RW 185 – La Estrella del Teatro (Parte 1)

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

“El Cisne” nadó por el río Redwater en dirección hacia el oeste. May estaba de pie sobre su proa, sus ojos se encontraban mirando hacia adelante. Ella no se encontraba allí para disfrutar del paisaje, sólo quería finalmente poder ver el muelle de la ciudad fronteriza.

“¿Cuánto tiempo más nos tomará, para que lleguemos a nuestro destino?” Preguntó con impaciencia.

“Estaremos allí pronto, señorita May, el sol está brillando sobre usted de nuevo, puede que sea mejor si regresa a la cabaña para descansar.” Ghent, quien se encontraba de pie detrás de ella le respondió. No tenía que mirar hacia atrás para saber, que en este momento tendría una sonrisa agradable en todo su rostro.

Y cuando ella se giró sobre su eje, descubrió que tenía razón: “Eso es exactamente lo que me respondiste antes, ¿así que como puedes decir que pronto? al final, ¿en realidad alguna vez has estado en Ciudad Fronteriza?”

“Uh…” Durante mucho tiempo murmuró algo desconocido, luego se rascó la cabeza y dijo vergonzosamente: “La última vez que estuve allí, fue hace diez años creo.”

“Un año fue más que suficiente, para que el Señor de la Fortaleza Longsong haya cambiado, ¿Qué crees que podría haber sucedido en una década?” Le preguntó irritada “Pero siempre hay excepciones. Sólo tengo que mirarte, no importa si es una década o ayer, desde el principio hasta el final nunca has subido al escenario ni una sola vez.”

Al ver que finalmente barrió su sonrisa del rostro a su contraparte, finalmente fue capaz de encontrar algo de consuelo en su corazón. Si no hubiera sido por el mensaje de Irene, ella realmente nunca habría querido ir con el grupo de compañeros intérpretes para actuar en la Ciudad Fronteriza.

Como la estrella femenina del teatro en la Fortaleza Longsong, era muy famosa en todo el territorio occidental. Incluso recibió una invitación del dueño del Teatro de la Torre, para ir a Ciudad del Rey y actuar en “El Príncipe Buscando Amor.” El espectáculo fue todo un gran éxito, que hasta el maestro del drama, el Señor Kadin Faso, admiró cómo había desarrollo su papel en El Príncipe Busca al Amor. Aunque no interpretó a la heroína, todavía dejado una gran impresión que no era menos impresionante que la de la protagonista femenina.

Pero cuando regreso emocionada a la Fortaleza Longsong, descubrió que la fortaleza había sufrido enormes cambios. El duque Ryan fue derrotado, y el territorio cayo en manos del cuarto príncipe, Roland Wimbledon, que entregó la tarea de gobernar a Petrov Hill miembro de la familia de la Honeysuckle… Ella salió del oeste por menos de un año, pero dentro de ese corto período de tiempo, todo se convirtió en algo desconocido para ella.

Afortunadamente, los disturbios en los altos cargos políticos sólo tuvieron un pequeño efecto sobre el teatro. Pero si solo eso hubiese sido no habría problemas, pero cuando May habló con sus hermanas sobre la guerra durante una comida, recibió la noticia de que también el Primer Caballero del Territorio Occidental, Morning Light, había sido capturado. Al escuchar eso, su corazón de inmediato se tensó.

Después, May se precipitó directamente al teatro, en busca de Irene para preguntarle sobre la situación, pero solo descubrió que Irene lo siguió desde hace dos semanas y se dirigió a la Ciudad Fronteriza, probablemente para reunirse con su marido. Al oír esa noticia, May se sintió un poco deprimida, pero al mismo tiempo, también tuvo una pequeña envidia mezclada con ella.

Ambas eran actrices en el mismo teatro, y ella realmente merecía ser la protagonista, mientras que Irene era la recién llegada, flor del mañana, pero el título sólo provenía de ese grupo de actores inferiores que se adulaban mutuamente todo el tiempo. En cuanto a su apariencia, May confiaba en que nunca perdería con nadie. Por el lado de los antecedentes de su familia, aunque sólo era de origen plebeyo, Irene, sin embargo, era sólo una huérfana adoptada por el teatro, por lo que al compararse, tenía una posición mucho más fuerte que Irene.

Sin embargo, eso apenas dio a May algún alivio. Ferlin Eltek, “Morning Ligth”, desarrolló aun así sentimientos por Irene con su cara ingenua. Más tarde incluso se casó con ella, renunciando incluso a su herencia familiar por ella.

“Mira, hay tierras de cultivo delante de nosotros.” Gritó alguien “No podemos estar muy lejos de la Ciudad Fronteriza ahora.”

May miró al costado izquierdo del barco, y miro hileras de trigo, con altura hasta la rodilla balanceándose en el viento y los agricultores con sombreros de paja ocupándose de los campos como si estuvieran de pie dentro de un mar verde. El agua clara del rio reflejó los campos de trigo extendidos hacia el oeste, sin fin a la vista.

“Un paisaje tan hermoso, señorita May.” Dijo Rosia, mientras asentía y le daba un saludo.

“En un lugar tan remoto, nunca esperé ver un vasto campo de cultivo, que no es tan inferior a las tierras de cultivo en la Fortaleza Longsong.”

“Esto no es nada en comparación con las tierras de cultivo en la Ciudad del Rey,” May no estuvo de acuerdo. “Allí, los campos de trigo son tan grandes que incluso se conectan entre dos ciudades, y a lo largo de los caminos lo único que se puede ver son campos de trigo, por lo que las gentes pronto se aburren de ellos.”

“¿Es así?” Ella sonrió torpemente “Nunca he estado tan lejos.”

Bueno, esa es la respuesta que la gente común tiene que mostrar, pensó May, en caso de que fuera Irene quien escuchara esas palabras, me temo que sólo mostraría una expresión de envidia y me pediría que le diga más. “Ten la seguridad, de que tendrás la oportunidad de poder ir un día.”

“Espero que sí”, Rosia palmeó su pecho, “Gracias por su ánimo.”

Me refiero a que sólo se tiene que gastar algunos royals de plata, para que pueda tomar una caravana con dirección a Ciudad del Rey, nunca quise decir que alguna vez tendrás la oportunidad de ir a la Ciudad del Rey, May puso los ojos en blanco. Pero la otra parte seguía siendo sólo una de las amigas de Irene, así que May no quiso molestarse a sí misma para decirle esas palabras.

Rosia se unió al teatro antes que ella, y ​​su edad también seguía siendo cercana a la suya, pero debido a su apariencia sencilla y su pobre memoria, nunca tuvo la oportunidad de presentarse oficialmente en el escenario. Además de Irene, sólo unas pocas personas estaban dispuestas a tratar con ella.

“¿Irene sabe que vamos a llegar hoy?” Preguntó May.

“En mi respuesta a ella le informe de la fecha, por lo que estoy segura de que ella se reunirá con nosotros en los muelles.”

“Entonces debería estar bien,” asintió ella.” No quiero estar sola en una ciudad extraña, y tener que buscar alojamiento en una posada.”

“¿Puedo preguntarle algo, señorita May?” Preguntó Rosia con vacilación. “¿Por qué es importante que usted viniera con nosotros al pueblo, además, ¿por qué quería ocultar esto al teatro? Irene dijo que esta era una pequeña oportunidad para aquellos que no han iniciado su carrera en otro lugar, pero usted no es alguien que carece de tales oportunidades.”

“En caso de que yo le dijera la verdad, ¿crees que el teatro me dejaría venir a este lugar?” May rizó sus labios con desdén, “Por qué quiero venir aquí… Sólo quiero ver si mi camarada teatral está teniendo una buena vida.”

¡Después de todo, no sé por qué tome esta decisión por impulso! En la Fortaleza Longsong el teatro estará realizando un drama en los próximos dos días. Y ahora que me he ido, me temo que el dueño del teatro realmente tiene en estos momentos un dolor de cabeza. Aunque hay varias personas de remplazo que pueden desempeñar mi papel, sin mi nombre, la aristocracia puede no estar dispuesta a aceptarlo, incluso podrían enviar graves protestas al teatro.

Honestamente, esa no era una sabia elección, May también era consiente de eso, su propia reputación se basó en gran medida en el teatro de la Fortaleza Longsong. Y si molestaba al dueño del teatro, simplemente él podía convertir el ambiente en uno hostil para ella y empezar a promocionar a otra actriz, si sucedía eso, no tendría forma alguna de luchar. Era importante que ella inflexiblemente reconociera su error. De lo contrario, ella no tendría más remedio que irse de inmediato e ir a otro teatro y tratar competir con sus estrellas.

O… También podría tomar el próximo barco de regreso a la fortaleza, el momento después de que haya mirado a Ferlin, ¿verdad? May pensó.

“Así que se trata de eso,” Rosia asintió en compresión “Irene sin duda estará muy sorprendida de verle.”

El paisaje a lo largo de la orilla del río gradualmente se volvió más ricos, cuanto más cerca llegaron al pie de la Montaña Infranqueable, más tiendas de campaña y casas de madera aparecieron. Era cerca del mediodía y en ese momento las campesinas se encontraban ocupadas cocinando estofado de gachas de avena, cubriendo la zona residencial con su olor, dejando que también pudieran oler ocasionalmente a la flota la fragancia aromática proveniente del trigo. Los niños se encontraban reunido en el río para jugar, y los que podían nadar, arrojaron sus ropas y rodeados por los aplausos de sus compañeros, saltaron precipitadamente al río, sola para regresar triunfantes a la tierra después.

Entonces finalmente May pudo ver el muelle.

Después de que El Cisne arribara, Ghent y Sam se ofrecieron a manejar todo el equipaje de las señoritas. Y después de que una persona saliera del barco, Rosia gritó emocionada: “¡Irene!.”

Siguiendo la dirección de su grito, en el muelle detectó a una mujer con un vestido blanco y que se precipitaba en su dirección. Y a su lado se encontraba un hombre alto. Incluso a través de la gran distancia, todavía fue capaz de distinguir su cuerpo recto y vigoroso que estaba fuera de lo común.

Ferlin Eltek, Morning Light.

La figura en de esa persona se volvió más clara en la memoria de May.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente