RW 268 – Primera sesión plenaria (1ª parte) [Ya editado teheh-thehehe ☆]

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

Roland celebró la primera sesión plenaria de altos mandos de Ciudad Fronteriza en la sala de dibujo del castillo.

En comparación con la época en donde solo la había llevado a cabo con Barov y sus diez aprendices de nombre solamente, actualmente el Ayuntamiento se había ampliado a un gran grupo de casi cien personas. El grupo se encontraba formado por nobles, caballeros caídos, escuderos, así como alguno que otro nativo que había completado la educación primaria y recibido su diploma.

Gracias al crecimiento de la población, se pudieron formar de manera sucesiva varias áreas departamentales de trabajo, lo que provocó que el Ayuntamiento finalmente alcanzara un tamaño ideal, lo cual causo que el Príncipe estuviera satisfecho. Ya no era como antes, donde tenía que hacer todo por su cuenta, en la actualidad tan solo el caso de una simple política o programa, siempre y cuando les explicara el concepto, el nuevo Ayuntamiento podía distribuirlo de acuerdo con el área departamental y completar la tarea asignada, algo que llenó completamente a Roland con una gratificante satisfacción.

Los participantes de la primera reunión de alto mandos llevada a cabo eran todos los jefes de cada área departamental, los cuales eran: el Ministro de Agricultura, Sirius Daly; Ministra de Educación, Scroll; Ministro de Industria Química, Kyle Sichi (temporal); Ministro de Construcción, Karl van Bate; Comandante del Ejército, Iron Axe; y finalmente, el Primer Ministro del Ayuntamiento, Barov Mons. El Ministerio de Industria todavía estaba dirigido personalmente por Roland. Después de todo, excepto por él, nadie más tenía conocimiento de cómo era la industrialización.

Al lado de cada persona un balde de agua helada fue colocado, estaba liberando ráfagas de aire frío: Candle había colocado un encantamiento en los cubitos de hielo, los cuales eran capaces de perseverar en el agua por lo menos durante toda la mañana. Aunque el sol se encontrara ferozmente brillando en el exterior, la sala del castillo aún mantenía su fresca y refrescante temperatura.

“Entonces cada departamento comience informando acerca de su situación reciente”, Roland tomo una tetera del balde y se sirvió una taza de agua helada. “Iniciemos con el Ministerio de Agricultura”.

“Sí, Su Alteza Real”, respondió Sirius, se levantó y saludó, luego extendió un rollo de papel que había preparado de antemano. “Actualmente hemos adquirido alrededor de 17,000 hu de grano, lo cual es más que suficiente para satisfacer la necesidad de la gente de la ciudad hasta el último mes del verano del próximo año. Además el Ministerio de Agricultura, ha adquirido según su solicitud, los granos excedentes de acuerdo con el valor de mercado. Sin embargo, esta cantidad es mucho menor que la cantidad que la de que hemos ganado, por ahora, solo son contamos con 4’500 hu”.

El llamado “hu” era una unidad de pesaje de trigo utilizada comúnmente en la antigüedad, era medida usando una cesta profunda hecha de bambú delgado. Por lo tanto, incluso después de escuchar esos números, todavía no sabía cómo debía convertirlos en kilogramos o litros. Afortunadamente, ese no era el punto importante; el punto crucial era que tenían suficiente comida para alimentar a todos los habitantes de la Ciudad Fronteriza.

El aspecto crítico del segundo punto, era que si el Ministerio de Agricultura tomara 7/10, significaría que los siervos tenían 3/10 que podían venderse a sí mismos y acumular hasta 7000 hu, pero la discrepancia era mucho mayor que la cantidad de grano necesario para reservar como alimento y semillas para el siguiente año. En otras palabras, algunos siervos no vendieron el 30% restante de los granos al Ayuntamiento y en su lugar optaron por atesorarlo en galpones de madera.

A pesar de que ya había previsto de antemano que una situación como esa pudiera ocurrir, nunca espero que aun mirando cómo se desarrollaba podría provocarle un suspiro. Su propósito al acaparar el grano era evidente, estaban esperando revenderlo con fines de lucro mayores más tarde- por ejemplo, si Ciudad Fronteriza diera a luz a una escasez de alimentos o si fuera golpeado por un desastre natural. Podrían vender la comida a precios mucho más altos que el precio del mercado, un aumento de diez veces no sería imposible.

Esa fue también la razón por la cual Roland decidió previamente que el Ayuntamiento mantendría un monopolio sobre la transacción de granos y también por la que el comprador debía mostrar primero su documento de identidad. La operación de granos estaba relacionada con la estabilidad de Ciudad Fronteriza, en caso de que la transacción de granos no pudiera ser capaz de crear un superávit durante el período inicial y la venta no estuviera restringida, probablemente llevaría a que los especuladores adquirieran y acapararan los alimentos, para que de esa manera aumentaran artificialmente el precio del alimento. Sin embargo, al utilizar un sistema de ventas limitadas al sólo venderle a la gente que presentara una identificación, detendría al mismo tiempo cualquier otro canal de ventas, y Roland podría mantener el precio de los alimentos en una posición estable.

“Su Alteza, ¿por qué no obliga a los siervos a vender su grano?” Sirius preguntó perplejo, “En cualquier caso, no es como si la ley les permitiera dárselo a otras personas”.

“Debido a que el grano es su propiedad, la forma en que elijan manejarlo es su elección”, respondió Roland. “Nunca establecí una regla que no permita a los siervos conservar su propia comida. También puedes entenderlo como ‘mientras no esté prohibido, está permitido’.”

Al escuchar su respuesta, Sirius quedo algo perplejo, no sabía exactamente como se suponía que iba a interpretar esa frase. Y no era el único confundido, la mayoría de las personas dentro de la sala también fruncieron el ceño, la única excepción a eso era Barov, quien se encontraba mostrando una expresión pensativa.

“¿Hay algo más que tenga que informar?” Roland tomo un sorbo de agua helada. Sólo con el tiempo podrían entender el concepto de enfatizar el reglamento y los procedimientos. O dicho de otro modo, en el momento en que pudieron comprenderlo, podrían considerarse como una nueva generación de funcionarios cualificados. Por supuesto, eso también podría conducir fácilmente a otro extremo, como el surgimiento de la burocracia. Sin embargo, la burocracia era aún mejor que la confusión, el desorden y el comportamiento sin escrúpulos de la gente.

“Uh… sí”, Sirius Daly inclino su cabeza sobre la silla, “Ahora que los campos han sido cosechados, no sé cómo organizar el plan de barbecho y arado del próximo año”.

“No, los siervos pueden cultivar sus tierras sin cesar, así que seguiremos plantando trigo el año entrante”, agito Roland la mano. “Esos montones de estiércol a un lado de los campos se recogieron para fertilizar la tierra. En los siguientes días, comenzarás a instruir a los siervos que utilizan su pala para que lo esparzan por el campo, y lo mezclen completamente en el suelo, para que despejen el lugar y se vuelva a juntar el excremento.” Con la alta temperatura del verano y el clima húmedo, solo necesito dos meses antes de convertirse en composta; sin embargo, durante la temporada invernal, generalmente tomaría cuatro meses. Así que, a comienzos de la primavera del próximo año, no solo se incrementaría la calidad del suelo con el primer lote de composta, debido a que Roland también habría preparado un segundo lote de composta que podría usarse como fertilizante base. Por eso, no había necesidad de un plan barbecho.

Sin hablar de fertilizantes de alta calidad, simplemente usando excremento humano y de animal como fertilizante ya era una gran mejora para la agricultura.

“Bueno, si es lo que ordena, lo hare.” Tocó su cabeza, “También … Su Alteza, me temo que con gran cantidad de trigo, no será suficiente solo con el apoyo de uno o dos molinos de piedra. Por lo tanto, quiero solicitar la construcción de un molino al lado del río Redwater, preferiblemente uno de vapor”.

“Eso está muy bien”, asintió Roland. Por fin había habido un avance: por fin había alguien aparte de él que quería intentar usar la nueva maquinaria. “En primer lugar, tendrás que enviar tu plan a Barov, y después de obtener los fondos de financiamiento, deberás trazar un plan detallado junto con el Ministerio de Construcción”.

“Muy bien, Su Alteza” Sirius estuvo de acuerdo, “El último punto es con respecto a la promoción de la gente a personas liberadas. En la actualidad, quinientas dieciséis personas han obtenido la cualificación para obtener la promoción. Debido a que la cantidad de trigo se dividió y se pesó en el acto, nadie ha presentado ninguna objeción. Ya le he informado al Señor Barov de la lista.” Posteriormente se levantó y saludó de nuevo, “Eso concluye mi informe”.

“Bien hecho”, Roland aplaudió dos veces para mostrar su estado de ánimo. Parecía que el antiguo joven Caballero de la Familia Wolf no solo se había adaptado a su nueva vida en Ciudad Fronteriza, sino que también había adquirido los modales del Ayuntamiento. Y así, después de una pequeña pulida más, se podría convertir en un excelente modelo propagandístico, desempeñando así un pequeño papel en la atracción de nobles o caballeros de la Fortaleza Longsong en el futuro.

La segunda en dar su informe fue Scroll. Se había atado el pelo largo en una cola, y llevaba una camisa blanca limpia y ordenada, combinada junto con una sencilla falda larga negra y decorada, que la hacía parecer madura y capaz. Mirándola en ese momento, le resultó difícil imaginar que, hace medio año era todavía una bruja que vivía en el exilio para esconderse de la Iglesia.

“En la actualidad, hay dos grupos de personas en proceso de completar la educación primaria, un total de ochenta y cinco personas. La mayoría de ellos estudiaron previamente en la escuela dirigida por el Sr. Karl. “Con su capacidad de retención de memoria alta no hubo necesidad de preparar ningún dato para el informe de antemano, un punto que causo que Roland se sintiera muy envidioso. “Cuarenta y seis de ellos eligieron trabajar en el Ayuntamiento, veintiún personas decidieron ir a la fábrica de bicicletas, trece personas decidieron unirse al Primer Ejército”, hizo una pausa momentánea, y prosiguió: “También hay cinco personas que aplicaron para un puesto en el laboratorio químico”.

¿Cinco personas? Roland no pudo evitar mirar hacia Kyle Sichi, solo para ver que la tez de este último claramente no parecía ser tan buena. Parece que el efecto de propaganda durante la Ceremonia de entrega de Honores y Premios es mucho menor de lo que esperaba. Me temo que algunas partes de los tres laboratorios creados recientemente van a tener que permanecer inactivos en un futuro cercano.

Afortunadamente, la tasa de empleo es al menos del cien por ciento; Roland trató de consolarse.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente
Translate »