RW 419 – Fe

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

Cuando el humo causado por la batalla se disipó, el silencio regresó al bosque.

Las trenzas de la Santa se había desenrollado y su cabello estaba explayado en el suelo alrededor de su cuerpo.

La sangre que salía de su espalda rápidamente incrementó el tamaño del charco de sangre en el suelo, filtrándose poco a poco en la tierra, derritiendo el hielo a su alrededor y llenando el aire del aroma a sangre.

Nightingale se agacho a quitar la venda que le cubría los ojos a la Santa, se encontró con una cara inesperadamente joven, de edad similar a la de ella. Lo que mas le llamo la atención eran las cicatrices todo alrededor de sus ojos que destruyen cualquier semblante de belleza. Parecía como si la hubieran quemado con acero caliente incontables veces, perdiendo la forma de sus ojos.

Las heridas sin dudas habían sido causadas por hombres, Nightingale toco las cicatrices gentilmente, pensando si las heridas las había sufrido antes o después de haberse convertido en bruja o antes o después de haberse unido a la iglesia, nunca lo sabría y ahora no era importante, esta ‘Santa’ ya no podrá dañar a ninguna bruja para que sufra los mismos tormentos que ella.

Después de buscar en el cuerpo de la Santa, Nightingale encontró una carta, un sello y un emblema en un bolsillo escondido. El emblema era un círculo dividido por una cruz con un puño en el centro. No llevaba nada más, nada de royals de oro ni joyería.

“Tal vez no disfruto nada en su vida” fue lo único que pudo pensar Nightingale.

“Hey, mira lo que encontré.” la voz de Lightning llego a los oídos de Nightingale. Cuando levanto la mirada vio a la niña cargando a un hombre que luego tiró al suelo.

El hombre renegó de dolor al caer al suelo e intento pararse, pero estaba atado de manos y piernas, lo único que pudo hacer fue retorcerse como gusano. (NT: si, yo agregue eso de como puerco NE: y yo lo cambie por un gusano haha)

La ropa del hombre reveló que era el sacerdote que estaba en el otro carruaje.

“¿Donde esta Maggie?”

“Esta con Ashes buscando al resto del ejército que logró escapar. ¿Esta es la bruja entrenada por la iglesia?”

“Así es, ya no nos cazara nunca más.”

“Al juzgar por su apariencia es difícil de creer que nos veía como enemigos a los que matar…”

“Si no fuera por la iglesia, esto no hubiera pasado.” contesto Nightingale, luego volteo a ver al sacerdote. Cuando el sacerdote vio a la bruja en su charco de sangre sus ojos se abrieron completamente, intento decir algo, pero tenía la boca tapada.

Nightingale le quito la mordaza “¿Tienes algo que decir?”

“Ahem…ustedes, ¡ustedes han matado a la Bruja Pura del Obispo Tayfun, malditos demonios! ¡Tarde o temprano serán colgadas por la iglesia en las puertas de la ciudad para que sean consumidas por los cuervos!”

“Aunque no la hubiéramos matado, ser atrapada por la iglesia no es mucho mejor. Además, comparado con ella, deberías de estar más preocupado por ti mismo.”

“¡Aunque muera tendré la salvación de Dios, ustedes son las que caerán al infierno y ser torturadas para siempre!”

“Es por eso por que le puse la mordaza” dijo Lightning

Nightingale le puso la mordaza nuevamente “Dejemos que el Príncipe lidie con el. Dijo que Iron Axe es muy bueno interrogando este tipo de gente.”

Para cuando Maggie trajo a las dos brujas de Isla Durmiente ya era tarde. Ashes brinco de Maggie y aterrizó sin problemas junto a Nightingale. “¿No estas herida cierto?”

“Todo salio bien, ¿que tal les fue a ustedes?”

“Obviamente ninguno fue capaz de escapar.” contesto Ashes riendo con orgullo.

“¿Esta muerta? ¿Pense que la ibas a dejar viva?” pregunto Andrea viendo a la Santa.

“El enemigo era una bruja, dudar hubiera sido extremadamente peligroso. Si hubiera sido yo, tampoco la hubiera dejado viva.” dijo Ashes.

“Gee, no tienes piedad ni contra las de tu propia especie.”

“No es como nosotras, era una marioneta controlada por la iglesia, además algunas veces las propias brujas con más crueles que otros. Nunca he visto bestias demoníacas o demonios que encierren y torturen gente por varios años.” continuó Ashes.

Ashes luego se quitó sus guantes cubiertos de sangre y le ofreció su mano a Nightingale para estrecharla “Tus acciones y decisiones fueron increíbles, hiciste lo correcto en esta situación.”

Nightingale se le quedo viendo un momento antes de tomar su mano “Gracias.”

“Quién hubiera pensando que alguien como ella me estaba reconfortando, probablemente no quería que me sintiera culpable por haber matado una bruja.” pensó Nightingale.

“Creo que esta es una victoria que vale la pena celebrar.” dijo Lighting.

Maggie estuvo de acuerdo con un “¡Coo!”

Andrea giro sus ojos, luego extendió sus manos y las puso sobre las de Ashes y Nightingale. “Tengo que clarificar que si solo fueran tus manos no las tocaría, pero esto es por Nightingale.”

“Ok, lo entiendo” contestó Ashes levantando una ceja

Las cinco brujas luego levantaron sus manos al cielo, haciéndolas ver como una torre inamovible en el frío viento de invierno.

Necesitaban recolectar información que llevaban los emisarios del pelotón y esconder los rastros de la batalla. Después de lidiar con estos problemas en el bosque por dos días y luego llegaron a Ciudad Fronteriza tres días después.

Después de aterrizar en el patio trasero del castillo, Nightingale fue rodeada inmediatamente por sus hermanas.

“Escuche que estabas lastimada, ¿donde esta la herida?” pregunto Nana

“Te hemos estado esperando por un largo tiempo, ¿por que te tardaste tanto en regresar?” dijo Lilly irritada

“Todavía te…te duele?” pregunto Lucy

“Estas hibiernas fueron hechas especialmente por mi, no solo detienen el sangrado, sino que también alivian la hinchazón, los efectos son excelentes.” dijo Leaf con una sonrisa

“¡Como pudiste ser tan descuidada como para atacar a la iglesia tu sola! La siguiente vez no tendrás tanta suerte” esta fue la voz de Wendy la que dijo eso.

“Esta bien mientras regrese sana y salva.” agrego Scroll

Al ver la preocupación en sus caras, Nightingale se preguntó cómo podían las brujas vivir en la iglesia. Al ser parte de la Unión de Brujas, no había duda de que valía la pena dedicar todos sus esfuerzos por ella.

Luego vio al Príncipe Roland.

Lightning brinco a sus brazos y se le pego como un gecko.

Maggie tambien volo y se poso en el hombro de Roland, acicalándose con su cachete.

Aunque Nightingale también quería hacer algo similar, sabia que ya no era una niña, así que detuvo sus impulsos de abrazar a Roland y solo se acerco con una sonrisa y dijo “He vuelto.”

“Te espere mucho tiempo, toma un baño caliente y descansa, deje unas bolsas de pescado a la parrilla con miel en el cajón de la oficina” dijo Roland con una sonrisa familiar.

“Ok, entonces los tomare, gracias” sonrió Nightingale, y una vez más se aseguro a sí misma que había hecho lo correcto.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente