RW 250 – El Final del Verano

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Al ver que el segundo mes de verano estaba llegando a su fin, Ciudad Fronteriza se encontraba a punto de despedir el final del último mes del verano, el cual era también el más caliente de todos los meses, dejando a Roland en un estado de ánimo en el que no deseaba para nada salir del castillo.

Aparte de usar el salitre para hacer pólvora, el resto que había sido traído a la ciudad por Margaret fue usado para bajar la temperatura de la habitación, hoy en día un balde de salitre con una caldera empapada en él se había colocado en casi todas las habitaciones del castillo. De esa manera, no sólo fue capaz de mostrar los efectos del enfriamiento endotérmico, sino que también le permitió un poco de agua helada que podía beber para saciar su sed. Sólo así pudo evitar sudar mientras se sentaba en la oficina todos los días.

Con la excepción de Anna, él les dijo a todas las brujas que detuvieran su trabajo. Aparte de su práctica y aprendizaje cotidianos, se encontraban principalmente en la sala del primer piso, charlando o comparando sus habilidades en Gwent entre sí, mostrando una apariencia de armonía y felicidad. Sin embargo, Anna… no era porque Roland no quería que descansara, sino que ella no odiaba el calor en absoluto. En comparación con los lingotes que todavía estaban rojos por el fuego directo de sus manos, la temperatura caliente del verano no era nada para ella. Incluso cuando estaba de pie junto a la chimenea y produciendo acero durante toda la tarde, ni siquiera una gota de sudor se miraba por su rostro.

Con el fin de recompensar a Anna por su arduo trabajo, Roland recientemente había creado especialmente algunos postres de helado. Por ejemplo, la generación posterior de los tipos clásicos de helado, los cuales eran hechos de agitar una mezcla de yema de huevo, mantequilla, leche y jarabe. Los cuales enfrió una vez más usando salitre. Anna era excepcionalmente aficionada a ese suave y fragante bocadillo helado, cada vez que la miraba tomar un pequeño bocadillo del helado, sus ojos azules como lago se convertirían en puntos de sutura, haciéndolo sentir muy complacido.

Además, mirar los informes mensuales enviados por el Ayuntamiento era también un gozoso de placer para él.

Actualmente, la población de la Ciudad Fronteriza había vuelto a duplicarse, llegando casi a un total de 18,000 personas. Además de eso, con la adición de la mensualidad “transferida” de la Fortaleza Longsong, el grupo de siervos podría romper a través de las 20,000 personas el próximo año sin ningún problema. Dejando de lado el tamaño del territorio de la Ciudad Fronteriza o el número de pueblos y ciudades pertenecientes a ella, la escala casi era comparable con el tamaño de la Ciudad de Redwater, la ciudad de Valencia, y la Ciudad del Rey.

Sin embargo, algo lamentable era que aunque la población creció mucho, la calidad de ella no mejoró demasiado. En la actualidad, había todavía más de 1,000 de habitantes nativos de la Ciudad Fronteriza que se encontraban todavía sin recibir una educación. Por otra parte, todavía necesitarían un año antes de que pudieran obtener las habilidades necesarias para graduarse sin problemas. Aunque la escuela previamente abierta de Karl había fomentado a un grupo de talentosos estudiantes por adelantado, su número era todavía menor de cien, que comparado con la población en general, parecía insignificante.

Tal vez debería primero llevar a cabo un programa de educación para los refugiados del Oriente, y no comenzar con los pasos de construcción de suficientes viviendas, Roland pensó, después de todo, recibir la educación antes sólo traería beneficios y no causaría ningún daño.

El desarrollo actual de las fábricas de la ciudad también era excelente.

Después de más de medio año de construcción, el parque industrial tenía ahora tres fábricas operativas: dos plantas eran de producción de motores de vapor y una planta de procesamiento de balas. El número de trabajadores en la primera planta también se amplío, de los 10 herreros en su apertura ahora tenía 100 personas. Los trabajadores eran principalmente nativos, también algo que él deseaba ver, era aún grupo de aprendices que se convertirían gradualmente en herreros, que entonces proporcionaran las bases necesarias para enseñar al siguiente grupo de aprendices.

Los trabajadores de la segunda planta eran los artesanos que pertenecían a la caravana de la Bahía Luna Creciente. Apenas durante este mes, ya habían comprendido el uso de la herramienta, aunque su rendimiento era bastante malo, pero al compararlo con los herreros de la primera planta, el rendimiento del primer mes de los herreros de la caravana era obviamente mejor. Según el contrato previamente firmado, todas sus máquinas de vapor producidas eran propiedad de Roland. Con esas dos fábricas, Ciudad Fronteriza ahora podía fabricar de ocho a diez motores de vapor por mes, siendo el principal medio de ingresos de la ciudad por el momento.

En cuanto a la fábrica de balas, después de su creación, serian entregadas directamente al Primer Ejército, pero además eso, no sólo colocó un puesto de observación en su entrada, sino que también distribuyo patrullas por toda la fábrica, e incluso la producción era responsabilidad de los soldados. Después de una semana de operaciones de prueba, hoy en día, ya habían comenzado la producción en masa de una nueva generación de balas.

Roland pensó que para la línea de montaje no podía lograr la producción mecánica completa, no importaba si se trata del estampado, la pólvora u ojivas, todo necesitó de mano de obra para la compactación de llenado. Las principales herramientas de procesamiento eran las dos máquinas estampadoras. Una era utilizada para presionar las delgadas piezas de cobre previamente cortadas por Anna en forma de caja cartucho, mientras que la segunda era utilizada para empujar el cebador hacia el fondo.

Los soldados sólo necesitaron colocar el fulminato de mercurio uniformemente entre dos pedazos finos de papel, pegar los bordes de los dos papeles juntos, presionar el cebador hacia la parte inferior del cartucho y finalmente colocar el cartucho con el extremo del cebador en la parte inferior en la caja de munición en forma de anillo, antes de que todo el proceso se encontrara completo. En cuanto al proceso de carga y compactar la pólvora y colocarla sobre el proyectil, se hizo todavía exactamente de la misma manera que la práctica anterior.

Con tan solo un pequeño número de alrededor de 40 personas trabajando en la fábrica, eran capaces de producir casi 500 balas cada día. Para el futuro, Roland tenía la intención de convertir a esas cuarenta personas en su personal de procesamiento a tiempo completo para mantener el funcionamiento estándar de la fábrica de producción de balas.

El siguiente paso en la lista de tareas de Roland era abrir una fábrica de jabón y una fábrica de perfumes, la primera jugaría un papel muy importante en la industria militar, mientras que la segunda podría abrir un nuevo canal de ingresos para la ciudad. En cuanto a la fábrica de bicicletas, su apertura todavía podía ser retrasada, se abriría lo suficientemente pronto, siempre y cuando entrara en plena producción en el momento en que la avenida del Reino se encontrara terminada.

“Su Alteza,” dijo Nightingale, abriendo la puerta. “Maggie y Lightning están aquí.”

Ambas chicas corrieron desde el lado de Nightingale, y después de detenerse delante del escritorio, preguntaron. “¿Estabas buscándonos?”

“Es correcto, mañana es el comienzo del último mes de verano,” Roland sacó la respuesta escrita en su carta para Tilly del cajón y la colocó delante de Maggie, “Cuando vuelvas a los Fiordos, acuérdate de ayudarme a entregar esto a Tilly.”

“Ah…” Por un momento Maggie se congeló, sólo fue capaz de ver el mensaje con un parpadeo, antes de que tomara el sobre y con cuidado lo colocara en su bolso personal, “No hay problema, ¡Goo!”

Al mirar la expresión de entendimiento repentino por parte de la otra persona, Roland temía que se hubiese olvidado del importante asunto de los informes mensuales. Reteniendo la sonrisa dentro de su corazón, pensó que el encanto de la ciudad parecía ser realmente poderoso.

“He olvidado por completo que mañana es el comienzo de un nuevo mes,” Lightning golpeó su frente. “¿Significa que no podremos vernos durante mucho tiempo?”

“El plan de Tilly para limpiar los fiordos de la Iglesia retrasó mi plan de regresar la última vez, esta vez volveré lo antes posible,” Maggie sacudió su cabello blanco que estaba a punto de llegar al suelo, “Espera por mí regreso, y exploraremos el nido del águila juntas… ¡Goo!

“Lo comprendo,” dijo la otra niña, rizando los labios. “Es una promesa.”

“Tú tienes tu propia misión,” Roland extendió un mapa de la región al sur de la ciudad. “Este es el mapa que dibujaste anteriormente, ¿todavía recuerdas la ubicación del bajío cerca de las montañas?”

“Todavía recuerdo,” Lightning apuntó hacia un lugar en el mapa, “Probablemente alrededor de esta área.”

“Bueno, volarás de nuevo sobre esa área, y llevarás a Maggie contigo esta vez. Entonces colocaran banderas en ambos lados de la playa poco profundas, así como en el cruce de las montañas, y también los marcarás en el mapa,” ordenó Roland, luego miró a Maggie. “Si Tilly acepta enviar a las brujas, guiaras el velero por este bajío, y te daré la bienvenida en la cima de la montaña.”

“¿Enviar brujas?” Lightning preguntó con curiosidad, “¿Podrá ser que habrá nuevas hermanas llegando a Ciudad Fronteriza?”

“No lo sé todavía,” dijo Roland, con una sonrisa en su rostro. “Todo depende de la respuesta de Tilly… pero tengo la sensación de que ella estará de acuerdo.”

Pagina Anterior
Pagina Siguiente