RW 198 – La Apertura Repentina

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

Tres días pasaron rápidamente, y la construcción de la línea de defensa finalmente terminó.

Roland se encontraba de pie en un escenario muy por detrás de la línea frontal, de la misma manera que lo hizo cuando repelieron a las bestias demoníacas durante los Meses de los Demonios. Hoy, una vez más era la persona dentro del campo de batalla que tendría que inspirar a todos los oficiales y soldados del Primer Ejército.

A causa de una tarea especial, Nightingale ya se encontraba moviéndose en el campo de batalla, llevando a Echo junto con ella. Debido a eso, era Anna quien se encontraba a su lado esta vez y asumió el deber de protegerlo en lugar Nightingale.

Roland mismo tenía una armadura revestida junto con dos revólveres sujetos en su cintura. Sin embargo, mientras la línea defensiva no se desmoronará totalmente, permitiendo que un enemigo se precipitara como un pez escapando de la red, sería terriblemente difícil para el enemigo representar una amenaza para él.

“¡Actualmente el enemigo está a unos diez kilómetros de aquí, Goo!” Le informó una paloma gigante que descendía del cielo y aterrizaba sobre su hombro.

“Bien hecho, sigue observándolos.” Roland sacó un trozo de carne de su bolsillo y lo puso en la boca de Maggie. Con solo dos o tres picotazos se tragó toda la cecina, y una vez más abrió sus alas despegando al cielo, volando hacia el este.

Con Lightning y Maggie turnándose para investigar, Roland tenía una idea clara de los movimientos del enemigo todo el tiempo, lo que le permitió configurar el campo de batalla con comodidad a su gusto, en tiempo real.

Al tratar con locos guerreros drogados, confrontarlos con una formación lineal no era seguro. Él especialmente estaba teniendo cuidado extra después del informe de Lightning donde dijo que varios cientos de ellos cargaban lanza corta. Si no se encontraba equivocado, era probable que las lanzas fueran usadas como armas preventivas.

Generalmente el rango de lanzamiento de armas no debe ser mayor que 50 metros, sin embargo, eso era solamente el caso de la gente común. Pero, hasta dónde podían arrojarlas después de tomar las píldoras, Roland no estaba seguro tampoco. Si pudieran alcanzar más de 100 metros, se convertirían en una amenaza para el equipo de armas de fuego. Debido a eso, optó por poner una serie de bunkers, y la aplicación de tácticas urbanas. Al construir una barricada, dejando que los cañones los detuvieran de acercarse y una barrera de artillería como apoyo, construyendo así una línea de defensa impenetrable.

Bajo la situación actual de tener una cantidad suficiente de cemento, era más fácil construir rápidamente algunos búnkers que construir un muralla como la de la ciudad. Además, los búnkeres eran sólo un edificio con una monocapa de ladrillos, lo que lo hacía algo frágil, pero para las milicias que no estaban utilizando el equipo de asedio pesado, debería ser una fortificación inquebrantable.

Se construyeron diez búnkeres formando un rombo en cada lado de la carretera, formando una zona de fuego cruzado. Cada bunker se estaciono con veinticuatro soldados, la mitad de los cuales eran veteranos y la otra mitad eran reclutas. Los veteranos experimentados eran responsables del tiroteo; mientras que los reclutas eran responsables de recargar la munición. Por último, Soraya también recubrió con “camuflaje óptico” los búnkers. De modo que mientras alguien mirara desde la distancia, los búnkers se entremezclarían con el ambiente circundante, haciendo difícil distinguir la diferencia entre ambos.

Detrás de la línea de frente estaba la unidad de artillería. Los veinte cañones estaban alineados y seguían la misma secuencia de disparo que la última vez, ajustando el ángulo de disparo y llenando la munición correspondiente según las señales de Lightning.

Al lado de las posiciones de la artillería también se encontraba una fuerza de emergencia, con cerca de 100 personas, equipadas con armas de pedernal, cuya única tarea era proteger la unidad de la artillería y al príncipe, Su Alteza Real que se encontraba detrás de ellos.

Mirando la línea de defensa y los soldados con su moral alta, así como sus espíritus temblando de emoción, dentro de su corazón, Roland se encontró profundamente conmovido. El ejército, al principio era demasiado débil y frágil, se construyó a partir de personas que sólo se matricularon en el ejército con el propósito de tener un huevo para comer; después de pasar por el bautismo de los Meses de los Demonios y la batalla contra la fortaleza, se encontraban ahora de lado a lado, orgullosos llevando sobre sus hombros por la responsabilidad de defender su hogar.

“Su Alteza, ahora mismo el enemigo está a sólo dos kilómetros de nosotros.” Dijo Lightning al regresar.

“Muy bien, la tarea de vigilancia será entregada a Maggie,” Roland asintió con la cabeza, luego se giró hacia su Comandante de los Caballero y le dijo: “Pase mi orden, a todos los miembros del Primer Ejército deben entrar en su posición de alerta y prepararse para dar la bienvenida ¡Al enemigo!”

“Si.” Carter obedeció.

*

Lehman lo lamento mientras su mano se hacía cada vez más difícil de mover.

Hace dos días sentía un dolor ardiente, pero ahora casi había perdido todas las sensaciones en su brazo. Ya no podía poner su armadura sobre su brazo azul verdoso hinchado. En el lugar donde el martillo de hierro impacto su brazo, había dejado una marca de color rojo negruzco, a primera vista parecía una capa algo transparente pero brillante que se extendía sobre su piel.

El hueso debe estar roto, pensó, si no lo trato pronto, este brazo no se podrá ser salvado. Los analgésicos que encontramos en la iglesia pueden aliviar el dolor, pero no pueden regenerar un hueso roto. Decidió esperar hasta el final de la batalla antes de volver inmediatamente a Ciudad del Rey, donde iría a buscar los mejores farmacéuticos y alquimistas de todo el reino de Graycastle. Ellos deben ser capaces de curar esta maldita lesión interna que tengo.

“Sr Lehman, su brazo… ¿Está realmente bien?” Levin preguntó preocupado.

“Pareces un poco aterrador,” fingió ser indiferente. “Vamos a posponerlo hasta después de que hayamos atacado la Ciudad Fronteriza, por ahora, la Ciudad todavía no está en nuestras manos, por lo que debemos mantener nuestra concentración máxima en esa tarea.”

“Espero que el dolor en su brazo no le haya causado algún daño en la cabeza, señor.” dijo Duane con desdén. “¿Cómo quiere atacar la ciudad?”

El tono con el que el otro caballero habló hizo que Lehman frunciera el ceño, pero ahora no era el momento de preocuparse por un asunto tan pequeño.

“Según las noticias que pudimos reunir de los nobles de la Familia Wolf y Elk, se basaban principalmente en un arma ofensiva de largo alcance para frenar a los Caballeros. Este tipo de arma podría atacar a los Caballeros antes de que su carga iniciara hacía ellos. Además, cuando se utilizan se acompañan de una llama y un fuerte ruido. En general, son similares a una enorme balista, que puede lanzar objetos a una velocidad mucho más rápida que una flecha de ballesta.”

“En otras palabras, a pesar su poder, no puede ser disparado continuamente, ¿Verdad?” Levin rápidamente capto el punto clave.

“Sí, cuanto más rápido podamos llegar a su defensa, menos ataques tendremos que enfrentar.” Lehman asintió con la cabeza “Además, el número de personas también es crucial. Por lo que sé, el Duque Ryan y su coalición de nobles, todos juntos, sólo tenían 200 Caballeros, y al final, sólo perdieron la oportunidad de pasar por un último paso. Sin embargo, tenemos más de 1500 personas, que, después de tomar las píldoras no son más lentos que un caballo en plena marcha, por lo que nuestro resultado será totalmente diferente que el último intento.”

“O todo eso nunca sucederá,” Duane pensó lo contrario “Tal vez Roland Wimbledon todavía esté sentado en su castillo, esperando la llegada del enviado. Así que, mientras entremos relajadamente en el castillo, podemos ir y cortarle la cabeza directamente.”

“No, a estas alturas ya nos ha notado.” Lehman negó categóricamente esa opción: “¿No te diste cuenta que en los últimos tres días no encontramos ninguna caravana? Que los mercaderes de la Fortaleza Longsong , después de ver a nuestra gran unidad eligieron quedarse o regresar a la fortaleza no es extraño, además no vimos ninguna caravana procedente de la Ciudad Fronteriza es inusual. La única explicación para esto es que el Príncipe debe haber sellado Ciudad Fronteriza.”

“¿Comprendes finalmente por qué su Majestad eligió a Sr Lehman como capitán en lugar de ti?” Preguntó Levin en un tono burlón.

“Bueno, parece que no tienes ningún problema con la cabeza.” Duane se encogió de hombros. “De esa manera es bastante bueno. En comparación con matar al príncipe por mí mismo, será más interesante matar a todos esos marginados que se atreven a rebelarse contra Su Majestad Timothy.”

“Señor Lehman, hemos descubierto soldados y caballos frente a la ciudad fronteriza” Informo el caballero investigador.

“Muy bien, vamos a echar un vistazo.” Lehman empujó su caballo hacia adelante. En ese punto el contorno del castillo se había vuelto débilmente visible y al final del camino podía ver algunas sombras ocupadas caminando. Sacando un espejo de observación, observó cuidadosamente el arreglo de la línea defensiva del enemigo: “Las cosas con las ruedas, según nuestra inteligencia deberían ser las armas de ataque de largo alcance, pero su número parece ser mucho mayor de lo que se informó.”

“¿Deberíamos hacer que todos se precipiten locamente contra ellos?” Preguntó Levin.

“Este camino es un poco estrecho, me temo que no podremos acomodar a toda la milicia” miró los bosques a la derecha de él “Debemos ramificar a algunas personas y dejarlas girar alrededor, a pesar de que será más lento, pero eso no importa. Mientras podamos iniciar un ataque desde el flanco, su línea defensiva no podrá durar mucho tiempo.”

En el momento en que Lehman se preparó para dar sus órdenes para ajustar su ejército, de repente capto una línea blanca en la esquina de sus ojos.

Estando asustado, miró fijamente, ¿Es esto… Una alucinación causada por mi brazo roto? Imposible, en realidad es una mujer. La mujer tenía una capucha, todo su cuerpo estaba cubierto con una túnica blanca, y aún más rápido de lo que era capaz de abrir la boca para gritar, una llama de repente apareció de sus manos.

Lehman sólo sintió cómo su cabeza de repente fue golpeado por una fuerza similar al martillo, antes de que el mundo comenzara a girar y cayera en la oscuridad.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente