RW 448 – Lluvia de balas

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

“Mi señor, la zona del muelle al oeste parece un poco extraña”, le reportó un guardia que estaba a cargo de sellar la calle. “He oído ruidos extraños desde allí, por lo que envié dos pelotones para investigar, pero ninguno de ellos regresó.”

“Qué?” Jacques Medde frunció el ceño, “Debes haber oído mal.”

“No, son tan claros, como los sonidos de una respiración pesada y rápida. Wheeze, Wheeze…” dijo el guardia, imitando los sonidos.

“Quizás sean los ronquidos de un vagabundo?”

“Mi señor, con este clima, cualquier persona que se encuentre durmiendo afuera, se congelaría hasta morir”, insistió el guardia, “y nadie puede roncar tan fuerte. Amenos que sea un gigante casi tan alto como la muralla de la ciudad.”

El conde lo miró fijamente durante un buen rato, se giró y gritó “Caballero Dowcan!”

“Mi señor, ¿qué puedo hacer por usted?” un caballero con la insignia de la Familia Maple en su pecho respondió mientras se acercaba al conde.

“Llama a tu pelotón y sigue a mi guardia para investigar el muelle de la ciudad.” Jacques posó una mano sobre hombros del caballero y agregó “Informenme de inmediato si tienen alguna noticia.”

“Eh…Podría enviar a alguien más allí?” dijo el joven caballero, dudando. “Mi padre me pidió a entrar al castillo junto con usted.”

“No te tomará mucho tiempo ir al muelle, pero puedo asegurar que tomará mucho más tiempo tomar el castillo”, dijo el conde con una sonrisa, “y si la familia Honeysuckle se rinde, te esperaré aquí.”

“Ah…bien.”

Después de que el caballero se marchara con su guardia, la expresión facial de Jacques se volvió fría como una piedra. ‘Sigue soñando! Crees que podrás recibir el mismo crédito si envías un hijo aquí para entrar al castillo conmigo? Su Majestad me menciono solo a mí en la carta secreta!’

Al poco tiempo, escuchó sonidos distantes de disparos procedentes del oeste.

Jacques se puso al instante en alerta. ‘Qué es eso? El hijo mayor de la familia Maple no tiene un rifle.’

Cuando planeaba enviar nuevamente a algunos de sus caballeros para verificar la situación en ese lugar, el guardia que le había informado anteriormente llegó de nuevo al batallón. “Señor…las cosas han salido mal!”

“Qué ha salido mal?”

“El rey rebelde…está aquí!” El guardia dijo con los ojos bien abiertos, “Miles de enemigos se dirigen al castillo!”

“Te refieres al ejército de Roland Wimbledon?” Jacques levantó la mano y abofeteó al guardia “Miles de ellos? Si te atreves a decir tonterías, te colgaré en la puerta de la ciudad!”

“Mi señor, tienen la bandera del Reino Graycastle.” El guardia no se atrevió a esquivarlo. Se inclinó en una rodilla y continuó “Quería que el escudero del Caballero Dowcan atrapara a uno o dos enemigos para obtener información, pero en el momento en que se acercaron a ellos, fueron, fueron…”

“Que les pasó?” el conde le insistió.

“Fueron abatidos por muchos disparos.” El conde noto por la cara del guardia que parecía haber presenciado esas escenas aterradoras. “En ese momento, parecía como si cientos de fuegos surgieran de repente en la oscuridad, los sonidos tampoco se detuvieron. Veinte personas caminaron hacia delante por lo menos 100 pasos antes de que todos fueran abatidos, junto con los caballos!” El guardia tragó saliva y continuó “Mi señor, nunca he visto un tiroteo tan intenso. Si no fueran más de mil enemigos, cómo podrían eliminar el pelotón del caballero en un parpadear?”

“Dónde está el hijo mayor de la familia Maple?”

“Él…huyó.”

El conde sintió las piernas débiles y se sentó en una silla completamente confundido. ‘Cómo es posible? Las cuatro familias comenzaron a actuar desde ayer a mediodía y el Príncipe Roland solo llegó en una noche a apoyar a la Fortaleza. Si contamos el tiempo de entrega de los mensajes, significa que solo necesito un día para venir desde su ciudad? Incluso navegando sin problema con el viento a favor todo el tiempo, no podría llegar hasta aquí tan rápido, y menos transportando mil personas. Para transportar a tanta gente, necesitaría al menos una gran flota, pero según nuestros contactos, Ciudad Frontera no tienes barcos para el invierno!’

‘Por qué las cosas sucedieron así?’

‘No, tengo que mantener la calma frente a esta emergencia.’ Jacques Medde se secó el sudor de su frente y pensó que quizá el guardia hablaba tonterías. ‘Sin antorchas, no podía ver claramente cuántos enemigos había en el muelle en la oscuridad, y obviamente, se sorprendió de los disparos. Los rifles de pedernal pueden parecer poderosos. Sin embargo, su rango se encuentra apenas a 40 pasos y su velocidad de recarga e impacto son extremadamente bajas. Suponiendo que cada enemigo esté equipado con ese tipo de arma, no serán imbatibles para un máximo de dos docenas de soldados que pueden marchar de frente en la calle que conduce al castillo. Si informó a las familias Wild Rose y Wolf, reúnen a todos sus caballeros, mercenarios y guardias para atacarlos después de su primera ronda de disparos, tal vez podríamos derrotarlos.’

A diferencia de las batallas en zonas abiertas, el poco espacio y velocidad de recarga de los fusiles era fatal en peleas callejeras.

“Maldición.” Jacques golpeo el brazo de su silla y le dijo al jefe de sus guardias. “Invita al Conde Wild Rose y al Vizconde de la Familia Wolf a que vengan aquí y diles a todos los hombres con rifles que bloqueen la entrada del castillo. Ve!”

En comparación con los ballesteros, era mucho más rápido entrenar a los soldados con rifles. Por lo que dejaría que que bloquearan al enemigo primero. Sus vidas no valían mucho. Por lo que si era necesario, los caballeros podían pisotearlos.

Para su gran sorpresa, el jefe de sus guardias regresó y le informó “Ya han abandonado el batallón con sus hombres.”

Para sitiar a Petrov, las cuatro familias, ocuparon respectivamente los cuatro lados del castillo. Jacques no esperaba que las otras familias recibieron las noticias antes que él.

Los sonidos de disparos se escuchaban más cerca del castillo. Como su guardia le había descrito, se escuchaba como el ruido de tambores densos, fuertes y claros a través de los crecientes montones de nieve.

“Estos bastardos!” El corazón de Jacques se congeló. Miró al castillo por última vez. No tenía más opciones, que dar la orden de retirada. Solo él y sus guardias tendrían la oportunidad de huir. Sus hombres en el castillo se quedarían atras.

Afuera del castillo, el Conde quedó sorprendido por la escena.

Los enemigos aparecieron por todas partes, y cualquier caballero que tratara de atravesar el bloqueo era derribado sin remordimientos. Sus armas no se parecían en nada a los rifles enviados por Timothy. Esos podían disparar continuamente y parecían no requerir recarga. Era un caos. Los miembros de las otras tres familias quedaron atrapados, con la excepción del Caballero Dowcan, quien fue el primero en huir.

“Mi señor, qué debemos hacer?”

“Ocuparemos a los pelotones con armadura de hierro!” él gritó. “Nos pondremos detrás de ellos y estaremos cubiertos por sus escudos de hierro.”

Después de todos los problemas, tres pelotones de armaduras de hierro finalmente se reunieron y avanzaron lentamente sosteniendo los escudos. Los otros caballeros que los observaron, los siguieron también. Sabían que esa podía ser su última oportunidad de abrirse paso.

Desafortunadamente, Jacques Medde cometió un error. Cuando estaban a solo 100 pasos de sus enemigos, las armas de ellos explotaron como deslumbrantes ráfagas de fuego. Los escudos de hierro hechos para bloquear las balas de plomo fueron agujereados instantáneamente con las balas. Los hombres al frente que sostenían los escudos fueron asesinados. Escombros metálicos salpicaron a través de sus cuerpos formando una espesa niebla de sangre detrás de los escudos.

Antes de que el Conde pudiera dar la orden de ataque, fue derribado por la lluvia de balas.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente