RW 281 – Emboscada del río Redwater (Parte 2).

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

En comparación con Lotus, que solo podía ver la escena desde una posición elevada y distante, la visión de Sylvie era mucho más vívida.

A través de las gruesas paredes de las casas del suelo, podía ver a los soldados ocupados de una manera ordenada, todos repetían el mismo movimiento, pero las siete u ocho personas se convirtieron en un todo complejo y se movían como nubes y agua fluyendo constantemente. Las bolsas de papel y las bolas de hierro apiladas en la parte posterior del compartimiento estaban siendo ingresadas constante y continuamente sobre la robusta tubería de hierro, que estallaba después con un sonido como trueno.

Mirando más de cerca, Sylvie notó que los soldados encendían primero una cuerda que estaba en el extremo de la tubería de hierro. Las chispas saltarinas entraban en el interior de la tubería y encendían directamente la bolsa de papel previamente cargada. En la siguiente fracción de segundos una luz brillante aparecía, lo que provoco que no pudiera soportar mantener los ojos abiertos, las chispas rápidamente se expandieron en una bola de fuego de color naranja-rojo, llenando cada espacio de la tubería. ¡Sin más lugar para que se vaya, la llama aún creciente empujaba la bola de hierro, expulsándola hacia afuera como si una mano gigante la hubiera arrojado!.

En un abrir y cerrar de ojos, la bola de hierro se convertía en una sombra que corría en línea recta hacia el barco que navegaba en el río. Su fuerza era tan grande, que era capaz de perforar directamente a través de los tablones dejando un agujero del tamaño de un puño en el costado. Aunque su velocidad se ralentizaba mucho, no se podía subestimar el poder de la bola de hierro. Cuando golpeaba a un enemigo que estaba tratando de salir de la cabina, inmediatamente lo partía en dos.

Era la primera vez que Sylvie presenciaba una escena así: sin la hoja de un cuchillo afilado o el filo de una espada, dependiendo de una de esas bolas de hierro, era posible partir a una persona en dos.

Al presenciar la escena desde muy cerca, incluso sintió como si la sangre y las tripas hubieran salpicado por todas partes. La bola de hierro no se detenía y seguía golpeando a varias personas más, no solo cortando sus cuatro extremidades sino también rompiéndoles la cabeza. Por un momento, la cabaña estaba llena de sangre sucia y fluida, y órganos internos rojos y blancos.

De repente, Sylvie sintió que se le revolvía el estómago una y otra vez, y el ácido del estómago se precipitó directamente a lo largo de su garganta.

Blergh…” La escena en la bodega del barco se desvaneció repentinamente, bajo su estado emocional caótico ya no era capaz de seguir usando su habilidad. Sylvie interrumpió con fuerza la conexión con su Ojo de la Verdad, cediendo al impulso de vomitar.

“¿Qué pasó?” Lotus se sobresaltó, por lo que inmediatamente se acercó para apoyarla y luego preguntó preocupada: “¿Estás bien?”.

El Príncipe, que también notó su incomodidad, se dio vuelta y le tendió un pañuelo. “Si crees que es demasiado sangriento, entonces no lo mires. Al menos no uses tu habilidad para mirarlo desde cerca. Por ahora, primero ve y tómate un descanso”.

“Gracias…” Sylvie tomó el pañuelo y se secó la boca. “Estoy bien”.

Esta es probablemente la “invención increíble” de la que Maggie y Lightning hablaron, pero en aquel entonces no habíamos escuchado lo suficiente o no le prestábamos atención. Después de todo, sin presenciarlo personalmente, un arma tan increíble es realmente difícil de imaginar.

Miró una vez más hacia el campo de batalla, para ver que la flota de Timothy había comenzado a acercarse a ambas orillas, aparentemente, ya se habían dado cuenta de que este tipo de viento violento y tormenta provenía de las casas del suelo en las costas que estaban disfrazadas de tierra pendientes, Sin embargo, el otro lado aún no es consciente de que la fortificación militar organizada por Su Alteza Roland tiene mucho más que ofrecer que eso.

Comparativamente lejos de la línea de defensa en forma de V, había algunos búnkeres más que estaban ocultos con enredaderas y malezas. Que tenía una longitud exactamente igual a la longitud de la columna de la flota. Si aterrizaban en cualquier punto, simplemente caerían en otro ataque de pinza preparado para ellos desde el principio, la única forma de evitar esto habría sido si hubieran girado el arco y se hubieran retirado sin la más mínima vacilación.

Los soldados en los búnkeres portaban idénticos instrumentos de hierro largos y redondos, que no disparaban bolas de hierro, sino una única punta de flecha afilada pero sin cola. No parecía que tuviera el mismo poder imparable que las bolas de hierro, pero cuando golpeaba al objetivo, cualquier armadura era inútil antes de perforar profundamente en la carne del cuerpo de una persona.

Sylvie supuso que el enemigo había planeado lanzar un contraataque después de bajar a tierra y alinearse, sin embargo, los soldados dentro de los bunkers nunca les dieron la oportunidad de hacerlo, al igual que con el ataque anterior, tampoco necesitaron mostrar sus rostros esta vez. En cambio, apuntaron al objetivo con sus armas, apretaron el gatillo con facilidad y luego expulsaron una lluvia de puntas de flecha; similar a una tormenta de verano que cae sobre el enemigo.

Frente a este tipo de disparos rápido, sin siquiera poder mover sus propias armas, el enemigo fue incapaz de resistir por mucho tiempo antes de que las líneas del frente se desmoronaran por completo. Las personas que ya habían abandonado el barco dieron media vuelta, queriendo regresar a bordo, mientras que las personas que seguían a bordo esperaban a que los demás huyeran. El cuerpo de los barcos comenzó a balancearse sustancialmente, hasta que la pasarela fue incapaz de soportar su peso y cayó al agua ahogando a muchos de ellos, mientras que otras personas que intentaban trepar la pared del barco murieron por la ráfaga, lo que convirtió al toda la escena en un caos total.

“Es hora”. Después de esperar hasta este momento, el Príncipe bajó sus binoculares, giró hacia Iron Axe y ordenó: “Tome la reserva y limpie el campo de batalla, si los primeros caballeros tuvieron la suerte de no morir durante la batalla, arresta a tantos como puedas. Quiero hacerles algunas preguntas”.

“Sí”, respondió Iron Axe mientras saludaba.

Luego miró a Sylvie, “Ve con Iron Axe y asegúrate de que nadie pueda escabullirse”.

Sylvie asintió, y siguió al Primer Comandante del Ejército mientras se alejaban de la colina de observación. De repente entendió por qué Su Alteza Real Roland se atrevería a proteger abiertamente a las brujas aquí en la esquina del continente… Con una fuerza tan dominante en sus manos, no se sabe si la Iglesia podrá golpearlo incluso si enviaran su ejército de castigo de Dios. Si Lady Tilly también puede poner sus manos en estas armas, tal vez llegue un día en que las brujas podamos regresar a nuestra patria.

****

Mientras miraba hacia los veleros anclados que estaban en la orilla del río, finalmente Roland dejó escapar un suspiro de alivio.

El momento en que el enemigo decidió anclar y lanzar un contraataque fue el momento en que estaban predestinados a perder la batalla; el mero hecho de contar con palos y remos para girar la proa habría sido un proceso muy lento, aún más bajo un constante ataque de artillería que podría haber sido la razón por la cual la oposición no giro y se retiró. Podrían haber pensado que, en lugar de sufrir una golpiza sin la más mínima posibilidad de devolver el golpe, sería mejor llegar a la orilla rápidamente para poder organizar al equipo para una contraofensiva.

Sin embargo, sería difícil hundir completamente un velero de madera confiando en las bolas de hierro de los cañones de campo que pesaban apenas 12 libras. Incluso si el casco se hubiera cubierto con agujeros, aún así no habría suficiente daño y el barco seguiría flotando. Por lo tanto, aunque podrían haber sufrido grandes pérdidas a medida que daban la vuelta, al menos habrían podido salvar uno o dos de sus barcos, pero, al elegir anclar, toda su flota estaba condenada a ser aniquilada.

Comparado con el último ataque sorpresa de batalla defensiva en la Fortaleza Longsong y Ciudad Fronteriza, el enemigo no fue capaz de iniciar un ataque en todo ese tiempo; las píldoras generalmente eran controladas y retenidas por el comandante hasta que fuera momento de atacar. Por lo tanto, no pudieron responder con la suficiente rapidez cuando comenzó la emboscada.

No fue hasta la noche que el trabajo de limpieza del campo de batalla finalmente llegó a su fin.

Para entonces, Iron Axe y algunos guardias personales ya habían ingresado al campamento con dos cautivos.

Incluso antes de que Roland tuviera tiempo de preguntar, uno de ellos ya había empezado a gritar: “Soy el Caballero Sznak. Su Alteza, por favor permítame escribirle una carta a mi familia. Ciertamente ofrecerán un rico rescate”.

“Soy el segundo hijo de la familia Shield de la frontera norte, Elvin Shield. Su Alteza distinguida,” el otro inmediatamente le siguió,” también estoy dispuesto a pagar el rescate”.

“Entonces … ¿el ataque actual fue conducido por ti?” Preguntó Roland mientras levantaba la ceja.

“Bueno no. El capitán era Sir Vincent, pero ahora está muerto.” El caballero Sznak retorció su cuerpo. “Su Alteza, ¿podría dejar que su hombre me desate las manos? Espero recibir el tratamiento tradicional durante el período de intercambio”.

“No necesito un rescate”, dijo el Príncipe mientras sacudía la cabeza, “El objetivo de su llegada al Territorio Occidental, el plan, así como la intención adicional de Timothy… Dime todo lo que sabes, y probablemente te daré lo que mereces”.

“Esto… Por favor, perdóneme, no puedo decirle eso”, dijo Sir Sznak después de dudar por un momento.

“Ya he prometido mi lealtad y devoción a Su Majestad Timothy”, dijo el joven de la familia Shield, “Eso sería en contra de mi juramento”.

“Entonces que así sea”, respondió Roland, sin tomar ninguna excepción, “Llévatelos por ahora.”

Después de que los guardias se los llevaran, Roland miró a Iron Axe y le preguntó: “Escuché que serviste como guardia del Patriarca durante tu estadía en Ciudad Arenisca de Hierro, y que eres excelente para reunir inteligencia mediante interrogatorios, ¿verdad?”.

“Sí, Su Alteza Real”, afirmó Iron Axe, “Hay muy pocas personas que pueden ocultarme información”.

“Bueno, le daré a esos dos hombres para que los interroguen”, Roland se giro para irse, “La manera y métodos no son limitados, siempre y cuando obtengas suficiente información, todo es aceptable”.

Iron Axe se sorprendió y comenzó a decir: “El rescate…”

“Desde el principio, ya he dicho que no necesito un pago”, dijo fríamente Roland, “cuando el interrogatorio llegue a su fin, trátenlo como si hubieran caído durante la batalla”,

Esto es lo que merecen después de oprimir y apoderarse de los plebeyos que llegan a invadir el territorio occidental. Él agregó dentro de su corazón.

PD: Cualquier error que miren,favor de señalarlo en la caja de comentarios.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente