RW 317 – “Ataúd de hielo”

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

Lightning sintió como todo su cuerpo tenía piel de gallina.

De repente recordó todas las historias que se extendían entre los exploradores- diablos que se arrastraban del abismo, fantasmas vengativos que todavía guardaban rencor al final de sus vidas, o los no-muertos errantes. Esas eran las pesadillas de cada explorador, incluso aunque estuvieran muertos, aún eran capaces de quitarle la vida a alguien. Eran excepcionalmente buenos en el uso de ilusiones y engaños, ¿podría ser que uno de estos monstruos estuviera escondido dentro de esa ruina?

Aunque Thunder le había mencionado que esas historias eran solo algunas tonterías inventadas por exploradores de tercera clase, aún se sentía conmocionada. De lo contrario, ¿quién sería capaz de seguir gritando bajo el asedio del aquel Diablo, incluso manteniendo el mismo tono e intervalo después de varios meses?

Ahora se enfrentaba a un dilema: si fueran una de esas cosas malvadas del folclor, y mato a todos los Diablos, le seria difícil para ella escapar después de haber traspasado sus dominios. Pero si la otra persona todavía se encontraba viva hasta ahora, ¿no deberían estar esos diablos dentro entonces, ¿qué debería hacer?

Después de dudar por un momento, al final, decidió volar de regreso con Maggie para discutir los siguientes planes con ella.

Después de escuchar una breve narración sobre la situación actual, Maggie levantó la cabeza y dijo: “Podríamos apagar la antorcha y encontrar sigilosamente nuestro camino goo, de esa manera esos diablos no podrán vernos.”

“Uh, pero entonces tampoco podremos verlos.”

“Puedo convertirme en un búho”, dijo la paloma frotándose la cara, “La oscuridad de la noche no es un gran problema para mí, goo.”

Los ojos de Lightning se iluminaron, “Es una buena idea, pero… esas legendarias criaturas malvadas, viven en la oscuridad toda su vida. ¿No significa que podrían tener una forma de encontrar su presa? De lo contrario, deberían haber muerto de inanición hace mucho tiempo, ¿no?”

“¿No dijiste que todas eran historias hechas para asustar a la gente?”

“No fui yo quien dijo eso, fue mi padre”, La niña corrigió.

“De todos modos es lo mismo. Estando viviendo en Greycastle, nunca he oído hablar de esos monstruos no muertos, si fueran realmente tan horribles, no solo deberían permanecer en un pequeño lugar como los Fiordos, ¿verdad?” Rayos de luz aparecieron de Maggie, y la paloma de repente comenzó a hincharse, convirtiéndose en un búho marrón grisáceo, con ojos llenos de ansiedad, “pensé que estabas interesada en esas leyendas.”

Así es, si quiero ser una exploradora calificada, nunca debo dejar pasar la oportunidad de verificar una leyenda. Sin mencionar que todavía tengo que vencer el temor de los Diablos dentro de mi corazón, si huyo ahora, todos mis esfuerzos previos serán en vano. Después de dudar por un momento, Lightning decidió aceptar la sugerencia de Maggie.

Pero espera… la razón por la que quiero explorar las ruinas a toda costa es para poder superar mi miedo, pero ¿por qué Maggie está tan interesada en explorarlas? Podría ser…

“No puede ser que seas tan impaciente por la cesta de huevos, ¿verdad?”

Escuchando la pregunta, el búho parpadeó sus dos grandes ojos antes de voltear su cabeza.

********

Una vez más parada frente a la entrada al sótano, Lightning respiró hondo, agarró fuertemente su revólver mientras se adentraba silenciosamente en la profunda oscuridad.

Se sentía mucho más tranquila que antes, probablemente porque Maggie estaba en cuclillas sobre su hombro.

El suelo bajo sus pies se sentía muy húmedo, incluso hasta el punto en que podía encontrar charcos de agua de vez en cuando. Esa área era el punto más bajo del terreno, por lo que la lluvia que caía sobre la torre poco a poco se escurrió hasta reunirse allí. Aunque el sótano se encontraba equipado con un sistema de drenaje, después de los ventarrones y lluvias durante cientos de años, las zanjas ocultas probablemente ya se encontraban obstruidas desde hace mucho tiempo.

Maggie le dio unas palmaditas en la cabeza con sus alas, indicándole que había escaleras que conducían hacia abajo más adelante.

Lightning ralentizo su paso, y con cuidado, poco a poco, buscó el camino hacia el borde de la escalera. Luego, después de bajar cautelosamente la escalera y doblar en una esquina, observo como una luz apareció de repente delante de ellas.

Una suave luz amarilla proveniente al final de las escaleras que penetraba a través de la oscuridad, que, al caer al suelo, se reflejaban como ondas temblorosas.

Estudió cuidadosamente por un momento el fenómeno, solo para descubrir que el ligero temblor en la superficie era en realidad provocado por un charco de agua residual. Al observar la mitad inferior de la puerta que estaba enterrada en el agua, pudo ver que el nivel del agua en el sótano le llegaba por la rodilla.

Lentamente caminó hasta el punto entre la escalera y el agua, levantó los dos pies del suelo, y flotó lentamente hacia la puerta, lanzando una mirada penetrante al interior.

Miro que el área detrás de la puerta era espaciosa y vacía: el sótano de la torre de piedra era increíblemente grande, y ofrecía mucho más espacio que el área que cubría el suelo. No pudo detectar ninguna antorcha encendida que creara esa luz amarilla. En cambio, parecía que la luz provenía directamente de las piedras que estaban incrustadas en las paredes. Delineando aproximadamente los contornos del sótano, y al mismo tiempo permitiendo a Lightning ver todo dentro de la habitación.

En el centro del cuarto se encontraba erigida una plataforma de piedra con varias figuras de pie encima de ella. Por su apariencia, parecían ser diablos todos. Afortunadamente, el enemigo aún no había notado ningún movimiento proveniente de la puerta. En su lugar, cada uno de ellos sostenía una lanza en una mano y un escudo grande en la otra, rodeando una piedra azul erigida en la parte superior de la plataforma.

En ese momento, el grito de ayuda se hizo cada vez más claro, como si alguien le estuviera gritando directamente en el oído.

“Sálvame, sálvame…”

Lightning trago saliva. ¿Qué debo hacer ahora?

“Nosotras…”

“Ve y sálvala, goo”, le susurró Maggie al oído.

“¿Eh?” La niña se sobresaltó, “Pero hay varios Diablos … ¡No podemos ganar contra ellos!” Sintió que su mano, que estaba firmemente agarrada al revólver, comenzaba a sudar, “No sería un problema si fuera la Hermana Nightingale en vez de mí, pero yo sola… no puedo hacerlo.”

“¿Son los Diablos de los que hablaste?” Maggie preguntó, “Parece como si ya estuvieran muertos, goo.

“¿Qué? ¿Muertos?”

En el momento en que su voz se cortó, Maggie ya se había lanzado al aire volando directamente hacia el escenario, dándole a Lightning un buen susto, y dejándola aturdida por un momento. Pero cuando finalmente volvió en sí, Maggie ya se había lanzado en contra de uno de esos Diablos. Sin otra opción, Lightning apretó los dientes y levantó su arma; tratando de recordar todos los puntos importantes que Nightingale le había enseñado.

Pero lo que vio fue completamente diferente de lo que esperaba, cuando el Búho picó dos veces a un diablos, se derrumbó, como un pedazo de piedra rota después de experimentar innumerables años de viento y escarcha, convirtiéndose en una pila de cenizas flotantes.

¿Que esta pasando? Lightning se puso al lado de Maggie y miró a los otros tres Diablos con asombro.

Al mirarlos bajo la débil luz amarilla, descubrió que sus cuerpos estaban cubiertos con pequeñas grietas, y que las arañas habían tejido redes entre sus patas, mirando a través de sus horribles cascos, pudo ver que sus ojos se encontraban sin vida y su piel estaba pálida. Con que de eso se trata, pensó, en la luz oscura, los ojos de un búho son, de hecho, varias veces mejores que los míos, lo que le permitió a Maggie hablar con tanta confianza.

Pero antes de que pudiera relajarse, la mirada de Lightning estaba completamente atraída por otra cosa.

La plataforma donde previamente se encontraban los Diablos formados había un enorme cubo. Lo que parecía una columna de piedra desde la distancia en realidad había resultado ser un cristal transparente cuando se veía de cerca. Dentro del Ataúd de hielo se encontraba una mujer vestida con una túnica hermosa, tenía los ojos cerrados, las manos abiertas y el pelo extendido como si todavía estuviera ondeando en el viento.

“¿Es una bruja, goo?”, Preguntó Maggie mientras volaba hacia la parte superior del cristal y luego ferozmente empezó a picotear la superficie. Sin embargo, no se desmoronó en un sinnúmero de piezas, sino en vez de eso, emitió un sonido agudo y claro, “¡Muy duro, goo!”

“No lo sé”, murmuró Lightning mientras apoyaba su mano en el ataud. Un fuerte frio penetró su piel- la superficie del ataud estaba cubierta de un espeso polvo, que hizo evidente que la mujer había estado en ese “Ataud” durante mucho tiempo. Sin embargo, su expresión seguía siendo tan realista, sus cejas se encontraba alzadas frunciendo el ceño, parecía un poco confusas, pero aún más que eso, también parecían un poco ansiosa y preocupada.

“Sálvame…”

El sonido se escuchó una vez más, venía desde detrás del ataud.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente
Translate »