RW 183 – El Plan de Construcción del Municipio

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

“¿Qué es eso?” Preguntó Nightingale mientras miraba la piedra negra y brillante sobre la mesa.

“Obsidiana.” Roland ni siquiera levantó la cabeza un poco, se encontraba ocupado concentrándose en dibujar el plano.

“¿Ob… Qué tipo de piedra?”.

“No, yo estaba hablando tonterías.” Suspiró, mirando ligeramente hacia arriba la forma y el color de la piedra, sólo los fantasmas sabrán lo que es esto, ah. Después de todo, él no era un ingeniero geológico, por lo que incluso si tenía un metal puro justo delante de él, no podría garantizar que pudiera distinguirlo, aún menos por lo que parecía el mineral.

El conocimiento que tenía en su cabeza sólo le decía que la mayoría de los minerales eran una compleja composición de compuestos; diferentes impurezas les otorgan diferentes colores. Por ejemplo, el mineral de hierro podría estar compuesto de: hematita, pirita y siderita, que al mirar sólo usando su aspecto exterior, parecían estar a miles de kilómetros de diferencia.

Especialmente la pirita, que a veces mostraba un brillo metálico amarillo claro, llevando a la situación en la que a menudo se confundía con el oro, lo que le otorgo el apodo, del oro del tonto.

En cuanto a su resistencia al calor… Los compuestos en sí no tenían un punto de fusión fijo, eso estaba relacionado con sus impurezas y sus ingredientes, por lo que utilizando sólo la temperatura, era posible distinguir entre todas las diferentes variedades. Además, incluso si los elementos metálicos existieran en su estado iónico, mientras no conociera su método de purificación, la fundición sería inútil.

“¿De verdad existe algo que no conoces?” Preguntó Nightingale con asombro.

“Hay muchas cosas así.” Dijo Roland, bajando la pluma y se preparó una taza de té negro, “¿Quieres beber algo?”.

“No,” ella agitó su mano para declinar. “¡Ah! Eso es correcto, la carne seca no es tan deliciosa como el pescado salado, sería mejor si pones algunos pescados salados en el cajón más tarde”.

“…” Por un momento Roland guardó silencio, entonces decidió que sería lo mejor si fingía no haberla escuchado.

Con respecto a la piedra, tenía la intención de dársela a Kyle Sichi y dejar que él se ocupara de ella. Después de todo, los minerales eran radiactivos hasta cierto punto, por lo que colocarlos en su oficina sólo para que pudieran servir como decoración no era una muy buena elección.

Recientemente, después de que la habilidad de Soraya hubiera evolucionado, de repente se dio cuenta de que había muchas cosas nuevas que ahora podía crear.

Una de las primeras cosas que podía hacer era un sistema de agua potable, que lograría mejorar en gran medida el nivel de vida de los residentes. Sólo pensando en lo que sería si uno de los residentes, llegara a casa cubierto de sudor después de un día ajetreado, y cuando quisieran limpiarse sus cuerpos pegajosos y descubrieran que el tanque de agua se encontraba vacío, y que tendrían que ir al siguiente pozo para buscar algo de agua, ese tipo de sentimiento sin duda tenía que ser malo.

Por otra parte, Roland estaba muy cansado del proceso de siempre tener que conseguir un tarro de agua cuando quería lavarse la cara o lavarse las manos. Además, siempre tenía la sensación de que algunos parásitos se encontraban creciendo dentro del agua después de estar el agua ​dentro del tanque unos días; sin mencionar que el tanque de agua rara vez era limpiado, incluso una vez cada mes era mucho. Y cuando miro más de cerca, sobre el sedimento en el fondo del tanque de agua también pudo notar algunas criaturas como orugas fluyendo.

En caso de que utilizara una torre de agua para su abastecimiento de agua, no tendría dificultades técnicas adicionales. Podría usar simplemente un motor de vapor para bombear el agua del río Redwater directamente a la torre de agua, y de ella podría confiar en el principio del sifón para dejar que el agua fluyera a través de las tuberías y de esa manera a cada casa, con eso formaría una Infraestructura para un sistema de suministro de agua automático. La razón por la que Roland no lo puso en práctica en todo ese tiempo era por…  Los materiales que faltaban.

Si utilizaban tubos de suministro de agua hechos de hierro o cobre, que no tuvieran ningún tratamiento antioxidante, los tubos se convertirían en chatarra en pocos años. Las tuberías de latón eran perfectas para las tuberías de suministro de agua, eran resistentes a la corrosión y sus paredes internas no se incrustaban, no eran tóxicas y, con sus iones de cobre, también serían estériles. Pero ¿De qué área debería tomar el dinero para producir esas tuberías? La producción de la mina de la vertiente norte estaba lejos de ser suficiente para ser utilizada para productos de lujo. Incluso dentro de generaciones posteriores, las tuberías de agua de cobre de alto grado todavía serian consideradas como productos usadas ​​solamente dentro de áreas residenciales de un alto rango.

En la actualidad, Ciudad Fronteriza no sólo era incapaz de exportar mineral. Incluso dependía de fuentes externas para satisfacer su demanda. Por lo tanto, si se tratara de tubos de hierro o tubos de cobre, Roland era muy reacio a utilizarlos para algo que no daba mucho beneficio, sino que era puramente para su propio placer de obtener un sistema de abastecimiento de agua.

Pero las cosas eran diferentes en ese momento, con la magia de recubrimiento de Soraya podía hacer la tubería de la nada. Con su magia, podría fácilmente fabricar tuberías de agua, por ejemplo, tomando un tubo de hierro como un molde, envolviéndolo en papel y luego hacer que Soraya la cubra con su recubrimiento. Después, sólo tenía que sacar el molde y obtendrían su tubería. Incluso si ese tipo de tuberías de agua no siempre resultara ser tan resistente a la presión, sola sería suficiente, siempre y cuando las tuberías de agua se colocaran en una zanja cubierta.

En segundo lugar, sería la creación de un sistema de suministro de energía… Temía que no hubiera manera de esparcirlo por toda la ciudad en un corto tiempo, pero dejar que el castillo brillara a plena luz siempre había sido algo que Roland había querido lograr. Tener que leer libros usando la iluminación débil de una vela no sólo era demasiado cansado para los ojos, sino que también les causaba un gran daño. Además, el verano se acercaba pronto con las temperaturas altas incluso durante las noches. También tenían que poner velas y antorchas, ¿Qué clase de ambiente sería entonces?.

Hoy en día, con los generadores y los alambres, el camino no se encontraba demasiado lejos, para que el castillo pudiera entrar en la era de la electricidad antes de tiempo. En cuanto a los filamentos de las lámparas… Roland recordó vagamente que el uso de filamentos de bambú carbonizados de alambre de tungsteno era comúnmente utilizado para producir incandescentes. Y el bambú no era una rareza, en el bosque al sur del río Redwater había mucho que encontrar.

Sin embargo, lo que Ciudad Fronteriza necesitaba en la actualidad realmente eran instalaciones de fundición. La cantidad de producción de hierro era proporcional con la escala de su producción mecánica y fabricación de armas, siendo estas necesarias para la supervivencia de la ciudad.

“¿Estás pintando una… Torre?” Nightingale se sentó en la mesa y preguntó con curiosidad.

“Casi”, Roland asintió “Pero por dentro está vacía y puede ser llenado con combustible y mineral. Tiene la misma función que un horno de eje y se puede utilizar para fundir el mineral de hierro en el arrabio.”

Esa era la versión actualizada del antiguo alto horno, un horno de eje vertical.

Para conocer el plan de Lesya para un horno de eje vertical, Roland visitó el sitio de construcción, para tomar un vistazo, a decir verdad, con la excepción de que su capacidad era demasiado pequeña, y la temperatura que podía alcanzar era demasiado baja, su estructura se encontraba cerca de un alto horno, y si Soraya no hubiera desarrollado su magia, dando a la ciudad la posibilidad de producir ladrillos de fuego, Roland tenía la intención de construir una docena de tales hornos de eje vertical.

Pero ahora, que tenían ladrillo refractario, naturalmente debería considerar un horno que pudiera alcanzar una temperatura más alta, y lograr una producción más alta que el alto horno.

La altura del nuevo horno era de casi ocho metros, era más que suficiente para tener hasta cuatro veces la capacidad que el antiguo horno de eje. El horno tenía forma de torre y su parte más grande tenía tres metros de ancho. Para evitar que la torre se derrumbara, planeo instalar algunos soportes en el fondo. Las paredes del horno serian relativamente delgadas, con un espesor de medio metro y la capa más interna estaría hecha de ladrillos resistentes al calor de Soraya. Al mismo tiempo, tendría un orificio de ventilación a través del cual una máquina de vapor proporcionaría continuamente aire fresco.

Para aprovechar al máximo la potencia de la máquina de vapor, Roland decidió añadir al diseñado un conjunto de equipos de alimentación automática para el alto horno, que incluirá un carril de escalada y una puerta móvil en el fondo de un carro de material único.

Con la ayuda de un motor de vapor el carro subiría hasta la parte superior del horno, allí la hebilla en la parte inferior del coche se insertaría en un gancho, tirando del orificio de la colada y descargando el combustible o el mineral en el horno. Para esta época, ese sistema podría ser considerado como el mejor método posible.

A diferencia de los antiguos hornos con sus grandes aberturas y bajo calor, su nuevo horno, una vez que comenzara la producción no se detendría por mucho tiempo. Aunque tendrían que alimentarlo continuamente con combustible y mineral, su producción sería mucho mayor que la del horno de Lesya. Mientras construyera cinco o seis de esos hornos, la producción de arrabio de la ciudad se multiplicaría.

Cuando Roland terminó de dibujar todos los planos, se frotó las muñecas doloridas y sacó una caja de unos de sus cajones de la mesa y la empujó hacia delante de Nightingale.

La asustada Nightingale no sabía qué esperar, “Esto es…”.

“Ah… Yo tenía la intención de dárselo a usted antes, pero grabar el patrón tardó algún tiempo, después de todo, yo tampoco soy muy hábil con las máquinas de la fábrica,” Roland sonrió “Debería abrirlo y mirarlo”.

Confió en sus palabras, y extendió su mano para abrir la caja, pero fue incapaz de reprimir un jadeo de sorpresa.

Mirando dentro vio dos revólveres que eran completamente diferentes de los prototipos usados ​​por Carter. Las dos pistolas estaban hechas de plata brillante y pulidas tanto que ella podía ver su propio reflejo dentro. Además, su cuerpo y su agarre estaban grabados con patrones delicados, encima de los barriles incluso grabo el nombre de Nightingale: “Dedicado a Verónica”.

Esa idea ya había estado rodando en la mente de Roland durante mucho tiempo. En comparación con el transporte inconvenientes del rifle de pedernal de antes, el revólver de reciente desarrollo era extremadamente perfecto para ella. Si era su seguridad o su tasa de disparo, todo era de un alto nivel. Y ahora, después de darle armas tan poderosas a una persona con manos habilidosas como Nightingale, Roland se encontraba ya esperando los resultados.

“Gracias,” con una gran sonrisa en su rostro, tomo las dos pistolas, saltó de la mesa y entró directamente en la posición de disparo. “¿Me enseñarás cómo usarlas?”.

“Por supuesto,” Roland asintió, viendo a Nightingale en su traje de asesina blanca junto con una sonrisa hermosa y deslumbrante, le hizo entender al instante lo que significaba ser guapo hasta el punto de no tener amigos, “Usarlos no es difícil, siempre y cuando puedas escabullirte al lado del objetivo, solo tendrás que apretar el gatillo y gritar: “es mediodía”.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente