RW 217 – La causa de la enfermedad

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

Roland y las brujas habían terminado, pero justo cuando decidió regresar a su habitación y tomar una siesta por la tarde, Carter irrumpió en el comedor.

“¡Su Alteza Real, los barcos que transportan a los refugiados de la Región Oriental de la Ciudad del Rey llegaron al muelle!”.

“¿Tan rápido?” Parece que la eficiencia del trabajo de Theo es bastante alta, pensó Roland, satisfecho, como un hombre que tiene relaciones con el lado blanco y negro de la sociedad, su tiempo sirviendo en la patrulla no fue un desperdicio. Sin embargo, cuando miró a su sudoroso Comandante de los Caballeros con sus cejas fruncidas, Roland inmediatamente sintió que algo se encontraba mal.

“¿Que pasó?”.

“Las personas a bordo han atrapado una enfermedad extraña”, Carter describió las características del paciente rápidamente. “¡Al principio, sólo unos pocos individuos, pero ahora la enfermedad se ha extendido por dos o tres barcos, incluso los soldados del primer ejército han sido infectados!”.

¿Una enfermedad que causa manchas negras en todo el cuerpo, que también se propaga en contacto? Esto suena muy similar a una plaga, similar a la famosa Muerte Negra. Sin embargo, el bacilo de la peste bubónica no cambió el color de la sangre infectada, por no mencionar que su piel sufriera de erupciones.

Roland arrugó la frente.

Su primer pensamiento fue Lily, pero no habían comprendido completamente el alcance de su nueva capacidad todavía y hacerla manejar una enfermedad infecciosa de la que nunca se había oído hablar antes sería muy peligrosa. Si no fuera capaz de curarlos, sería muy probable que también se infectara. Así que tuvo que tomar una decisión con mucho cuidado, pero según la descripción de Carter, parecía que esta gente no podría aguantar por mucho más tiempo.

En cualquier caso, por lo menos tengo que primero bloquear el área.

Pensando hasta aquí, Roland ordenó a Carter: “Ve y envía al Primer Ejército; deben establecer un área restringida fuera del muelle, y prohibir cualquiera entrar o salir de ella. Además, dígales: Que la Señorita Nana y yo también estamos en camino”.

“¡Sí!”.

“¿Va a ser muy difícil?” Preguntó Nightingale.

“Eso aún no está claro, todo depende de la habilidad de Lily,” dijo. “Llama a todas las miembros de la Asociación de Brujas, hoy no habrá bocadillos de la tarde”.

Durante todo el viaje hasta el muelle, Roland pensó en cómo verificar la efectividad de la habilidad de Lily, manteniéndola aislada de los pacientes.

Afortunadamente, su habilidad para proteger la frescura pertenecía a la categoría de convocación, con un rango de cinco metros como el de muchas otras brujas, le permitió usar y controlar eficientemente su habilidad a distancia sin necesidad de tocar el blanco.

Así trajo consigo dos carpinteros, y con la ayuda de Anna construyeron rápidamente una caja rectangular. La habitación se encontró dividida por el centro, y era posible ver el lado opuesto a través de una ventana incrustada dentro de la barrera. En la mitad inferior de la pared se cortaron dos agujeros simétricos, sobre los cuales Soraya pintó una cortina flexible, de modo que cuando Lily extendiera sus manos a través del agujero, el recubrimiento se envolviera firmemente alrededor de sus manos. Además, la cortina de color cielo también cortaría la circulación de aire entre las dos habitaciones. Con eso, siempre y cuando más tarde se lavara las manos con alcohol, toda posibilidad de ser infectado tendría que ser eliminada.

A pesar de todo lo sucedido, seguían siendo los 100 soldados del Primer Ejército quienes mantuvieron el orden encima de los barcos. Siendo todavía capaces de mantener la disciplina no era debido a su fuerte fuerza de voluntad, sino porque la mayoría de ellos creían que la angelical Señorita Nana sin duda les permitiría recuperarse como siempre lo había hecho.

Tan pronto como se preparó la caja, se seleccionó a uno de los soldados que habían mostrado las manchas negras y que todavía podía caminar.

De acuerdo con las instrucciones, entró en la habitación y se quedó quieto, Lily extendió las manos a través de la barrera y aprovechó plenamente su capacidad. Al mismo tiempo, Roland se paró a su lado y observó la situación del soldado a través de la ventana.

El poder mágico tomó efecto silenciosamente, y cuando la niña asintió, dando a Roland la señal de que había terminado, abrió la boca y preguntó: “¿Cómo te sientes ahora?”.

“¿Alteza?” Cuando el soldado escuchó la voz de Roland, él alzó la mano emocionadamente para saludar, luego se congeló en el lugar, “oye, siento que mi fuerza ha sido restaurada. ¡Oh Dios mío! ¡Su Alteza, ya me siento mucho mejor ahora!”.

Roland también vio que las manchas oscuras en la mano del soldado se estaban desvaneciendo rápidamente; Esto definitivamente no es un síntoma de plaga. Si lo recuerdo correctamente, las manchas negras del soldado deben provenir de una sepsis complicada y un alto grado de cianosis. Incluso después de matar el bacilo de la peste bubónica, estas manchas debieron haber tomado mucho tiempo antes de que se desvanecieran. Después de todo, Lily no posee la habilidad de sanar.

Sin embargo, su nueva habilidad tuvo un efecto en la infección desconocida, lo que hizo que Roland se sintiera un poco aliviado.

“Una vez que se haya recuperado completamente, vaya y llame a los otros soldados para que entren. Deje entrar a las diez personas siguientes, si muestran síntomas o no, todos tienen que venir aquí para recibir tratamiento.”

“¡Sí! Su Alteza.” Gritó el soldado, se detuvo un momento y volvió a saludar. “Gracias, Señorita Nana”.

“No fue la señorita Nana, esta vez la que te salvó la vida, fue la señorita Lily.” Roland le corrigió riendo. “Sólo en el caso de que la enfermedad ya este en el punto donde la piel ya se ha destruido, se necesitara de la Señorita Nana para curarse”.

“Sí… bueno,” él tocó su cabeza. “Gracias, señorita Lily”.

En el momento en que el soldado se fue, Lily miró al príncipe, “No me importa que pensara que fue Nana, no es necesario que me lo agradezcan”.

Bueno, si ese es el caso, ¿por qué de repente estas parada tan recta? Cuando Roland la miró y vio que ella balanceaba sus dos colas de caballo, no pudo evitar palmear su cabeza, a lo que el otro lado inesperadamente no mostró ninguna señal de protesta, pero provocó un zumbido.

Puesto que esto no es una plaga, al final, ¿cuál es la causa de esta enfermedad? En cuanto salió de la caja, Nightingale apareció a su lado y se inclinó. “Su Alteza Real, acabo de ver un extraño fenómeno, la sangre que brota de sus heridas… contiene signos de magia”.

“¿Qué?” Roland se detuvo sorprendido.

“Dentro de la niebla, parece que estoy mirando a las estrellas en la noche,” Nightingale explicó, “Hasta ahora, nunca he visto un resplandor mágico tan pequeño”.

Esto es inesperado. Pero mientras algo implique magia tiene que ser seguido de cerca, no por las brujas, sino porque significa que la Iglesia podría estar involucrada. Ahora, estoy al menos seguro de una cosa; esta enfermedad no fue causada por una bacteria o virus natural.

Después de pensar por un momento, el príncipe continuó: “Puesto que es así, tengo que conseguir unas gotas de sangre para observar”.

“No, ¡Puedes infectarte!” Dijo Nightingale, nerviosa.

“Quédate tranquila.” sonrió Roland. “La nueva habilidad de Lily ha detenido completamente la enfermedad”.

Las muestras de sangre fueron tomadas de un paciente con coma, después cubrió el lente de cristal con la sangre y la colocó en el piso, ajustando después la distancia. Cuando la escena a través de la lente poco a poco se hizo evidente, pensó en caso de que los síntomas fueran causados ​​por algo con sólo el tamaño de una bacteria, el entonces no podría ver nada. Pero cuando el objeto se enfocó, Roland apenas podía creer en sus ojos.

Dentro de la estrecha línea de visión, vio una serie de insectos gordos con tentáculos que se movían lentamente a través de la sangre, de vez en cuando, estaban rociando hacia fuera algún tipo de moco de su parte trasera, que se asemejaba a pelos finos. Su tamaño era casi de la misma dimensión que las algas unicelulares, pero al igual que los cuerpos madres de Lily, su cuerpo no era transparente, lo que hacía difícil distinguir si pertenecía a un organismo unicelular o no.

Afortunadamente, el resplandor mágico de los insectos no afectó la capacidad de la niña, dejando que su cuerpo madre jugara su papel. Cuando una copia se mezcló dentro de una muestra de sangre, incluso daría prioridad a atacar a esos insectos extraños, y convertirlos en uno de su propio tipo.

Cuando todos los soldados del primer ejército fueron sanados, para evitar cualquier accidente, Roland ordenó que todos los fugitivos al entrar en la caja llevaran una capucha y los soldados los guiaran para ayudarlos a entrar. Al mismo tiempo, también se creó otra caja, que estaba principalmente allí para Nana, quien trataría a los pacientes gravemente enfermos con las heridas abiertas.

El tratamiento continuó desde el mediodía hasta la noche, y cuando las más de quinientas personas de las diez naves se recuperaron por completo, la multitud estalló en aclamaciones. Mucha gente se arrodilló en el suelo, gritando una ola de “Larga Vida a Su Alteza” después de la siguiente oleada. Fue incapaz de calmarse durante mucho tiempo.

“¿No pareces ser feliz?” Nightingale le guiñó un ojo.

“El que curó la enfermedad no fui yo, sino Lily y Nana, que son brujas,” Roland negó con la cabeza. “Deberían ser ellas a quienes ellos animen”.

Dicho esto, él, por supuesto, sabía que no sería prudente decirles a aquellas personas que no han aceptado completamente a las brujas. Así que simplemente suspiró suavemente y esperó que algún día las brujas también pudieran subir al escenario.

Parecía que Nightingale podía entender la idea dentro del corazón de Roland, por lo que generosamente le dio palmaditas en el hombro y le dijo: “Es poco probable que a nadie le importe, ya has hecho lo suficiente. Además, el día llegará tarde o temprano, ¿No?” Hizo una pausa por un momento. “Bueno, hay una buena noticia que olvidé decirte”.

“¿Cuál?”.

“Pronto podría haber otro miembro añadido a la Unión de las Brujas.” Reveló Nightingale con una sonrisa.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente