RW 209 – Mercado de Conveniencia

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

“¡Alto, detente!”

Al oír el grito de May, Irene detuvo su tajada en  dirección hacia abajo, “No tienes porque parecer tan feroz, a pesar de que sea un desgraciado más allá de la redención, sigue desempeñando el papel de tu padre adoptivo. Por lo tanto, tienes que mostrar algunas dudas, así como una determinación también, y al final tendrás que mostrar una expresión de alivio y paz. Vamos, tendremos que a hacerlo una vez más.”

“¡Sí!” Respondió Irene seriamente.

Desde la primera actuación en la plaza de la ciudad, ya había pasado medio mes; no sabía, porque ella todavía no se había ido, y en su lugar incluso participó en el segundo drama. El elenco se encontraba ensayando su tercer espectáculo, “El diario de una bruja”. Simplemente mirando el guión de la obra, este drama escénico se encontraba destinado a ser algo incomparable. Incluso al leerlo por segunda vez, la historia seguía siendo tan maravillosa y cautivadora. Era una historia completamente diferente y abandonó por completo el romance entre un príncipe y su princesa, teniendo así un complot sobre las intrigas de la corte, al mismo tiempo se encontró llenó de elogios por el coraje, la amistad y la fe de las personas comunes y las brujas… A pesar de que ella solo leyó el guión, no pudo evitarlo; quería ayudar en la historia.

Esta obra era también la razón por la que May reclamo quedarse en la ciudad por el momento.

Pero la verdadera razón, incluso ella no lo sabía.

Irene agarró la daga y fuertemente apuñaló con ella hacia abajo, Sam quien estaba desempeñando el papel de padre adoptivo lanzó un miserable grito, “En realidad…” Entonces su cabeza cayó al lado en un ángulo torcido, fingiendo estar jadeando por el aire.

Es un poco exagerado, May sacudió la cabeza, “La parte que te apuñalaron es tu pecho, ¿Cómo puedes tener tiempo para gritar y levantar las mano para atrapar a Irene?; tendrías que estar débil. ¡Esa es la forma común de una muerte, así que no me digas que nunca has oído nada de eso en clases de actuación!”

Las mejillas de Sam se ruborizaron.

“Otra vez.” Dijo May sin expresión.

Aunque el rendimiento de Irene era algo diferente de lo que May había esperado, siempre y cuando mencionara algunos problemas en su actuación una vez, Irene pronto los corregiría. Ya fuera su actitud profesional hacia el teatro o su talento para la actuación, ambos podían ser considerados como de primera categoría; parece que el título de la «flor del teatro» no era enteramente en adulación mutuas de actores en el nivel más bajo.

“Esta vez es excelente, con esta práctica, terminamos.” Cuando el contenido de la escena finalmente se expresó sin problemas y claramente, May palmeó las manos, “Ferlin Eltek debería estar terminando su clases, ¿Verdad? Deberías ir a casa y preparar la cena, después de todo, el agua…”

“Sera agua del grifo.” Dijo Irene con una sonrisa.

“Eh, no él agua del grifo se irá antes del atardecer, así que si comes demasiado tarde, ya no habrá agua para tomar un baño.” Dijo tosiendo dos veces.

“Señorita May, ¿No es el punto principal por el cual terminamos el ensayo es porque el Señor Caballero quiere reunirse con usted?” Rosia se cubrió la boca para esconder su risa, “Actualmente todavía falta por lo menos una hora hasta la noche.”

“Escuché que Sr Carter es el subordinado de confianza del príncipe, quien a menudo está dentro del castillo, y con frecuencia también acompaña al príncipe”, Tina también gritó: “Ah, ah… Pero como la estrella de la frontera occidental más deslumbrante, usted no se pierde, dondequiera que va atrae lo ojos de todas las personas.”

“Tú, eso es suficiente,” Irene les hizo señas con las manos para que se detuvieran. “La señorita May no ha aceptado a Sr Carter todavía.”

“…” May levantó su ceja, ¿Podría ser que yo no esté siendo dura en las actuaciones recientes? Al principio, esas dos personas ni siquiera se atrevían a respirar fuertemente delante de mí, pero ahora se atreven a hacerme bromas de manera inesperada. Parece que durante los próximos ensayo, necesitaré proporcionarles algo de amargura para que lo traguen. De lo contrario, si siguen así, realmente no coincidirán con mi actuación en el escenario, “Me marcharé primero.”

“¡Muchas gracias por sus enseñanzas!” Irene y el resto del grupo bajaron sus cabezas en saludo.

Originalmente, sólo un instructor de teatro era elegible para disfrutar de una cortesía, pero a May no le importaba. Ella sólo asintió en respuesta y luego salió del escenario de ensayo, sintiendo repentinamente el aire caliente hirviendo que la rodeaba.

Después de sentarse en árbol del centro comunitario, se sentó en su sombra y esperó. No tardó mucho, antes de que un hombre caminara rápidamente hacia ella.

Era Carter Lannis, el caballero principal del señor de la Ciudad Fronteriza.

“Espero que no hayas esperado mucho tiempo.” Dijo Carter, tocándose la nuca.

“No espere mucho tiempo,” May sonrió débilmente y dijo “Vamos.”

La primera vez, cuando me invitó a salir, y lo rechacé, no sólo no se dio por vencido, sino que me hizo varias visitas, lo cual resulto se completamente inconsistente con su arrogancia e indiferencia que él muestra. Al final, me confundió tanto que me hizo quedar.

Lo que pensaba la otra persona, May lo sabía muy claramente en su corazón, pero la idea de asentarse en esa tierra extraña la confundía y asustaba al mismo tiempo.

Incluso cuando llegó por primera vez a Ciudad Fronteriza para ver a Morning Light, nunca tuvo la intención de asentarse con él en la ciudad durante mucho tiempo.

En la fortaleza, era la luna que rodeaban todas las estrellas del drama, pero aquí no existía diferencia entre ella y los demás miembros del reparto, al contrario, Irene, también era una profesora, y era aún más famosa de lo que ella era.

Siguiendo la amplia calle cubierta en la sombra, los dos caminaron hacia el mercado de conveniencia en el centro de la ciudad.

Esta ciudad, en una semana había cambiado completamente su apariencia. La semana pasada, el exterior del distrito todavía se encontraba vacío, pero hoy en día, es verde y exuberante. Mientras no llueva, estarán construyendo casi todos los días. Si no están reparando las carreteras, estarán construyendo esas casas, o como normalmente estarán construyendo ambas al mismo tiempo. Incluso en Ciudad del Rey, es difícil encontrar una escena tan animada como esta.

El mercado de conveniencia se encontraba situado en la parte norte de la plaza, la cual también estaba dividida en dos regiones, siendo separada en el medio por una línea de parasol. A la derecha se encontraba el área de artículos baratos, con un diseño similar al de otros mercados, con cobertizos de madera extendidos por todos lados, ofreciendo solamente un techo de madera. Se encontraron vendiendo algunas herramientas de hierro y productos agrícolas: las primeras eran cosas como herramientas agrícolas, martillos, taladros y clavos, mientras que la siguiente eran cosas como huevos, carne, uvas y otros alimentos que no podía nombrar. Se les ordenó en diferentes categorías a esas mercancías, poniéndose en frente de los puestos y en cada cabina tendrían una persona designada para cuidar de ella.

En el lado izquierdo se encontraba el área de boutique, sus costados se encontraban rodeados por las paredes del ladrillo, viéndose como una casa de una solo planta. Allí se vendían toda clase de mercancías, pero los precios eran mucho más altos así que menos gente que frecuentaba esa área. En su segundo día en la Ciudad Fronteriza, ella fue arrastrada por los alrededores por Irene una vez. Si el caballero no hubiera dicho que tenían una nueva venta de productos raros, preferiría ir al bar a beber dos tazas de vino helado.

Después de que su registro de identidad terminó, los dos entraron en la zona de boutique. Allí el modo de venta era muy extraño, el mercado entero tenía solamente una entrada, y todas las mercancías se encontraban colocadas en estantes donde un podía libremente elegirlas para ver. No aceptaron la negociación, y nadie trató de jactarse de los productos. En su lugar, los precios y las introducciones de los productos básicos, se encontraron escritos en un pergamino pegado a su lado, después de escoger sus artículos favoritos, tendrán que pagar en la puerta.

May notó que la primera fila de la izquierda tenía decenas de copas de colores, los cuales tenían el mismo patrón que la última vez, lo que demostró que en un mes esas copas no se habían vendido en absoluto. En el caso de que fueran hombres de negocios ordinarios, estarían haciendo una pérdida.

Entonces, ella preguntó, “¿Este mercado fue verdaderamente abierto por Su Alteza Real?”

“Sí.” Carter asintió. “Por eso se pueden ver algunas mercancías increíbles.” Mientras hablaba, se dirigió a la tercera fila de estantes. “Como esto.”

“Esta… ¿Es la nueva y rara mercancía de la que hablas?” May siguió al Caballero y se detuvo a su lado, sólo para ver cinco o seis cajas de color amarillo claro en la parte superior de la estantería, cada una tenía aproximadamente el tamaño de una palma, no pudo notar el uso que tenia eso.

“Esto, sin embargo, es algo que Su Alteza se creó por sí mismo, y ahora las brujas del castillo, tos, me refiero a las asistentes y guardias personales, lo están usando. Usándolo durante el baño, puedes quitar fácilmente la grasa difícil de limpiar. Después de lavarte con él, experimentará una nueva sensación de frescura. Además, le dará un cuerpo con una fragancia de rosas. Me atrevo a jurar, que al tomar una ducha; no hay nada más mágico que esto.” El Caballero juró solemnemente.

May apartó los ojos para mirar el pergamino, sólo para ver que en la parte superior de la etiqueta se encontraban dos palabras: Jabón Perfumado.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente