RW 367 – El primer paso para construir una Gran Ciudad.

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

Petrov salió de su cabina y se sorprendió de que no fuera recibido por el olor a madera podrida. Había un puente recién construido al lado del bote, y el puerto había doblado su tamaño y se oían los pasos firmes sobre la madera, no chirriaba como antes; podía darse cuenta de que las tablas habían sido colocadas con firmeza y que el material era de gran calidad.

Después de salir del puerto, unos pocos guardias uniformados se acercaron inmediatamente. El líder del grupo que vio la cresta de la familia que colgaba en la bandera del Corazón de León le preguntó: “¿Eres … Sir Hull de la familia Honeysuckle?”.

“Sí.” Petrov asintió, sintiéndose muy importante. “Soy Petrov Hull, y vine aquí por invitación de Su Alteza!”.

“El Señor Iron Axe nos hablo de antemano de usted. Por favor, venga conmigo.” El guardia agitó su mano.

“¿Iremos caminando?” Petrov estaba sorprendido.

“Sí. Todos los establos han sido demolidos,” el guardia sonrió disculpándose y dijo. “No se preocupe. Las carreteras de la ciudad están en buenas condiciones”.

Petrov pronto comprendió lo que la guardia quiso decir con “buenas condiciones”.

La carretera era lisa y ancha, y toda la nieve había sido despejada para que apenas hubiera charcos. Parecía estar pavimentada con muchas piedras negras pequeñas que tenían espacios pequeños entre ellas y brillaban con la humedad. Además, lo que más sorprendió a Petrov fue que ese no era el único camino. Había intersecciones cada cien pasos. Los caminos eran tan rectos y simétricos que parecían haberse dibujado sobre papel. Durante la caminata de media hora, no vio ni un solo trozo de barro.

Petrov se quedó atónito al enterarse de que esa ciudad se veía completamente diferente a la de sus recuerdos.

“Señor, ¿es esta realmente… Ciudad Fronteriza?” Seth miró fijamente al paisaje que le rodeaba. “¿No era sólo un espacio temporal para los mineros?”.

“Solía ser así”, dijo el guardia sonriendo, “pero desde que llegó Su Alteza, todo ha estado cambiando. Tomemos estas carreteras, por ejemplo, todas fueron construidas hace seis meses. En aquel entonces, había miles de personas trabajando juntas todos los días, así que prácticamente podíamos construir una nueva cada mes”.

Petrov notó un fuerte tono de orgullo proveniente de la voz del guardia, como si se sintiera orgulloso de ser un miembro de la ciudad.

Pero… ¡esto era increíble! Líneas de árboles nítidas bordeaban cada camino, formando un hermoso dosel de hojas para bloquear el sol abrasador en verano. Luego estaban las casas -todas las chozas pequeñas de barro y las hosterías de madera no se veían. En su lugar, había edificios de ladrillo limpio con dos o tres pisos que compartían un estilo similar. Obviamente todos ellos debieron haber sido construidos por el mismo grupo de canteros.

¿Cómo podría transformar una pobre ciudad en sólo un año?.

El sorprendido y confuso Petrov siguió a los guardias hasta los terrenos del castillo. Su guía fue sustituido por un caballero blindado, mientras que sus ayudantes se quedaron esperando fuera de las murallas del castillo.

Cuando entró en el Castillo del Señor, Petrov finalmente sintió lo mismo que hace un año.

Parecía que no había cambiado mucho allí. Comparado con el Castillo de la Fortaleza, el del Príncipe era mucho más pequeño.

El caballero empujó la puerta del pasillo e hizo una moción para que entrara. Petrov vio inmediatamente al príncipe sentado en el trono.

Era Su Alteza Roland Wimbledon.

“Bienvenido a Ciudad Fronteriza”, dijo Roland con una sonrisa. “Embajador”.

Parecía que el Príncipe no había cambiado mucho. Por alguna razón, Petrov se sintió aliviado. Levantó la mano hacia su pecho y se inclinó solemnemente. “La Familia Honeysuckle le rinde sus respetos, a Su Alteza”.

“Siéntate.” El príncipe asintió. “Te llame aquí por hay un asunto muy importante de que hablar. Tiene que ver con el futuro de toda la Región Occidental, la Fortaleza Longsong también esta incluída naturalmente”.

“Por favor, continúe”.

“Planeo construir una Gran Ciudad aquí, que se extenderá hacia el oeste hasta el bosque oculto, hacia el este hasta la fortaleza Longsong, e incluirá la mitad de la Región Occidental en sus límites. A partir de entonces, la fortaleza será una Fortaleza Occidental para la nueva gran ciudad y la primera línea de defensa contra el ejército de la iglesia en lugar de una ciudad independiente como es ahora”, dijo Roland de manera metódica. “En una región tan vasta y expansiva, es importante aprobar las mismas leyes en todas partes y centralizar su aplicación en el ayuntamiento de la Nueva Ciudad. Ninguna nobleza puede meterse en los asuntos de la ciudad, que incluye a las cinco principales familias nobles de la Región Occidental”.

¡Petrov sintió una sacudida repentina! Hace un año, tuvo una idea similar de hacer que el Duke Ryan moviera la línea de defensa contra las bestias demoníacas a Ciudad Fronteriza y utilizara el espacio entre las dos ciudades. Nunca hubiera esperado que el príncipe usaría ese método un año después con una mano mucho más pesada. ¿Convertir a la Fortaleza en una sección de una ciudad? ¡Solo podía imaginar lo aterradoramente masiva que sería esa ciudad!.

Sintió el impulso de interrogar al príncipe, pero sofocó sus palabras; si el príncipe le estaba comentando eso, era porque ya había tomado una decisión, y nadie podría impedirle llevar a cabo su plan.

Petrov no se atrevió a desafiar al príncipe. El fiasco de Duke Ryan fue para siempre quemado en su mente y le hizo creer que este hombre con el pelo gris era imbatible… al menos para él. Lo único que podía hacer era cosechar el máximo beneficio posible durante ese inmenso cambio.

“Dijiste que las cinco familias nobles no pueden meterse en los asuntos de la ciudad, así que ¿cómo puede la Familia Honeysuckle seguir sirviéndole?”.

El príncipe guardó silencio durante tanto tiempo que Petrov comenzó a sentirse incómodo. Entonces, se rió entre dientes y dijo: “Realmente me has sorprendido, Señor Embajador. Tanto tu petición de pedir rescate por la Fortaleza como tu actitud positiva en este momento son sabias y calculadas decisiones que rara vez son vistas por los nobles”.

Después de unas pocas palabras de alabanza, su sonrisa se desvaneció y dijo seriamente: “Mientras la familia Honeysuckle esté dispuesta a aceptar mi gobierno, pueden seguir ayudándome a gobernar la Región de Longsong”.

“Mi padre y yo siempre haremos lo que usted desee…”

“No estoy hablando de individuos, estoy hablando de toda el área”, interrumpió Roland. “De ahora en adelante, los nobles bajo mi gobierno tendrán la propiedad de su tierra, pero no el derecho a gobernarla; ya sea en cuanto a la ley, la aplicación de la ley u otras políticas, todos tendrán que ceder a los decretos del Ayuntamiento”.

“Uhm..” Petrov dudó.

“La tierra todavía puede ser transmitida a través del linaje familiar, como los títulos. Cualquier industria que su familia lleve a cabo, como la agricultura o la artesanía, también pertenecerá a los Honeysuckle junto con su tierra. Ese es su derecho indiscutible, y le prometo mi bendición. Aparte de los derechos de gobierno, nada cambiará sobre la tierra que poseen. Podría incluso florecer con las nuevas políticas.” El príncipe continuó. “Por supuesto, también puedes elegir volver a tu tierra y seguir viviendo como un Señor Feudal. Sin embargo, cuando termine de construir mi nueva ciudad y empiece a expandirme, cualquier terreno que conquiste ya no pertenecerá a su dueño original”.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente