RW 381 – Resolución de Evelyn.

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

A Roland le asustó la frase “No nos queda mucho tiempo”, pero se sintió aliviado después de escuchar la explicación completa. “¡No te quedes a la mitad de la explicación!. ¡Sólo suena aterrador!”.

“¿Crees que cinco años es mucho tiempo?” Agatha frunció el ceño y dijo, “El tiempo era preciso en la primera y segunda Batalla de la Voluntad de Dios. No sé por qué el tiempo de la batalla se ha acelerado y… esta llegando antes”.

“Pensé que estabas a punto de decir que la Luna Sangrienta seria este mismo invierno”, respondió Roland encogiéndose de hombros. Según el plan de investigación y desarrollo actual, podría universalizar el uso de nuevas armas de fuego en todo el ejército en un año. Mientras los enemigos no fueran inmunes a espadas y lanzas, todavía tenían la oportunidad de ganar la guerra. Lo único a lo que debía prestar atención era a la construcción y desarrollo del territorio. Debería desarrollarse hasta el punto de apoyar una guerra duradera. Eso requirió que la tierra, la población y los recursos estuvieran en un alto nivel de sustentabilidad. Eso significa que el territorio debía de tener suficientes trincheras y refugios donde la gente pudiera ocultarse ante una posible derrota.

Por lo tanto, la principal dificultad no radicaba en la fabricación de armas en sí misma, sino en el establecimiento de suficientes ciudades industriales para poder suministrar constantemente población, munición y alimentos durante una guerra. La logística garantiza la victoria, mientras que el personal garantiza la logística. Al final, se dio cuenta de que lo que más necesitaba eran líderes confiables, gobernadores y secretarios. Sin ellos, aunque unificaran el Reino de Graycastle, no sería capaz de consolidarlo en una máquina de guerra, y la nobleza probablemente lo arrastraría a su perdición.

De hecho, era cierto que un país capaz de librar una guerra siempre tendría un alto nivel de población educada.

“¿Cómo se llama esta arma?” Agatha cambió repentinamente el tema: “En ese entonces, recuerdo que lo llamabas Cañon Stronghold de 152 mm…”.

“Artillería Estándar de Fortaleza”, agregó Roland, “Habrá artillería naval en el futuro”.

“Si puedes colocar armas como éstas en la muralla de la ciudad antes de la llegada de la Luna Sangrienta, probablemente podamos resistir los ataques de los diablos. Según Kyle Sichi, lo que hice en el laboratorio de química también es parte del cañón, ¿no?” Agatha pareciendo decidida dijo: “Haré todo lo que pueda para producir nitrógeno líquido y oxígeno líquido, mientras pueda….”

“No te preocupes.” La consoló. “Derrotaremos a los diablos”.

“¿Eso es todo lo que necesito hacer hoy?” Evelyn metió su dedo en el vino y luego lo tocó con su lengua. El sabor picante parecía más intenso. Según los requisitos de Su Alteza, cuanto más puro era el licor blanco, mejor sabría. Los mejores alcoholes no contenían agua, y cada gota de ella era suave y rico. Aunque sentía que el licor blanco que había hecho se acercaba cada vez más a lo que Su Alteza describía, se alejaba cada vez más de lo que podría considerarse “sabroso”.

“Sí, buen trabajo.” El gerente de la cervecería dijo mientras etiquetaba los frascos de vino. Le dijo con la cabeza: “Recuérdame cuando estés hablando con Su Alteza”.

“¿Puedes… realmente vender esto?” Preguntó Evelyn, confundida. De su experiencia pasada de dirigir una taberna, temía que sólo unas pocas personas pudieran tolerar un sabor tan atrevido.

“¿Este vino? No lo sé”, sonrió el gerente y dijo: “Pero de vez en cuando viene alguien a solicitar el licor, así que creo que todavía hay gente a la que le gusta”.

Evelyn se sintió aliviada instantáneamente. Si nadie estaba dispuesto a beber eso, no sólo estaría fracasando Su Alteza, sino que ella misma se volvería inútil también… Era una suerte que las cosas no fueran como ella pensaba, y parecía que Su Alteza era un gran noble que conocía muy bien los gustos de la nobleza. Ella sonrió, “me iré entonces”.

Evelyn dejó la cervecería y cruzó calles llenas de un viento frío y amargo. Al regresar al castillo, pudo sentir el aire cálido que la saludaba. El mundo dentro del castillo era totalmente diferente al de fuera. Respiró hondo y se quitó el abrigo para poder estar más cerca del calor.

Este tipo de vida cómoda era inimaginable en el pasado. En invierno, solía sentarse junto a su familia junto a un brasero, o se acurrucaba bajo una manta. “¿Cuál era la diferencia entre la vida del castillo y el Reino de Dios que la iglesia ha pretendido como la primavera durante todo el año? Además, Su Alteza ha dicho que popularizaría el sistema de calefacción en toda la zona residencial central, y permitiría que todos sus súbditos se mantuvieran alejados de la frialdad penetrante de los meses de los demonios”. Ella no tenía ni idea de cuántos creyentes de la iglesia habían llegado al Reino de Dios, pero en ese lugar, las brujas que eran consideradas las secuaces del demonio, y civiles comunes serían los primeros en disfrutar de ese privilegio. Si ese hecho hubiera llegado a los oídos de los creyentes, ellos probablemente apretarían sus dientes por envidia.

Su Alteza Real es capaz de todo.

Al otro lado del pasillo, Andrea, Ashes y Shavi se encontraban jugando al póquer.

“¡Pareja de ochos!”.

“Paso”.

“¡Pareja de dos! Yo gano”, sonrió Andrea con orgullo y dijo:”Ashes es la que tiene más cartas, un total de seis. Entrega el pagaré por helado.” Entonces se dio la vuelta y le dijo a Evelyn: “Oye, ¿quieres jugar con nosotros?”.

Por curiosidad, Evelyn no pudo evitar preguntar: “¿Qué es un pagaré por un helado?”.

“Es una apuesta,” Ashes renunció a su mano y continuó, “Quien tenga la mayoría de los pagarés tendrá que entregar su próximo pan de helado al ganador. ¿Qué te parece eso? ¿Quieres intentarlo?”.

Evelyn estaba muy indecisa. “Esa era una rara oportunidad para conversar con brujas de combate. Si estuviera en la Isla Durmiente, tanto Andrea como Ashes estarían al lado de Lady Tilly, que rara vez se mostrarían, y ciertamente no la invitarían a participar en sus actividades voluntariamente. Además, Luchar contra el señor era muy interesante, tenía reglas sencillas pero numerosas variaciones, y también requiere trabajo en equipo. Uno podía pasar fácilmente todo el día jugando. Sin embargo…”

“Será el examen final pronto. ¿No necesitan estudiar?”.

“¿Te refieres al examen para ese curso básico de esta tarde?” Andrea gritó y dijo: “Es muy sencillo. Probablemente puedo pasar sin mucho estudio”.

Los otros dos estuvieron de acuerdo con un guiño.

Cierto… Andrea es una noble, así que su perspicacia y conocimiento es mayor que el de la gente común. Tanto Ashes como Shavi saben leer y escribir. Ahora parece que ella es la que se queda atrás.

“Yo… Es mejor que no juegue”, dudó durante un momento y luego dijo: “Será mejor que vuelva a mi habitación y repase un poco. Por favor continúen sin mí”.

Dejando atrás a las tres personas que estaban un poco sorprendidas, Evelyn se apresuró a la casa de las brujas. Abrió la puerta de madera y encontró a Candle sentada en la mesa de la sala de estar practicando los ejercicios aritméticos en la parte de atrás del libro de texto.

“¿Has vuelto?”.

“Sí.” Viendo a Candle trabajando duro, sintió un gran alivio de inmediato. “¿Cómo va tu lección?”.

“Nada mal. La naturaleza y la aritmética son un poco difíciles de entender”, dijo Candle sonriendo. “¿Y tú?”.

“Yo también”, Evelyn asintió y dijo: “Hagamos una lista de todas las cosas que no entendemos y preguntemos a la Srta. Anna por la noche”.

“Suena bien”.

Según la Srta. Scroll, esos libros fueron escritos por el propio Alteza Real, y se basaban en su conocimiento existente. Si ella los dominaba, ¿eso significaba que también poseería una parte de su omnipotencia? Evelyn pensó en secreto que aunque no podía cambiar la habilidad con la que había nacido, al menos podía progresar en ese aspecto trabajando duro. Incluso si a los nobles ya no les gustara beber el licor transparente picante, todavía podía trabajar como maestra en el territorio en lugar de ser inútil. Con ese fin, leyó su libro de texto y estudió esas frases y ecuaciones difíciles cada vez que tuvo tiempo. Eso la había convertido en una visitante frecuente de las habitaciones de Anna, Scroll y Wendy.

Tuvo la puntuación más baja durante la última prueba, pero creía firmemente que esta vez no sería así.

¡Fijar una meta alcanzable primero, quiero superar a Maggie! pensó para sí misma.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente