majestad, qué hay después de los Meses de los Demonios?” preguntó alguien en voz alta. Por supuesto, la voz fue creada por Echo.

Para entonces, el Ayuntamiento habrá creado una gran cantidad de empleos con sueldos y beneficios competitivos. Siempre y cuando estén dispuesto a trabajar duro, no tendrán que preocuparse por la comida!” Roland levantó su mano derecha y anunció “La Región Oeste no olvidará a aquellos que han contribuido, y yo tampoco!”

Esta vez su discurso recibió un cálido aplauso y el público levantó su mano derecha en respuesta. Mientras los sujetos vitoreaban, Roland instruyó a sus hombres para que distribuyeran comida, lo cual aumentó el espíritu de la gente al máximo.

Por la tarde, mucha más gente se reunió en el teatro. Con todos los asientos ocupados, muchas personas se sentaron en el pasillo, obviamente estaban esperando ver el juicio.

‘Parece que a todos les encanta ver como una persona es sentenciada, tanto en el mundo en el que solía vivir como en el actual.’

Roland le pidió a Iron Axe y Petrov que llevarán a cabo la ejecución, mientras él mismo se sentaba en una caja en el segundo piso del teatro como un espectador.

El veredicto había sido tomado desde mucho antes. Los prisioneros fueron colocado en el escenario y se alinearon de rodillas frente a los espectadores, con soldados armados parados solemnemente detrás de ellos. Iron Axe leyó los cargos, y Petrov los sentenció, después los soldados los escoltaron al campo de ejecución, la Plaza de la Fortaleza.

Al ver a los prisioneros, algunos de los familiares de las víctimas se pusieron a pelear con ellos. Mientras la pelea no pusiera en peligro la vida de alguien, el Primer Ejército simplemente se mantuvo al margen. Nadie se compadeció de esos sinvergüenzas, que deberían haber estado al tanto de las consecuencias en el momento en que cometieron los asesinatos y saqueos.

Al final, 132 prisioneros fueron condenados a muerte, de los cuales seis fueron grandes nobles. El resto fueron mercenarios, guardias y sirvientes. Los métodos de ejecución variaron. Como el número de horcas era limitado, solo los nobles tuvieron el privilegio de ser ahorcados, mientras que los otros fueron fusilados. También fue la primera vez que se usaron armas de fuego para una ejecución.

Las otras 900 personas que participaron en la rebelión pero que no cometieron asesinatos fueron encarceladas, a la espera de ser enviadas a la mina norte por tandas.

Ahora, Roland por fin había eliminado a todos los nobles que desafiaron su autoridad en la Región Oeste.

Al día siguiente, convocó a los nobles inocentes a la sala del castillo.

Como era solo el comienzo de la limpieza, todavía tenía mucho trabajo que hacer antes de poder gobernar realmente esa región.

El paso más importante era establecer un nuevo orden.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente