RW 368 – Llenando Vacíos.

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

“¿De verdad crees que estará de acuerdo?” preguntó Nightingale después de que Petrov se marchara, susurrando al oído de Roland.

“No estoy seguro. Además, incluso si lo hace, todavía tendrá que persuadir al Conde Hull para que sea de alguna utilidad”, dijo Roland mientras tomaba un sorbo de su té caliente, “si su padre todavía insiste en su posición como noble, entonces no habrá nada que podamos hacer”.

“No puedes soportar verlo partir, ¿verdad?” ella bromeó.

“Por supuesto que no.” Roland frunció los labios. “Como noble, es inteligente y humilde, además de tener una afición por el comercio. Mientras estudie en la Fortaleza Longsong durante uno o dos años, definitivamente se convertirá en un funcionario de gobierno capaz”.

“Si logra persuadir al Conde Hull, ¿realmente le entregarás la capital real para que gobierne?”.

“Si logro conquistar Graycastle, la capital naturalmente tendrá que ser trasladada a otro lugar… Además, las ciudades que están lejos de la Región Occidental necesitarán ser administradas por funcionarios enviados desde el Occidente. Como tal, los términos que puse pueden sonar fantásticos, sin embargo, son reales”.

Hacia el final de su conversación con Petrov, Roland le informó que de ahora en adelante no nombraría a ningún noble. De hecho, después de consolidar Graycastle, planeaba establecer un nuevo modelo para la sociedad en todo el reino basado en el de Ciudad Fronteriza. Tenía planeado consolidar y crear un gobierno central con una sola palabra de ley y política judicial. Si Petrov decidiera dar un paso atras, La Fortaleza Longsong estaría lejos de su destino final. Ya sea un alcalde de una ciudad importante o un jefe burócrata del nuevo gobierno central, ninguno de los dos sería imposible sin él.

En cuanto a lo lejos que llegará en realidad, no dependería de nadie más que de sí mismo.

Roland esperaba sinceramente que Petrov entendiera sus implicaciones y expectativas de la conversación que acababa de tener.

“De acuerdo, entonces, no es como si comprendiera estas cosas de todos modos,” Nightingale le dio una palmadita en el hombro y continuó, “en cualquier caso, la nueva bruja vendrá pronto. Es mejor que vayas a otro lado por un tiempo”.

“¿Vas a interrogarla tú sola?”.

“Llamaré a Wendy.” El sonido de su risa resonó a su lado. “Ella es mejor en estas cosas que yo”.

La Unión de Brujas por razones de seguridad (una causa principalmente defendida por Scroll), había establecido una regla: antes de cualquier interacción con una Bruja desconocida, su identidad tenía que ser confirmada primero por Nightingale. Hacer eso requería que ella entrara en su neblina, y por lo tanto también le quitarían la Piedra Represalia de Dios. Por lo tanto, era mejor que Roland no estuviera presente, para evitar que el forastero se revelara y ocurriera algo inesperado.

Scroll incluso había inventado 10 preguntas específicas para determinar la propia identidad, como “¿De dónde eres?”, “¿Cuál es tu verdadero nombre?”, “¿Reconoces al príncipe”, “¿Tienes alguna intención hostil hacia el príncipe?”, etc. Dado que Nightingale sólo podía determinar la veracidad de las declaraciones de alguien basándose en las propias creencias del objetivo, esa serie de preguntas con respuestas verdadero/falsos lograría mostrar las verdaderas intenciones del objetivo sin dejar ninguna laguna. Incluso si podían engañarla una o dos veces, no había forma de que pudieran pasar todas las preguntas.

Roland no sabía si reír o llorar cuando oyó eso, pero considerando las buenas intenciones de las brujas, sólo podía seguir ese plan.

************

Después de salir de la sala principal, regresó a su oficina e inmediatamente llamo al Ministro del Ayuntamiento, Barov.

Después de leer el informe de Petrov sobre el descubrimiento de nuevas brujas en la Fortaleza Longsong , Roland se dio cuenta de su supervisión. Aunque había enviado a Anna a la fase de entrega de premios ceremoniales y había reconocido la existencia de brujas en la Ciudad Fronteriza, ningún decreto oficial había explicado nunca su estatus y cómo debían ser tratadas. Por lo tanto, Ciudad Fronteriza bien podría tener una situación similar a la de la Fortaleza, donde una bruja se escondería al despertar y mentir en vez de revelar sus habilidades.

Después de un tiempo Barov entró en la sala, Roland inmediatamente ordenó: “Declaro una campaña de reclutamiento a largo plazo, y los detalles están en este papel”.

Barov recibió la orden de reclutamiento y echó un vistazo: “Majestad… ¿quiere reclutar brujas con un sueldo mensual de un Royal de oro cada una?”.

“Así es,” Roland asintió, “Ese también es el salario estándar de la Unión de Brujas.” Un salario mensual de un Royal de oro en esta época era sólo para los cargos más prestigiosos. El salario medio y el nivel de vida de la Ciudad Fronteriza ya estaban muy por encima de los de otras ciudades, siendo los trabajadores mejor remunerados los de la planta de fabricación de ácidos con 20 Royals de plata. Sin embargo, ese nuevo decreto fijó el salario de las brujas en cinco veces más alto que el actual, consolidando su posición en la sociedad.

“Como quieres reclutar más brujas, ¿por qué no enviar personas a buscarlas?” preguntó Barov, “de la misma manera que los ciudadanos informaron acerca de los espías. Después de todo, sus ojos ven más que cualquier otra persona”.

“Incluso mi Ministro ha aprendido a pelear [La Guerra de las Ciudades].” Roland reflexionó, conteniendo el deleite en su corazón, “¿Y debo ofrecer una recompensa por encontrarlas? ¿Qué diferencia habrá entre nosotros y la iglesia entonces? “.

“Pero… estamos haciendo esto para reclutarlas, mientras que la iglesia lo hace para colgarlas”.

“Incluso si lo pensamos así, las brujas expuestas a la fuerza de esta manera podrían pensar que en realidad las estamos persiguiendo. Aunque las nuevas brujas de Ciudad Fronteriza pueden no haber experimentado la persecución de la población, no se puede decir lo mismo de las que han venido de otras partes”, dijo Roland, rechazando la propuesta de Barov. “Mi esperanza es que vengan por voluntad propia, para hacer su contribución a Ciudad Fronteriza”.

Además de las propias inhibiciones de las brujas, a Roland también le preocupaba el efecto que tendría en la población la declaración de una recompensa, posiblemente creando una nueva ola de “cazadores de brujas”, o haciendo que las brujas se convirtieran en valiosas “mercancías” para ser creadas y encontradas. Dar a luz a una bruja se convertiría en más rentable que el trabajo duro, que aunque a corto plazo elevaría las posiciones de las brujas, pero a largo plazo podría fácilmente dañar el “Sueño Americano” de Ciudad Fronteriza que Roland había trabajado tan duro para lograr.

Justo después de que Barov se fuera, Wendy inmediatamente entró, colocando los resultados de la investigación en su escritorio.

“Su Alteza, hemos confirmado su identidad. No hay problemas mientras sus respuestas son verdaderas con lo que dijo el Emisario de los Honeysuckle”.

“¿Ven’,” sonrió Roland, “les dije que estaban siendo demasiado cuidadosas”.

“Sin embargo, este nivel de precaución es necesario”, Wendy perseveró: “La seguridad personal de Su Alteza siempre será nuestra primera y principal prioridad”.

“Muy bien”, dijo Roland, sintiéndose un poco conmovido, mientras él respiraba hondo y decía:” tráela aquí entonces.”

La niña parecía de unos 15 años de edad, su cabello era de un color marrón turbio, sus ojos estaban rebosantes de timidez y un ligero pánico. Parecía ser la primera vez que había pisado una habitación alfombrada, como se veía desde su inquietud al tratar de determinar dónde poner sus pies.

Según la información del informe, se hacía llamar Paper y había nacido a las afueras de la Fortaleza Longsong. Se convirtió en huérfana durante una ventisca hace tres años, un trasfondo compartido por muchos de los huérfanos de la calle en la Región Occidental. El destino de esos huérfanos era, por lo general, morir buscando comida, o unirse a las ratas clandestinas, y convertirse en carterista, matones o chivos expiatorios.

“Tú…” Roland se detuvo, incapaz de decidir qué decir. La chica no era ni como Agatha, resiliente y adaptable, ni como Anna, decidida y firme de corazón. Incluso Mystery Moon y Lily, cuyas situaciones se parecían más a las suyas, tenían la hermandad y compañerismo de la Unión. Como una niña joven en un lugar completamente nuevo, ella estaba probablemente en un estado de pánico constante, y muy probablemente requería un largo período para aclimatarse a su nuevo ambiente. Según el informe de Petrov, lo más probable es que su capacidad para derretir la nieve estuviera relacionada con el control de la temperatura.

De todos modos, no hay prisa por poner a prueba su habilidad, podemos aprenderla poco a poco mientras se familiariza con este lugar. Con ese pensamiento, Roland se giró hacia Wendy y le dijo: “Ella debe estar exhausta del largo viaje, ¿por qué no la bañas primero y la dejas descansar un rato? has que se quede en el edificio de las brujas. En cuanto a las instrucciones que necesite con respecto a la magia, te las dejo a ti, ¿de acuerdo?”.

“Por supuesto”, sonrió tímidamente, “Como usted desee”.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente
Translate »