RW 248 – Cambios Repentinos

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

Incluso durante el verano caluroso, el hielo en la cima de la meseta de Hermes no se derritió.

De pie en la parte superior de la torre del cielo y mirando a lo lejos, Mayne sólo miro una mezcla de dos colores, el verde del pasto y el blanco de la nieve del desierto, como si fuera una cicatriz dejada por la guerra durante los Meses de Demonios. Dentro de ese clima era imposible sembrar cualquier tipo de cultivos, de modo que toda la comida que consumían en la Nueva Ciudad Santa era proveniente de la Vieja Ciudad Santa que se encontraba al pie de la meseta y la cual era llevada por algunos carros tirados por animales.

Después de permanecer en la ciudad durante más de una década, Mayne ya se había acostumbrado al omnipresente frío de Hermes.

“¿Esta vez sólo seremos los dos?” Tayfun abrió la puerta y entró. “¿Además, no deberíamos llevar a cabo nuestra reunión en la habitación secreta?”

“¿No me diga que… le gusta estar encerrado en ese lugar estrecho?”

“No… por supuesto que no,” el viejo obispo tocó su barba blanca. “Si no fuera por Heather quien está a cargo de las reglas y proclama siempre los mandamientos una y otra vez, estaría tan ansioso de intercambiar información en este lugar siempre. Incluso si los chismes se perdieran en la ciudad por estar hablándose, por lo menos sería capaz de disfrutar del paisaje de la Ciudad Santa. Y…” Él sonrió y dijo: “Nunca esperé que alguien como ella, quien es siempre puntual, no regresara a tiempo.”

“Tal vez se encontró con alguna dificultad,” dijo Mayne, caminando a la mesa para tomar asiento. “O tal vez esté en su camino de regreso.”

“Tal vez…” Tayfun frunció sus labios, “Realmente no tienes porque ayudarla buscando una excusa, todo el mundo debe ser capaz de comunicarse incluso durante sus viajes, esas son palabras que ella misma dice a menudo. Incluso si uno se encuentra en problemas, siempre deberá informarnos primero. Además, ella no está sola en la capital del Reino Invierno Eterno, por lo que enviar a un emisario no tomaría más esfuerzo que levantar un dedo.”

“Dejemos ese asunto para más tarde,” Mayne dijo, le mostro después tres cartas a Tayfun. “Parece que tenemos un problema.”

“¿Hay problemas?” Ese último se sobresaltó, pero se sentó después en un silla de la mesa redonda, y abrió las cartas: “¿Son malas noticias?”

“Sí,” tomó una respiración profunda, “Es tan malo, que no puede ser peor.”

Tayfun perdió su sonrisa y empezó a leer cuidadosamente la primera carta, “¿…la propagación de la peste demoníaca fue detenida y el paradero de faceless es desconocido? Espera un momento, ¿qué es la peste demoníaca?”

“Es el resultado de la última investigación del Área Secreta de la iglesia, no necesitas conocer todos los detalles, sólo tienes que saber que puede ser considerada como una enfermedad infecciosa que actúa rápido.” dijo Mayne. De hecho, según lo que el Gran Maestro Ojo de Cuervo le mencionó, era una especie de bestia micro-demoníaca, que después de un cuidado especial mutaría para atacar directamente al cuerpo humano, y el Santo Elixir era el único capaz de contener la enfermedad, pues también se trataba de bestias demoníacas, con un cuerpo aún más pequeño. “La causa de la enfermedad no puede ser apreciada directamente por los ojos de un humano, por lo que no puede ser sanada por métodos convencionales. Por lo tanto, solo puede haber un tipo de persona que pudo detener la peste demoníaca.”

“¿Una bruja?” Tayfun rápidamente pensó en su respuesta.

“Además pienso, que debe ser más de una.”

Después de leer la carta, el viejo obispo golpeó con su puño la mesa, “Este idiota, ¿en qué estaba pensando? Ni siquiera mencionar que él quería dejar que las ratas rodearan y aniquilaran a los mercenarios, pero incluso se atrevió a enviar a Faceless? Al final, ¿no es consciente de la importante que es para nosotros una Bruja Pura?”

“Su plan no estaba mal,” Mayne frunció el ceño, “Si los números en la carta no son una mentira, entonces mil ratas deberían haber sido suficientes para aniquilar a los cien mercenarios. Sin embargo, el otro lado parece tener poderosas ballestas de largo alcance, que pueden ser disparadas continuamente. En cuanto a este asunto, recuerdo que el Sacerdote Taylor quien se encontraba en la Fortaleza Longsong también mencionó que esas armas fueron la razón por la que el Duque Ryan perdió su batalla contra un grupo de mineros, la ballesta del otro lado es simplemente demasiado poderosa. Un escudo sería capaz de reducir significativamente la potencia de un perno de ballesta, pero las ratas no tienen tal equipo.”

“Por supuesto que era correcto enviar esas pestes, ¡pero no debió haber enviado fácilmente a Faceless!” Tayfun respondió enfurecido: “Me temo que después de que Heather regrese, estallara en una rabia terrible, ser capaz de criar a una Bruja pura, y con una capacidad tan rara…. el entrenamiento por sí solo ya consume mucha energía. Desde una cierta actitud, son aún más valiosas que el Ejército de Castigo de Dios.”

“Pero si se trata de una bruja o el Ejército de Castigo de Dios, al final, su objetivo final es aniquilar al enemigo y ganar la batalla.” Mayne dijo lentamente, “Perder a algunos de ambos lados, durante este proceso es inevitable.”

“¿No me digas que estás pensando en mantener al Sacerdote Ferry?”

“No te olvides de la ley de la Iglesia,” la voz de Mayne se hundió, “Sólo mirando el resultado es la forma en que la aristocracia ama a manejar tal asunto. Aunque eso era claramente un fracaso del Sacerdote Ferry, su motivo y plan no tenía muchos problemas, era sólo que el enemigo era mucho más fuerte de lo esperado. “Por supuesto, él será castigado, pero el castigo específico que recibirá será considerado cuidadosamente más adelante.”

“Pero Heather no lo verá así,” dijo Tayfun, luego sacudió su cabeza y abrió la segunda carta. “No olvides que ella es responsable de las reglas de la Iglesia.”

“Le informaré de ello personalmente.”

No mucho después, el viejo obispo regreso sus sentidos a la carta en sus manos, sin atreverse a creer sus palabras: “Las tropas de la milicia de Timothy han cometido un ataque furtivo en la Iglesia de la Fortaleza Longsong, ¿e incluso mataron limpiamente a todos nuestros sacerdotes? ¡Debe haberse vuelto loco!”

En realidad, el contenido de la segunda carta era proveniente de dos fuentes, una era el informe de la persona a cargo de la Fortaleza, Petrov y otra era la información que enviada por uno de los creyentes locales. En general, era cierto que una fuerza militar desconocida de la Región Occidental atacó a la Fortaleza y saqueó la iglesia. No sólo usaron las Píldoras Berserk en sí mismos, sino que también tenían como objetivo principal las drogas que se almacenaron dentro de la iglesia… Por lo tanto, era un poco incierto de que parte habían llegado las tropas. No sólo podían ser enviados del nuevo rey Timothy, sino que también podían haber sido enviados por la reina de Clearwater García. Pero después de comparar ambas partes, les quedo claro que la primera posibilidad era mucho más probable.

En cuanto al mensaje de Petrov, Mayne sintió que era un poco extraño. Según el informe enviado por él, después de quemar la iglesia y retirarse de la fortaleza, desaparecieron inmediatamente sin dejar rastro, pero ¿no deberían haber sido interceptados por el grupo de enviados? En este momento la delegación ya debería haber llegado a la Ciudad Fronteriza, por lo que es imposible que los dos grupos no se hayan reunido todavía.

Al mirar que Mayne no menciono una palabra, Tayfun pronto también se dio cuenta de ese punto y de inmediato tomó la primera carta para leerla de nuevo. Pronto las arrugas de su frente empezaron a formar profundas zanjas: “¿Es posible que después de deshacerse de los enviados, Roland Wimbledon empujara toda la culpa a su hermano mayor, Timothy?”

“También podríamos especular eso.” Dijo el arzobispo después de un momento de silencio. “Roland tiene la intención de obtener al grupo de población por un bajo costo, entonces asignó a brujas para tratar la peste demoníaca y envió a todos los refugiados de vuelta a su territorio occidental. Así, que para evitar que los emisarios se dieran cuenta de que él salvaguarda brujas, envió a sus caballeros a allanar el campamento de los emisarios, sin siquiera darles la oportunidad de enviar una paloma y pusieron toda la culpa en los atacantes de la fortaleza. Después de todo, el duque interino depende del apoyo de Roland Wimbledon, por lo que proporcionarle ayuda para enviar información falsificada como algo genuino es también algo que debería ser cierto. Por supuesto… todo eso es meramente nuestra propia especulación, pero la desaparición del grupo de emisarios es realmente demasiado sospechosa, y en la actualidad no tenemos las fuerzas necesarias para enviar a otro grupo de emisarios.”

“Si fuera de esa manera, tendríamos que enviar guerreros para castigar su arrogancia de inmediato” dijo Tayfun fríamente. “Incluso si el suceso de la desaparición de los emisarios no tiene nada que ver con él, ser capaz de resguardar a las brujas dentro de Territorio occidental ya merece un castigo.”

Mayne no dijo una respuesta, solo se limitó a señalar la tercera carta, “Debemos posponer nuestra discusión hasta que hayas leído la tercera carta.”

Lanzando una mirada interrogante hacia Mayne, Tayfun abrió la carta. Pronto, sus manos comenzaron a temblar, hasta que finalmente fue casi incapaz de sostener el delgado papel, “¿Cómo puede haber tantas brujas dentro de los Fiordos, y lo que es más, han destruido todas las iglesias allí? Entonces esta carta es…”

“Se envió desde la Bahía del Dragón del Mar, el cual fue el último bastión de nuestra Iglesia en caer.” Mayne cerró los ojos y se reclino en su silla, su tez de repente se lleno de fatiga. “Sólo hay una posibilidad si un gran grupo de brujas emergió sin previo aviso en los Fiordos, debieron haber inmigrado desde el continente en el pasado.” Además, la carta incluso menciona la aparición de una extraordinaria, pero dentro de la ley y los decretos de la Iglesia, está claramente escrito que una vez que cualquier rastro de actividad de una bruja extraordinaria se encuentre, tiene la precedencia para enviar el Ejército de castigo de Dios para apoderarse de ella. Sin embargo, las islas de los Fiordos están simplemente demasiado lejos y, además, la actual batalla con el Reino Wolfsheart está en un momento dificil, lo que nos hace imposible poder tomar en cuenta el asunto del otro lado de la orilla.

“¿Tenemos o no que pedirle instrucciones al Papa?” Preguntó Tayfun.

“…” Mayne sacudió ligeramente su cabeza, forzando la sensación de ir y venir de impotencia dentro de su corazón. Tal vez esa era una prueba de la Iglesia dada por Dios, sólo después de cortar su camino a través de los cardos y espinas serían capaces de ver las verdaderas intenciones de Dios. Abriendo sus ojos, finalmente recuperó su antiguo estado sereno: “Los asuntos de la Santa Iglesia de Hermes serán manejados por ti y por Heather.”

“¿No me digas que quieres ir a los Fiordos?” El viejo obispo lo miró con los ojos muy abiertos.

“Llevaré a cien soldados del Ejército del Castigo de Dios junto con algunas de las brujas puras, para limpiar completamente el Territorio Occidental del Reino de Graycastle, después aprovecharé la oportunidad para tratar con las brujas de los Fiordos.”

“Pero la ley dice…”

Mayne inmediatamente lo interrumpió: “Esto es sólo el procedimiento después de haber encontrado una extraordinaria dentro de los límites de los Cuatro Reinos, pero ahora está separada de nosotros por el mar y, además, tampoco tiene nada que ver con nuestros planes. No olvidemos que al final, sólo estamos haciendo esto para obtener más tierra y una población más grande, de modo que podamos continuar expandiendo el tamaño del Ejército de Castigo de Dios. Y por ahora, queda claro que el Cuarto Príncipe es un obstáculo en el camino para lograr nuestros objetivos.”

“Pero…” En el momento en que Tayfun intentó interrumpir, se oyeron fuertes pasos desde el exterior del cuarto, sorprendiendo a ambos hombres, que coincidentemente se giraron hacia la puerta.

Sólo para ver como la puerta se abría con un fuerte golpe y un magistrado entró apresuradamente en la habitación de un modo desordenado: “¡Malas noticias, Excelencias, malas noticias!”

“Habla un poco más tranquilo,” Mayne gritó, “Reporta lentamente lo que tienes que decir.”

“Su Excelencia Heather ha enviado una carta de emergencia, una gran flota ha arribado en la costa del Reino Invierno Eterno, y ahora una gran fuerza de enemigos está cercando la Capital del Reino, la situación es inminentemente peligrosa. Los barcos de navegación marítima se encuentran navegando uniformemente bajo velas negras, y una bandera azul en un velero junto con una corona que está volando en el mástil.” El magistrado parecía estar extremadamente ansioso, “Las noticias entregadas indican que dos puertas de la ciudad ya han caído en manos del enemigo y Su Excelencia Heather está haciendo todo lo posible para resistir con la ayuda de los seguidores. Sin embargo, además del gran número del enemigo, ¡también están usando las pastillas Berserker!”

Durante un largo momento, Mayne no pudo creer lo que escucho. Velas negras, un velero con una corona…

¡El enemigo era en realidad era la Flota Vela Negra de la Reina de Clearwater, Garcia!

Pagina Anterior
Pagina Siguiente