RW 226 – Funcionamiento de la Ciudad Interior

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

“¿Te las arreglaste para apoderarte del Santo Elixir?” preguntó Black Hammer de repente de nuevo en pleno espíritu.

“¿Santo Elixir?” Theo retrajo su sonrisa y se burló en su lugar, “No hay necesidad de tomar la droga de la Iglesia, hay otras medicinas que también pueden ser usadas para curar a los pacientes de la peste demoníaca.” Diciendo eso, sacó dos pequeñas bolsas de su cintura y las coloco en la mesa, “Culpar a las brujas es sólo el truco usualmente utilizado para obtener algunos beneficios, después de todo, una persona muerta no puede responder de nuevo”.

Black Hammer perplejo tomo una de las bolsas y la colocó cerca de su oreja para sacudirla, sólo entonces desató la cuerda y olfateó lo que había dentro: “¿No huele?”.

“Solo llévalos a Silver Ring y Pots, después sabrás que esta es la verdadera medicina” dijo Theo. “Deberían estar en algún lugar de la taberna”.

“Desde que descubrimos su infección, los escondí en el sótano, y no los dejé salir. Hoy en día cuando la gente ve a alguien con manchas negras, es muy probable que cambien su camino para atacar a los enfermos, y debido a eso, la guarida de los dedos esqueléticos no abrió la puerta para dejarlos entrar.” Black Hammer tomo posesión de segunda bolsa y dijo: “Señor, voy a ir ahora y darle una oportunidad”.

Cuando se levantó y se marchó, Hill siguió mirando a la mesa, sin decir una palabra, lo que provocó que Theo sacudiera su cabeza en secreto.

Una persona ordinaria que vive bajo la amenaza constante de la peste demoníaca no es capaz de mantenerse tranquilo cuando se entera de que puede obtener la medicina para curar la enfermedad. Incluso si usted no quiere parecer demasiado emocionado, por lo menos mire y pregunte algunas cuantas cosas. Con su actuación, Hill ha demostrado que no tiene la calificación para convertirse en un espía.

“¿Puede esta medicina realmente curar la peste demoníaca?” gritó Little Finger de repente. “Señor, ¿de dónde sacaste eso?”.

Incluso la niña es mejor que él, Theo pensó mientras tomaba un sorbo de su vino, “Sin duda, después de todo, me lo dio mi Señor en el Palacio Real, aparte de él, ¿quién más se atrevería a ir contra la Iglesia?”.

En poco tiempo, Black Hammer regresó y trajo consigo a Silver Ring y Pots, “¡Oh, Dios mío, esa medicina es increíble! Apenas algunos momentos después de que la bebieron, las manchas negras en sus cuerpos comenzaron a desaparecer”.

Al ver a Theo, ambos hombres se pusieron de rodillas de inmediato, aunque sus heridas aún se encontraban sangrando, y al unísono dijeron: “Señor, muchas gracias por su medicina, ¡nos has salvado la vida!”.

“Primero vayan y venden sus heridas,” Theo señalo sus heridas. Aunque el agua purificada era capaz de curar la enfermedad, no era capaz de curar sus heridas. Tales lesiones serias tendrían que recuperarse como cualquier otra lesión, y necesitarían por lo menos de una semana, “en lugar de agradecerme, deberías agradecer a mi empleador. Si puedes cumplir esta misión actual, incluso es posible que puedan deshacerse de su identidad actual como ratas callejeras”.

“Su Ma… no, quiero decir, ¿su empleador realmente quiere que vendamos este medicamento?” Preguntó Black Hammer emocionado. Al parecer, él ya se había dado cuenta de cuánto dinero podría ganar vendiendo esas pociones.

“Está bien; la Iglesia está usando actualmente la medicina para engañar a la gente, lo que ha hecho que mi empleador se ponga furioso en contra de ellos. Si él permite que este grupo de los llamados adivinos que carecen de escrúpulos siga adelante, me temo que toda la Ciudad del Rey se convertirá pronto en una catedral, en lugar del territorio Wimbledon.” Theo bajó la voz. “Por lo tanto, esta medicina absolutamente no se puede vender a un precio tan costoso, para que no sea inasequible para la mayoría de la gente.” Tomó otras dos bolsas de cuero de su Cintura y los arrojó sobre la mesa, “Este tipo de bolsas, se venderán como máximo a diez royals de plata”.

“¿D-diez royals de plata?” Exclamó Black Hammer, con sus ojos abiertos.

“Sí, seis royals le pertenecen a mi empleador, el resto les pertenecerá”, extendió su palma, “Y esta medicina debería ser suficiente para usar en unas 5000-6000 personas. Por lo tanto, puede obtener al menos varios cientos de royals, incluso después de dividirlo, no es todavía una pequeña cantidad. Debe ser suficiente para que pasen el resto de su vida con comodidad.

Las otras personas parecían como si quisieran hablar pero no pudieron encontrar las palabras. Todo el tiempo miraron fijamente el agua detrás de la mesa, pensando aparentemente en cómo obtener ventajas aún mayores.

Dentro de su corazón, Theo sabía claramente lo que estaba pasando por las mentes de esas ratas callejeras.

La poción en sí no tenía ningún coste de procesamiento, incluso si la regalaran, no tendrían ningún problema. Sin embargo, sin un beneficio que compartir, sólo podía confiar en sí mismo, lo que reduciría sustancialmente la eficiencia y también sería mucho más llamativo. Por lo tanto, al dejar que las ratas sean las que vendan la medicina, podrían reducir el riesgo. Por lo que diez royals de plata era un precio que la mayoría de los ciudadanos urbanos serían capaces de pagar. Por supuesto, para ser sincero, no podía confiar en que lo venderían tan barato, ya sea que robaran una parte de él para vender en el centro de la ciudad, o lo transfirieran al mercado negro, siempre obtendrían enormes ganancias.

En última instancia, la cantidad de poción vendida al ciudadano por un precio bajo quizás sería menos de la mitad de ella, pero ese no el punto principal de las preocupaciones de Theo. Su tarea era socavar lo más posible la conspiración de la Iglesia para que todos pudieran entender que el Santo Elixir no era el único antídoto capaz de disipar a los espíritus malignos ni era tan raro o caro. El resultado sería que la propaganda de la Iglesia se convertiría en publicidad cuestionada, especialmente para aquellos creyentes que fueron a tal grado para comprar una medicina tan costosa, y comenzarían a cuestionarse si el portavoz de Dios los había engañado o no.

“Sé exactamente lo que estás pensando”, Theo abrió la boca y comenzó a hablar, “Quieres ocultar algo de la medicina y secretamente venderla a un precio más alto simplemente vendiéndosela a los nobles superiores, puedo actuar como si no lo hubiera visto… pero no lo olvidaré”, su tono se enfrió,” mi empleador realmente no es una persona bondadosa, si no quieres ahogarte en un foso, sera lo mejor mostrar un poco de moderación, después de todo, sólo vivo uno puede sentir los placeres de la vida”.

“Pero, ¿qué debemos hacer si alguien revende el medicamento?”, Preguntó Silver Ring.

“Eso es muy fácil de resolver; Todo el mundo sólo puede comprar una sola bolsa y tiene que beberla en el lugar.” Después de terminar de dar su consejo, miró a Black Hammer y preguntó:” ¿Qué te parece, estás interesado en este negocio?”.

“Pero la taberna Trompetista Oculto puede no ser capaz de manejar tanta medicina, creo …”.

Theo lo interrumpió de inmediato. “Es su negocio para organizar a la gente que va a vender la medicina y es también su decisión donde la van a vender. Sólo soy el sustituto que mi empleador ha enviado para mantenerlos vigilados”.

Black Hammer rechinó los dientes, miró a sus cuatro subordinados y, al ver que ninguno de ellos puso alguna objeción, puso su puño sobre la mesa y proclamó: “¡Este negocio, lo tomaré!”.

“Bueno,” Theo asintió con la cabeza, “al atardecer de pasado mañana, un carro que trae el medicamento llegará a la entrada de la taberna, así que tienen tiempo hasta entonces para organizar como van hacer su trabajo, así como también el difundir las noticias sobre la liberación del medicamento. Haz un buen trabajo; mi empleador no quiere ver ningún fracaso”.

El día después de mañana será el último día de estancia del Primer Ejército. Una vez que se vayan de la ciudad, no importa en qué se convierta la ciudad, no causará una amenaza para Su Alteza Real, pensó Theo.

Después de salir de la taberna, no pasó mucho tiempo hasta que Hill lo alcanzó.

“¿No te encontrarás con mis compañeros? Todos están ansiosos por vengarse de Timothy”.

“Por el momento estoy confiando en ti porque has superado la prueba”, Theo sacudió la cabeza y continuó. “Si no te hubieran atrapado hoy, ¿cuáles habrían sido tus próximos pasos?”.

“Hubiese regresado y les contaría a todo el mundo las noticias, y escucharía sus opiniones al respecto. No sé si hubiese seguido vigilando un rato o hubiese ido de inmediato con Su Alteza Roland” respondió Fawkes.

“¿Oh?” El interés de Theo se despertó, así que él preguntó, “¿Cuál es tu opinión al respecto?”.

Por un momento, Hill vaciló y luego dijo lo que tenia en mente: “No creo que Su Alteza Real sea la mismo que la mayoría de los demás nobles. Muy pocos de ellos se tomarían la molestia para salvar a los fugitivos, y … él también trata a las brujas de igualmente favorable como todos los demás. Suponiendo que Timothy fuera lo mismo que él, sería improbable que mi esposa hubiera…” se quedó en silencio por un tiempo, así que preferiría servir directamente a Su Alteza.

“Si ese es el caso, tienes que volver y no decir nada. Y actuaras como si nunca hubieras estado en el muelle”.

“¿Por qué …?” Hill alzó la cabeza con asombro.

“Un espía destacado debe tener el hábito de ocultar sus secretos dentro de su corazón, en lugar de compartir todo con los demás, especialmente en un momento tan crítico como este.” Theo declaró una razón tras otra, “Si quieres trabajar para Su Alteza, todavía hay muchas cosas que necesitarás aprender”.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente