RW 332 – Lo que Ha Visto y Escuchado.

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

Antes de partir a explorar las ruinas, el mayor interés de Tilly era pasear lentamente por las calles planas de Ciudad Fronteriza, y observar el territorio remoto que había sufrido cambios tan sorprendentes en las manos del Señor Roland.

Esta pequeña ciudad se destaca de las masas, pensó, cuanto más cuidadosamente observaba todo, más se daba cuenta de ello. Era completamente diferente de cualquier otro lugar donde había estado antes… y lo que más la impresionaba era la hermosa e inigualable vitalidad que irradiaba esa pequeña ciudad.

Incluso la prometedora Isla Durmiente no podía compararse con ella.

“¿No tienen estas personas miedo al frío?”, Dijo Andrea, llena de asombro viendo a las personas como iban y venían por la calle. “¿Qué hizo tu hermano para que estén dispuestos a trabajar durante el invierno?”

“Todavía es otoño”, respondió Ashes, “No puedes ni siquiera distinguir una estación de otra.”

“Pero no hay diferencia entre el clima actual y el del invierno. Esto es análogo al argumento que frecuentemente aparece en “Su sueño, su país’”, Andrea levantó elegantemente su largo cabello y dijo: “Por supuesto, una mujer bárbara como tú nunca entenderías algo como eso.”

“¿Cuál es tu sueño, mi sueño…?”

“Es difícil comunicarse con una persona vulgar que ni siquiera ha disfrutado el drama, pero Lady Tilly seguramente debe haber visto ese famoso drama del Reino Amanecer.”

“No hay necesidad de que peleen”, Sylvie suspiró. “Creo que la razón detrás de esto es bastante simple. Por lo general, la gente común no quiere estar activa durante el invierno porque aumentaría el consumo de alimentos en gran medida, en caso de que no puedan comer lo suficiente, sería muy fácil que se resfríen. Sin embargo, este problema no existe en Ciudad Fronteriza. El precio del grano no es alto, la leña también es abundante y la señorita Lily puede curar fácilmente un resfriado. Por lo tanto, sería mejor si siguieran trabajando duro incluso en el frío y la nieve, y trataran de ganar un día más de salario.”

“Soy capaz de entender que exista suficiente leña debido al bosque oculto al occidente de la ciudad, pero la razón por la cual el precio del grano no es alto… ¿cómo es posible?”, Preguntó Andrea, desconcertada, “mi familia también ha estado involucrado en el negocio de los alimentos, así que sé que las perdidas de cosechas causadas por los desastres naturales pueden llevar al aumento del precio del grano. Con un mal clima, ¿cómo podría evitar que los nobles y mercaderes vendan alimentos a precios más altos?”

“¿Nobles, mercaderes?”, Sylvie preguntó riendo: “Aquí, en Ciudad Fronteriza, solo hay una persona a la que se le permite vender los granos, ese es Su Alteza Real.”

“¿Todos esos campos a lo largo del río le pertenecen?” Tilly frunció el ceño.

“No, esa es la tierra de los siervos”, le contó lo que había visto y oído, así como la escena que ocurría durante una cosecha abundante. “Fijo dos precios para el grano, uno fue el precio de compra y el otro el precio de venta. Esos dos precios son fijos, y este último es más alto que el anterior.”

“¿No está forzándolos a vender barato y comprar caro?”, Preguntó Ashes mientras mostraba una expresión de incredulidad: “Si puede vender a un precio elevado, ¿por qué no permitirá que otros lo vendan a precios altos también?”

“No, no es lo mismo”, dijo Tilly, “después de tomar el trigo, también debe ser trillado, molido y almacenado en un almacén. Todo eso produce un costo adicional, por lo que es normal que suba el precio.”

“Lo que Lady Tilly dijo es correcto. Tenía la misma pregunta, así que más tarde le pregunté a la Profesora Scroll al respecto”, Sylvie sonrió. “Ella dijo que los gastos adicionales son pagados, y algunos agricultores llevan a cabo la tarea, así como también la construcción de nuevos graneros, para que la producción se puede expandir, lo que a su vez proporcionará a la Ciudad Fronteriza de nuevos…” se detuvo por un momento, pensando en la palabra correcta para usar, “Empleos, correcto, así es como el los llamó. Escuché que Su Alteza estaba muy preocupado por eso.”

“Pero el es el único que está comprando”, subrayó Ashes, “¿No debería ser libre el comercio?”

“Tal vez, pero el precio de venta de Su Alteza es algo que todos pueden permitirse comprar. Además, si el precio se mantiene constante, las personas también se sentirán más cómodas.”

“A veces la libertad no siempre es lo mejor”, dijo Tilly, quien ya tenía una idea clara de lo que estaba haciendo Roland. La regla que prohíbe a cualquier otra persona vender grano dentro del territorio podía parecer al principio despótica e injusta. Pero, de hecho, puso fin al acaparamiento y a la especulación, lo que podría prevenir eficazmente cualquier evento de escasez de alimentos. Si la Ciudad del Rey, tuviera que enfrentar nevadas durante el otoño, los precios de los alimentos aumentarían inevitablemente hasta cinco o seis veces más de lo habitual, con más de la mitad de la población muriendo de hambre debido a que no tendrían suficiente grano para comer. Si la situación continuara lo suficiente, podría fácilmente provocar disturbios y, eventualmente, el palacio podría incluso verse obligado a liberar grano de sus propias reservas o mandar a los guardias para reprimir el disturbio. De cualquier manera, aún sería una gran carga para la Tesorería de la Ciudad.

Aunque esa política se escuchaba y se veía bien, tampoco funcionaría en cualquier lado. La mayoría de los comerciantes de granos eran aristócratas y ricos comerciantes que también poseían grandes cantidades de siervos y campos, por lo que era imposible para la familia real comprar todo el grano y prohibir a las personas su acumulación. Sin embargo, en Ciudad Fronteriza, a excepción de Roland Wimbledon, casi no había otra familia aristocrática, era indiscutiblemente el quien tenía la última palabra en tales cosas.

Cuando Tilly expresó su propia opinión, Ashes todavía tuvo algunas quejas: “¿Y los siervos? Normalmente obtendrían más ingresos cuando el precio del grano aumentara, pero ahora son explotados por precios fijos.”

“Pfft”, Andrea se rió, “Como si esas personas pudieran escapar de la misma explotación si estuvieran en una ciudad de libre comercio. En épocas de cosecha abundante, no solo no se les pedira que entreguen  más trigo, incluso se les dice que lo vendan a un precio más bajo. Sin embargo, cuando hay una mala cosecha, todavía tienen que dar de su parte, mientras que aún queda la cuestión de si los granos sobrantes son suficientes para sobrevivir a la hambruna. En contraste, los precios fijos son en realidad más razonables, mientras la cosecha sea mejor, los ingresos también deberían ser mejores.”

“Aquí pueden elegir si quieren o no venderlo.” Las palabras de Sylvie sorprendieron ligeramente a las otras tres: “Su Alteza dijo que, en caso de que la cosecha alcanzara una cantidad fija, los siervos serían promovidos a personas libres. A partir de ese momento, podían continuar cultivando o elegir nuevos empleos, según su propia voluntad. Sin embargo, las personas libres solo tendrían que pagar 2/10 de su grano. Además, de acuerdo con el excelente precio de la cosecha de este año, su recompensa fue impresionante.”

“¿Promovidos?”

“Uh, Su Alteza Real dijo que después de dos o tres años no quedarán siervos en Ciudad Fronteriza.”

Entonces, en realidad es así, el corazón de Tilly se conmovió de repente por lo que había oído. Esa es la razón por la cual la ciudad está llena de vitalidad… Cuando hizo su política, consideró la forma de pensar de la gente y agregó un sistema de incentivos para alentarlos a trabajar más y de mejor forma. Esta forma de manejar las cosas es completamente diferente de cualquier otro noble. La motivación no solo se expresa a través de palabras, sino que permite a la gente obtener beneficios tangibles a través del trabajo duro en lugar de ocultar su riqueza en la tesorería del castillo.

En ese momento, finalmente entendió el significado real de esos lemas rojos al lado del río.

Sin embargo, el Roland Wimbledon del palacio real nunca fue una persona tan generosa… Entonces, ¿esto también es algo provocado por el cambio repentino de su memoria? Además, esas clases nocturnas de “Ciencias Naturales” y “Matemáticas elementales” también son fascinantes.

Tilly creía que le resultaría difícil encontrar algo nuevo para estimular su curiosidad e interés después de haber terminado de leer todos los libros en la biblioteca del palacio, pero ahora había descubierto que todavía le quedaban muchas cosas por aprender.

Dentro de su corazón, de repente sintió que incluso vivir dentro del castillo de Ciudad Fronteriza, hojeando todos esos libros llenos de conocimiento milagroso mientras veía los cambios en la ciudad… sería una vida muy agradable.

De repente, un sonido largo y resonante de una campana llegó desde la muralla de la ciudad, anunciando el ataque de nuevo de las bestias demoniacas.

Tilly inmediatamente dejó sus pensamientos previos en el fondo de su mente, después de todo, hoy en día, ya no era los Quinta princesa sin preocupaciones, sino una líder que asumía el destino de todas las brujas que vivían en la Isla Durmiente. Ahora, algunas cosas ya no podían imponerse únicamente de acuerdo con sus propias preferencias, así que ella dijo: “Vamos a la muralla y veamos si podemos ayudar a los guardias.”

“Por supuesto”, Andrea sonrió, “¡Es por eso que vinimos aquí en primer lugar, para que puedan ver cómo peleamos las Brujas!”

Pagina Anterior
Pagina Siguiente